18
Feb

Recesión técnica (y real)

Escrito el 18 Febrero 2009 por María Jesús Valdemoros en Uncategorized

El INE acaba de publicar esta mañana los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral correspondientes al último trimestre del año pasado. Como era bien sabido, tras la publicación tanto del Boletín Económico del Banco de España como del dato adelantado del crecimiento, ya podemos decir que estamos oficialmente en recesión. La tasa de variación intertrimestral del PIB real se ha situado en el -1%, de modo que en los dos últimos trimestres el PIB ha registrado una reducción con respecto al trimestre anterior. La tasa interanual registra una caída del PIB del 0,7%. Así, el ritmo de crecimiento del PIB en 2008 fue del 1,2%, claramente por debajo del 3,7% de 2007.

El modelo se ha agotado

Entre los componentes del PIB, hay que destacar que la aportación de la demanda nacional al crecimiento cae hasta el -3%, lo que permite que la aportación de la demanda externa mejore hasta alcanzar el 2,3%.

También por el lado de la demanda, se observa el desplome del consumo de los hogares y, sobre todo, el de la inversión en construcción, que cae nada menos que un 10,9%. En pocas palabras, se desmorona el modelo de crecimiento que hemos tenido en los últimos años, basado precisamente en el dinamismo del consumo y de la inversión en vivienda. Con todo ello, España sigue la misma senda en la que se encuentran las principales economías europeas, todas ellas también en recesión técnica. Hay, sin embargo, varias peculiaridades del caso español que merece la pena comentar y que tienen que ver con el agotamiento final del modelo de crecimiento. La primera se refiere a la destrucción de empleo. En ningún otro país la recesión está provocando la caída de la ocupación y el aumento del paro que se registra en España. Tanto es así que prácticamente 9 de cada 10 nuevos desempleados en Europa durante 2008 se han originado en España. Este es un dato muy preocupante, indicativo de que algo no funciona en el mercado laboral español. En segundo lugar, las previsiones son más pesimistas en el caso de España que en el resto de países desarrollados (con excepción de Italia). Tanto el FMI como la Comisión Europea prevén que la recesión española se prolongará durante 2009 y 2010, mientras que las demás economía podrían estar saliendo de esa situación el año que viene.

¿Se tomarán medidas estruturales que ayuden al mejor funcionamiento del mercado de trabajo? ¿Podría alargarse la recesión en España incluso mas allá de las previsiones comentadas?

 

Comentarios

Fernando Peral 18 Febrero 2009 - 15:16

Los analistas de inversiones internacionales sólo identifican como sectores interesantes para la inversión en España el de la energía (de momento de fuentes alternativas, ya que la nuclear sigue sin contemplarse en los planes del gobierno) y el de la agricultura, únicos capaces de crecimientos significativos. En cuanto a información coyuntural, hablan de alta inestabilidad política, desempleo incontrolado, corrupción, “disfuncionamientos graves” – las comillas son de ellos – de la justicia y la competencia, baja productividad y alto grado de morosidad. El turismo se considera un sector saturado y abocado a una crisis en los dos próximos años.

Mario Valmonte 19 Febrero 2009 - 19:28

Dear María Jesús Valdemoros,

where did you found these forecasts on the italian economy?
Could it be a Marinelli’s forecast?
I remind you that in Europe you could find two nations almost in bankrupt: one is Spain, the other one is Britain.

José Javier 20 Febrero 2009 - 00:31

Aunque todas las economías avanzadas están presentando datos muy malos en sus variables macroeconómicas, el caso es que si uno acude a esos datos y los compara con los españoles, puede corrobar la tesis de que nos exponemos a una doble crisis: la crisis financiera internacional y una crisis autóctona, de denominación ibérica: la crisis del ladrillo.

Valga como ejemplo los datos de los últimos 18 meses de las distintas economías europeas, incluida la española. Puede verse muy gráficamente en la tasa de desempleo. La causa: el ‘parón’ del sector de la construcción.

Este sector fue objeto de un ‘parón’ inducido conscientemente por el Gobierno de Zapatero, con una intención muy noble y respetable por su parte: frenar el despropósito de las inmobiliarias y defender el acceso a la vivienda a un precio razonable. Sin embargo, el proceso de ajuste del sector de la construcción se le fue de las manos al Ejecutivo, en una parte debido a la inacción de los máximos responsables y en otra, a la elección del ‘mejor momento’ (léase con ironía) para llevar a cabo tan peligrosa tarea.

Los organismos internacionales han reclamado la atención, desde antes de que se evidenciara el grave problema español de la vivienda, sobre la urgente necesidad de acometer reformas estructurales en el sector de la construcción, el mercado laboral, así como mejorar los vehículos de transmisión de la tecnología y capital humano para aumentar la competitividad y la productividad españolas, que, continúan siendo los problemas fundamentales de la economía española, amén de la dependencia energética…

Juan Carlos 21 Febrero 2009 - 03:25

Efectivamente. Los datos de la UE no los habeis publicado, sino podriais ver que Espanya tiene un deficit del 6,2% (Italia el 2,8%), el desempleo en Espanya es del 14,4% (Italia es del 6,7%). Osea que Italia esta mucho mejor que Espanya si se considera ademas que es el segundo exportador despues de Alemania y sexto en el mundo.

Juan Carlos 21 Febrero 2009 - 03:31

ademas el PIB previsto para 2009: Alemania (-2,3) Italia (-2)Francia (-1,8%), Espanya (-2%)

La semana en los blogs XVI 22 Febrero 2009 - 09:27

[…] María Jesús Valdemoros reflexiona sobre la recesión técnica en España y su traducción a la realidad. […]

[…] por lo que la caída del 0,4% esperada por el Banco de España supondría la vuelta de España a la recesión técnica -dos trimestres consecutivos de crecimiento […]

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar