30
Abr

La crisis se agudiza

Escrito el 30 abril 2009 por María Jesús Valdemoros en Uncategorized

Ayer conocíamos, con la publicación del último boletín económico del Banco de España, los primeros datos de la evolución del PIB español en el primer trimestre de 2009. Esta primera evidencia es demoledora, mucho peor de lo que se anticipa hace unos meses. Las estimaciones de la entidad presidida por Miguel Ángel Fernández Ordóñez apuntan a una caída muy intensa de la actividad entre enero y marzo del presente año, tanto que el PIB podría haber retrocedido un 2,9% en términos interanuales y un 1,8% en tasa intertrimestral. Con los malos datos de la EPA, ya comentados por otros compañeros en este blog, no queda otra que revisar a la baja las previsiones anteriores. 

Detrás de las tasas de caída del PIB hay tendencias realmente preocupantes. Por ejemplo, por el lado de la oferta nos encontramos no sólo con que la construcción y la industria siguen en caída libre, sino también con que “los servicios empezaron a dar signos de estancamiento”. Por el lado de la demanda agregada, el Banco de España estima una contracción adicional de la demanda nacional, cuya tasa interanual cae otros 2 puntos, hasta situarse en el –4,9%. En este caso, lo más preocupante es la caída (ligera todavía) de la aportación que la demanda exterior neta hace al crecimiento, hasta situarse en 2,2 puntos, resultado de la fuerte contracción que está experimentando el comercio mundial. En este caso, la aportación sigue siendo positiva porque las exportaciones españolas caen a un ritmo inferior al de las importaciones. Señalar asimismo, que la contracción de la demanda está reflejándose en la evolución de los precios. Hoy precisamente se ha publicado la tasa española de inflación armonizada, que se situó en abril de nuevo en el -0,1% interanual, lo que representa el segundo registro negativo interanual en toda la historia de este indicador nacido en 1997. 

Fuera de nuestras fronteras las cosas tampoco mejoran. Ayer se conocían también los datos avanzados del PIB estadounidense, que sufrió en el primer trimestre una caída del 1,6%, equivalente a una tasa anualizada del 6,1%, tan sólo dos décimas mejor al finalizar 2008, debido a la caída a plomo de la inversión empresarial y residencial (el dato esperanzador fue cierto repunte del consumo). Para hacernos una idea de la magnitud de las cifras, EEUU se encuentra en el tercer trimestre consecutivo de caída del PIB, algo que no sucedía desde 1974. Y los últimos seis meses han sido el peor semestre de los últimos 50 años.

En Europa, el panorama no es mucho mejor. El Gobierno alemán anunciaba, también ayer, sus previsiones de crecimiento, peores que las disponibles hasta ahora. El ejecutivo alemán sitúa la caída del PIB a lo largo de 2009 nada menos que en el 6%, como resultado en gran parte de la contracción del comercio mundial (Alemania es la gran potencia comercial del planeta). Según esas previsiones, la recuperación podría comenzar en 2010 gracias a un ligero crecimiento del 0,5%. 

De todos modos, creo que conviene recordar que la economía española padece males propios que, aunque agravados por la situación internacional, no se corregirán cuando se produzca la ansiada recuperación en el resto del mundo. Pensemos, por citar el flanco más débil de nuestra economía, en el mercado laboral. Alemania, que como decimos podría ver caer su PIB en un 6%, contempla en el peor de los escenarios una cifra de 3,7 millones de parados para este año. España, con una población que es aproximadamente la mita de la alemana, ya ha superado los 4 millones de desempleados. Algo habrá que hacer, ¿no creen?

Comentarios

Jose Ramon Lopez 30 abril 2009 - 10:41

Una duda:

¿La tasa anualizada de descenso del PIB para EEUU no debería ser del -6.4%? Es decir, multiplicando la inter-trimestral de 1,6% por 4. Para España me sale una mas que preocupante tasa anualizada del -7.2% que viendo los datos de paro de los ultimos meses, tiene pinta de terminar siendo mayor (¿8% tal vez?).

Jose Ramon Lopez 30 abril 2009 - 11:07

Retiro lo dicho. Se me olvidaba que la anualizada es como el TAE.

Tristan 30 abril 2009 - 12:21

¿Algo habrá que hacer? En España seguro que hay que hacer muchas cosas y seguro que no se hará ninguna. Los unos no quieren cabrear a sus apoyos tradicionales y los otros temen a los mismos. Así que nada.

bsanchez 30 abril 2009 - 15:03

Y también ha publicado hoy el Banco de España los datos del déficit del Estado (que ya conocíamos porque lo publicó la IGAE del Ministerio de Economía y Hacienda hace dos días) y los datos de la deuda pública hasta final de Marzo. Además han producido unos gráficos que dan vértigo (colgados en mi blog).

Así que algo habrá que hacer, pero preferiblemente que no cueste un duro más.

Octavio 30 abril 2009 - 21:42

Cuando comentais que hay soluciones que nuestros políticos podrían hacer y no hacen,¿estais realmente convencidos?
Lo digo de otra manera.¿Verdaderamente creeis que si de la noche a la mañana el coste del despido fuese cero,la empresa española contrataría más trabajadores?
Si no hay demanda no hay producción y no se resuelve abaratando el despido sino creando demanda.

Jose Ramon Lopez 1 mayo 2009 - 14:38

Octavio,

1 – Si el coste del despido fuera = 0 para el empresario, atraeria una mayor inversion empresarial. En Hong Kong cuesta 0 y no parece les vaya ni de lejos tan mal como a nosotros. Es curioso: Cuanto mas proteccio y mas coste genera el despido para el empresario, mas desempleo hay.

2 – Gracias a nuestro eficiente sistema, cuando hay que hacer una reestructuración de personal siempre son los mismos los que se van: ¿los mas ineficaces, vagos o inutiles? NO, los ultimos en llegar. Gente joven que esimposible que pueda salir de la casa de sus padres porque siempre seranlos mas faciles de despedir y los que menos tiempo recibiran el subsidio.

3 – Nadie dice que tenga que costar 0. Si en España mirasemos un poquito, solo un poquito de vez en cuando a lo que hay de pirineos hacia arriba veriamos como metodos como el fondo comun austriaco dan mejor resultado que nuestra gradiosa” politica social, es decir:

Por cada año que el empleado trabaja la empresa mete el salario equivalente a 15 dias en una hucha y el trabajador otros 15. Esta hucha se la llevara el trabajador cuando se jubile, sea despedido o se vaya. Asi conseguiriamos por una parte que los despidos fuera para la gente menos capaz (y no cargaran siempre los mismos) y que alguien que lleve mucho tiempo en el trabajo, haya formado familia y sea despedido tenga los mismos beneficios que tiene ahora.

Pero claro, decir todo esto es “crear” desconfianza, no ser patriota o ser un esquirol de la patronal….

Vaya pais..

octavio 1 mayo 2009 - 18:50

La gente menos capaz no despedida es la que pertenece al funcionariado que,por ley,no puede ser despedida.En la empresa privada,cuando hay que despedir a un incapaz se despide cueste lo que cueste y si no se hace,es que no se es empresa privada.Sin embargo,el problema es que haya que “restructurar las plantillas”.Necesitamos imaginación,mentalidad empresarial,cultura de empresa…Y a lo que se ha dedicado gran parte de nuestro mal llamado empresariado ha sido a especular,con un partido y otro partido en el poder.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar