19
Dic

Deng Xiaoping: Padre de la reforma económica china

Escrito el 19 diciembre 2008 por Rafael Pampillón en China, Miscelánea

Ayer se cumplió el TRIGÉSIMO ANIVERSARIO del inicio de la política de reforma y apertura de China , una ocasión para reflexionar sobre la persona de Deng Xiaoping: el padre de la reforma económica china. Un personaje que gobernó con mano firme los destinos de China desde l978 hasta su muerte en 1997. Nacido en l904 en la provincia de Sichuan, fue educado en Francia desde los l6 a los 21 años, donde se ilusionó con la tradición comunista revolucionaria occidental. En 1924 se incorporó al Partido Comunista Chino pasando a formar parte del Comité Central del Partido en 1945. Su historial de activista, su formación ideológica y su participación decisiva en la “Larga Marcha” le distinguieron como uno de los históricos de la Revolución. En l955, Deng Xiaoping fue elegido miembro del Politburó y al año siguiente fue nombrado Secretario General del Comité Central del Partido.


El “Gran Salto Adelante”, promovido por Mao Tse-tung en l958, trató de reemplazar la especialización y el conocimiento técnico por la causa comunista. Ello dio lugar a la división entre un sector pragmático preocupado por la eficacia económica encabezado por Deng Xiaoping, y otro radical liderado por Mao. El sector radical, facción que finalmente triunfó, insistía en la colectivización de la agricultura a través de las comunas, lo que produjo una reducción importante en la producción de alimentos y una grave crisis en la agricultura; por si esto fuera poco intentó una industrialización a toda costa, que provocó una desarticulación del aparato productivo, y una caída muy fuerte en el nivel de vida. Todos los chinos debían donar al gobierno sus utensilios de hierro que se fundían en los patios de las casas (los famosos e ineficientes “altos hornos en el jardín de la casa”) en un fervoroso esfuerzo por modernizar China y hacer que el cambio del socialismo al auténtico comunismo se hiciera en pocos años.
den.JPG

El desastre económico producido por el “Gran Salto Adelante” hizo que dimitiera “El Gran Timonel” (Mao) como Jefe del Estado, haciéndose cargo del gobierno la facción pragmática liderada por Deng. Sin embargo, Mao no se resignó a permanecer fuera de la actividad política y resurge en l.966, con el triunfo del ala radical del Partido y con la puesta en marcha de la Revolución Cultural (que en muchos aspectos fue la revitalización del “Gran Salto”). En l967, comienzan una serie de ataques contra Deng Xiaoping y otros dirigentes del Partido en los que se les acusa de burgueses revisionistas y se les declara contrarrevolucionarios por lo que Deng Xiaoping desaparece de la vida política.

Tras la Revolución Cultural, el país quedó sumido en un caos económico que exigía tomar medidas de política económica racionales. Para ello se vuelve a contar con el ala pragmática del Partido, reapareciendo Deng en l973 como viceprimer ministro y jefe del Estado Mayor del Ejército.

LA REFORMA ECONOMICA

En septiembre de l976 muere Mao y se abre una guerra política por la sucesión. En la lucha triunfa Deng justificado por la necesidad que tiene China de introducir cambios profundos y pragmáticos que dieran respuesta a las necesidades de una población cansada y anhelante de estabilidad política y prosperidad económica.

La evolución económica de China, desde la muerte del “Gran Timonel”, ha estado marcada por el sello personal de su líder supremo e indiscutido, Deng Xiaoping, que pasará a la historia como el padre de la reforma. Llevó a la nación por el camino de la paz y la prosperidad económica, la libró de las convulsiones y de las campañas políticas que habían castigado a China durante varias décadas. Deng, aunque pragmático y preocupado por el bienestar económico de la población, era también un nacionalista que veía en el comunismo un instrumento útil para lograr la regeneración de su patria y no consideraba que la democracia fuera apropiada para resolver los problemas políticos de China.

Hace 30 años, en diciembre de l978 se inició un proceso de cambios que generó una reforma económica trascendental para el futuro económico de China. Deng Xiaoping tomó grandes decisiones que transformaron radicalmente a China y que abrieron un nuevo capítulo de su historia. Colocó al país en el camino para salir del subdesarrollo, logrando imponer sus tesis de modernización económica basadas en la apertura exterior, el libre mercado y la introducción de la tecnología avanzada. Deng Xiaoping murió en Beijing el 19 de febrero de 1997.

Comentarios

Marcia 19 diciembre 2008 - 10:10

Gracias a las políticas de Xiaoping, China ya era para el 2004 la 4ta potencia mundial. El crecimiento de China estuvo orientado, mayormente con la inversión extranjera, y eso trajo como resultado una gran generación de empleos en las industrias manufactureras.

Observando la crisis actual, China se ve igual de afectada que las otras potencias industriales. Como gran parte de los recursos dependen de la exportación, ha habido una reducción de la demanda. Muchas de las compañías extranjeras instauradas en China ha visto la necesidad de reducir su nómina. Además del problema económico que esto genera a China, también crea un impacto negativo socialmente.

Entonces, ¿Qué debe hacer China para restaurar su economía, y reducir la incertidumbre de sus ciudadanos?

APAC 22 diciembre 2008 - 04:18

Muchas gracias profesor por el artículo, como siempre conciso, claro y de fácil lectura.

China se dió cuenta ya hace tiempo de que no puede seguir siendo la fábrica low cost del Mundo (ni quiere serlo). Las trabas que existen ya actualmente para implantar producciones de bajo valor añadido en su territorio son considerables e incluso el propio capital chino está invirtiendo en otros paises por ser más baratos (por ejemplo, para fabricar zapatos “chinos” en Nigeria).

Es cierto que en cuanto la crisis ha hecho acto de presencia millones de trabajadores sin cualificar dedicados a la exportación en esos sectores se han quedado en el paro, pero es este perfíl de trabajadores el que se verá beneficiado en primer lugar por el “new deal” de desarrollo del interior del país ya aprobado y en marcha.

Respecto al sector de alta tecnología muy al contrario todo son ayudas y subvenciones (por ejemplo, reducción del tipo de impuesto de sociedades si la Empresa tiene implantado y certificado I+D en China).

En esta dirección, grandes corporaciones internacionales están empezando a mover sus centros de diseño e innovación a China llamados precisamente por estas ayudas y es que la brecha salarial a nivel de ingenieros con Europa y USA sigue siendo notoria y cada año la universidad brinda millones de nuevos licenciados al mercado.

Resumiendo, China tiene claro adónde quiere posicionarse en el Siglo XXI. ¿Empezaremos a ver pronto novedades tecnológicas Made in China? ¿Está preparado el resto del Mundo para competirle en el libre mercado de igual a igual?

Saludos desde Shanghai.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar