15
Feb

Hace un par de días recordábamos en este blog que hace ahora 15 años España soportaba la tasa de paro y de morosidad más alta de su historia. Y nos preguntábamos si se podría sacar alguna experiencia valiosa de aquella mala situación.

A mi me parece que se puede y debe aprender mucho. En primer lugar, que no interesa una moneda sobrevalorada, como la que tenía entonces la peseta y como la que tuvo el euro durante los últimos años. Una fuerte apreciación del tipo de cambio (entonces de la peseta y después el euro) no es buena para la economía porque se pierde competitividad lo que afecta negativamente a las decisiones de inversión.

Segundo, aprendimos también, que controlar la inflación es muy importante para el crecimiento económico ya que la estabilidad de precios refuerza la competitividad de las empresas y aumenta el crecimiento, así como el empleo a través de las exportaciones. Desgraciadamente, desde la última devaluación de la peseta en 1995, la inflación española ha sido, año a año, superior a la media de la eurozona, con una pérdida continua y trágica de la competitividad de los productos españoles. Cuando teníamos la peseta podíamos acudir al recurso de la devaluación y así lo hicimos para salir de aquella crisis de comienzo de los años 90: dos devaluaciones en 1992, otra en 1993 y la última en 1995 para restablecer la competitividad perdida y gracias a las devaluaciones se recuperaron las exportaciones y volvieron a ser positivos los saldos con el exterior en 1996, 1997 y 1998.

En tercer lugar, aprendimos que la política fiscal procíclica es un tremendo error de política económica. Generar déficit y endeudamiento público en la fase expansiva del ciclo genera gravísimos problemas de inestabilidad y endeudamiento que acaban ahogando el crecimiento económico y la creación de empleo y que tienen además una salida difícil y dolorosa. Un elevado endeudamiento en la fase expansiva limita la posibilidad de endeudarse en la fase recesiva. Por eso, desde finales de 1992, hubo que aplicar una estricta política económica que corrigiera los desequilibrios. Así junto a las devaluaciones descritas, hubo que corregir el excesivo déficit público para poder alcanzar a medio plazo y con un elevado coste en términos de paro, 24,5% de la población activa, el objetivo de estabilidad. Esto permitió que se fuera absorbiendo, poco a poco, el elevado nivel de desempleo y a partir de 1996, avanzar en la convergencia real con la Unión Europea.

¿Estamos hoy en la misma situación que en 1993 y 1994?

A mi me parece que España no está hoy en la misma situación que en 1992-1994. Hace 15 años teníamos política de tipo de cambio para poder devaluar ahora no. A comienzos de la década de los años 90 teníamos un record de paro relativo (24,5%), ahora tenemos un record de paro absoluto (este año superaremos los 4 millones de parados); además la población activa de entonces era relativamente reducida y con muy pocos inmigrantes la de ahora es enorme y con 4 millones de inmigrantes. Entonces teníamos elevado déficit y elevada deuda pública, ahora tenemos poco déficit público, poca deuda pública y una crisis de insuficiencia de demanda agregada.

¿Qué política económica se debe aplicar en 2009?

A mí me parece que se deben aplicar políticas anticíclicas, es decir, una política expansiva de demanda agregada. ¿Qué se puede hacer para aumentar la demanda agregada?

1) Que el BCE siga bajando los tipos de interés. Esta medida tendrá efecto en la medida en que la economía europea y española carezcan, como así parece, de tensiones inflacionistas y, exista capacidad productiva ociosa. Yo creo que hay excesos de capacidad productiva que está ociosa, es decir, recursos productivos sin utilizar. La nueva rebaja de tipos, que se producirá en marzo favorecerá la salida de la crisis.

2) Una bajada de impuestos (Política Fiscal expansiva) ayudaría más al crecimiento económico que la bajada de los tipos de interés. Una bajada de impuestos, aumentaría la renta personal disponible y se conseguiría un aumento del consumo y del ahorro privado. El aumento del ahorro haría disminuir el fuerte endeudamiento de las familias que es una condición necesaria para que el consumo se anime.

3) Otra posibilidad es aumentar el gasto público que aumente la demanda agregada ¿Qué tipo de gasto? Aquel que mejore la productividad: infraestructuras (carreteras, autopistas de peaje, infraestructuras hidráulicas y ferrocarriles), tecnologías de la información y el conocimiento, educación e I+D+i. El déficit público y endeudamiento que va a generar esta política fiscal expansiva (reducción de impuestos y aumento del gasto) no debería preocupar en exceso ya que el sector público español tiene, por ahora mucha capacidad para endeudarse. Es más con solo dejar actuar a los estabilizadores automáticos el déficit público va aumentar y mucho.

4) Por último, no se debe olvidar que desde 1999 la mayor inflación española ha venido acompañada de fuertes saldos negativos con el exterior. En 1992, 1993 y 1995 devaluamos la peseta para restablecer la competitividad, pero ahora, ante la ausencia de una política de tipo de cambio, la competitividad y el equilibrio exterior solo serán posibles a través de la estabilidad de precios, que sólo se puede alcanzar mediante reducción de costes empresariales de todo tipo, estímulo a la competencia y reformas estructurales.

En definitiva, la crisis de 1993 y la actual son distintas, porque el punto de partida es muy diferente, pero la experiencia de aquella crisis nos va a ayudar a resolver la que desgraciadamente estamos padeciendo en estos momentos.

Comentarios

meneame.net 15 febrero 2009 - 11:04

¿Se parece la crisis actual a la de 1993? ¿Qué políticas económicas se deben aplicar en 2009?…

A comienzos de la década de los años 90 teníamos un record de paro relativo (24,5%), ahora tenemos un record de paro absoluto.¿Qué política económica se debe aplicar en 2009?, a)Que el BCE siga bajando los tipos de interés. b)Una bajada de impu…

Roberto Marinelli 15 febrero 2009 - 12:51

El tiempo pasa y las situaciones cambian y, ahora, con su crecimiento acumulado en las dos últimas décadas, parece que España ya es la terciera economía del mundo. ¿Invitarán a la térciera economía del mundo a formar parte de la G7?

Como vimos con la incorporación de Rusia y de la Unión Europea, este grupo se amplía, aunque parece que nadie quiere salirse.

Si está Alemania, ¿por qué no invitan a España?

Fernando Peral 15 febrero 2009 - 21:07

Mucho me temo que la crisis actual en España no tiene salida meramente técnica. En los años 93 y 94 existía un cierto consenso, que ponía en manos del gobierno las principales herramientas económicas, y éste contaba además con la política monetaria para restaurar la competitividad. Hoy el gobierno ya no cuenta con ese consenso ni dispone de la política monetaria.

Se requiere una racionalización drástica de la estructura político-administrativa, que permita al Gobierno recuperar la herramienta del gasto público estructural, es decir, una reforma que requiere un pacto entre los principales actores políticos y económico. Además, se hace indispensable recuperar cierto grado de consenso respecto de la salida de la crisis, donde todos deberán ceder para defender el interés común.

Con la estructura actual, el gasto público y las ineficiencias se han disparado, y las maniobras de los dos grandes partidos políticos impiden llegar a soluciones económicas racionales.

Mirene 15 febrero 2009 - 21:12

Es posible que esta crisis no se parezca por que los hechos fueron distintos, pero al final siempre termina afectando a la economía y a las personas. Lo importante con esta crisis es que se tome las medidas necesarias para sacar a España y que a la vez se aprenda de esta situación, y a la vez, hacer analisis de riesgos más amplios que ayuden a evitar crisis inmediata en los proximos años.

Guillermo Hernández 15 febrero 2009 - 23:42

El problema es que aunque se bajen los tipos, como ya ha hecho la Fed (más rápidos que nosotros siempre), el crédito sigue sin fluir.

Por otra parte, la Unión Europea ha dado un toque de atención por el alto déficit de España, el cual se calcula llegará al 8%, pero sin embargo es una política fiscal activa es lo que más necesita el país ya que además hay margen para ese endeudamiento. Bien disfrutó el bloque europeo de dinero prácticamente gratis cuando no beneficiaba tanto a España ese recalentamiento de la demanda agregada como se está viendo. Se debería además racionalizar el gasto público corriente, revisión del gasto en el funcionariado, actualmente un tercio del mismo y mayor inversión en gastos que desplacen la oferta agregada a largo plazo. Yo soy más partidario de gasto en inversión ferrioviaria, algo en lo que estamos un paso atrás respecto al resto de Europa, además de ser un transporte más eficiente energéticamente debido a menores rozamientos en las vías.

Las perspectivas de inflación tan bajas dan margen al estado para suplir esta falta de demanda del sector privado, aunque no sería bueno que lo desplazase del todo, hay que favorecer la iniciativa privada ya que de ahí viene la mejor innovación, es cuestión de ofrecer la zanahoria correcta para que vuelva a funcionar todo.

No sé hasta qué punto algunas administraciones bajarán los impuestos, acostumbrados a grandes gastos en pasadas épocas, tenderán a no racionalizar el gasto y a pretender recaudar más vía impuestos indirectos como tasas municipales.

Kellen de Holanda 16 febrero 2009 - 01:22

En mi opinión, España, para tratar de mejorar su posición a la hora de afrontar crisis como la actual y mejorar su fortaleza económica, debe mejorar su productividad y competitividad, y la unica forma viable de conseguirlo es mediante una fuerza laboral cualificada, especializada, no como la actual. El sistema educativo debe generar y formar trabajadores en los sistemas tecnologicos, solo asi en el largo plazo se podran mejorar los resultados. Es hora de cambiar el modelo.
España tiene cada vez mas trabajadores poco cualificados, que se suman rapidamente a las listas del paro, contribuyendo al alto paro estructural de la economia española. Cuando ademas, los pilares de la economia española son la construccion y el turismo, es mas dificil salir de una crisis como esta en la que no hay liquidez.
Tambien opino que como medidas para solventar la situacion actual, una de las mas importantes debe basarse en favorecer el gasto publico, en particular el basado en I+D+i.

Kellen de Holanda 16 febrero 2009 - 09:19

En El economista de hoy figura un articulo ‘Yo sobrevivi a la crisis del 93’, donde varios empresarios comparan sus experiencias de entonces y explican que hacen para solventar la situacion.

Kellen de Holanda 16 febrero 2009 - 09:20

En El economista de hoy, paginas 22-23, figura un articulo interesante ‘Yo sobrevivi a la crisis del 93’, donde varios empresarios comparan sus experiencias de entonces y explican que hacen para solventar la situacion.

[…] Fuente Original FORMAS DE AFRONTAR LA CRISIS: Ahorrando en el recibo de la luzLa tasa de paro más alta de la historia de España1.280.000 nuevos parados en 2008, según la EPA – Instituto de Empresa Business SchoolChina aplica políticas expansivas para evitar la crisis. – Instituto de Empresa Business School¿Se debe parar la entrada de inmigrantes en España?La subida del salario mínimo, aumentará todavía más el paro, que se situó en enero casi en el 15% de la Población Activa.¿Debemos comprar productos fabricados en España? – Instituto de Empresa Business School¿Bajará el BCE los tipos hasta el 0%, tal como ha hecho la FED? – Instituto de Empresa Business School1 millón más de parados en 2008 – Instituto de Empresa Business SchoolÁfrica 2009: la lucha contra la corrupción. – Instituto de Empresa Business School Click aquí para ver ampliado. Click aquí para ocultar. DATOS DEL POST: Agregado el 16.02.2009 en Dirección de Empresas Tags Alta, AñOs 90, Blog, Competitividad De Las Empresas, Dos, El Empleo, Nos, Par, PolíTica Fiscal, Que Es, Saldos, Tipo Cambio, Tipo De Cambio, Ya […]

Miguel Ruiz 17 febrero 2009 - 01:13

-Aunque España necesita mas trabajadores cualificados, como cualquier pais, necesita, aun mas, empresarios cualificados http://www.ine.es/prodyser/pubweb/pin/pin08_merc.pdf tal vez nos tengamos que plantear favorecer la inmigración de empresarios extranjeros en vez de trabajadores.
– Si bajaran impuestos, en una situación de crisis larga, supondría menos servicios del estado a la sociedad y no sea demostrado que la iniciativa privada los pueda dar mejor y a menor coste, veamos si no la enseñanza. Hay que favorecer la economía social, capaz de generar muchos puestos de trabajo.
-La producción de automóviles ha caído en picado. Un apoyo estatal para la adquisición de vehículos de poco consumo y baja contaminación podría estimular la venta de los producidos en España, mayoritariamente de pequeño tamaño, sin que los coches de ostentación y fabricación foránea se beneficiasen. Esto podría estimular la I+D en nuestro país.
– Son necesarias todas las medidas que puedan mejorar la administración publica y privada. En España se siguen despilfarranto muchos recursos.

Juan Carlos 17 febrero 2009 - 14:54

Marinelli, vieja checca empedernida, España no es la tercera economia del mundo ni mucho menos!! Esta en el puesto 12 detras de Brasil

Roberto Marinelli 17 febrero 2009 - 17:03

En el último weekend en París, antes de volver otra vez hacia los campos eliseos pasando por la place Vendome, dos franceses me han llamado “el Paella!!”, y despues han comenzado a reirse mucho todo el tiempo…!!!

Yo digo ¿porque nos toman el pelo los franceses?

:-(((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((

Cristina 8 noviembre 2011 - 18:41

#Roberto Marinelli

¿España es la tercera economía mundial? muy bueno eso 😛 no se de donde sacas esa conclusión… España nunca ha llegado a estar entre las 7 primeras economías del mundo, y por el camino que lleva, no creo que llegue a estarlo nunca.
y, por otro lado, España no tiene ni punto de comparación con Alemania… Puedes compararla por ejemplo con Italia, pero no con ese país

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar