3
Abr

La industria se desploma y reduce su producción en un 22%

Escrito el 3 abril 2009 por Rafael Pampillón en Economía española

El Instituto Nacional de Estadística, publica hoy que el Índice de producción industrial español continuó su desplome al caer en febrero un 22%. Se trata de la tasa interanual más baja desde que comenzó la serie con base en 1993 y el mínimo histórico con cualquier otra serie anterior. Ya son 10 meses de caída libre que confirman la incapacidad de nuestra industria para enfrentarse a la crisis más grave de nuestra reciente historia. Está cayendo también la producción industrial europea pero a ritmos menores, 10%.

El parón de la actividad industrial es alarmante y no tiene precedentes ni en la crisis de 1993: los datos de diciembre de 2008 y enero y febrero de 2009 son los peores registrados desde que el Instituto Nacional de Estadística comenzó a elaborar su estadística en 1975. El mayor descenso fue el de la industria de bienes de equipo: la fabricación de este tipo de productos descendió en un 31,7%. Asimismo, la producción de bienes de consumo duraderos retrocedió un 29,7% y la fabricación de bienes intermedios cayó un 29,6%.

¿Tiene futuro el sector industrial español? 

La supervivencia de nuestra industria dependerá de la capacidad que tenga para generar innovación propia y ser así competitiva. El análisis de los datos relativos a la balanza tecnológica y a otros indicadores de ciencia y tecnología, muestran que aunque España mejora su nivel tecnológico, está todavía muy por debajo de lo que correspondería a su nivel de desarrollo. Por ejemplo, España importa actualmente mucha más tecnología de la que exporta. Las industrias de tecnología alta y muy alta solo representan el 35% del total mientras que el otro 65% son empresas de media o baja tecnología. Además, desde 1970 se ha venido observando un progresivo descenso de la industria (y también de la agricultura) como porcentaje del PIB, y se ha producido en cambio una mayor participación de los sectores de servicios y de la construcción. Según se desprende de la Contabilidad Nacional de España, en 2008 la industria sólo representa el 17% del PIB, mientras que en 1970 representaba el doble: 34%. 

Cuadro: Estructura sectorial del PIB español 

Año Agricultura y pesca Industria Construcción Servicios

1970

11,0

34,0

8,8

46,3

1980

7,0

28,6

7,9

56,5

1990

5,5

25,1

8,8

60,6

2000

4,4

20,9

8,3

66,4

2005

3,1

18,4

11,6

66,8

2008

2,8

17,3

11,6

68,3

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del INE.

 En el cuadro se observa cómo, en España, desde 1970, se registra una disminución paulatina de la contribución de la industria al PIB, mientras que el sector servicios ha ido adquiriendo una importancia creciente con el transcurso del tiempo. 

 España es muy competitiva en el sector servicios, por eso la salida de la crisis pasa más por el desarrollo del sector servicios que del industrial. Buena parte de la inversión española en el exterior está en los sectores bancario, distribución, ingeniería, gestión y construcción de infraestructuras (aeropuertos, autopistas, etc.), gestión de aguas y basuras, hoteles, producción y distribución de energía, energías renovables, seguros,  telefonía, etc.

¿Tiene futuro el sector industrial español?

Si te vas de vacaciones descansa y pásatelo bien. Rafa

 

Comentarios

[…] completo | La industria se desploma y reduce su producción en un 22% (Economy Weblog) Entradas relacionadasDesciende el precio de la vivienda usada en toda EspañaLa […]

Fernando Peral 3 abril 2009 - 16:16

El problema radica en la falta de creación de riqueza. Nuestro sector de servicios es en gran parte(en términos de número de trabajadores) de servicios al consumo, que se caracterizan por la escasa creación de “riqueza” (servicios turísticos, servicio doméstico, servicios de salud, etc…). Si a eso sumamos la escasa competitividad y productividad relativas de la industria española respecto de la de los países de nuestro entorno, se dan todas las condiciones para la paulatina desaparición de nuestro sector industrial. La cada vez más difícil situación del sector financiero, la descabellada política energética, la enorme losa que supone el gasto público improductivo (administraciones central, autonómica, municipal y local; desempleo, seguridad social, etc…), las distorsiones de mercado causadas por el modelo autonómico (régimen fiscal, idioma, etc.) no auguran un futuro prometedor para el sector industrial, más bien lo contrario. Hemos sentado las bases de la catástrofe que se avecina, y lo malo es que seguimos sin rectificar.

Ronald Duarte 14 abril 2009 - 16:40

Buenas Tardes Doctor Pampillon
Me gusto mucho el articulo de la caida de la industria ya que teniendo en cuenta que España es un pais desarrollado con fuertes politicas monetaria vemos que tambien esta en problemas pero que no solo la industria es el factor primordial si no que tambien debemos rescatar otros mercados y enfocarnos en desarrollarlos tal es el caso de el servicio que como usted muestra crecio notablemente y hoy en dia es algo fundamental para poder llegar al consumidor y que este sienta un valor agregado mas aya del normal que brindan ciertos productos industrias.

Agradezco sus aportes a la educacion de las personas a nivel mundial y de compartir sus puntos de vista.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar