11
nov

Un amigo, que trabaja en un banco, me envía la siguiente explicación sobre la crisis de liquidez en España:

Imaginemos que el único activo de un banco es una hipoteca. Imaginemos que, debido una regulación laxa, dicha hipoteca se había concedido en su día por un montante superior al valor de la casa, a una persona que desgraciadamente ahora está en el desempleo (no se debe olvidar que en España el desempleo está aumentando) y que no paga. Además, por la crisis inmobiliaria, el precio de mercado de la casa baja drásticamente.


Como no se trata de una sola hipoteca sino de varias algunos clientes del banco al conocer esta situación de impago, comienzan a retirar sus depósitos y el resto de prestamistas del banco (otros bancos) comienzan a dejar de prestarle dinero. El banco entra en una situación crítica, cercana a la quiebra. Por definición, un banco está siempre a punto de la quiebra, porque su activo, los préstamos que concede, tienen vencimientos a largo plazo, y su pasivo, su deuda (depósitos y otros pasivos bancarios), tiene vencimientos mucho más cortos.

Pero como no se puede dejar caer al sistema financiero, el Gobierno crea un fondo de liquidez denominado Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF), para comprar al banco su activo, en este caso, la hipoteca. Pagará papá Estado. El banco entrará de nuevo en liquidez. ¿A que precio compra el Estado? Probablemente a un precio menor del que figura en el activo del banco. ¿Qué hará el banco? Anotará en su cuenta de resultados la pérdida por haber vendido su activo a un valor menor que el de compra, pero todo el mundo sabrá cual ha sido el alcance del problema. Como se ha hecho con transparencia y publicidad habrá menos incertidumbre. Posiblemente la confianza en el banco y en el sistema se restablecerá, los depositantes volverán a dejar dinero en sus cuentas, y el resto de instituciones financieras volverán a prestarle dinero.

¿Qué otras importantes razones existen para que se sepa a que bancos se les va a comprar con dinero público parte de su activo? ¿Qué se consigue con la transparencia? Evitar que el Estado, o institución encargada por este, compre los activos que quiera, al precio que quiera, a aquellas entidades que él quiera, y luego negociar con esos valores adquiridos cuando y cómo quiera sin que se enteren los ciudadanos (léase contribuyentes).

Como las entidades bancarias no quieren que se sepa que el Estado les está comprando activos, ya que darían signos de debilidad y quedarían estigmatizadas, han pedido al Gobierno que la compra de activos la haga en secreto. El gobierno ha respondido que informará en el Congreso, con luz y taquígrafos, pero no de inmediato sino después de cuatro meses, de qué bancos y cajas se han beneficiado de esta liquidez. Los bancos y cajas han respondido que para evitar el estigma estudian acudir en bloque y de forma coordinada al FAAF para evitar que cuando se conozca el nombre de las entidades que se han acogido al FAAF su imagen pueda verse deteriorada y provoque la desconfianza de sus depositantes sobre su solvencia.

Mientras tanto, el propietario de la casa sigue desempleado y el valor de su casa sigue bajando. La diferencia es que ahora a quien le debe el dinero, dicho propietario, no es al banco, sino al Estado.

Me pregunto: ¿Debe haber transparencia y publicidad inmediata sobre el destino del dinero que se dedica a comprar activos de la banca? ¿Queda estigmatizada una entidad bancaria porque el estado compre algunos de sus activos?

¿Deben los ciudadanos saber a que se dedica el dinero de sus impuestos? ¿Debe estar especialmente vigilante la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) y el Tribunal de Cuentas para conocer al detalle el destino del FAAF? A estas dos últimas preguntas mi respuesta es sí.

Comentarios

Daven 11 noviembre 2008 - 12:29

Aplíquese la misma argumentación a las subvenciones públicas y todos concursos de administración pública.

¿Está usted argumentando que esos fondos son fondos reservados por ser bancos y no una ONG?

Lord Daven

Javier Tomás 11 noviembre 2008 - 14:15

Me parece bien que el Gobierno inyecte liquidez al sistema financiero. No estamos en 1929 sino en 2008. El sistema es más sólido, el sistema bancario de hoy es menos frágil que el de entonces, se cuentan con el paro, la Seguridad Social…

La crisis va a ser lo suficientemente peliaguda, según casi todos los economistas, para que encima echemos más piedras sobre nuestro tejado.

Dejar caerlo todo me parece un tanto suicida. El “shock to the system” viste muchísimo mejor en aquel último gran éxito de Billy Idol, a principios de los noventa, que en la realidad económico – social de la época o lugar que se quiera.

Ahora bien, debería exigirse transparencia e información sobre cuánto y a quien. Es un derecho, creo. Pero además es que parece mentira que, en la época de la desclasificación de archivos, el Internet y la aldea global aún haya gente que se apueste por la opacidad.

En nuestros tiempos la mejor forma de ocultar información es, precisamente, proporcionándola en una cantidad tal que, o bien no podamos asimilarla, o bien nos provoque un aburrimiento mortal.

Miguel 11 noviembre 2008 - 15:09

Me parece acertada que sea transparente pero no al día, ya que ello conllevaría a que los MASS MEDIA estuvieran especulando sobre cada operación, y sí que podría haber una ciérta morbosidad en el día a día, que no creo que ayudase a la estabilidad del sistema.

Pero la transparencia es necesaria, para que no se comentan barbaridades.

Me preocupa más las condiciones que se requieran a los que se acojan, ¿se sabe ya que tipo de limitaciones/condiciones habrá?. Yo creo que es necesaria varias medidas:
- No repartir dividendos en 2 años.
- Limitación de bonus a los grandes ejecutivos.
- Prestar mucho más a aquellos que aumenten su cuota ahora (señal de que abre el grifo). Creo que esto se hará, pero sólo a un 25% del monto total.

Me parece muy importante las restricciones, para que sólo se acoja quien de verdad lo necesite (es decir, una asignación eficiente de los recursos), admiro la fortaleza del Santander y el BBVA, pero si siguen repartiendo miles de millones de dividendos, es que no necesitan la ayuda del contribuyente. Además así quedaría más para las entidades que más lo necesiten (y a lo mejor hasta nos sobra algo).

Juan Gregg 11 noviembre 2008 - 15:41

Me parece increíble e incluso alarmante que los bancos puedan acudír como bloque a presentar una queja al FAAF por haberlos rescatado de la quiebra y hacerlo del conocimeinto público. ¿preferirán que no se les rescate de la quiebra?…

Bogart 11 noviembre 2008 - 18:00

Hay más razones para la transparencia absoluta.
Pero la pregunta del millón es; si se supone que el fodo FAAF es para arreglar los problemas de determinadas entidades ¿Qué problema existe en que se diga que a una entidad determinada se le ha arreglado el problema? Creo que la falta de transparencia es más para guardar los sillones de determinados gestores que lo han hecho fatal que por salvaguardar la posición de solvencia de entidades que se supone que con este fondo las arreglan. ¿O no?
Saludos
http://www.iberfinanzas.com

Fernando Peral 11 noviembre 2008 - 18:37

Saber inmediatamente cuánto y a quién se compran activos es un elemento de transparencia imprescindible para restaurar la confianza de los actores del mercado financiero. Pero queda una incógnita: ¿por qué ha llegado cada uno de los bancos a la situación de solvencia que le obliga a recurrir a este instrumento?

En efecto, no es lo mismo que un banco pequeño, por razón de su tamaño y su falta de capacidad para atraer clientes, se vea en dificultades como consecuencia del contexto general de falta de liquidez, y otra muy distinta que un banco grande se haya empeñado en operaciones especulativas arriesgadas que le han salido mal.

El primero ha “hecho sus deberes” gestionando con prudencia y, a pesar de ello, se ha visto perjudicado por razón de su tamaño; el segundo ha gestionado mal sus activos, se ha arriesgado y ha perdido. Si los tratamos por igual, el primero no hace mas que volver a la situación que le corresponde y que se vió afectada por la crisis, mientras que el segundo hace que otro (en este caso el contribuyente) pague por sus errores y, con ello, consigue ocultar su mala gestión so pretexto de la crisis. Y eso por no hablar de casos conocidos de malversación.

No debemos olvidar que esta es una crisis de liquidez ocasionada por una falta de confianza sumada a un problema fundamental de solvencia de los bancos y las instituciones financieras (compañías de seguros, etc) . En resumen, como contribuyente exijo saber a quién, cuanto y, sobre todo, PORQUÉ.

amarchante 11 noviembre 2008 - 22:40

Creo que es necesario conocer en el acto los bancos y cajas que cogen dinero de ese fondo, porque si no acabará habiendo rumores, filtraciones,… siempre hay alguien que sabe esas cosas y por cualquier cosa la puede publicar. Supongo que coincidiremos en que un rumor hace más daño que la realidad, aunque signifiquen lo mismo.

Jorge 12 noviembre 2008 - 02:09

Hola a todos,

Yo no sé, si se debería o no se debería decir a quien, el Gobierno, ha dado, da o va a dar el dinero.

Lo que si tengo claro es que yo voy a quitar todos mis ahorros de todos los bancos, cajas, o cualquier entidad financiera que se beneficie de las inyecciones de capital. Si me entero más tarde, será más tarde.

Que coste que no lo hago por venganza, sentido social, motivo político. Es simplemente que me jode que después de haber metido la pata como la han metido tenga que ser yo el que tenga que pagarles los platos rotos.

Yo no soy una de las personas que han comprado una casa a un precio que no era el suyo y menos aún cuando pido una hipoteca para comprarla.

Yo no soy la persona que se creyó que los pisos iban a subir y a subir hasta el día del Juicio Final y luego más.

Me acuerdo de la crisis de las puntocom, yo las viví en primera fila, no en el campo, pero si en primera fila.
Me acuerdo cuando se vendían planes de negocio en Internet por 200 Millones de pesetas que no eran mas que Copia_y_Pega de uno anterior vendido a 190 millones (Cuando digo Copia_y_Pega, me refiero a Copiar y Pegar en sentido literal, algunas veces ni los nombres se cambiaban) Todo ello al módico precio de 1 millón el folio.

Resultado caídas en la Bolsa del tropocientos por cien y despidos a motrollón y todos contentetos.

No es lo mismo, no es lo mismo, lo sé. Pero yo, aquello ya lo pagué y ahora no lo voy a pagar dos veces.

Nada mas,

Un Saludo a todos.

APAC 12 noviembre 2008 - 08:57

Si se comunicasen los nombres de los bancos y cajas, volvería a suceder una de las acciones que ha llevado a esta situación: que algunos retirarán sus fondos de dichas entidades. Con lo cuál el problema se realimentaría.

angel 12 noviembre 2008 - 10:26

Esto ya ocurrio si no recuerdo mal en Suecia, el estado compro las acciones del banco, lo reflotó y luego las vendió, cuando mi negocio va mal por haberlo gestionado mal yo sufro las pérdidas no? pues los accionistas que vendan sus acciones a 1 euro como ocurrio con banca catalana, o con otras entidades aqui es el estado (es decir todos)el que compra el banco en quiebra o con dificultades, y luego hace sus acciones lo que crea conveniente, y el beneficio resultante revierte a toda la sociedad en forma de enseñanza gratuita hasta cierta edad, sanidad gratuita etc.
Si cuando ha habido beneficios se los han llevado los accionistas ahora son ellos lo que tienen que pagar las perdidas y no el pueblo. muchas gracias.

maria 12 noviembre 2008 - 13:22

No solo deben de decir que bancos son los que mas tropelias han cometido porque si nó estubieran mal nonecesitarian dinero. Ademas hay que pedirle responsabilidades por lo menos por la parte que me toca ya esta bien.
http://www.saturados.com/portal/index.php?option=com_frontpage&Itemid=1

Os recomiento este link

ulysess 12 noviembre 2008 - 13:51

Hablé con el director de mi banco del BBVA, y me dijo q ni ellos ni el Santander iban a necesitar esta inyección de capital, sólo aquellos que se habían aprovechado de la situación,… ahí queda eso…

Fernando Peral 12 noviembre 2008 - 17:18

Estimado ulysess

El Banco de Santander ha iniciado una ampliación de capital tras reconocer que sus últimas operaciones de adquisición le han salido mal. Al menos, ha tenido la honradez de admitirlo y tendrá que dar cuenta a sus accionistas en la próxima Asamblea General.

Julio Lopez 14 noviembre 2008 - 13:13

Me gustaria comparar la situacion de si debe haber transparecia o no con una escena de la pelicula la Lista de Schindler.

En dicha escena se ve a un par de soldados alemanes interrogando dentro del campo de concentracion a unos 10 niños sobre quien de todos habia hecho algo malo (no recuerdo bien que era).

Uno de los soldados amenaza con ir matando a cada uno de los niños hasta averiguar quien es el culpable.

Incita a que se acusen entre ellos, pero ninguno lo hace ni se confiesa.

El soldado dispara a un niño al azar. Tremendo. Vuelve a preguntar quien es el culpable.

Y en ese momento, otro niño da un paso adelante y señala como culpable al niño muerto. (No llega a saber si era ese realmente el culpable)

Yo veo algunas similitudes de esta escena con la situacion de los bancos actualmente.

Daven 17 noviembre 2008 - 11:06

El anterior planteamiento se llama comúnmente dilema del voluntario que puede acarrear el llamado síndrome genovés, en la teoría de juegos.

Salvo por un gusto por el dramatismo de la exposición, no veo ninguna correlación entre la escena y la actualidad económica.

Solo sirve para aturdir.

Julio Lopez 20 noviembre 2008 - 17:10

En primer lugar, gracias Daven por la aplicacion teorica. La recordare.

Y en segundo lugar, aclarare las similitudes de la situacion actual que yo veo con la escena de la pelicula que comento mas arriba porque parece que son menos evidentes de lo que pensaba.

Asumo que tal y como los expertos promulgan, esta es una crisis de confianza. Con lo cual el objetivo es recuperar esa confianza.

Si se publican las necesidades de fondos de algun banco/caja, quiza esto lleve a alguno a caer. Y pienso que una vez se haya visto caer algun banco o caja, el pensamiento que se puede generar en la poblacion seria algo como: “Bueno, ya ha caido el culpable, y ahora solo quedan los buenos bancos/cajas. Podemos volver a confiar en ellos”. Para que este sentimiento se produzca, creo tambien que si cae algun banco/caja no se “enmascare” bajo fusiones u otro tipo de “palabreria” que confunda al españolito medio que no tiene ciertos conocimientos de economia.

El banco o caja que cayese primero, seguramene si seria uno de los “culpables”, aunque probablemente no el unico, pero serviria para generar el citado sentimiento de confianza.

Es una opinon.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar