26
Dic

Previsiones para 2009

Escrito el 26 Diciembre 2008 por José Ramón Diez Guijarro en Economía Global, Economía Mundial, Previsiones económicas

¡Feliz año 2010! Con esta felicitación que está circulando por los correos electrónicos de todo el mundo se pone de manifiesto la escasa confianza que tenemos sobre el comportamiento de las variables económicas y financieras en los próximos meses. La coincidencia es casi absoluta a la hora de presentar unas previsiones económicas sombrías, tanto entre los institutos públicos de análisis, como en los privados. A estas alturas, parece claro que la mayoría de países industrializados han entrado en recesión, mientras que los emergentes, con China a la cabeza, experimentarán crecimientos de la actividad muy por debajo de los ritmos potenciales. Todo ello conllevará descensos de los márgenes empresariales, aumento del desempleo y mal comportamiento de los mercados financieros, con excepción de la deuda pública.

El desapalancamiento de los agentes, tras años de apelación excesiva al crédito, agudizará las tendencias anteriores, cerrando el círculo vicioso en el que está inmersa la economía mundial. Y, por si fuera poco, tendremos el fantasma de la deflación rondando sobre nuestras cabezas durante los meses de verano, cuando en algunos países los precios caerán puntualmente.


Por tanto, es innegable que estamos ante la primera crisis de la globalización y, por tanto, ante un ajuste diferente de las variables económicas al de otros episodios de crisis. En este sentido, va a ser muy complicado anticipar el punto de inflexión en el ciclo, principal trabajo de los analistas en los próximos meses. Si la previsión económica es un ejercicio complicado, especialmente cuando se trata de adivinar los puntos de giro en el ciclo, esta vez la concatenación de crisis muy diferentes (financiera, vivienda, etc.) dificultará aún más los ejercicios prospectivos. Sin embargo, y como en estas fechas prefiero ver el vaso medio lleno, pienso que lo más probable es que se toque fondo en la segunda parte del año y las razones serían las siguientes:

– El ajuste del mercado de la vivienda está avanzado en países como EEUU, tanto en precios, como actividad.
– Las ayudas de los estados al sector financiero y, sobre todo, los avales públicos a las emisiones deberían ir propiciando una normalización de los mercados mayoristas de financiación en la primera parte del año.
– La contundente actuación de la política monetaria y fiscal debería frenar el ajuste de la actividad a partir del segundo trimestre del año. Además, todavía hay margen para un esfuerzo adicional en países como Alemania o China.
– La bajada de la inflación liberará mucha renta disponible para el consumo en los próximos meses.
– El grado de coordinación de las autoridades económicas está siendo muy elevado.
– La nueva administración americana puede ser un soplo de aire fresco. Es verdad que el margen que tienen no es muy elevado, pero el “efecto Obama” sobre las expectativas de las familias y empresas en EEUU será indudablemente positivo.
– Existe mucha liquidez en el sistema financiero internacional que volverá a buscar oportunidades de inversión en cuento aparezcan las primeras señales positivas en el horizonte.

Tocar fondo no significa volver con rapidez a los ritmos de crecimiento potenciales. Probablemente, en 2010 el ritmo de avance de la actividad será muy suave, mientras se siguen corrigiendo los excesos cometidos en los primeros años de esta década. Pero una vez tocado el suelo, la situación se percibe de manera muy diferente. Por último, quiero desearles a todos un ¡Feliz 2009!

Comentarios

Mónica Rico 29 Diciembre 2008 - 20:59

¡Feliz y dudosamente próspero año 2009!

Vivir por encima de nuestras posibilidades tiene un precio… La verdad es que el concepto de ahorro había quedado en el olvido durante estos años, y claro… al final ante situaciones de crisis, subidas de hipotecas, desempleo, inflación… no estamos preparados para poder hacerle frente.
Nos hemos dejado llevar por la “buena vida”, la sociedad en general, la especulación, el derroche… y con el apoyo de las entidades financieras que han estado ofreciendo créditos sin tener en cuenta el riesgo. Y claro, ¡la situación era insostenible!

Lamentablemente esta situación está pasando factura a casi todos y es momento de dejar de gastar sin mirar ni siquiera el precio.

En mi opinión el 2009 se presenta bastante duro y difícil.

El otro día fui al banco, y vi un librito de viviendas en venta de los servicios inmobiliarios de dicha entidad y el 75% de las viviendas proceden de embargos. Y el porcentaje sigue creciendo. La tasa de morosidad es ya la más alta desde 1998.

También vi el otro día a gente buscando comida en los cubos de basura de un supermercado. Nunca antes había visto una situación similar.
Durante 2008, el número de demandas de ayudas en Cáritas se ha incrementado más del 50% con relación a 2007.

Muchos pequeños comercios de mi barrio han cerrado…

El paro no deja de crecer… ¿Quién no conoce a alguien que haya perdido el empleo?

Y, a pesar de todo esto, el otro día fui a El Corte Inglés, y en la sección de juguetes no se podía casi ni andar de la cantidad de gente que había. Le pregunté a una dependienta si era normal y me contestó que a los niños no se le deja sin regalos.

Esperemos que en el 2009 la situación se empiece a restablecer pronto y se normalice….

Saludos a todos!
Mónica.

Juan Nogales 30 Diciembre 2008 - 17:18

2009, he aquí un buen año para realizar reformas en política económica y otras muchas áreas, al abrigo de este brusco ajuste ¿O seguiremos escondiendo la cabeza como las avestruces, tirando de deuda y gasto público, esperando que vuelvan los días de vino y rosas…?

En una economía globalizada, no importa tanto ya si España saldrá o no de la crisis en 2009/2010 ( pues no creo que nuestras decisiones, dentro de la UE, vayan a adelantar o retrasar en exceso ese momento), si no en qué posición saldremos, y en qué posición vamos a afrontar la próxima.

Flexibilización del mercado laboral, reducción de la presión impositiva, liberalización efectiva de la energía y otros sectores estratégicos, reforma de la educación, etc… son cuestiones a plantearse de cara a un orden económico, quizás no nuevo, pues las reglas siguen siendo parecidas, pero sí diría más flexible, descarado y encarnizado, donde la competencia en costes y/o en valor a nivel global determinarán más aún si cabe el nivel de progreso y bienestar.

Que el 2009 nos conserve la salud, y los ahorros.
JUAN

Rodrigo del Hoyo Jack 1 Enero 2009 - 21:59

Es posible que toquemos fondo en la segunda mitad de este año 2009 que comienza. Sólo espero que no nos mantengamos en el fondo durante demasiado tiempo.

Creo que para salir de esta crisis son necesarias las políticas monetarias expansivas que están siguiendo los bancos centrales con mayor o menor intensidad, acompañadas de las políticas fiscales también expansivas de los gobiernos.

Respecto a la política monetaria vemos una gran diferencia entre la contundencia de las medidas llevadas a cabo por la Reserva federal, y las ejecutadas por el Banco Central Europeo, en el mismo sentido, pero más conservadoras y, dentro de lo que cabe, más ortodoxas el segundo.
La diferencia fundamental es que la Fed está sustituyendo al las entidades financieras en su función de agentes intermediarios en el mercado financiero, siendo el mismo el que da liquidez a la economía real. Esta medida la veo arriesgada porque después de sustituir al sistema, la Fed tendrá que conseguir que las entidades financieras vuelvan a entrar en el juego, y restituir la pérdida de confianza de los agentes en el sistema financiero y sus intermediarios. Pienso que es mejor la política (mientras no lleguemos a una situación en la que se haga absolutamente necesario que el BCE sustituya al sistema financiero, lo que nos traería problemas añadidos como decidir dentro de los dieciséis países que formamos parte de la UEM a quién se financia y a quién no, o que sectores…) seguida por el BCE, ayudando, y forzando en la medida de lo posible a que las entidades financieras se presten dinero entre ellas, para que finalmente la liquidez llegue a la economía real. Aunque todo hay que decirlo, no con demasiado éxito hasta el momento.

Respecto a la política fiscal, cada país es soberano, y tiene una situación diferente.
En el caso español, se ve claro que el exceso de endeudamiento de las empresas y familias hace aún más necesario que en otros paises que la política fiscal sea expansiva aún a costa de aumentar la Deuda Pública, relativamente no demasiado elevada en el caso español en términos de porcentaje del PIB.
En el caso español creo que el exceso de deuda privada va a hacer más difícil el acceso a la financiación a empresas y familias que en otros países de nuestro entorno (ya de por sí difícil), por lo que el Tesoro tendrá que hacer un doble esfuerzo para que no se paralice la inversión y el consumo.
Pero este aumento del gasto e inversión pública debe estar encaminado a inversiones que aumenten nuestra competitividad (educación, ventajas fiscales para sectores intensivos en capital, etc). En este sentido creo que no tiene sentido que se sigan financiando viviendas protegidas, ni otras inversiones públicas que no beneficiarán la competitividad de las empresas.

En conclusión, creo que es importante que las políticas que se tomen, tanto fiscales como monetarias, sean creíbles. Si no, por mucho que gasten los estados, y por mucho se reduzcan los tipos de interés, o los bancos centrales sean los grandes financiadores del sistema, la desconfianza no cesará y la crisis continuará.

¡Feliz año 2009 y 2010!

Iván 2 Enero 2009 - 13:57

“Feliz” 2009 a todos,
Desde mi humilde opinión, yo sigo pensando que la acción conjunta de los gobiernos y Bancos Centrales podrá ser el revulsivo que necesita la economía mundial para comenzar a salir, durante el segundo semestre del año, de la situación de recesión global en la que nos encontramos.
Gracias a las ayudas que están prestando los gobiernos y los BC al sistema financiero éste se verá capacitado para cubrir los agujeros causados por la avaricia de las entidades financieras. Una vez cubiertos dichos agujeros estarán capacitados para volver a prestar dinero a los particulares y pequeñas empresas, estimulando de este modo el consumo y reactivando la actividad económica.
En la actualidad los BC están incrementando la cantidad de dinero en circulación aunque ésta no está llegando al público puesto que son los bancos los que están utilizando dicho dinero para cubrir los comentados agujeros, situación que nunca se había visto antes. En el momento en que el dinero llegue al público se podrá comenzar a atisbar el comienzo de la recuperación económica.
Adicionalmente en el momento en el que el ajuste en los precios de los activos inmobiliarios llegue a su fin, se volverá a estimular la inversión en dichos activos reactivando una de las principales palancas de crecimiento que ha tenido la economía española durante los últimos años, reduciendo significativamente las tasas de paro actuales, que considero que son el principal problema que va a tener España para salir de esta crisis, puesto que el pago del subsidio de paro va a requerir unas grandes cantidades de dinero que deberán salir de las arcas del Estado, que se verá obligado a incrementar la deuda pública para hacer frente a estos pagos como a las inversiones requeridas para reactivar la actividad económica.

Otro punto que me preocupa es que a lo largo de la historia de las grandes crisis se ha salido con grandes guerras y, aunque ahora parece que más que una gran guerra hay una gran colaboración, puede que la situación en Israel no ayude mucho a este intento conjunto de las grandes economías.

En resumen, que esto está muy negro para el 2009 y que va a seguir requiriendo ayudas conjuntas de los grandes países para poder salir de esta situación.

Un saludo a todos y carpe diem, que no vale deprimirse, que de todas las crisis se ha conseguido salir

Iván

Ignacio Loitegui 2 Enero 2009 - 22:18

Creo que el 2009 no va a ser un año fácil. Ya a fines del 2008 se pudieron ver algunas de las cosas que se agudizarían este año (ejemplo, perdidas de empleo, quiebras, etc).

Es fundamental que no se caigan los créditos ni el sistema financiero ya que es por donde rueda toda la economía de los paises.

Va a ser un año duro, pero pienso que si todos ponemos lo mejor de nosotros vamos a ayudar que todo este mejor y la crisis no nos afecte tanto.

Saludos desde la Argentina.

Ignacio

Eva Martinez Pradel 4 Enero 2009 - 18:26

A pesar de los malos augurios, ¡¡Feliz Año 2009!!

Creo que en la situación actual existen aun muchas incógnitas y que las previsiones resultan, cuanto menos, complicadas.

Toda la política fiscal y monetaria que se está llevando a cabo (¡ he de decir que para los estudiantes de Economía nos está resultando una lección realmente práctica!)¿cómo afectará en el medio y largo plazo? ¿habrá un efecto rebote? ¿cómo reaccionarán las divisas, en particular nuestro euro que anda ahora recibiendo felicitaciones por su décimo aniversario? Y los países emergentes, ¿están preparados para reaccionar de la misma manera semi-coordinada que están haciendo las naciones desarrolladas? …

Pero como estamos a primeros de año, donde todos tenemos buenos propósitos, pensemos en el proverbio chino que liga la crisis con la oportunidad (aunque también con el peligro). Esperemos que esta situación sirva para depurar y sanear el sistema. Que cambiemos la orientación de mirar hacia el corto plazo de los últimos tiempos por una perspectiva a más largo plazo. E invirtamos en valores que nos permitan aumentar nuestras ventajas competitivas para prepararnos para lo que vendrá después.

Un saludo, optimista.
Eva

Alejandro Minguez 7 Enero 2009 - 23:03

¡Feliz 2009 a todos!

Como la economía se mueve por expectativas, nada mejor que empezar el año con optimismo, aunque ya en plena cuesta de Enero.

Sólo un apunte respecto a las diferentes políticas que están realizando la FED y el BCE. A pesar de que parezca que el BCE va un poco por detrás de la FED intentando dar coherencia a sus pasos y evitar así que parezcan soluciones de emergencia (y por tanto alimentar el pánico), creo que poco a poco tendrán que alinearse en sus actuaciones. En parte porque la reciente decisión de la FED hará que el dólar se deprecie frente al euro, con la pérdida de competitividad que ello puede suponer para las exportaciones europeas y frente a lo que el BCE quizá tenga que reaccionar.

Después de la bajada, han de encontrar la fórmula para lograr que los créditos lleguen a los individuos y empresas, y así conseguir que sus acciones tengan un efecto real en la economía, en los consumidores.

Pero a pesar de que los reguladores utilicen todas las herramientas que tengan a su alcance, creo, como decía al principio, que la economía se mueve por expectativas y la última palabra la tenemos nosotros. Somos nosotros (ahorradores, inversores, familias, empresas…) los que tenemos que evaluar dónde está el riesgo y dónde no, algo difícil cuando venimos de una situación en la que casi nada tenía grandes riesgos porque todo aumentaba su valor (hasta que llegó este crash). El problema es que hemos perdido la costumbre de analizar bien el riesgo de nuestras decisiones de inversión y ahora todas nos dan miedo.

Lo que toca es analizar bien las posiciones que tomamos, si el valor que pagamos se aproxima al valor real o no y cruzar los dedos para que la confianza que depositamos en el sistema de verdad sirva para que llegue la tan ansiada recuperación. Y de paso evitar la deflación mediante el consumo, no dejando que la falta de demanda influya sobre los precios.

Lo que no tengo tan claro es si esto volverá o no a repetirse en unos años, cuando alguien encuentre la manera de sacar rendimientos extra al sistema. Si algo he aprendido, más que el hecho de que la economía es cíclica, es que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.

Saludos y un próspero (en serio) año 2009,

Alejandro

Manuel Sarrión 9 Enero 2009 - 13:00

¡Feliz año a todos!

Bueno tras la publicación ayer de las cifras del paro en España no sé si va a ser un feliz año para todos. El paro en diciembre cerró con un espectacular record de 3.128.963 personas, destruyendo 1.000.000 de empleos en 1 año solo. En Europa tenemos el record de creación de parados desde el periodo previo a la segunda guerra mundial (en esas fechas Alemania creó un número de parados de 1.300.000).

En la situación actual de recesión, de falta de liquidez y de bajada de las expectativas no parece que vaya a mejorar la situación del empleo ( las previsiones apuntan que se va a seguir destruyendo empleo a ritmo más fuerte) y hay un sector de estos parados cuyas prestaciones por desempleo están actualmente finalizando por lo que se van a encontrar más desamparados aún. Estas personas merecen una reflexión aparte porque los estabilizadores automáticos no los incluyen en cuanto acaben su prestación y su situación puede ser muy desesperada actualmente. Espero que el gobierno se ocupe de ellos con una prestación mínima, especialmente en los casos de padres de familia.

Dicho lo cual me gustaría volver a lo que considero que se podría hacer en Europa y en España y que nos ayudaría a ser más competitivos cuando haya más liquidez en el sistema y un punto de inflexión en la crisis. Como apuntaban algunos compañeros creo que es necesario que el BCE y los gobiernos europeos se apliquen más en medidas ‘heterodoxas’ como la compra de deuda emitida por empresas y de otros activos que hagan llegar la financiación a empresas no ligadas al sector financiero. Actualmente las medidas de bajadas de los tipos de interés van a permitir un respiro al endeudamiento de los hogares pero no están suponiendo que ese dinero más barato llegue en forma de préstamos a las empresas no financieras. Los agentes financieros simplemente no se fían y prefieren dar ese dinero al mismo BCE para no asumir riesgos. En este escenario por mucho que bajes los tipos el dinero no va a llegar a las empresas, que son las que crean empleo. En España las que más empleo crean (60% aprox. sino recuerdo mal) son las pymes y se están viendo muy afectadas por esta sequía de dinero.

Creo que es hora de que los gobiernos europeos o incluso el BCE se apliquen en hacer llegar ese dinero a las empresas NO financieras comprando activos y deuda de las mismas como está haciendo la FED. Sé que tiene más riesgo pero creo que es la única forma de que ese dinero empiece a llegar a las empresas.

En el caso español creo más necesaria esa política, especialmente en pymes y en empresas de sectores tecnológicos y energéticos donde se debe invertir más para cambiar el modelo de crecimiento de nuestro país, ya con síntomas de agotamiento en la construcción y el turismo. Las políticas previstas actualmente (plan de 8000 millones de € de inversión para los ayuntamientos) corren el riesgo de ser invertidos en los sectores de construcción y servicios, lo cual solo será una huida hacia adelante para mejorar a corto plazo la situación pero sin entrar en el necesario cambio de modelo de crecimiento.

Un saludo
Manuel Sarrión

Maria Llosent de Nárdiz 9 Enero 2009 - 17:39

!Feliz 2009! Es de suponer que el “sufrimiento” del 2009 nos va a permitir construir un 2010 y siguientes (que decimos los abogados) mejor(es)… Se van a sentar unas bases de una nueva economía en los países de economías maduras… Sin embargo, aunque se dice que las perspecgtivas para los mercados emergentes no son tan sombrías (lo cual no es muy difícil) en principio, la duda que me surge es como va a afectar la crisis global a las exportaciones de estos países. En efecto, parece que la supuesta desvinculación que siempre ha existido entre los BRICS (Brasil, Rusia, India, China) y las economías ricas parece que ya no es tal. En efecto, las economías de los BRICS “dependen” del consumo de las demás economías. Sus economías están principalmente basadas en las exportaciones. ¿Que pasará si las exportaciones disminuyen, si las economías ricas son incapaces de absorber la producción de estos países? Sin lugar a dudas, es una buena manera de que trabajen en “potenciar” el consumo interno. Mas si no fueran capaces de potenciarlo al ritmo de la producción ¿que pasará con todo el empleo creado durante estos años? El aumento del desempleo puede significar en países como China un cuestionamiento del modelo político hasta ahora legitimado por el crecimiento económico. Tengo curiosidad por ver el impacto que puede tener la crisis global en el crecimiento de estos países y con los efectos que sobre los mismos pueda tener la desaceleración económica.

Yago Amat 5 Octubre 2009 - 01:39

Estupendo artículo, y buenísimos comentarios… muy recomendable.

saludos

Yago Amat

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar