8
Dic

Una de las oportunidades que tiene la economía de África, y también la de América Latina, es la de transformar una parte de su economía sumergida en economía formal (legal). Egipto es un buen ejemplo que explica los efectos positivos de que salga a la superficie una parte de la economía sumergida. En el 2004, el ministro de Egipto Youssef Boutros-Ghali, decidió llevar a cabo una reducción de impuestos consistente en reducir el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas desde un 40% a un 20%. Con esta política consiguió aumentar la recaudación por dos vías: a) que la gente que pagaba impuestos declarase una mayor parte de su renta y b) que los que no pagaban nada se animasen a pagar. Un ejemplo de cómo a veces funciona la Curva de Laffer.


Con una mayor economía de superficie (formal) 1) los diferentes productos y servicios que se venden amplían su presencia en los mercados y 2) al desaparecer el mercado negro la recaudación aumentará lo que permitirá incrementar el gasto público, como por ejemplo, la inversión en educación e infraestructuras, tan necesaria en ambos continentes. Además, con una mayor economía formal, aumenta la seguridad jurídica y la transparencia lo que permite mayores niveles de confianza a los inversores nacionales y extranjeros en el país, con el consiguiente aumento del capital productivo.

Aumento de las infraestructuras

Además la ciencia económica demuestra que la inversión en infraestructuras en zonas donde hay poco desarrollo, como en muchos países africanos, consigue más rendimientos que en países con mayor nivel de desarrollo. En este sentido, el aumento de infraestructuras en un país de África tendrá un impacto económico mayor que si se realiza en un país desarrollado. Así, por ejemplo, el desarrollo actual de la telefonía móvil en África aunque está dando sus primeros pasos, permite un crecimiento impresionante del tejido empresarial y un mayor dinamismo económico. Ello se debe a que la telefonía móvil, está permitiendo agilizar los tratos comerciales entre agricultores y también en otros sectores de la economía, permitiendo que las fuerzas del mercado (oferta y demanda) se encuentren con una mayor transparencia y rapidez.

Más bancarización

Mayores niveles de economía legal (o de superficie) también facilitan el desarrollo del sistema bancario, lo que a su vez genera más facilidades y seguridad a los inversores extranjeros al aumentar considerablemente los movimientos monetarios bajo el control de bancos que suelen ser independientes de los Gobiernos y de las administraciones públicas, algunas de ellas corruptas. Además, en un continente, como África, donde el 5% de Renta Disponible depende de las transferencias que reciben de los africanos residentes en el extranjero, es conveniente tener una infraestructura bancaria y financiera que permita unas transacciones fáciles, rápidas y transparentes.

En definitiva, la lucha contra la economía informal, en África y también en algunos países de América Latina va a generar un aumento de la bancarización y de las infraestructuras viarias y de telecomunicaciones que van a permitir un mayor desarrollo económico.

Comentarios

ALBERTO VARGAS 26 diciembre 2008 - 17:32

Profesor, reciba mi mejores votos por una muy Felíz Navidad y un Próspero 2009!!!Que más quisiéramos nosotros. En Colombia el mayor problema o mejor el único problema es que los políticos no saben como más ordeñar el sector formal y todas las obligaciones del Estado se las endosan al sector privado….al Formal, porque al otro no lo pueden siquiera identificar y esa es la Única defensa del sector privado y la única razón para que exista.Hoy por solo mencionar un ejemplo por cada salario que se pague en el sector formal se debe pagar practicamente otro por cargos parafiscales
En Colombia hay dos aspectos interesantes. El primero es que algunos de los negocios mas grandes, prósperos y rentables de altísima participación en el PIB como el comercio de alimentos de origen rural, los negocios ferreteros y de servicios y materiales de construcción, el transporte por no hablar del contrabando y otros sumergidos por otras razones, son informales.
El segundo aspecto es que aqui como buenos creativos hemos dearrollado en un mismo negocio los semi formales, es decir una parte de la facturación va sobre la mesa, y la otra por debajo, eso si el 100% de los gastos por sobre la mesa y esto aún a nivel de grandes corporaciones.
Si usted liquida su impuesto de un año, tiene que dar una anticipo del 50% para los impuestos del que sigue. Usted no solo tiene que pagar la salud de sus trabajadores sino aportar para subsidiar la de los que no tienen como pagar y asi.. tendría miles de ejemplos

Miguel Amaral 9 enero 2009 - 21:07

Estimado Rafael,

He leído sus últimos post´s sobre África y me encantaría aportar mi opinión a vuestro blog sobre el asunto en cuestión. No creo que sea posible que el continente africano pueda ser un día una economía emergente, porque el pasado colonial es muy fuerte, existen demasiadas diferencias étnicas, existe una cultura de guerra e un gran déficit de desarrollo humano. Pero creo que existen países del continente africano que si tienen todas las condiciones para ser economías emergentes, principalmente, los países con recursos petrolíferos y minerales y cuyo crecimiento es financiado e apalancado por la economía China, son países que actualmente viven en un clima de paz y conocen tasas de crecimiento de dos dígitos.

Hablando un poco de la realidad que mejor conozco, puedo afirmar que Angola representa para muchos grupos económicos portugueses su principal mercado exterior, con un volumen de 40% de su portafolio de negocios, sobretodo en la banca, construcción e en empresas que se dedican a la exportación.

Con en el esfuerzo de reconstrucción del país la tendencia es que Angola sea cada vez mas un mercado importante para las empresas portuguesas, la cuestión para muchas empresas que deciden invertir en Angola es evaluar correctamente el riesgo en un mercado que no se caracteriza totalmente por las buenas practicas porque existe una desconfianza mutua. Por un lado existen las empresas extranjeras que se caracterizan por un exceso de paternalismo, venden en eses mercados sus productos de inferior calidad a precios superiores a los practicados en sus mercados de origen del otro lado tenemos los angoleños que tienen miedo de ser timados pero también se caracterizan por una gran ganancia en hacer mucho dinero. Para poner un ejemplo, me recuerdo de un banco comercial angoleño que compro un sistema informático a una empresa extranjera y que después no funcionaba porque estaba estropeado.

Son eses conjuntos de situaciones menos propias que llevan a que eses mercados tengan sus propias especificidades y por esa misma razón si quieres operar allí es necesario tener mucha flexibilidad y saber moverse bien.

Atentamente,

Miguel Amaral.

P.D. Perdona si repito el mismo post, pero aqui esta mas visible.

Camila Caringe 2 octubre 2009 - 21:10

¿Tú ya sabes qual fue la decisión de G20 sobre políticas de trabajo decente? Acabo de poner en el blog: http://economiainformal.csa-csi.org/

Camila Caringe 12 mayo 2010 - 20:32

¡Muy bien!

La Confederación Sindical de los/as Trabajadores/as de las Américas (CSA) también está discutiendo los temas de venta directa y trabajadores en la economía informal.
Si deseas, mira nuestro Observatório: http://economiainformal.csa-csi.org/

¡Saludos, compañeros!

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar