12
ene

Dicen algunos académicos (por ejemplo, mi colega y amigo Pedro Schwartz) que algunos tenemos miedo porque pensamos que en 2009 la economía global está en serio peligro de sufrir una severa recesión global. Efectivamente tenemos miedo porque una recesión severa global nos parece muy probable y porque desgraciadamente nos puede llevar a la deflación. Ya expliqué, hace unos días, en estas mismas páginas, que la deflación es extremadamente peligrosa porque nos llevará a un callejón sin salida, donde quedaremos atrapados. Junto a esta trampa hay otras tres trampas: la trampa de la liquidez, la trampa de la deuda y la de la opacidad.


Nouriel Roubini, Profesor de Economía de la Escuela de Negocios Stern de Nueva York, en un artículo (“How to avoid the horrors of stag-deflation”) en Financial Times, explica en que consisten algunas de estas trampas:

La trampa de la liquidez (Liquidity trap): Como sencillamente los tipos de interés no pueden bajarse por debajo de cero, la política monetaria, aquella que busca inyectar liquidez y reactivar la demanda, ha empezado a dejar de ser efectiva. Ver “ZIRP: “Zero Interest Rate Policy” (Política de tipo de interés cero)”. Cuando la economía crece negativamente y los precios bajan todo el mundo prefiere poseer dinero en efectivo que dejarlo en el banco y la política monetaria no puede actuar. Es decir, aunque se inyecte muchísimo dinero (base monetaria) al sistema como nadie presta ese dinero no se anima la economía, es decir, no sirve para nada.

La trampa de la deflación (Deflation trap): En deflación el coste de capital es elevado, lo que lleva a un recorte de la inversión, que lleva al círculo vicioso de un menor consumo y mayor tasa de desempleo que retroalimenta de nuevo el menor consumo y una mayor deflación. Ver “La amenaza de la deflación ¿Cómo se evita la deflación?”. Contra la deflación la política económica debe dirigirse a intentar obtener algo de inflación. Si hubiera inflación se estimularía la circulación del dinero, ya que cuanto mayor es la inflación, el dinero pierde más valor. La inflación nos salvaría de la trampa de la deflación y de paso de la trampa de la liquidez.

La trampa de la deuda (Debt deflation trap). Con la deflación el valor nominal de la deuda permanece constante pero la deuda real se incrementa, haciendo que los prestatarios tengan mayores problemas para devolver sus deudas, lo que lleva a mayores tasas de morosidad que exacerbarán aún más las pérdidas de los bancos. Ver “ZIRP: “Zero Interest Rate Policy” (Política de tipo de interés cero)”.

La trampa de la opcaidad. Existe otra tarmpa muy importante en la que también podemo quedar atrapados: La trampa de la opacidad. Una trampa que se debe sumar a las tres trampas que señala Roubini en su artículo. Para poder salvar esta trampa los gobiernos y reguladores deben comenzar a entrar, de una vez por todas, en las entidades bancarias con problemas (con administradores judiciales si es preciso) y obligarles a dejar de jugar al póquer del mentiroso y a poner las cartas boca arriba, para que se sepa con meridiana claridad cuál es el estado de sus activos y carteras de derivados. Es evidente que, en 2009, una medida urgente es la transparencia. No es de recibo que a estas alturas, un año y medio después del primer crash financiero de Agosto de 2007, estemos cada dos semanas descubriendo nuevos timos en los chiringuitos financieros y desconocidos agujeros negros en las cuentas de grandes bancos, debido a su política de inversiones especulativas (Merrill Lynch, Lehman, Fortis, UBS, Royal Bank of Scotland, Citibank, Madoff, etc). Por evitar ser estigmatizadas las entidades financieras están poniendo al borde del colapso a la economía global. No olvidemos que la banca es un sector cuyo acceso está estrictamente restringido por permisos que conceden los estados. Dicha restricción está ahí para garantizar que la banca cumpla una función social y económica concreta. En este momento esta función los bancos no la están cumpliendo, y los estados son responsables subsidiarios de ello.

Desgraciadamente en los primeros meses de 2009 las noticias macro y micro económicas siguen siendo muy malas. La restricción de crédito sigue siendo todavía severa. Las compañías, inversores y hedge funds continuarán, a lo largo de 2009, su proceso de reducción de endeudamiento (desapalancamiento), vendiendo masivamente activos físicos y financieros, lo que generará mayores caídas en los precios.

Soluciones de política económica

Por tanto, lo peor todavía no ha llegado: Le guste o no a Pedro Schwartz, 2009 será un año de recesión global, deflación y quiebras generalizadas. Solamente una más agresiva y coordinada actuación de política ecnómica por parte de los gobiernos asegurarán que en primer lugar la economía de EEUU se recupere dentro de un año y en segundo lugar la economía global se recupere tal vez a mediados de 2010. En 2009, los bancos centrales seguirán abandonando sus clásicas políticas ortodoxas y seguirán aplicando políticas heterodoxas. Tradicionalmente, los bancos centrales eran el último recurso para que los bancos pudieran obtener liquidez, es decir, préstamos. Pero ahora, como los bancos han dejado de prestar, los bancos centrales se han convertido en el primero, último y único recurso para gobiernos y empresas. Los bancos centrales se están convirtiendo en el único prestamista en el mundo de los prestamistas.

¿Sabremos sortear, en 2009, estas 4 trampas?

Comentarios

Fernando Peral 12 enero 2009 - 17:01

Quiero empezar deseando todo lo mejor en este 2009 a los participantes en este blog y, por supuesto, especialmente al Prof. Pampillón.

En el caso de España, a estas trampas se añade la “Trampa estructural”, que implica la falta de unidad del mercado, la politización de las instituciones de mercado y del Poder Judicial, la falta de una política hidrológica sensata y la renuncia doctrinal a la energía nuclear.

Rafael Lorenzo 12 enero 2009 - 20:56

Feliz Año a todos!

Me pregunto si no será necesario que los agentes económicos pasen por este período de sufrimiento para que aprendamos que en economía siempre es bueno hacer las cosas bien y que los movimientos especulativos tienen su costo¿?

alumna IE 12 enero 2009 - 22:34

Hola,
en relación con la posible deflación en 2009 se me ocurren los siguientes puntos para comentar.
en primer lugar, que históricamente en España nunca ha habido deflación (o por lo menos desde el año 1963 que es el dato
que he encontrado en el INE) a diferencia de otros paises como Japón (años 90) o EEUU
Y se me ocurre que esto puede tener que ver con la fuerza de los sindicatos ya que los sueldos se calculan a partir del
dato del IPC.. Y en mi opinión esto traería consigo un aumento del paro al
ser los salarios más altos que los de equilibrio..
Por otro lado, le pregunto al profesor Pampillón lo siguiente (o a cualquiera que me pueda contestar):
¿puede considerarse un dato de inflación de 0,5 o 1 como deflación? He leído varios artículos sobre el sesgo en el
cálculo del IPC, por cambio de hábitos de
consumo, bienes sustitutivos etc… me gustaría que me diera su opinión sobre este tema. (http://turan.uc3m.es/uc3m/inst/FL/boletin/documents/TemaADebate168.pd, aunque no hace ninguna estimación del sesgo…) .
Por otro lado, el dato de inflación subyacente en noviembre de 2008 era de 2,7% y me refiero también a un post anterior
http://economy.blogs.ie.edu/archives/2008/03/espana_2008_inf.php en el que también habla de la alta inflación subyacente
¿Este dato no es contrario a la posible deflación?

Miguel Amaral 12 enero 2009 - 23:51

Estimado Rafael,

En mi opinión la crisis tiene su epicentro en el paradigma económico que esta subyacente en las instituciones financieras e en muchas empresas que consiste en una exclusiva preocupación de solamente crear valor para el accionista y que se resume a generar más y más dinero, sin cualquier tipo de preocupación social y con las comunidades donde desarrollan sus negocios. No será la ética importante en los negocios?

Es curioso observar como los principales responsables por esta situación fueron los primeros beneficiados por los planes de rescate promocionados por los varios Gobiernos, con el intuito de normalizar la situación y restituir liquidez al sistema, la cuestión es que esa liquidez no llega a la economía real porque se queda retenida en los Bancos para limpiar sus malas inversiones que hicieron en los mercados financieros, mientras tanto las pequeñas y medianas empresas se quejan que no tienen acceso a financiación, me pregunto sino hubiera sido mas sensato una política fiscal que permitiera aumentar el rendimiento disponible de las familias e una política de subvenciones a las empresas para la creación y manutención de puestos de trabajos, no seria esta política mas efectiva para restituir la confianza, aumentar el consumo y salir del ciclo autodestructivo?

Creo que los Bancos se convirtieron en células cancerigenas que fueron creciendo, creando diversas metástasis y ahora existen varios tumores en la economía y son necesarios varios tratamientos de quimioterapia. Las crisis solo demuestran que los mercados no caminan hacia el equilibrio, son imperfectos por naturaleza porque el error es algo inevitable e intrínseco a la condición humana pero existe una capacidad de regenerarse, de limpiar las imperfecciones temporales y crear una falsa ilusión de perfeccionamiento.

Atentamente,

Miguel Amaral.

Jose Rafael Armijos 13 enero 2009 - 03:22

Quisiera comentar sobre el grave problema económico en el cual se encuentra actualmente Ecuador. La baja abrupta de los precios del petróleo a fines del 2008 afectó directamente a los ingresos del Ecuador, convirtieron la balanza comercial en cifras negativas de gran magnitud. Tenemos dos ingredientes muy preocupantes, una economía dolarizada y una balanza comercial negativa. Las consecuencias de esta situación son graves, se viene una crisis de liquidez complicada. El gobierno actual está desarrollando un plan para contrarrestar la crisis, el cual tiene como medida inicial la restricción de la importación de artículos de lujo y de las partidas que tienen mayor impacto en la balanza comercial. ¿Me pregunto si esta medida es la correcta, o se debe complementar con medidas adicionales para conseguir un efecto a corto plazo con resultados positivos para que la economía no colapse. La siguiente pregunta, ¿Es posible mantener la dolarización bajo estas circunstancias? Me gustaría escuchar los comentarios de los que lean este post.

Ignacio 13 enero 2009 - 13:02

Buenos días a todos:

La verdad es que la reflexión de Rafa es muy interesante, pero me gustaría entrar en cómo evitar la desinversión privada a través del efecto expulsión, porque podría suponer una quinta trampa.
Está claro que debe haber una política monetaria y fiscal expansiva. Debe, a corto plazo aumentar la inversión pública -ya hemos hablado en este blog que la inversión pública debe afrontar los problemas estructurales y no los estrictamente coyunturales- pero para ello tendrá que acudir al mercado de fondos prestables y competirá por capatarlos con las empresas privadas.
Si las inversiones públicas son excesivas podría llevarnos a una crisis de inversión de capital privado que podría provocar una reducción de ingresos, más paro, reducción del PIB y vuelta a las andadadas.
Tendría mucho cuidado con la aplicación de las medidas keynesianas, son buenas para esta situación, pero no como medidas permanentes.

luis garcía-doncel 13 enero 2009 - 13:20

Como ya dijo Keynes en su célebre frase “a largo plazo todos muertos”.
Aún estando de acuerdo con la reflexión de mi querido Nacho sobre el efecto expulsión que puede llegar a causar el incremento de gasto público financiado con déficit sobre la inversión privada, me parece que el primer paso es conseguir salir del embrollo en el que está ahora la economía mundial.
Quiero decir con esto que no pensemos tan pronto en lo posiblemente pernicioso del déficit y estimulemos a la economía bajando impuestos y aumentando gasto público (eso sí, gasto público de calidad, infraestructuras, I+D, educación…)
Como ha dicho el profesor en varias ocasiones, en esta situación parece que no hacer nada es mucho más costoso aún.
La quinta trampa del profesor Ignacio Herrero tendrá por tanto que esperar para ser considerada, hay mucho trabajo antes.

Ignacio 13 enero 2009 - 13:48

Querido Luis:
Uno de los mayores reproches que sufren los economistas es que sólo son capaces de explicar los problemas cuando éstos ya han sucedido.
Lo bueno del ser humano es que a veces aprende de los errores cometidos en el pasado. En este caso, gracias a los economistas,que han analizado profundamente las grandes crisis mundiales, podemos adelantarnos a futuros problemas -a pesar de que los escenarios sean distintos-.
No dudo de la aplicación de medidas keynesianas, es mas, estoy a favor de aplicar medidas monetarias -aunque vemos que de poco están sirviendo- y fiscales al mismo tiempo pero siempre y cuando no supongan un mayor daño en un futuro a medio plazo.
Hay que tener delante todas las consecuencias de las medidas a aplicar y hay que ser conscientes que una inversión pública desproporcionada puede acarrear en un futuro una reducción de la competitividad de las empresas españolas -querido Luis, el motor de la economía-
Como dice Rafa, “el enfermo está herido de muerte”, pero añado que tenemos que tener cuidado en la cantidad de medicamentos que le suministremos, no vaya a ser que sean incompatibles y le mandemos al otro barrio.

Ignacio 13 enero 2009 - 13:53

Querido Luis:
Uno de los mayores reproches que sufren los economistas es que sólo son capaces de explicar los problemas cuando éstos ya han sucedido.
Lo bueno del ser humano es que a veces aprende de los errores cometidos en el pasado. En este caso, gracias a los economistas,que han analizado profundamente las grandes crisis mundiales, podemos adelantarnos a futuros problemas -a pesar de que los escenarios sean distintos-.
No dudo de la aplicación de medidas keynesianas, es mas, estoy a favor de aplicar medidas monetarias -aunque vemos que de poco están sirviendo- y fiscales al mismo tiempo pero siempre y cuando no supongan un mayor daño en un futuro a medio plazo.
Hay que tener delante todas las consecuencias de las medidas a aplicar y hay que ser conscientes que una inversión pública desproporcionada puede acarrear en un futuro una reducción de la competitividad de las empresas españolas -querido Luis, el motor de la economía-
Como dice Rafa, “el enfermo está herido de muerte”, pero añado que tenemos que tener cuidado en la cantidad de medicamentos que le suministremos, no vaya a ser que sean incompatibles y le mandemos al otro barrio.

Alberto 13 enero 2009 - 23:43

En el último trimestre de 2008, el PIB ha caído en un 2%, afiliaciones -2,5% y productividad +0,5%.

Es decir, aquí y ahora, ¡la economía está cayendo al -8% en tasa anual!, y a un ritmo, que extrapolado a fin 2009, pues no hay razón alguna para vislumbrar un cambio de tendencia, superará el -10%, y eso es una depresión.

Paro.
Los datos oficiales de paro registrado son FALSOS igual que la EPA.
A la cifra oficial, hay que sumarle muchos más parados que el Gobierno no computa porque sí, y Rajoy sin decir ni pío.

Solo los parados no computados desde febrero 2008, por carecer de “formación suficiente”, ascienden a 350.000, el “efecto Caldera”.

Y, finalmente, el paro total, superior al paro registrado por definición, pues no todos los parados están inscritos, y que ha venido siendo un 20% superior al paro registrado.

Por tanto, a día de hoy y sumando solo el “efecto Caldera” al paro registrado, el paro total supera los 4 millones, no los 3, 1 millones oficiales.

Pero incluso con las cifras oficiales, el ritmo de incremento de paro es de dos millones/año, elevando a tasa anual la cifra del último trimestre, por lo que éste superará los seis millones a final de 2009, y eso es una depresión.

En todo caso Zapatero es ya el mayor destructor de empleo de Europa, 13,4% frente a 7,8% la media UE, y lo que ya es el colmo es el paro de menores de 25 años, 16,4% de la UE frente al 29,4% España.

Y esto con las cifras FALSAS del gobierno, ¡imaginen Uds con las verdaderas!

Aviso a navegantes 14 enero 2009 - 17:43

Hola ,

Solo quería advertir sobre el hecho de que aqui hay una italiana que escribe como Diciamolochiaro y mil seudónimos más (arriba como Alberto) que se encarga no solo de insultar a España y a los españoles con barbaridades absurdas sin sentido alguno, sino de copiar y pegar aqui CONSTANTEMENTE los planteamientos extremistas y falsarios que un tal Roberto Centeno de una conocida logia mediática anti-socialista escribe en su Blog, como se demuestra en el link adjunto, que esta persona ha copiado LITERALMENTE.

http://blogs.laverdad.es/palmerita87/2009/1/10/por-entraremos-depresion-2009-hechos-y-cifras

Solo un aviso a navegantes. Gracias

Fernando Peral 15 enero 2009 - 16:10

Estimado Aviso a navegantes:

No sé si Alberto es un seudónimo de otro seudónimo, pero da cifras concretas (aunque sin citar fuentes). Denunciar el (ab)uso de seudónimos en este blog está bien, pero ¿qué tienes que decir sobre las cifras y la interpretación que facilita Alberto? y si fuera posible, agradeceríamos que tanto Alberto como tú citárais las fuentes de las cifras que aportéis.

Aviso a navegantes 15 enero 2009 - 18:12

Bueno Fernando, si leyeses las barbaridades zafias e indocumentadas que escribe esta señora italiana aquí habitualmente sobre España y los españoles sin ningún conocimiento de causa con la unica intención de ofender y bajo un millón de seudónimos diferentes se te quitarían las ganas de discutir con el tal “Alberto”. Pero si quieres inténtalo tú y ya verás lo que sucede. Yo no pienso hacerlo.

Si quieres discutir las opiniones extremistas y claramente sectarias que propone el tal Roberto Centeno, es mejor que lo hagas directamente con él, pero no a través de papagallos que solo saben hacer copy-paste de las opiniones de otros y son incapaces de emitir una opinión razonada.

Alberto 15 enero 2009 - 21:15

Fernando, es verdad que los datos vienen del blog de Roberto Centeno (el link ya lo puso Aviso a navegantes), pero es asimismo verdad que sus datos son razonados y lógicos.

Te invito a que léas los articulos que éste profesor ha ido publicando a lo largo de 2008.

Roberto Centeno es profesor de economía de la Complutense de Madrid, y no un extremista falsario ní un anti-socialista como dice “Aviso a navegantes” en su mensaje.

Me parece que “Aviso” le apoda de “antipatriota” a cualquiera que ponga datos contrarios a lo que a el le guste.

Saludos

Alberto 16 enero 2009 - 01:38

Fernando, aqui el enlace, perdona. El que ha puesto aviso a navegantes no es la web oficial del Profesor Roberto Centeno.

http://robertocenteno.wordpress.com/

Fernando Peral 17 enero 2009 - 11:52

Muchas gracias Alberto.

La intención que me mueve al contestar a Aviso a navegantes es la de incitar a responder a cualquier intervención que incluya cifras concretas y una interpretación de las mismas con otras cifras concretas (citando fuentes autorizadas) y otra interpretación, pues sólo así se consigue avanzar e informar. En este caso, esperaba de Aviso a navegantes que propusiera otra interpretación de las cifras de Roberto Centeno u otras cifras de fuente más autorizada que las que él utiliza para rebatirla.

Aviso a navegantes 19 enero 2009 - 13:49

Fernando, no me voy a molestar en rebatir las sandeces extremistas de un sectario de la esfera neoconista de la COPE, al que se le ve demasiado el plumero, con la venia del Sr. Obispo y de la conferencia episcopal. Seria una pérdida de tiempo INFINITA….¿no te parece?. Comentarios mucho más inteligentes y educados tanto en fondo como en forma existen cienmil y están al alcance de cualquiera!

Fernando Peral 19 enero 2009 - 17:28

Estimado aviso a navegantes,

Tal vez la presentación de los datos sea algo exaltada, pero los datos en sí no parecen diferir mucho de los que se han conocido estos días. Las extrapolaciones parecen más políticas que puramente económicas, pero la política económica es una disciplina reconocida en todas las facultades de económicas del mundo.

Si estás de acuerdo en que las cifras son más o menos las que cita Alberto, ¿cuál es tu interpretación de las mismas?

Y si dispones de cifras distintas, que invalidan la interpretación de Alberto, dínos cuáles son, su fuente y cómo las interpretas.

Como decía Mises, la tarea fundamental de cualquier economista es dejar en evidencia a los falsarios que ocultan o desvirtúan la información en provecho propio, y este es un foro para economistas…

Aviso a navegantes 21 enero 2009 - 11:16

Repito que “Alberto” no ha interpretado nada en absoluto. Se ha limitado a hacer copy-paste de las sandeces de un tal R.Centeno al cual habría sin duda que preguntarle seriamente la fuente de tan delirantes interpretaciones. Pero a él directamente, no al tal “Alberto”, que sería y es incapaz de explicar semejantes planteamientos.

Muchas veces a los falsarios y sectarios pagados por poderosos lobbies para introducir en blogs y foros de opinión sus argumentos falaces e interesados no hace falta evidenciarlos. Se evidencian por si mismos , ¿verdad?.

Fernando Peral 24 enero 2009 - 14:21

De acuerdo, el propio Alberto reconoce que no hace sino tansmitir las opiniones de otro, pero tu apreciación es meramente descalificatoria, no aporta nada. Así que, para que podamos conocer tus ideas respecto del tema propuesto, estaría bien que nos indicaras por qué consideras que las interpretaciones de Roberto Centeno son sandeces y sus interpretaciones delirantes.

Dejar un Comentario

*