28
feb

Discutiendo en clase, con mis alumnos del International MBA, sobre por qué unos países son tan ricos y otros tan pobres, llegamos a la conclusión de que existen dos líneas de pensamiento para contestar este interrogante. Una dice que nosotros somos ricos y ellos pobres debido a que “nosotros somos buenos y ellos malos”, es decir, nosotros, los países ricos, trabajamos duro, poseemos conocimientos y educación, un buen gobierno, somos eficientes y productivos. La otra explicación es la contraria y sostiene que la causa de la pobreza está en que “nosotros somos malos y ellos buenos” puesto que nosotros somos codiciosos, no tenemos escrúpulos, somos agresivos y los explotamos, mientras que ellos, los países pobres, son débiles, inocentes, virtuosos y vulnerables.

Sobre este importante tema, que preocupa a los economistas, no está claro que una argumentación excluya necesariamente a la otra. Lo que sí concluimos en clase es que para reducir la distancia entre países ricos y pobres hay que aplicar estrategias de política económica diferentes a las actuales. ¿Por qué los países son ricos? probablemente porque son más productivos, es decir, consiguen producir más por hora trabajada; tienen más productividad. ¿Qué deben hacer los países pobres para salir de su pobreza? alcanzar un crecimiento sostenido, pero éste no es posible sin aumentos en la productividad, que sólo se consigue con inversiones en capital físico, buenas instituciones, educación y formación profesional de la mano de obra y progreso tecnológico. Nos lo dice la historia: antes o después, la creación y asimilación de nuevos conocimientos y formas de organización determinan el desarrollo.

Hacia una nueva economía

La civilización global que sin duda emergerá después de esta grave crisis económica que padecemos exige que realicemos ahora un cambio ético en muchas instituciones y, en particular, en los gobiernos, los bancos y las empresas para eliminar los efectos negativos del capitalismo salvaje. ¿Quiénes deberán ser los principales transmisores de este comportamiento ético a nivel global? Sin duda los líderes políticos y empresariales capaces de inspirar y motivar a sus ciudadanos y empleados para trabajar en un sistema internacional basado en el diálogo entre culturas y en la ética.

Este tema no es nuevo. Hace ya un par de años nos planteábamos en este blog, aunque desde otro punto de vista, este tema ¿Por qué hay países que son pobres y otros que son ricos? ¿Qué son las instituciones?  y también ¿Por qué Estados Unidos es rico y América Latina pobre?

¿Cual es tú opinión?

 

Comentarios

Roberto 28 febrero 2009 - 14:52

Creo que dentro de los aspectos a considerar, también esta la estabilidad política y nivel de corrupción del país. Ya que estos aspectos son influyentes en la inversión que se realiza en el país.

Carlos Valbuena 28 febrero 2009 - 15:50

He tenido el privilegio y la suerte de trabajar y compartir “abrazos rotos” en Venezuela, Brasil, Argentina y por último en Chile; aquí el privilegio se consumó con un viaje de despedida a conocer Isla de Pascua (Rapanui)…
No puedo encontrar mejores palabras para comentar la crisis global que sufrimos y el futuro que se nos avecina si no reaccionamos que este artículo de Enrique Gil Calvo recientemente publicado… http://www.elpais.com/articulo/opinion/isla/Pascua/colapso/global/elpepiopi/20090226elpepiopi_4/Tes/

Carlos V

jose carol 28 febrero 2009 - 19:21

Desde mi punto de vista creo que la segunda opción es totalmente inacertada. Las economías no son pobres debido a que otras sean “ricas y acaparadoras”. Los países ricos, disponen de mas capital, mas trabajo, su fuerza de trabajo esta mas preparada y eso les hace ser mas eficientes.
Por otro lado los países mas pobres, disponen de mas recursos naturales que deberían saber aprovechar. el problema de los mismos los encontramos en sus gobiernos que dejan bastante que desear y eso les hace seguir en la pobreza.
Para concluir quería decir que si gobiernos de países como Venezuela o Bolivia con Chavez y Morales respectivamente como presidentes de los mismos continúan con esta política de: amenazas a empresas extranjeras vía expropiaciones o incrementos sobre el impuesto del beneficio, privatizaciones que solo embolsan el bolsillo de los “amigos del poder”… jamás saldrán de su pobreza.

[...] Fuente Original La economía iberoamericana como drama e ilusión – IE Business SchoolDel déficit al superávit en un año – IE Business School¿Se parece la crisis actual a la de 1993? ¿Qué políticas económicas se deben aplicar en 2009? – IE Business SchoolLa tasa de paro más alta de la historia de España – IE Business SchoolPolítica Fiscal: ¿Qué son los estabilizadores automáticos? – IE Business SchoolVídeo en la profesión inmobiliaria. Caso Broker Re/MaxGlobalización en 2009, ¿todavía hay controversia? – Instituto de Empresa Business School65 horas de trabajo semanal??? – Instituto de Empresa Business School65 horas de trabajo semanal??? – Instituto de Empresa Business SchoolEspaña debería aumentar la producción de energía nuclear. – IE Business School Click aquí para ver ampliado. Click aquí para ocultar. DATOS DEL POST: Agregado el 01.03.2009 en Dirección de Empresas Tags Business School, Claro, De La Mano, Economistas, Ellos, Grave Crisis, International Mba, Mano De Obra, Nos, Ricos, Unos, Virtuosos [...]

Andrés 1 marzo 2009 - 01:38

Estimado Rafael, no creo que la diferencia entre (países o personas) ricos y pobres esté definida por ser “buenos” o “malos”. Considero que no tiene nada que ver con eso y un factor determinante (a demás de la suerte) es la educación y recursos disponibles.

Un ejemplo claro es Cuba, que si la comparamos con los países más desarrollados en el mundo queda bastante opacada, pero si la comparamos con el resto de los países de su región (el caribe) esta tiene bastante ventaja y la clave para esto es la educación.

Estoy de acuerdo con Roberto en que la gran diferencia la hacen los gobiernos (como lo comento en mi blog personal http://andreslaiseca.blogspot.com/2009/02/es-comun-escuchar-gente-en-contra-del.html) y creo que el comentario de José tiene algo de razón, pero no podemos ignorar que muchas empresas del primer mundo hacen acuerdos con políticos corruptos en países subdesarrollados que les permiten obtener ganancias extraordinarias en desmedro de sus empleados locales.

Comparto la idea de que es necesario un cambio ético global de empresarios y políticos. Saludos.

Ricardo Navarro 1 marzo 2009 - 10:45

Coincido con Jose y con Roberto, la corrupción , los Gobiernos ETC .Hasta que no tengan un mejor sistema educativo que de oportunidades a los más necesitados no dejaran de ser entre comillas pobres y seguirá habiendo una gran diferencia entre las clases ricas y menos ricas.
El problema es que la economia global crece y las distancias empezarán a ser más grandes con otros paises.Se requieren politicas claras econmicas y educativas , bien definidas que sienten las bases de aquí a 25 años y no políticas cortoplazistas.
Nadie menciono Africa, pero yo creo será un continente que dará una sorpresa de aquí a 20 años.Sus recursos naturales , su posición geoestratégica…¿Quién sabe? Aunque mientras no haya educación buena el futuro estará perdido para esos países

Iñigo de Luis 1 marzo 2009 - 10:58

Sí es cierto que algunos países históricamente han partido con desventaja. Eso es indudable. Que la revolución industrial se produjera en Inglaterra y no en la India es un hecho objetivo para afirmar que unos han partido con ventaja en el desarrollo económico y social.
Pero también es evidente que ha habido países capaces de recuperar la distancia, y que en términos relativos han vivido mayores crecimientos durante las últimas décadas.
En cambio hay otros que siguen igual o que van a trompicones. La cuestión es por qué ocurre esto. Aquí es donde nos tenemos que plantear la situación en términos macroecónomicos.
¿Cuales han sido las características que han situado a países como los nórdicos en los primeros puestos de la economía mundial? Básicamente podríamos resumirlo diciendo que su mano de obra está mejor organizada, más formada, más motivada, es más productiva y es más creativa. Estas características no las encuentras a día de hoy en aquellos países con una economía más pobre. ¿Por qué no? Mi opinión es que a unos pocos no les interesa que así sea. El problema de la gran mayoría de los países incapaces de ascender económicamente es la calidad humana y profesional de sus dirigentes políticos.
Un ejemplo claro es Chavez en Venezuela. Este señor ha embaucado al pueblo venezolano para que vea al resto de países como el “enemigo” que quiere entrar en casa a robarnos. Si Chavez dedicará más recursos económicos a fomentar la educación habría muchas más personas en Venezuela (donde por cierto viví de pequeño y oigo a mi padre hablar de lo buena que era la gente y las ganas que tenían de avanzar) que se cuestionarían esa afirmación. ¿Quién sino ha llevado los medicamentos, los avances en material tecnológica, las técnicas de exploración petrolifera, etc, etc, a Venezuela?
Ha quedado demostrado en numerosas ocasiones que la inversión extranjera, bien gestionada, es el vehículo más eficiente para que paises con un alto potencial (por la cantidad y calidad de sus recursos naturales por ejemplo) puedan seguir creciendo. Pero para eso hace falta voluntad y los dirigentes como Chavez o Morales no quieren.
No me cabe duda alguna que empresas como Telefónica o Repsol también tienen parte de la culpa al haber seguro que tenido que participar en juegos “más que dudosos” para conseguir grandes contratos en latinoamérica, pero fundamentalmente son los propios dirigentes los culpables de esa situación.
Estudiando el capítulo 25 para la clase de economía me queda tan sólo una duda sobre la verdadera aportación de la inversión extranjera en estos países: ¿es más positivo para el crecimiento sostenible de los países una inversión extranjera directa o dejar en manos de los residentes la gestión de la misma? La primera realmente limitará la adquisición de conocimientos a los residentes del país con lo que su independencia económica futura es más complicada, y considero que algún día tendría que llegar. Pero la segunda fomenta la posible aparición de los desagradables intereses y movimientos políticos dentro de las organizaciones.

No sé qué pensar aunque existo.

Carmen 1 marzo 2009 - 21:02

Hola,

Mi experiencia de más de un año en una ONG de desarrollo me permitió conocer más de cerca la compleja realidad africana. El drama africano tiene muchas caras, y a mi modo de ver es tan difícil de entender como de explicar.

Citaré algunos aspectos de por qué los países africanos no consiguen prosperar:

- gobiernos corruptos y problemas de construcción nacional: guerras tribales y gobiernos no democráticos que llevan a una situación de inestabilidad política que dificulta cualquier esperanza de desarrollo económico. La condición necesaria aunque no suficiente para que África se desarrolle es que el “imperio de la ley” (o “rule of law” para los anglosajones) se imponga. Evidentemente, esto requiere que no haya guerras civiles, muchas de ellas con origen en la época colonial.

- dependencia de la ayuda internacional: África se ha convertido en un país dependiente, la deuda externa de muchos países supera en un amplio porcentaje al presupuesto que dedican a educación o sanidad.

- violación sistemática de los derechos humanos. La Carta Africana de 1981 no consigue defender el respeto a los Derechos Humanos al utilizar un lenguaje ambiguo, que no entienden los propios africanos y someter su defensa a los propios jefes de estado y de gobierno.

- El círculo vicioso SIDA-pobreza: pobreza-SIDA. El SIDA genera pobreza y la pobreza SIDA, un altísimo porcentaje de mujeres es contagiado por sus propios maridos.

- La educación y la mujer: las altas tasas de analfabetismo, sobre todo entre mujeres que, entre otros, tiene como consecuencia una altísima mortalidad infantil y maternal durante el parto y el embarazo (junto con las malas condiciones sanitarias obviamente)

- La intolerancia religiosa, que tanto sufrimiento causa en muchos países africanos.

etc etc

Hay motivos para la esperanza, como la SACD (http://www.sadc.int/) o la union africana, (http://es.wikipedia.org/wiki/Uni%C3%B3n_Africana#Logros_y_alcances_de_la_Uni.C3.B3n_Africana) y el papel de los propios africanos (en concreto de las mujeres) que luchan por salir de la pobreza.

Finalmente, no creo que la “culpa” se pueda achacar íntegramente a los “ricos” ni a los “pobres”. Sí creo sin embargo que tenemos todos somos responsables en cuanto a nuestra falta de interés por África, rara vez aparece en los medios de comunicación si no es para contar hambrunas o guerras y la mayoría de los países africanos, sus esperanzas y sus dramas diarios permanecen ocultos al “primer mundo”.

Carmen 1 marzo 2009 - 22:09

En cuanto a los países ricos en recursos naturales, existe una relación entre la explotación de éstos y la desindustrialización de su economía. Me refiero al “dutch disease”(http://en.wikipedia.org/wiki/Dutch_disease) que es el efecto por el cual, al explotar un importante recurso natural, con el consiguiente aumento de las exportaciones, sube el tipo de cambio y redunda en que el sector industrial sea menos competitivo.
A esto se une que la explotación de recursos naturales no implica un uso intensivo de capital humano, el país no se desarrolla. (Además, normalmente los recursos naturales se agotan…)

Algunos ejemplos podrían ser Perú y el guano, Venezuela y el petróleo o España y el oro en el S XVI…

Pedro Cordeiro Rosario 2 marzo 2009 - 00:17

La cuestión de la riqueza de los países ya viene siendo discutida desde que Adam Smith la abordo en su obra bien conocida “La Riqueza de las Naciones” pero con una visión distinta. En ella demostró que la riqueza de los países dependía del interese de los individuos que movidos por su proprio interés (self-interest) promocionan el crecimiento económico y la innovación tecnológica.
El acreditaba en la iniciativa privada que debería ser dejada ínter-actuar libremente, con poca o ninguna intervención gubernamental. Pero teniendo en cuenta que esto es cierto, porque los países no son entonces todos ricos? La verdad es que entre todas las razones ya apuntadas (recursos, situación geográfica, instituciones, etc) la riqueza en los países pobres está en las manos de pocos pero no por las razones del libre funcionamiento del mercado e iniciativa privada defendidas por Adam Smith. Algunos de ellos son ricos debido a la fuerte corrupción que hay y que es un problema tan grande que impide el libre desarrollo y crecimiento de la economía. Ayudas de ONG’s y inversión extranjeras van a parar al bolsillo de algunos y no a la verdadera economía real que si lo necesita. Por eso, la mejor forma de estos países se desarrollaren es establecer verdaderas democracias no democracias encapotadas, para que haya instituciones libres y transparentes que fomenten si el bien estar económico.

Mirene 2 marzo 2009 - 10:53

Hace unos años había leído sobre este tema, y una de las razones que apuntaban es que la riqueza de los países están dados por su ubicación geográfica. La mayoría de las economóas por no decir todas, se encuentran en la parte del hemisferio norte del planeta. Tienen un clima generalmente frío, por lo que se les considera que tienen menos recursos agrarios y las personas han necesitado pensar más para buscar la forma de proveer esos recursos.

Matteo Ghedini 2 marzo 2009 - 16:24

Estoy de acuerdo con muchos comentarios, como lo de Pedro por ejemplo. Desde mi punto de vista, hay tambien que destacar dos puntos claves: la educacion y la etica. Pero no solo la educacion y la etica de los paises pobres (que es indudablemente necesaria), sino tambien las de los paises ricos. Lo que quiero decir es que el capitalismo, presente en los paises ricos, en si puede ser bueno o malo pero lleva consigo un riesgo que es lo de ver solo el propio interes y ademas a corto plazo. Si los paises pobres se desarrollaran, la economia en su conjunto tendria un gran beneficio y mejoraria. Para hacer esto hay pero que considerar un plazo temporal largo y una responsabilidad social de los inversores que creo todavia falta. Los paises pobres tienen por supuesto barreras de entrada altas, como los gobiernos coruptos por ejemplo, que hacen dificl la inversion externa. Pero al mismo tiempo los paises ricos no tienen una educacion y etica totalmente adecuata para ayudar el crecimiento sostenible de los paises que lo necesitan. Los lideres, sean politicos economistas escritores etc, tienen por supuesto un rol dominante en esto proceso de educacion. Finalmente, a mi aviso seria importante fomentar un crecimiento sostenible por los paises pobres sin la ayuda continua de los ricos: es decir, una economia tiene que ser auto-sostenida y no dependiente, sino cuando se acaba la ayuda externa se acaba el desarrollo.

Joaquin Arbones-Davila 2 marzo 2009 - 17:28

Hay una serie de factores que no explican todos los casos pero sí que muestran una alta correlación de porque unos países son pobres y otros no. Estos factores son la localización geográfica, climatología, topografía, disposición de recursos naturales, etc. Por ejemplo la localización geográfica ha podido influir en que formases parte de rutas comerciales históricamente, otro factor como la climatología ha podido afectar a la riqueza generada a través de la agricultura, turismo, etc.
Pero en mi opinión, analizando la foto a día de hoy de que países son ricos y de cuales son pobres, el factor más determinante es que el país sea una democracia, que yo creo que es uno de los principales requisitos para alcanzar un crecimiento sostenido (tenemos la excepción de china como régimen comunista, pero que ha alcanzado este desarrollo a través de una aproximación hacia postulados más comunes al de las democracias occidentales).
Pero aquí nos encontraríamos con el dilema “de que viene antes el huevo o la gallina” porque hay gente que opina que para que un país alcance la democracia tiene antes que desarrollarse y crear una clase media. O hay otra gente que opina que para que llegue el desarrollo lo primero que tiene que haber es una democracia.
En mi opinión lo que es fundamental para alcanzar las dos metas indiferentemente, es la educación y la formación, así que desde los países ricos deberíamos apostar por apoyar inversiones y proyectos de educación y formación en los países pobres.

HERNAN BUSTAMANTE 2 marzo 2009 - 18:50

Para mi la respuesta de porque unos países son tan ricos y otros tan pobres tiene varias razones, pero de entre las cuales destaco 3 que están muy relacionadas entre si:
-Explotación Activos
-Educación
-Políticas Arancelarias y libre comercio
Para que un país pueda ser rico o menos pobre entre otras cosas debe tener y saber aprovechar sus recursos que le dan una ventaja comparativa sobre el resto, es decir, si tiene mar, frutas, bosques, bellezas naturales, tecnología, aprovechar esas ventajas, como???? Exportando, importando , fomentando el turismo (hay países que viven del turismo), explotación recursos naturales, etc etc. , pero para esto debe ayudar el gobierno de varias maneras, entre ellas con sus políticas arancelarias, fomentando el libre comercio, que es reprimido en muchos países, bajando aranceles a exportaciones e importaciones, bajar ciertos impuestos específicos, dar más facilidades de crédito a pequeños empresarios para ir desarrollando y activando la economía del país y dejar que la economía llegue sola a precios de equilibrio, producto del libre comercio. Todo esto que he dicho va muy de la mano con la educación, en los países mas pobres la educación es muy mala, y la gente vive de la delincuencia, de los robos, trabajos poco remunerados, etc. , porque no se educa a la gente y no se les enseña a aprovechar las oportunidades que tienen ya que los recursos para esto son escasos también, es todo un ciclo que hace que los países pobres les cueste salir de donde están.
Por otro lado para mi la diferencia entre EE.UU. y Latino América es de años luz, pero creo que la mayor diferencia ,entre otras, radica en la educación. La educación existente en EE.UU. no se puede comparar con la de Latino América , la educación pública es muy buena en la mayoría de los Estados, los alumnos una vez egresados buscan trabajos para seguir pagándose más educación, con esto después llegan a mejores empleos o bien arman algún negocio , cosa que en Latino América no pasa.EE.UU es también un país con mayores oportunidades, con mucha inversión extranjera (mayores puestos de trabajo), con muchos recursos tanto naturales, como humanos, tecnológicos.
Y por último creo que la distribución del Ingreso es un problema de grandes dimensiones en bastante países de Latino América razón por la cual a las personas de menos recursos se les hace más difícil surgir, y las ayudas del Estado no son muchas para los pequeños empresarios que quieren sobreponerse a su actual situación.

Francisco Hizo 2 marzo 2009 - 22:09

Rafael
En mi opinión, creo que los países son los creadores de su propio destino por ende nadie es responsable de nada.
Creo que los factores claves que mantiene a los países sumidos en pobreza son: La falta de inversión en educación, la falta de inversión en tecnología, la falta de creación de empresas industriales (esto desde mi punto de vista es fundamental), la corrupción Política, la informalidad comercial, la mala gestión y administración de los recursos del estado, los cuales deben ser destinadas a generar inversiones de desarrollo, las políticas de estado (visión a corto plazo) etc etc.
Es sabido que el oportunismo es parte de las negociaciones empresariales, esta es la razón de ser de las empresas privadas, ellos buscan rentabilizar sus inversiones. Pero a veces es lamentable cuando se transgrede el límite de aparente inversión a abuso. Recuerdo cuando un día comentases acerca de los alimentos excedentes que dan los países como USA en forma de caridad, mencionaste del daño que generan estos en los países pobres, es cierto y creo que no es el único caso, existen miles. Pero también soy consciente de que el cambio es solo posible cuando la población enrumbe sus propios destinos, de lo cual sin lugar a duda tengo fe.
Imagino que los países pobres no piden limosna, solo piden condiciones de negociación justa, razonable y libre para tomar sus propias decisiones y rumbos.

Renata Liuzzi 2 marzo 2009 - 22:14

Sobre todos estos temas mencionados, me surge una duda: Se menciona como “bueno” ayudar a los países pobres… ¿pero qué tipo de ayuda? ¿Hasta qué punto es bueno ayudar?, como bien habíamos mencionado en clase, muchas de las ayudas son de productos para el consumo que son suministrados a la población por parte de los diferentes organismos (sean gubernamentales o no), lo que a largo plazo perjudica a la población, ya que, teniendo el producto hecho, ¿para qué esforzarse para lograr las condiciones básicas de vida -dígase cesta básica- si se las regalan? Esto afecta claramente al factor “trabajo” y la curva de la frontera de posibilidades de producción se hace cada vez más pequeña, no existe motivación para trabajar o aprender o formarse, si esto no es necesario para los sectores mencionados.
Este tema me parece bastante controversial porque he tenido la posibilidad de vivir muy de cerca con comunidades muy pobres indígenas del Amazonas, apoyadas por organizaciones filantrópicas, que les han quitado su cultura paulatinamente y se han dedicado a aprovisionarlos de ropa vieja y de productos de la cesta básica para que tengan una alimentación y una vida “decente”… me pregunto hasta qué punto es correcto “enseñarle” a este tipo de población que vivir sin hacer nada, esperando que llegue el camión con provisiones, es mejor que su antigua vida de caza y pesca que llevaban anteriormente. Parece más lógico invertir en educación y en una infraestructura que les permita ser más productivos, saludables e inclusive, que puedan colaborar en las labores productivas del país, pero definitivamente eso no pasa. Recientemente, he escuchado en clase de economía que la educación se puede interpretar como “aumento en tecnología”, ¿no es eso más próximo al desarrollo tecnológico que las antenas de DirectTV (televisión satelital) que obtienen los indígenas con el dinero de las donaciones?. Esto aunque suene muy intangible, es una realidad que existe en muchos de los países pobres del mundo.
No sé hasta qué punto pensar que ciertas categorías de obras de caridad se puedan considerar de calidad y que realmente colaboren con la salida del círculo de la pobreza… ¿por qué no pensar que inyectar capital (en inversión por supuesto), es una relación a largo plazo “ganar-ganar” al ser este país pobre, un potencial importador a futuro de esta nación “donadora” de inversión? Un ejemplo válido es la estrategia de colaboración de la Unión Europea, que permite a los países menos beneficiados salir de sus momentos de crisis gracias a inversión de los países más ricos, quienes, al activar el flujo circular del dinero de este país se ven retribuidos a futuro por el aumento de su renta.
Parecerá muy naif, pero me parece absolutamente necesario un organismo internacional regulador de la “estrategia” mundial en la que se pueda tomar en cuenta este tipo de factores. Definitivamente esto me hace pensar en el dilema del prisionero… creo que ambas partes están escogiendo la opción del beneficio a corto plazo… y en realidad muchos se están viendo realmente perjudicados.

Edgar Luna 2 marzo 2009 - 22:58

Soy latinoamericano, de un país que está ubicado como el 29 del mundo y el 3 de Latinoamérica en el ranking de población bajo nivel de pobreza más alto. De ser un ranking al estilo MBA me sentiría orgulloso, pero lamentablemente la situación de países como Colombia y tras ella una larga fila de países africanos, es un dato inequívoco de que la situación interna no está funcionando bien.
Al final de la última clase le preguntaba a Rafael, el porqué se critica tanto a nivel económico las ideas de izquierda, pues tal como lo ha demostrado la historia (latinoamericana), estas ideas se han fundamentado principalmente en las políticas de desigualdad y opresión que durante años los gobiernos de derecha infringieron sobre el pueblo.
Los estudios de doctores en la materia, definen nuestro nivel de pobreza como la combinación de corrupción, guerrilla, narcotráfico y un alto nivel de analfabetismo… entre otros, pero creo que nuestro principal problema es la imagen que lamentablemente se proyecta en el exterior.
No sé cómo entenderte Rafa, si somos pobres porque somos buenos o malos. Pienso que sería macabro definirnos en alguno de los extremos, lo que si se y puedo dar fe de ello, es que la tonalidad de grises entre estos dos polos influye mucho, y le otorga la tonalidad triste a la pintura que de nuestro futuro se hacen los medios a diario.
Que existen muchas formas de mejorar, lo sé y consiento en ello. Pero creo que lo primero que hay que mejorar y hace relación con lo que en un discurso que dio un ministro de educación del gobierno de un ex presidente en una prestigiosa universidad de Bogotá, (por buenas razones evito dar nombres) “la educación del pueblo y su nivel en las instituciones públicas no puede mejorar al ritmo de la economía, sino todos querrían ser profesionales y no habría quien trabajara”. Lo primero que debe hacer un pueblo para crecer desde la pobreza es educarse, para evitar que corruptos y facinerosos como muchos en el gobierno, hagan de las suyas de mano del narcotráfico, la guerrilla y algunas cuantas empresas extranjeras que dejan sus escrúpulos en la aduana del aeropuerto de salida.

Gabriel Morales 3 marzo 2009 - 00:22

Voy a poner un ejemplo muy claro para demostrar el porqué un país es rico (como Estados Unidos) y uno pobre (como México).

Estados Unidos fue colonizado por los Ingleses (más no conquistado). Esto quiere decir que familias enteras llegaban a los Estados Unidos a trabajar las tierras, a construir una nueva nación y buscar oportunidades nuevas.
La familia completa trabajaba para sobrevivir y para crear riqueza.

México fue conquistado, esto quiere decir que la gente que llegó a conquistar México, sólo se preocupaban por obtener toda la riqueza que ya existía, como el oro, y llevárselo de regreso a España. Toda esta riqueza no se quedaba en el país para su propio beneficio, sino al contrario, lo poco que tenía el país era saqueado para beneficio de los españoles. Nunca hubo una visión de trabajo, ni de educación que le enseñara a los indígenas que se tenía que trabajar de cierta forma para poder multiplicar la riqueza del país.
Como nunca se impulsó la educación de la gente, sino al contrario, solamente se preocupaban por saquear todo lo que había, nunca pudimos crecer como nación y una gran parte de la población de México quedó rezagada, sin ninguna educación ni conocimientos que pudieran ir mejorando generación tras generación. Tenemos como 500 años de atraso cultural y educativo.

nota: no tengo nada en contra de los españoles, al contrario, tengo muchos amigos en este país, vivo en Madrid y quiero mucho a España. Sólo que así fueron las cosas y no hay nada que hacer.

Lego 3 marzo 2009 - 00:43

Nueva Economía Institucional y Proteccionismo serían mis enfoques.

Angel 3 marzo 2009 - 07:16

Lo primero que hay que entender es la causa de la pobreza. La causa de la pobreza es el Desempleo. A menor cantidad de empleos las empresas estaran dispuestas a pagar menores salarios.
Comprendido esto, entonces sabemos que para generar empleos lo que se necesita es Inversion.
Hablando de manera general y no espefica, la Inversion se atrae y se genera con un Sistema Monetario en equilibrio con un Banco Central autonomo y con equilibrio fiscal. Esto traera por consecuencia bajas en los intereses por la baja inflacion y el financiamiento se volveria mas barato.
Para que no exita desequilibrio fiscal, el Estado debe vivir de los impuestos no de las exportaciones de materia prima (Enfermedad holandesa), ser pequeno y cumplir funciones de Estado solamente. En otras palabras debe permitir que los privados sean los empresarios. En LA los Estados son socialistas y son duenos de cantidades de empresas monopolicas y corruptas que asfixian al Sistema Monetario. La descentralizacion tambien es prioritaria por lo que todos sabemos. El Sistema de Justicia debe ser optimo para atraer y mantener inversiones, no politizados y eficientes. Evitar los monopolios de cualquier tipo para fomentar la competencia. Si todos estos requisitos se cumplen, las inversiones y los empleos comenzaran a multiplicarse, una vez que se llegue al pleno empleo, los salarios comenzaran a aumentar. El consumo interno por consecuencia, tambien se incrementara permitiendo que las empresas se vuelvan cada vez mas eficientes que les permitira expandir sus mercados y reinvertir mas.
Esa es la forma de acabar con la pobreza.

jorge 3 marzo 2009 - 17:24

Visitando el terreno con Unicef he aprendido cual es el camino ellos lo saben bien y lo aplican.El problema es que no se destinan fondos suficientes.
1.Un niño sin yodo,con hambre si sore-vive lo hace con una capacidad mental muy reducida respecto a occidente.Esto años y años de generacion en generacion
2.Pocos saben leer y escribir.Primer paso para que se desarrollen y puedan exigir sus derechos
3.Las niñas y por tanto futuras madres ademas de esto no van a la escuela por razones distintas(Largo de explicar)
4.Falta de agua e higiene multiplica el problema(mas muertos,mas enfermedades)
5.No son nada,no tienen nada
Despues de empezar a solucionar estos 5 puntos y quizas alguno mas, estan los problemas de desarrollo economico que comentais aqui como en cualquier otra comunidad,hasta ese momento son “carne de cañon” en manos de sus vecinos mas espabilados y a veces con la ayuda de occidentales.Su entorno no les deja salir del circulo de la pobreza y los tecnicos de Unicef lo saben e intentan solucionarlo,pero con pocos fondos que como conoceis fundamentalmente los pone las N.Unidas

Antonio 5 marzo 2009 - 10:45

En primer lugar quería comentar lo oportuno que es plantear esta pregunta y generar un debate necesario. Un debate que debe ser teórico, apuntar a las causas objetivas para después, si es posible, aplicar soluciones. Como dice el conocido axioma médico:Quien bien diagnostica, bien cura. Ahora bien, si digo que el debate es necesario es porque se nos va la vida en ello. Mejor dicho: “se nos van vidas”.
Comparto con Renata que más allá del dualismo entre buenos y malos, debemos plantear la cuestión desde ese tono gris que entremezcla blanco y negro. Los países subdesarrollados son pobres y empobrecidos. En la actualidad sus dirigentes son causantes de pobreza pero, no olvidemos ni quitemos peso a los agentes externos que “han empobrecido”.
Rafael, estoy totalmente de acuerdo: Ética, política y empresa deben darse la mano. El discurso sobre las causas es necesario. Al mismo tiempo tenemos que debatir las soluciones. Porque “se nos van vidas”.
El fin de la pobreza es fruto de decisiones políticas-éticas. Estas decisiones deben nacer desde los que tienen poder y desde los que sufren el empobrecimiento (no des peces a los pobres…) Pero como bien habéis comentado con el estomago vacío díficil es pensar algo más allá que no sea Cómo llenar el estomago.

diseño web 5 marzo 2009 - 19:01

Perdona que me inmiscuya en tu blog pero me pareció un debate interesante.

Es el eterno debate que también podría incluir el ¿por qué unas personas somos pobres y otras ricas? ¿porque unos son malos y otros buenos? No lo creo.

Yo creo que es cuestión de recursos y de utilización. Porque los países ricos tienen recursos y aprovechan a los países pobres aún explotándolos en cierto modo por un precio irrisorio aquí que no les permite salir de su situación sino simplemente sobrevivir, a veces ni eso. Como no llegan a alcanzar los recursos para cambiar la situación siguen ahí.

¿Solución? Que los países ricos ayuden a los países pobres, que les den recursos para cambiar su situación. Como dice un dicho, algo así, “si quieres ayudarme no me des pescado, enséñame a pescar” Con educación, recursos, colaboración, no explotación.

También se puede cambiar de dentro, muy difícilmente, ¿Cómo? emigrando a donde hay recursos, intentar prosperar y mejorar donde no hay recursos con eso.

Es muy difícil la situación. Debería empezarse por concienciarnos a todos.

Kellen 8 marzo 2009 - 23:16

La pregunta es bastante complicada de resolver, pero creo que lo interesante no es pensar por qué unos países son tan ricos y otros tan pobres, sino si esta situación va a permanecer en el largo plazo. Cuando alquien se adelanta en el uso de tecnologías, o cuando se es el único en poseerla y se aprovechan las oportunidades que da la riqueza de los países de forma sostenible (aunque con desigualdadades muy posiblemente), es normal y consecuente que se produzcan desigualdades en la riqueza de los países. Así, estas desigualdades tienen un factor intrínseco muy importante que es el tiempo, pero la cultura y concepción de los pueblos tiende a favorecer también estas situaciones. A igualdad de oportunidades, la riqueza de los países sería consecuencia de la buena gestión e inteligencia de sus responsables y de las riquezas naturales de los países. En un mundo ya con muchas desigualdades, el interés propio hace que, de momento, esto no haga más que agravarse. La tecnología y educación son, a prori, las únicas armas para garantizar la riqueza, pues suponen que los ciudadanos tienen las herramientas para afrontar situaciones, de crisis o no, con mayor garantía. Mientas, como dicen algunos, no haya concienzación y el único objetivo empresarial sea el de mejorar las cuentas de resultados, esta situación de desigualdad permanecerá. En un sistema con recursos limitados, el beneficio de unos es la pérdida de otros, y éstos suelen ser siempre los más pobres.

teresa 28 octubre 2009 - 20:51

me gustaria saber mas acerca del tema me parece muy interesante

[...] en el crecimiento económico? ¿De que depende el crecimiento económico de los países pobres? ¿Por qué ellos son pobres y nosotros ricos? Durante años, los economistas hicimos mucho hincapié en la importancia de contar con una buena [...]

yuli andrea trujillo 2 noviembre 2009 - 22:37

me gustaria saber mas hacerca de los paises pobres y ricos
pienso que los paises ricos son por su buen manejo economico e industrial
los paises pobres por su mal economia e industrial y por sus bajos recursos

Blas Cosimo 12 noviembre 2009 - 05:55

Saludos desde el Perú. Aunque no soy economista, me he dedicado a investigar en internet y en los medios de comunicación de masas, así como en libros diversos, sobre esta eterna diferencia entre unos (los paises ricos) y otros (los países pobres). Aunque es cierto que el trabajo esforzado, la investigación científica, la ambición, etc.son las características destacadas de los países desarrollados, es necesario no generalizar, ya que hay que contestar algunas interrogantes:

a.-¿Por qué el Imperio Romano comenzó como un pueblito agrícola y terminó conquistando el mundo conocido, o sea Europa? Respuesta: por una serie de guerras de conquista que incluyeron territorios con una civilización madura (griegos, etruscos, etc.) Los romanos usaron la fuerza pero también la astucia, porque supieron integrar los aspectos prácticos de las civilizaciones griega, etrusca,etc. creando un desarrollo POSTIZO.

b.- ¿Por qué Corea del Sur logró un desarrollo en estos últimos tiempos? Podríamos sentirnos tentados a creer que, al igual que Japón, estos “chinos” coreanos trabajaron duro y aplicaron su inteligencia para crear monstruos como Samsung, Daewoo, etc. FALSO. Corea del Sur NO ERA NADA hasta la Guerra de Corea (años 50 del siglo veinte). La intervención de los Estados Unidos de Norteamérica (la “ayudita” americana) fue la que causó el desarrollo de Corea del Sur, ya que era urgente para los norteamericanos detener el avance comunista de Rusia y de China hacia el Pacífico, lo,que se obtendría convirtiendo a Surcorea en un protectorado estadounidense. Por esa misma razón. Taiwán y Japón recibieron apoyo de EEUU. Pero este apoyo fue excesivo, ya que según algunos cálculos, Corea del Sur recibió ayuda monetaria muy superior a la que recibieron todos los países del África juntos. Además, hay graves casos de corrupción en Surcorea: ¿Recuerdan al presidente Roo Tae Woo? ¿De dónde sale tanto dinero con que las empresas coreanas sobornan a sus presidentes? Creo que en Corea del Sur, la malicia y la ambición OCCIDENTALES han dado sus frutos. Y esto no es necesariamente virtuoso como para decir que el desarrollo surcoreano es un ejemplo a seguir. YO les aseguro que , si EEUU nunca hubiera protegido a Corea del Sur, éste país seria como Laos, Birmania o Nepal…un país mediocre. Bueno, “unos nacen con estrella y otros nacen estrellados”.
Por eso es necesario creer que el progreso de un país es como el maquillaje: puede ocultar una fea realidad. Gracias por su atención.

susana lopez 1 febrero 2010 - 00:13

yo pinso que la diferencia entre paises pobres y paises ricos es la tecnologia

sandra 16 marzo 2010 - 21:12

el señor porque seguro que es un hombre que sepa que es un GILIPOLLAS de cuidado porque que ponga estas estupideces con la edad que tiene que tener es muy fuerte vamos GGGGGGG y wersay pa tu pelo-.- .

Michael 9 julio 2010 - 11:27

Ha habido comentarios muy interesante y validos. Creo sin embargo que falta dos dimensiones clave : infraestructura y deuda.

Es imposible hablar de ese tema sin resalta la corrupción del gobierno en primer lugar porque es el cáncer de cual surge la pobreza. Especialmente cuando es corto-placista (todo para mi hoy) en vez de largo-placista (mucho para mi para siempre), porque en el primer enfoque es una estrategia de tipo tierra quemada versus una estrategia de agobio justo lo suficiente para que se desarrolla una actividad económica sostenible que da cada vez mas renta al gobierno.

En segundo lugar la infraestructura que se puede dividir en dos patas : lega y física. Es primordial que el estado establece un mínimo marca de justicia para garantizar la integridad física de las personas (seguridad), el cumplimiento de los contratos (cortes) y el establecimiento sencillo de un negocio (tramites) sin que estos son complican con el unico fin de aumentar la recaudación por corrupción.
La infraestructura física se refiere a las vías de comunicación. Desde la antigüedad, se ha intentado mejorar tanto la seguridad como la calidad de las vías de comunicación, desde la ruta de la seda a los puentes de Europa (símbolo del desarrollo económico elegido para decorar los billetes de la moneda única) , pasando por la vías romanas. Si no se ofrece una infraestructura que permite el transporte en un tiempo razonable y asegurando la integridad de la mercancía que empresa querrá desarrollar su actividad ahí ?

Finalmente la deuda. Desde el final de la era colonial, los países “ricos” han prestado dinero a los países “pobres” para ayudarles ha desarrollarse. Aunque este no sea el foro para debatir de la manera en que se utilizó esos fondos, el peso del pago de la deuda ha resultado agobiante para los países “pobres”, hasta tal punto que los países “ricos” han creado en 1956 el Club de París con el fin de ayudar los países “pobres” a gestionar su deuda (bien o mal se puede discutir).
Lo interesante es que en 2010, los grandes déficit de los países “ricos” están financiando en buen parte por los países “pobres”…. la crisis podrá servir de borrador universal de deuda y permitir a todos los países a volver a empezar con una cuenta limpia ???

Laura Cortés 1 diciembre 2010 - 16:43

Sobre el tema de la necessidad de una mejor educación de los paises pobres, la situación es mucho más complicada de lo que creemos.
Muchas famílias riquíssimas de los propios paises y del mundo occidental, tienen controlada a la población y pobre del que se salga de los esquemas. Tengo constancia de un abogado que trabaja como comerciante ambulante por las calles, sin ninguna possiblilidad de ejercer su oficio. Están totalmente controlados.

Gerome 20 diciembre 2010 - 16:29

Para Gabriel Morales:

Solo queria opinar para decir que estoy completamente en contra del comentario de Gabriel Morales. Parece mentira lo poco que los latinoamericanos parecen conocer su historia. resulta vergonzoso.

Los humanos somos unos seres bastante curiosos y es que cuando algo nos va bien solemos inmediatamente atribuirnoslo a nosotros mismos y nuestras muchas virtudes, pero cuando las cosas nos van mal solemos atribuirlo a la mala suerte o a los otros, pero nunca a nosotros mismos o a nuestros defectos. Esto es justamente lo que ocurre con Latinoamérica y los latinoamericanos.

Parece mentira que aun haya latinoamericanos que piensen que España no hizo otra cosa en América que esquilmar, saquear y aniquilar indios. Vamos que fueron y “nos robaron el orito y la platita..” Claro, por eso las primeras universidades y hospitales del continente fueron españoles mucho antes de que los anglosajones levantasen las suyas. Por eso España desarrolló la agricultura y la ganadería, el comercio y la industria LOCALES, porque por lo visto solo iban allí a saquear. Por eso España promulgó las primeras leyes que protegían a los indios y les consideraban iguales (por lo que se prohibía la esclavitud) por primera vez en toda la historia, porque por lo visto fuimos allí a matar indios. Por eso ciudades como Lima, Perú o Mexico eran verdaderos Nueva Yorks de la época cuando las colonias de los británicos no pasaban pueblecitos de chabolas de madera. Por eso en Norteamérica hay ahora tantos indios, porque por lo que se vé la colonización anglosajona fué idílica mientras que la española fué detestable…Por eso la igualdad de blancos y negros en Norteamérica no llegó hasta hace poco más de 40 años.

Menos mal que no tiene usted querido amigo nada en contra de los españoles, ni imaginarme quiero lo que habría usted escrito entonces a juzgar por lo que ya escribió aquí.

También es incorrecto decir que españa “robó” a esos países. Lo primero es que no existían dichos países y lo segundo es que dichos territorios pertenecían a la corona de España una vez descubiertos y conquistados por lo que España explotó los recursos naturales DE SU PROPIO TERRITORIO POR DERECHO PROPIO DE CONQUISTA, o si no preguntenles a los antigüos incas o aztecas cómo construyeron sus imperios, si no fué basándose en infinidad de guerras de conquista contra sus pueblos vecinos…guerras fraticidas entre indios que los españoles aprovecharon en beneficio propio como ya hicieron antes los romanos en Europa.

Y para terminar le diré que por supuesto las cosas no fueron como dice usted que fueron y que por supuesto hay mucho que hacer. Pónganse a trabajar a lugar de lamentarse tanto por el pasado. Es suyo el presente desde hace 200 años y aún les siguen ustedes echando las culpas de todas sus desgracias a los españoles. Son ustedes infantiles e inmaduros.Fijense que los españoles no nos quejamos a Italia por la invasión Romana, o a Alemania por la invasión de los godos…dejen ya de lloriquear y ponganse ya a trabajar que ya es hora y si siguen así no saldrán nunca de su subdesarrollo ni dentro de otros 200 años, momento en el cual ustedes vendrán a esta página a lamentarse nuevamente de lo desgraciados que son por culpa de los españoles…

Carlos Galvan 13 marzo 2011 - 18:56

En nuestra clase hemos llegado a la conclusión que varios son factores que intervienen para que un país sea rico. En lo personal de todos los factores el que me parece más importante y critico es la educación, ya que mejorando la educación de la población de un país se pueden mejorar de manera más sencilla el resto de los factores. Es decir, si educas a un ciudadano tendrá la capacidad de poder exigir un buen gobierno que le proporcione buenas políticas fiscales, laborales, seguridad jurídica. También ese ciudadano educado tendrá el conocimiento para desarrollar e investigar que a través de otra cosa que no sea la educación no le sería posible.
En conclusión varios son los factores que contribuyen a que un país sea más rico, pero la educación es el pilar de todos ellos.

Emilio Jesús Zúniga Wuan - N7 26 marzo 2011 - 20:00

Como se menciona en el post, hay muchos factores por los que los países pobres son pobres. Sin embargo, considero que el principal es la educación.

Un país con una población poco instruida, no sólo será menos productivo y no será capaz de producir avances tecnológicos relevantes sino que además, en países democráticos, es más probable que elijan mal a sus gobernantes. Si gran parte de la población cuenta con un nivel educativo muy bajo, muchas veces eligen al candidato populista o quien hace propuestas socialistas que la historia nos enseña que no llevan a buen término.

Al escoger malos gobernantes, muchas veces se frenan las inversiones (nacionales y extranjeras), se deterioran las instituciones y todos los demás factores que contribuyen a que un país sea rico.

James N7 11 julio 2011 - 20:38

Creo que los ricos y poderosos siempre han “hecho las normas” o se han aprovechado de ellas… y de los menos afortunados. Luego me inclino del lado del argumento de que los países desarrollados son malos. Aunque no deja de ser verdad que con mayor tecnología y conocimiento se alcanza mayor productividad y riqueza. Pero tranquilos que ya está ahí España para ivelar la balanza; que si hace falta nos pasamos a la parte subdesarrollada del planeta, porque ni somos productivos trabjando (ni veo yo que hagamos nada por conseguirlo) ni invertimos un maravedí en desarrollarnos tecnológicamente (nótese la unidad monetaria que uso, totalmente “actualizada” para denotar el grado de tecnología en elque considero que vivimos).

Fernando Toledo 18 julio 2011 - 21:59

Teorías de desarrollo económico existen muchas, están las que argumentan que la razón de las diferencias entre países provienen de aspectos religiosos explicando que aquellos donde los protestantes o judios son parte importante de la población logran mejor desarrollo económico que aquellos donde predominan católicos y musulmanes. Existe otra teoría que se basa en la disposición de recursos naturales argumentando que aquellos que poseen más recursos son menos propensos al desarrollo de actividades productivas, otra teoría de desarrollo económico se basa en que son las instituciones políticas las que conducen a un país hacia la pobreza o lejos de ella siendo los regímenes democráticos más propensos al desarrollo que los no democráticos; y así existen decenas de explicaciones bien argumentadas que intentan explicar las diferencias entre países ricos y pobres.

Desde mi punto de vista, es la conjunción de multiples factores (incluyendo los antes mencionados y muchos otros no expuestos) los que llevan a un país y su economía al punto en el que se encuentran actualmente. Igual que una persona toma decisiones diariamente que tienen repercusión en su futuro, un país toma decisiones que lo llevan por un camino u otro y que en un futuro lo colocarán en una determinada posición.

Por más que los países desarrollados hagan un esfuerzo conjunto y organicen programas de ayuda para el desarrollo en Africa subsahariana, Latinoamérica y Asia, si los gobiernos, la población y las instituciones de estos países no empiezan a tomar las decisiones correctas, los objetivos de estos programas no serán alcanzados.

Viviana Caballero 18 julio 2011 - 23:23

Bueno claramente este punto puede llegar a una gran discusión y nunca acabaríamos, yo creo que un país para salir de la pobreza, los líderes que entran a gobernar tienen que tener un claro plan a largo plazo, muchas veces los gobiernos en vez de seguir con las políticas que se implantaron tratan de cambiarlo todo y empiezan de cero, otro punto importante es la corrupción como vimos en Camerún, están encerrados en un régimen que la única persona que los puede ayudar para salir del tema son ellos mismos.
Estas reformas las cuales muchos países deberían de someter no son tan fácil que digamos, y tienen que ser definitivamente a largo plazo. Por otro lado un obstaculo grande es la idiosincracia del pais y la unica forma de poder afrontarla es educando a los niños hoy, porque al final ellos serán los lideres del mañana.

Oriol Pérez-Cubero 19 julio 2011 - 22:29

Realmente la pregunta que se formula tiene mucha enjundia. Existen una gran cantidad de economistas que buscan dar respuesta a tal cuestión. Yo intentaré dar mi visión.
En primer lugar, hay que decir que se entiende por pobreza hoy en día. El parámetro que se estima actualmete es aquel que afirma que toda persona que vive con menos de un dólar al día se encuentra en extrema pobreza. Siguiendo esta última regla y según el estudio realizado por el reputado economista Sala i Martin, en los últimos 30 años unos 428 millones de personas han conseguido salir de la extrema miseria. Es cierto que una gran parte de esta población vive en China o en los llamados tigres asiáticos (Corea del Sur, Singapur, Taiwan y Hong Kong). Esto nos puede dar una pista de como es posible para, por ejemplo, el África subsahariana salir de la pobreza. Siguiendo una serie de directrices, las cuales algunas tendrán efectos en el corto plazo, y otras en el largo plazo.
Si bien es cierto que poseer unas instituciones sin corromper o un Gobierno que realmente sepa poner las reglas de juego, es sumamente importante (es una condición necesaria pero no suficiente); yo considero que lo que saca a un país de la miseria es el comercio internacional y la eduación. ¿Por qué le doy tanta importancia al comercio?. Porque creo que si un país posee un nivel de intercambios con otros países, y éstos últimos por medio incluso de su inversión en el país pobre, consiguen filtrar conocimientos una nueva vía para el país menos desarrollado se comienza a abrir. Este tipo de educación por medio del Learning by doing (Robert Lucas, Premio Nobel de Economia dixit) es troncal, pero no menos es la educación formal basada en la creación de escuelas y de Universidades. Éstas conseguirán fomentar el conocimiento, el saber y el emprendedurismo. Este último concepto es básico, ya que de nada sirve una sociedad educada y que conoce la importancia del intercambio, si no se despierta el afán emprendedor para comenzar a crear un tejido industrial.
Ahora ya tenemos una sociedad educada, con sus empresas creadas y con ganas de intercambiar bienes. En este momento entra en juego el resto de países del mundo. Por ejemplo, la UE, el paraíso del libre comercio. Para ésta zona económica el comercio de los países africanos resulta muy difícil, debido al elevado proteccionismo (vía subvenciones) que poseen las naciones dentro de la UE. Ahora ya no sólo es error de los corruptos y crueles tiranos de los países africanos, sino que también las reglas del juego tampoco parece que favorezcan a los más pobres.
En conclusión, si para que un país deje de ser pobre es necesaria la ayuda exterior, es imprenscindible tratar a éstos como nuevos socios estratégicos en términos económicos. Dejar a un lado las ayudas monetarias (a excepción de las relacionadas con la sanidad) y comenzar un proceso de intercambio comercial que ayude a que los ciudadanos aumenten su nivel de vida, se educen y se den cuenta de la tiranía a la que les han sometido sus gobiernos. A partir de este instante, la población sabrá hacia donde quiere que su país vaya y será cuestión de tiempo que el Gobierno corrupto en el poder se vea derrotado.

Alejandra Correa Schamisseddine 25 julio 2011 - 19:29

La pobreza existe. La pobreza tuvo sus causas. Sobre lo que potencialmente podemos actuar es sobre los factores que la perpetúan. Es de sobras conocido que muchas naciones de Europa, enfrentadas a guerras devastadoras, bombas atómicas, como la primera o la segunda guerra mundial, se vieron reducidas a la pobreza, y su gente se vio obligada a vivir dependiendo de limosnas y caridad, escasamente sobreviviendo. En unas décadas, estos países han florecido en cuanto a renta doméstica real, y se han convertido en países desarrollados e influyentes, de prósperos habitantes. También sabemos que muchas otras naciones han continuado entre las menos desarrolladas del planeta, aunque se hayan gastado en ellas billones de dólares de supuesta «ayuda». ¿Por qué? Porque no se atacaron los factores de pobreza, sino sólo los síntomas. En un contexto macroeconómico nacional, un PIB (producto interior bruto) bajo no es pobreza en sí, es un síntoma de pobreza, como problema social.
Los factores de la pobreza (como problema social) que se listan a continuación, ignorancia, enfermedad, apatía, corrupción y dependencia, deben verse simplemente como condicionantes. No pretendemos ningún juicio moral. No son buenos ni malos, simplemente son. Si es decisión de un grupo de gente, en una comunidad o sociedad, suprimir o reducir la pobreza, tendrán que observar e identificar estos factores (sin juicios de valor ) y emprender las acciones para eliminarlos como vía para erradicar la pobreza. Estos cinco grandes factores, a su vez, contribuyen a la generación de otros elementos secundarios, como escasez de mercados, infraestructura pobre, carencia de liderazgo, mal gobierno, bajo nivel de empleo, conocimientos insuficientes, absentismo, escasez de capital y otros. Cada uno de estos problemas sociales están causados por uno de los cinco grandes factores, cada uno de ellos contribuye a la perpetuación de la pobreza y su erradicación es necesaria para la eliminación de la pobreza.
Este link profundiza e ilustra aún más sobre el tema: http://www.scn.org/mpfc/modules/emp-povs.htm

karla araujo trejo 9 febrero 2012 - 22:28

la economia es algo que esta en el mundo =)
=(
=D
=0
=)
=(
=D
=0

Gonzalo Chiriboga 29 febrero 2012 - 17:25

Estoy más alineado con la frase “nosotros somos buenos y ellos son malos”. A la final creo los países deben adaptarse a la realidad de las circunstancias y no esperar que las circunstancias se adapten a uno, porque esto no va a pasar. Por otro lado, suena paradógico el hecho de que muchos de los países sub desarrollados cuentan con una cantidad importante de recursos naturales, sin embargo no han logrado generar altos niveles de productividad. Esperemos que en el tiempo los gobiernos empiecen a destinar un mayor porcentaje de sus recursos a invertir en factores de la producción para asegurar un mejor largo plazo.

como sea 4 marzo 2012 - 20:50

genial este tema pero no me dio la información que necesitaba

Rastreo Satelital 4 mayo 2012 - 23:47

Gonzalo, estoy de acuerdo contigo, y sobre la paradoja de los recursos naturales pienso que a veces les juega a encontra a los subdesarrollados, mira el caso de Venezuela, que depende del petróleo, Irán es otro caso. Quizá es porque sus gobiernos no logran estimular otras áreas de la economía con el aporte de divisas petroleras.

alipio 13 junio 2012 - 07:08

Aqui te dejo un artículo sobre los paises ricos y pobres: http://www.blogitravel.com/2010/02/paises-mas-ricos-y-pobres-del-mundo/

MARCOS MANTILLA 29 octubre 2012 - 17:05

la invercion es el progreso de los paises pobres por lo que en Peru en madre de dios se ha encontrado mucho oro en el suelo y subsuelo y tambien en algunas zonas petroleo y por la ceja de esta selva uranio por lo que esta region reclama y necesita una invercion macroeconomica de parte de los paises ricos ya que la pobreza de esta region es preocupante y llenos de impotencia de no poder extrtaer las riquezas de petroleo oro y uranio por la baja economia y falta de tecnologia para esta invercion beneficamente lucrativa y de gran importancia ya sea para este pais peru o invecionista es necesaria y humanitaria .

salchichonazo 9 noviembre 2012 - 22:06

yo creo que si todos nos unimos no abra ningun pais pobre en el mundo

Pamela villegaz 3 enero 2013 - 21:41

Las respuestas a por qué unos países son ricos y otros pobres son tan variadas como grados de desarrollo hay en el mundo. Algunos opinan que la riqueza está en los recursos naturales. Así, si Argentina y Venezuela son pobres, a pesar de ser inmensamente ricos en materias primas o combustibles, la culpa ?según esa tesis? la tendría el imperialismo económico. La pobreza y el atraso económico no serían causados por errores propios sino la consecuencia de “perversos intereses económicos” extranacionales. Eso es lo que afirman los textos con que se educan la casi totalidad de los latinoamericanos.
Adam Smith sostiene que la riqueza de las naciones reside en el trabajo productivo de cada colectividad. Y que la única manera de optimizar los beneficios para la totalidad de la población es impidiendo que el Estado dirija a la economía.

Carlos Marx, por su parte, señala que para comprender a una sociedad es vital analizar su “infraestructura”. Justamente en ese punto radica el más grueso error de su teoría. Lo realmente trascendente para interpretar a una colectividad es el estudio detenido de lo que Marx llamó la “ideología” (ideas, leyes y organización estatal). Su “infraestructura”, es decir, su forma de crear riqueza y las relaciones que se dan entre los hombres con relación a esa producción está absolutamente condicionada por la “superestructura”. Y no a la inversa, como equivocadamente pregonaba Marx.

No obstante, coincidimos con la doctrina marxista en que la clase “dominante” (dirigente) es la gran sustentadora de la “ideología” en cada pueblo. También lo tienen claro los aspirantes a totalitarios. De ahí, las luchas sordas que se dan en los países, aún en los democráticos, por el control del sistema educativo.

Recientemente, un consultor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el estadounidense Allen Schick, profesor de la Universidad de Maryland, que prepara un informe sobre la reforma del Estado en Uruguay, opinó que las dificultades para modernizar la gestión pública responden “a un problema de la clase dirigente” uruguaya.

Schick considera que Uruguay “está preparado” para adoptar técnicas de gestión que perfeccionen la administración de los dineros públicos. El consultor considera que las dificultades para continuar con las reformas están en los cuadros gerenciales estatales, tanto como en los parlamentarios. Además dice que estos últimos tienen “poca capacidad técnica”.

Para Shick, los ejecutivos del sector privado “se quejan sobre generalidades ?como bajar el peso del Estado- pero cuando se les pide que indiquen qué es lo que hay que hacer para superar problemas, no tienen respuestas”.

Hay una idea generalizada que sostiene que los empresarios son los principales defensores del “liberalismo económico”. Nada más lejos de la verdad. Ya Adam Smith observó que no hay gremio más proclive a establecer alianzas mercantilistas (político-económicas) que los industriales, con el objetivo de favorecer sus propios intereses a costa de los consumidores.

Adam Smith se refería exclusivamente a los industriales, mientras tenía en muy alta estima a los productores agropecuarios. Sin embargo, actualmente vemos en la Comunidad Europea altos subsidios e impenetrables trabas a las importaciones agrícolas, por lo que no hay sector económico cuyos conductores no presionen a sus respectivos gobiernos para imponer un moderno proteccionismo a lo Jean-Baptiste Colbert, el ministro de Luis XIV.

A la vez, estados benefactores con sus recetas populistas, se encargan de soldar este “neomercantilismo productivista” en una intrincada interconexión de intereses sindicales, burocráticos, patronales y políticos.

En realidad no deberíamos hablar de países del “primer” o del “tercer” mundo. Lo apropiado es referirnos a clases dirigentes de “calidad” o de “tercera” categoría

Anonimo 31 agosto 2013 - 18:57

España salio del tercer mundo mas que nada garcías la unión europea y sus fondos de cohesión, sumas millonarias para igualar el nivel de vida con los países del norte.

sued garcia 24 octubre 2013 - 02:46

en mi punto de vista no hay país pobre sino malos gobernante

Pablo González 12 enero 2014 - 21:17

[Marked as spam by Antispam Bee | Spam reason: Server IP]
Una buena idea sería invertir los beneficios que obtienen las compañías privadas en el crecimiento de estos países. Numerosas fundaciones realizan ayudas para que crezcan, pero aún así no es suficiente. Además, ¿hasta qué punto la gente va a querer dar algo que han ganado ellos?

En mi opinión, un problema importante es la percepción que tenemos de que preferimos el bienestar individual alto al colectivo, aunque sea a costa de ganar nosotros un poco menos. Quizá esa sí sea una variable importante a cambiar.

Diego 15 febrero 2014 - 13:02

Esto es un tanto utópico. Soy estudiante de economía, y la verdad, lo que expone profesor, a mi parecer no tiene una solución real, únicamente esta muestra de caridad de decir “si, hay que ayudar a los países pobres”. ¿Pero quién los va a ayudar? ¿Los países ricos? Lo dudo sinceramente.
La buena fe no es suficiente para que los países ricos ayuden a los pobres. Ayudarles a su desenvolvimiento supone un aumento en la competencia, y eso a los países desarrollados no les interesa. Lo que sí que harán los países poderosos, y sus empresas poderosas, es aprovecharse de la miseria de los países pobres.
Si, les aportarán capital físico, pero sin educación, infraestructuras ni condiciones que les permitan desarrollarse.

Complejo de inferioridad 2 marzo 2014 - 08:06

@Anonimo

Ya salió el anónimo este, que es claramente un latinoamericano acomplejado y envidioso de España, con lo de que Europa nos regaló el dinero a través de los fondos de cohesión europeos y así salimos del tercer mundo y no se qué atrasos africanos más…

A ver anónimo, querido, se te ve el complejo de inferioridad y la falta de cultura y formación a partes iguales. España nunca ha estado en el tercer mundo al que seguramente tu perteneces y los fondos de cohesión europeos no son gratis ni lo han sido nunca. Si crees que el dinero se regala, apañado vas… Aquí el único tontaina que regala algo el el bananero mandatario venezolano, que regala el petróleo del pueblo venezolano a cambio de extender la muy bananera “revolusión”, algo que ni el mismo entiende en que demonios consiste…

Seguramente tu eres de esos que creen que España les robó “el Orito y la platita” y que, de no haber sido así, ahora Latinoamérica sería más rica que Europa y los EEUU juntos…. Por adiós, cuantas sandeces!!!.

maricruz 11 marzo 2014 - 20:41

yo pienso que hay que vivir esa realidad para opinar bien bien lo que les esta sucedieno a estos paises lo digo x q yo lo he vivido y pienso que ustedes tienen mucha razon en lo que han dicho pero respecto a esos niños que no pueden estudiar.. es que tienen que ayudar a sus madre a trabajar x que sino como van a salir a delate dia a dia paralos demas esmuy facil x que se han criaddo en paises que ya estaba la tecnologia los grifos e.c.t pero hay gente que no gente que ha teniddo que sufrir y mucho para tener un solo vaso de agua

maricruz 11 marzo 2014 - 20:45

@COMPLEJO DDE INFERIORIDA OYE BONITOLO UNICO QUE TE DIGO ES Q ESTOY CN DIEGO Y QUE SI ESPAÑA NUNCA A ESTADO EN EL TERCER MUNDO LE FFALTA MUY POCO PARA ESTARLO POR QUE COMO VUESTRA SITUACIONPOLITICA TAN BN NO TIENESMUCHO QUE ECIR SOBRE ESO EEH..

Dejar un Comentario

*