1
Feb

Muchos científicos son de la opinión que hemos pescado y seguimos pescando de forma excesiva y que por este motivo muchas especies marinas se están extinguiendo. Ello exige la urgente necesidad de introducir cambios en la política y en los instrumentos con el fin de frenar el libre acceso a los recursos de los océanos. Es sabido que los océanos constituyen uno de los más extensos bienes comunes del planeta. De ahí que las pesquerías ofrezcan el mejor ejemplo de la tragedia de los bienes comunes. Como existen pocos controles sobre las capturas y muchas de las especies son móviles, el comportamiento de los pescadores es pescar el máximo posible ya que todo lo que ellos dejen de pescar puede ser aprovechado por otros. Por consiguiente, en lugar de permitir que los peces crezcan y se reproduzcan para mantener una carga ótima de pescado que permita una mejor explotación y un mayor beneficio, el incentivo es apoderarse de la mayor cantidad posible antes de que lo hagan los demás. Y como todo pescador tiene motivos para actuar en esta dirección, el resultado es la sobreexplotación de los bancos de pesca. Un ejemplo de libro de la tragedia de los comunes.


Este comportamiento, basado en el libre acceso a los recursos, conduce a la reducción de las reservas piscícolas por debajo del nivel óptimo, cuando no a su extinción total, y además genera sobreinversiones en las labores pesqueras que estimulan ritmos de explotación más rápidos. Esta carrera hacia el exterminio de los caladeros se ha manifestado bajo la forma de sobrecapitalización en radares, sonares, buques más rápidos y redes más extensas. La consecuencia fue que a partir de 1989 las capturas comenzaron a disminuir, había demasiados barcos para capturar un menor número de peces.

Los derechos de pesca

Una posible solución a los problemas de sobreexplotación pesquera es la implantación de un sistema que subaste los “derechos de pesca”, que no es otra cosa que aplicar los derechos de propiedad sobre la pesca. La venta de derechos es un sistema que permite la administración de recursos escasos renovables que son de todos. Combina el establecimiento de unas cuotas o cantidad máxima que se puede pescar, con la libre asignación de los recursos por el mercado. La utilización de este instrumento serviría para poner orden en la pesca mundial y proteger la pesca futura.

¿Como se aplican los derechos de pesca?

El funcionamiento de los derechos de pesca se puede describirse así: el organismo competente establece un tope de pesca, por ejemplo, la cantidad total anual de fletán, atún, platija, sardina, etc. que se puede pescar. Esta cantidad se fijará siguiendo criterios que permitan a los caladeros regenerarse por si solos. Después, se dividirá la cantidad anual en partes alícuotas (por ejemplo, toneladas) en el número que se considere oportuno. Cada parte o porción será un derecho. Una vez al año, el organismo competente vende los derechos de pesca, a través de un sistema de subasta, por el total de las capturas aprobadas, lo cual permite que un armador (propietario del barco) opte por adquirir esos derechos o recibir una compensación si decide abandonar la pesca de un caladero. Podría, por tanto, acudir a otro caladero que le resultase más conveniente, es decir, más rentable. Según sea la puja y la cantidad de pescado que se pueda pescar, el derecho valdría más o menos. Así, por ejemplo, pescar una tonelada de fletán en los Grandes Bancos de Terranova podría costar 200 euros y una tonelada de sardinas en el golfo de León 1000 euros y otro precio completamente distinto en el mar de Barents o para la platija. Incluso podría darse el caso de un caladero que tuviese tal abundancia de peces que el coste del derecho fuese meramente testimonial, 10 euros. Los precios de los derechos se fijarán, por tanto, a través del sistema de oferta y demanda, en este caso de derechos, que a su vez dependerán de la abundancia de peces en el caladero.

Los derechos de pesca mejoran la eficiencia, explotación y conservación de los recursos pesqueros.

El sistema de derechos de pesca prima la eficiencia, ya que dichos derechos los comprarán los pescadores más competentes, es decir, los que incurren en menores costes y pueden, por tanto, pagar mejores precios por los derechos de pesca. Los pescadores menos eficientes se tendrán que buscar la vida y dedicarse a otros trabajos o sectores. Además, los derechos de pesca estimulan el progreso al reducir los costes de las capturas. Los pescadores que adopten nuevos métodos o nuevas tecnologías que reduzcan los costes tendrán más beneficios y estarán en mejor situación para comprar derechos a los menos eficientes. Se da aquí un acusado contraste con el actual sistema de regulación, que estimula las sobreinversiones en la carrera por los recursos fugitivos.

El sistema de subasta de derechos, año a año, puede dotarse de flexibilidad, ya que al final del año la autoridad competente tendría la facultad de aumentar, para el año siuiente, los derechos de pesca en circulación o retirar parte de ellos, lo que permitirá a las empresas reconsiderar la conveniencia de adquirir más o menos derechos según que precios, dada la experiencia del año anterior y su estructura de costes. Además, con los derechos de propiedad sería el mercado quien fijase las reducciones o incrementos de las flotas pesqueras de acuerdo con la oferta de pesca disponible.

En un futuro, una vez ya madurado este sistema, los derechos de propiedad sobre los recursos pesqueros en vez de venderse cada año, se podrían vender para periodos más largos, o de una sola vez y para siempre. De esta forma se evitaría la intervención anual de una autoridad ajena a la explotación e incentivaría a los propietarios a mejorar las posibilidades de explotación del caladero, con el fin de conseguir en el futuro un mayor beneficio del mismo. Es decir, los propietarios podrían fijar aumentos o reducciones de las capturas de acuerdo con la oferta disponible en ese caladero, mejorando así, las condiciones para obtener mayores rendimientos futuros y permitirles también una posible venta futura de los derechos a un precio mayor que el de compra.

Los derechos de pesca son una solción al exterminio de los caladeros del planeta.

Comentarios

Hermann Petzold 1 Febrero 2009 - 17:31

Estoy de acuerdo con el sistema de subasta para otorgar derechos de pesca para así garantizar el control de la sobreexplotación. Mi duda es, si al tener este nuevo sistema, el precio del pescado al consumidor sería más alto?. Considerando la inversión adicional para el otorgamiento de derechos, y para tener mayor tecnología.

Alberto Salazar de la Garza 1 Febrero 2009 - 19:42

Me parece una buena medida, ya que así se puede controlar la actividad de los pescadores (demanda) para dar margen a la reproducción de los peces (oferta).

Sin embargo, me queda la inquietud de que tal vez aún así podrían existir pescadores sin derechos de pesca, que lleven a cabo la actividad.

Una solución interesante que se ha visto últimamente son los Fish Farming, que consiste en la labor de la cría piscícola, en la que la propiedad privada vende el pescado, y se especializa. Este ejemplo se compara con lo que hemos visto en clase… ¿porqué las vacas no están en peligro de extinción?

Otra ventaja es que con mejores técnicas en estas granjas reproductoras y comercializadoras, aumenta la oferta, lo que lleva a una reducción del precio del pescado en el mundo.

Patricio 1 Febrero 2009 - 21:40

El sistema está bien pensado en pesquerías desarrolladas y reguladas como Islandia, Noruega o Francia.

Para implantar este sistema, se necesitan inspectores de “a bordo” para certificar que se pesca la especie objetivo (la del permiso) y no se descartan (tirar al mar) las demás para evitar multas en las descargas.

Otro problema que existe es el soborno de los empresarios a los inspectores de “a bordo” para que hagan la vista gorda y evitarse multas y las licencias de pesca por triplicado.

En países con un litoral marítimo como la República Agentina con más de 3 mil kilometros de costa, no se puede vigilar con un solo avión y 2 barcos que tiene la Prefectura; Al final, no se respeta la captura máxima permisible y las principales especies comerciales están en colapso.

Guillermo Belloso 3 Febrero 2009 - 01:32

El sistema de subasta de permisos de pesqueria parece ser efectivo en paises con exelentes controles sobre todo a nivel de Guardia costera o inspectores encargados de velar por las capturas, ya que tratando de extrapolarlo a mi pais ( Venezuela) y los paises vecinos veo dificil que se respeten los limites de zonas concedidos por dichos permisos. Supongo que para ello deberian haber acuerdos entre los paises vecinos y un marco que proteja efectivamente a la empresa que compre un permiso sobre determinado territorio. La opcion comentada por Alberto me parece interesante ya que las granjas de camarones son el ejemplo perfecto para dejar claro que al igual que las vacas es dificil pensar que hoy en dia se pudiese extinguir el camaron. Considero que para paises del caribe seria interesante plantearse acuerdos y subastar permisos pero tambien fomentar la cria en granjas de las especies en peligro de extincion.

Jose 18 Febrero 2009 - 12:51

No creo que la privatización de un recurso público sea la solución al exterminio de los caladeros. El establecimiento de un sistema de derechos de pesca implica que debería existir un sistema de inspección y control total sobre las capturas y descargas a fin de evitar infradeclaraciones. En Europa el sistema de TACs y Cuotas ha sido un desastre debido a la falta de control y cuya consecuencia ha sido la sobreexplotación de los caladeros. La solución es muy sencilla, reducción del esfuerzo pesquero (tiempo de pesca, tamaño de los artes,…) y de la capacidad de la flota ajustandola a la capacidad de regeneración de los recursos. A

Jose 18 Febrero 2009 - 12:58

La solución para evitar la sobreexplotación de los recursos, además de la reducción del esfuerzo pesquero, debe complementarse con la creacción multitud de áreas marinas protegidas que garanticen la regeneración de los recursos y el mantenimiento de biodiversisdad imprescindible para el equilibrio ecológico de los oceanos.

Carmen González González 3 Febrero 2010 - 02:17

Estoy de acuerdo en que el tema de la pesca requiere una importante revisión debido al claro exterminio que está experimentado la fauna marina. Pero me surgen algunas dudas al respecto de la propuesta. Estoy de acuerdo en muchos de los puntos, pero la pregunta que me planteo es si con esto, no se llegaría a crear una economía paralela de “contabando” de pescado. Es decir, si los pescadores pueden pescar lo que les “plazca” en el agua (ya que no considero viable llevar a un inspector por barco; el negocio dejaría de ser rentanble) y luego sólo rinden cuentas cuando llegan a puerto (y descargan en las correspondientes lonjas), existe un gran espacio en que se puede crear una economía sumergida que pescado.

Por otro lado, he de decir que el método propuesto me parece correcto y por tanto aceptable y aplicable. Está claro que cuando tu tienes un derecho sobre algo, te vas a “esforzar” por encima de lo que el resto lo hace por rentabilizarlo y no permitir que se “agote”.

En ejemplo claro de la preocupación por este tema, surgió en España tras el desastre del Prestige y se tomaron medidas muy dráticas al respecto, y una regulación forzosa que obliga y garantiza la regeneración de la zona afetada.

Aunque creo que la previsión es siempre mejor y más eficiente y rentable que las medidas forzadas, que normalmente se produen cuando se ha llegado al agotamiento del bien, y en la mayoría de los casos, estas medidas suelen ser tardías y poco o nada eficientes.

JAIMILLIN55 3 Abril 2010 - 21:29

SI YO TUVIERA EL PODER (……Para conservar el planeta tierra)
Si yo tuviera el poder, tocaría la cordura de de los países industrializados y pararía la gran devastación del planeta que habitamos;
sus tecnologías contaminantes dañan nuestra tierra, dañan nuestro aire, dañan los animales, las plantas, dañan los humanos,
sus poderosas industrias, Centrales eléctricas, Vehículos; todo a base de fósiles combustionados, es el veneno que respiramos;
lo que la tierra proceso como combustibles en millones de años; los humanos lo hemos devuelto a la atmosfera como dióxido de carbono en menos de 100 años;
ellos son los generadores de gases invernadero, destructores de la capa de ozono, gestores de un aire contaminado;
ellos son la parte del detonante, del infernal del calentamiento global, que hoy nos está matando.

Si yo tuviera el poder, en los más poderosos contaminadores contaminados; crearía conciencia de razón;
a Estados Unidos, China, Unión Europea, Rusia, Japón gestores en doble moral, de balanzas llenas de oro y tecnologías de polución;
a Alemania, Canadá, Reino Unido, Corea del Sur, alimentadores del desenfreno incontenible del CO2;
a la OPEP y demás Países petroleros, a los países productores de carbón; vampiros de la tierra, apoderados infernales de la gran destrucción;
que tanta revolución industrial, es un flaco favor al planeta ya que con la contaminación lo saturo;
que el poder económico no comprara el alimento de los cultivos, que el medio ambiente diseco y enveneno;
que La ciencia y el conocimiento en la nada quedarían, si matamos la madre tierra, que es de la vida, nuestro bastión.

Si yo tuviera el poder, en América del sur, América central, el sudeste Asiático, África central;
Impediría, del ecosistema y sus montes, la destrucción;
ellos, son los pulmones naturales que el universo nos regalo y que el hombre arruina, cual codicioso e irresponsable depredador.
Frenaría la acción exterminadora, de las selvas y su biodiversidad, causante de la irreversible erosión;
frenaría la degradación de las masas forestales y sus especies, evitando el desequilibrio climático y su saturación;
frenaría la extinción de las zonas tropicales evitando el desborde del dióxido de carbono gestor del calentamiento global, nuestra devastación;
derrumbaría el pedestal de países como Méjico, Haití, el Salvador, Filipinas, Madagascar como reyes de la deforestación;
frenaría el afán de enriquecimiento de grandes empresarios y multinacionales que talan los bosques tropicales y su naturaleza; cual aberrantes actos de explotación;
frenaría el voraz apetito indiscriminado de los países industrializados, a los recursos naturales de los países pobres, para sostener su nivel de riqueza y polución;
frenaría la tala de la fauna verde para producir biocombustibles, papel, madera, cultivos de amapola, mariguana y coca; del planeta hoy su perdición;
detendría la minería a cielo abierto, los grandes pastizales, la creación de grandes embalses y el enrutamiento de ríos y lagos; dañinos de la madre tierra; gestores de una tragedia de gran proporción.

Si yo tuviera el Poder; del yugo de las basuras, sería el superhéroe liberador;
de basuras orgánicas, inorgánicas, basuras industriales, radioactivas, sanitarias; basuras espaciales; todas viles agentes de la gran contaminación;
de basuras productoras de metano, oxido nitroso, dióxido de carbono, monóxido de carbono; gestores de gases invernadero, aire irrespirable y de los ríos y mares tóxicos de podredumbre y fétido hedor;
de las energías radiactivas sin control ni reducción; acumuladas sus basuras en 50 países; hostiles destructoras de seres y mares, muerte con dolor de radiación;
de terribles pesadillas como Chernóbil y Kyshtym en Rusia; three Mile island, Idaho Falls y el reactor US Daus-besse en Estados Unidos, Isuruya en Japón; algunos ejemplos de un horror radioactivo, sin términos de expiración.

Si yo tuviera el poder, a todos los millones de humanos, les mostraría el galardón de nuestros actos de pánico y horror;
del polo Norte reducido en más de un millón de kilómetros en dos años de deshielo, por el calor;
os mostraría como el derretimiento de los glaciales polares como Groenlandia y la Antártida liberan de sus lechos el inestable gas metano;
lo que nos lleva a más calentamiento y por ende más bióxido de carbono; cual circulo vicioso en nuestro impredecible caos.
El deshielo del monte Kilimanjaro en África, el nevado del Ruiz y sierra nevada del Cocuy en Sur América, monte Everest, Kanchenjunga, Lhotse en Asia y muchos más; testigos mudos del arrebatante desleimiento de los picos más encumbrados;
os mostraría como, en los mares de nuestras costas, hay un aumento, de su nivel, desorbitado; lo que ocasionara la desaparición de islas, ciudades enteras y dejara países inundados;
os mostraría la paulatina detención del movimiento espiral del eje de la tierra; y el progresivo y angustioso cambio de la posición de los polos magnéticos, cual epopeya, del quebramiento de nuestro planeta, que se revuelve en contorsión siniestra.

Si yo tuviera el poder, detendría La gran captura indiscriminada de peses y destrucción del mar y su fauna entera;
especies marinas tales como: Las ballenas, el tiburón Marrajo sardinero, el Pez sierra,
el tiburón Mielga, la foca del mar Caspio, los Corales rojo y rosa, el Anguila Europea,
todos a punto de desaparecer, por la gran codicia ciega;
detendría del emporio pesquero, su voraz afán de riqueza y su gran sobrepesca;
que no permite la regeneración de las especies marinas llevándolas a una extinción total y severa;
os mostraría como, está desapareciendo de los mares. por la contaminación progresiva,
el plancton; principal eslabón en la cadena alimenticia y responsable de la vida en la tierra,
Y como las algas rojas reflejan la toxicidad y declive de la vida marina; cual profetas apocalípticas de las especies muertas.

Si yo tuviera el poder, frenaría el despiadado horizonte de holocausto; que los humanos estamos fabricando;
frenaría la extinción de especies como el oso polar, el gato pescador, la musaraña elefante, la foca del mar Caspio, el elefante africano;
frenaría la extinción del ciervo del padre David, el tigre de bengala, el demonio de Tasmania, el sapo de Holdbrige; el cocodrilo cubano;
frenaría la extinción del caballo salvaje, cangrejo purpura de agua dulce, hurón patinegro, el lince ibérico, el canguro australiano;
Frenaría la extinción de las ballenas, los corales, el pingüino, la tortuga marina, el orangután, el elefante, el albatros y muchas otras especies que con nuestra inconsciencia, poco a poco vamos eliminando.

Si yo tuviera el poder, terminaría, las absurdas guerras en Afganistán, Argelia, Birmania, Chad, Colombia, Etiopia, Filipinas, India;
terminaría las Guerras en Irak, Israel y Palestina. Nigeria, Pakistán, Republica Centro Africana, Republica del Congo, Rusia, Somalia;
terminaría las guerras en Sri Lanka, Sudan, Tailandia, Turquía, Yemen Uganda, y muchas más donde el imperio sobre cualquier diferencia, es la destrucción y la matanza;
erradicaría, del planeta tierra; las drogas, la intolerancia, la prostitución, la esclavitud, la ignorancia;
extinguiría el hambre de más de 1.000 millones de humanos repartidos en África, Asia, Centro y Sudamérica; con más de treinta países, en la miseria inhumana;
llevaría los servicios básicos al 40% de nuestra especie, que son las personas desamparadas;
llevaría el agua potable a ¼ de la población mundial, hoy por hoy la más necesitada;
convertiría los presupuestos de las armas y las guerras, en presupuestos de paz, de comida,
de agua potable, de servicios básicos y erradicaría la penuria de la pobreza, de la raza abandonada.

Si yo tuviera el poder os llamaría a cada uno de vosotros, de nosotros a sopesar nuestras conciencias y darnos cuenta de nuestro aporte infame al sobrecalentamiento, al caos, a la intolerancia, a la miseria.
Si yo tuviera el poder, os tocaría la conciencia, con el gran cambio en nuestros actos, para conservar nuestro planeta;
os tocaría el corazón para llenaros de amor por tu entorno, por tu familia, por las plantas, por los animales, por la tierra;
os emplazaría a luchar por un mundo mejor, para el futuro, de las generaciones venideras.
¿QUE HARIAS TU, SI TUBIERAS EL PODER, EN ESTA TIERRA?………………………………………

JELPENSADOR
http://jaimillin55,wordpress.com/

smith 22 Octubre 2014 - 01:45

Hola a todos, Así fue como yo y mi novio se convirtió en vampiros. Tengo a un tipo de internet llamado Sr. Smith que era un vampiro, así que le dije que mi novio y yo amaría ser VAMPIROS así que me pidió mi nombre, país, edad, estado, domicilio y me pidieron que pagar la suma de $ 750 a enviarme su sangre que lo hice de inmediato y en los próximos 3 días me dieron la muestra de sangre a través de la DHL que mi novio y yo tomé en la sangre en nuestro cuerpo y en los próximos 30 minutos nos convirtió en un vampiro por lo si usted está interesado en convertirse en un vampiro. PRIMERO: Los vampiros no es en absoluto como en las películas o libros, seguro. Entiendo. Usted es joven; usted tiene todo el mundo se abra a ti. Puede ser cualquier cosa que usted elija si te aplicas y se esfuerzan para trabajar hacia ese objetivo. Pero ser un vampiro no es lo que parece. Es una vida llena de buenas, y cosas asombrosas. Somos tan humanos como usted es .. No es lo que usted es lo que cuenta, sino cómo lo elegimos ser. ¿Quieres una vida llena de cosas interesantes? ¿Usted quiere tener poder e influencia sobre los demás? Para ser encantador y deseable? Para que la riqueza, la salud y la longevidad? póngase en contacto con el credo hoy vampiros a través de correo electrónico: {kakarakaspell2spell@yahoo.com}

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar