21
Jan

Durante el siglo XXI, año tras año va aumentando la población residente en España. Contra las opiniones que pronosticaban que la población española no llegaría a 40 millones y tendería a disminuir, la realidad es que estamos en 45,3 millones y en 2018 superaremos los 49 millones. El motivo de esta tendencia creciente y rápida ha sido la entrada masiva de extranjeros que, por diversos motivos, han elegido España como su lugar de residencia.

El INE ha publicado hoy la “Proyección de la Población de España a Corto Plazo, 2008-2018” . Según sus estimaciones la población residente en España superará los 49 millones de personas en el año 2018, pero su crecimiento demográfico se recortará drásticamente a partir de 2010 debido: 1) a la caída de la inmigración y 2) a una reducción paulatina del número de nacimientos por la entrada en las edades más fecundas de generaciones de mujeres menos numerosas. Por estos dos motivos el INE prevé una desaceleración de la tasa de crecimiento de la población, que pasará del 1,8% anual registrado en 2007 hasta el 0,7% en 2010, año en el que se estabilizará la tasa hasta 2018.


piramide poblacion.JPG

El problema de las pensiones

Con estos datos, publicados hoy, la viabilidad del sistema público de pensiones de España se complica. En primer lugar, porque crece la tasa de dependencia: la tasa de dependencia (entendida como la relación entre la población menor de 16 años o mayor de 64 y la población de 16 a 64años) continuará su tendencia ascendente y pasará del 47% en 2008 al entorno del 53%, en 2018. A partir de 2018 el crecimiento será todavía mayor. Es decir, la proporción de población trabajadora en la población total está disminuyendo. Y en segundo lugar, porque la proyección del INE, en cuanto a la evolución de la población por edades, muestra que el mayor incremento se producirá en el grupo de mayores de 64 años, que crecerá un 19,2% en la próxima década, lo que supone añadir 1,44 millones de potenciales jubilados que cobrarán una pensión contributiva o no contributiva.

Este aumento del envejecimiento poblacional acompañado de un crecimiento en la tasa de dependencia, exige encontrar soluciones al problema de las pensiones ya que en el futuro un menor número de trabajadores van a tener que pagar más para sostener a un mayor número de jubilados, con el fin de evitar que, en el futuro, las pensiones sean más bajas. Además, de aumentar las cotizaciones sociales para mantener las pensiones, será necesario también que se endurezca la presión fiscal ya que, proporcionalmente, menos trabajadores tendrán que pagar cada vez más impuestos para atender más servicios sociales.

SOLUCIONES

1) Por tanto, una vía posible de solución es subir los impuestos. De no subirse los impuestos habrá que rebajar las pensiones y/o las prestaciones sociales. Sin embargo, esta medida por razones políticas es muy complicada de llevar a la práctica.

2) Otra es aumentar ahora el superávit presupuestario para reducir la deuda pública y pagar así menos intereses. El menor pago de intereses se puede utilizar en el futuro en incrementar el mayor gasto generado por el mayor envejecimiento.

3) Otra posibilidad es reformar el mercado laboral para incrementar la tasa de empleo, también en los trabajadores de más edad y disponer así de más ingresos y menos gastos para la seguridad social.

4) Finalmente, aumentar la natalidad sería la solución más efectiva. El fuerte envejecimiento en las próximas décadas solo se verá atenuado si la tasa de natalidad sube. Los últimos datos del INE indican que la fecundidad en España está aumentando gracias a la aportación de las madres extranjeras.

Esta es la primera vez que el INE realiza proyecciones de población epañola a 10 años vista, y sus resultados -que elabora a partir de un escenario de hipótesis en los ámbitos de mortalidad, fecundidad y migraciones- constituyen un indicador indispensable para la aplicación correcta de los cálculos de las pensiones.

Comentarios

Mirene 22 enero 2009 - 09:36

¿Cúando sería el mejor momento para aplicar estas soluciones?

La primera habla de subir los impuestos. Ahora que estamos en tiempos de recesión y se está sugiriendo una política fiscal progresiva ¿Cuándo sería el momento apropiado para que esto sea efectivo?

En el último punto que habla sobre aumentar la tasa de natalidad. ¿Se podrá mejorar si eliminan la legalidad del aborto?

Jorge Otalvaro 22 enero 2009 - 11:34

La problematica de las pensiones cada vez mas se convierte en un fenomeno mundial.
Las soluciones son bastante validas pero complicadas de implementar teniendo en cuenta la situacion por la que estamos atravesando. Al paso que vamos nuestra edad de jubilacion sera a los 75 años…

Fernando G. Jaén 22 enero 2009 - 14:27

Si las pensiones de cada quien se están pagando por quienes cotizan y la Administración lo que hace es recolectarlas, no veo que haya de haber un problema para estos cotizantes de hoy, salvo que se les retribuya después por encima de lo que han pagado en cada momento capitalizado al tipo que corresponda en cada año. Otra cosa es que se les quisiera pagar por encima del valor capitalizado acumulado (como consecuencia de la inflación, a posteriori) o que la Administración no sea capaz de obtener de esos fondos la capitalización adecuada (en el sector privado, los planes de pensiones se han visto redfucidos en su valor como consecuencia de las pésimas inversiones bursátiles de muchos bancos). En cualquier caso, los incrementos de productividad futura juegan a favor de los pensionistas y la población tiene un efecto menor, incidiendo sobre los gastos unitarios de administración a pagar por la gestión del sistema público de pensiones. No son los futuros trabajadores los que pagan a los actuales activos cuando se jubilen, son éstos los que pagan su contribución para el futuro.

Ignacio Palomo Muñoz 22 enero 2009 - 19:02

Ante la posible solución 4 creo que es una situación que viene derivada de la 1 ya que al final para fomentar la tasa de natividad habría que incentivarla mediante ayudas (el famoso “cheque bebe”) y promover medidas que concilien la familia con el trabajo. Cosas que repercuten en los impuestos de alguna u otra forma.

Miguel Ruiz 22 enero 2009 - 19:44

Pues alguna vez habrá que subir impuestos, pero no los de quien ya los paga. Alguna vez habrá que actuar seriamente con los parásitos sociales de la economía sumergida, empresarios y contratadores no trabajadores. En España se estima entre el 20 y el 25%, el segundo país de la UE.
¿Cuando avanzaremos en acabar con las trampas y la corrupción en este país?

Eduardo 22 enero 2009 - 23:07

Rafael,

Creo recordar que alguna vez en tus clases, hablabaste de una curva (no recuerdo el nombre), donde se indicaba que a menor tasa impositiva crecía la recaudación de impuestos. ¿Sería posible una reducción de impuestos? ¿Estamos por el contrario en el umbral mínimo de tasa impositiva?

Por otro lado, aunque no comparto la teoría económica de Thomas Maltus, sí creo que sería bueno aplicarla en algunos casos, aunque no hasta el extremo que él proponía. Por ejemplo, en las prestaciones por desempleo.
Creo que deberían no solo rebajarse, sino recortarse la periocidad de pago de las mismas. Si esto se acompañase de una mayor flexibilidad laboral, principalmente por parte de las empresas, mejorando las facilidades de despido, se estaría incentivando también la contratación, y se atraería mayor inversión extranjera. ¿Me equivoco? Sería establecer un poco el modelo de mercado laboral americano (el cual, bajo mi punto de vista, es uno de sus puntos fuertes para superar primero la crisis).

Tal vez sería interesante proponer un modelo de pensiones decreciente, de forma que según pasasen los meses, las cantidades percibidas fuesen reduciéndose.

También quisiera destacar lo que comenta Jorge Otalvaro en lo referente a mejora de la productividad, lo cual nos hace perder competitividad año tras año, incluso en los años de bonanza económica. Y me sorprende que los políticos apenas hablen de este gran problema. Considero que debería ser el eje principal de cualquier política económica para España.

Saludos.

Por cierto, aunque es la primera vez que escribo, sigo asiduamente el blog, y he de decir que me muy interesante.

Carlos Alfonso Economía 23 enero 2009 - 16:52

Creo que no hay que preocuparse en exceso por el asunto y no es interesante generar alarmismo dado que la mayoría los expertos en la materia indican que no habrá problemas excesivos en el medio plazo.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar