26
Oct

Fondo de Comercio y Precios de Transfererencia. Para el lector de esta columna no familiarizado con estos dos términos, conviene aclarar que cuando una empresa española compraba una firma en el extranjero, podía llegar a pagar un valor superior al de su precio en libros ¿Por qué lo hacía? Porque la compra era interesante estratégicamente, por su implantación en el mercado local etc., y además porque durante las últimas dos décadas las empresas compradoras podían amortizar el sobreprecio durante 20 años, justificando ante la Hacienda Pública que el sobreprecio era parte de un fondo de comercio latente que afloraría en los años posteriores a la compra.

Desde este año y con el nuevo Plan General Contable los resultados de la empresa adquirida van directamente a la cuenta de Pérdidas y Ganancias de la Inversora ¿Qué pueden hacer los inversores? Tratar que su inversión aumente de valor, bien por la vía de los resultados o bien porque la moneda en la que se ha hecho la inversión se aprecia.

En los últimos 3 meses el peso mexicano se ha apreciado un 26% frente al USD y el real Brasileño un 31%. Como el euro sigue últimamente una senda de devaluación frente a la moneda norteamericana, esto implica que la diferencia entre lo pagado y el valor real todavía será mayor: mayor pérdida para la matriz española.


En plena crisis económica mundial las empresas españolas que hayan invertido en el extranjero tienen el objetivo , nada fácil, de lograr crecer e incrementar sus resultados en los mercados latinoamericanos ya que con la caída de los precios de las materias primas y la retirada de capitales, las continuas depreciaciones de las monedas locales pueden continuar.

Una forma de recuperar lo invertido es facturando servicios a la filial, transferencia de conocimientos y Know-How necesarios para operar, pero ¡cuidado! la normativa actual de este tipo de actuaciones exige también a la empresa matriz un cuidado exquisito en el traslado de costes a la adquirida: tienen que ser precios de mercado.

España ha contado con una herramienta única en su expansión exterior (amortización del coste en 20 años). En el futuro cercano los mercados financieros penalizarán sin duda los sobreprecios o adquisiciones no muy claras.
www.trading-safely.com

Comentarios

antoni 26 octubre 2008 - 11:08

Estimado Miguel,

gracias por tu excelente post, pero como ex-alumno que no es experto en economía me surge una duda al leerlo. Cuando dices que “últimos 3 meses el peso mexicano se ha apreciado un 26% frente al USD..”, no es realmente que se ha “depreciado”, es decir, que ahora por un dólar mejicano te dan menos dólares… Si no es así, entonces no entiendo “la diferencia entre lo pagado y el valor real todavía será mayor”..

hadleyss 26 octubre 2008 - 13:39

Coincido con antoni, en cuanto a que es un articulo excelente. Sin embargo, yo también creo que hay un error, con la apreciación del peso mexicano y real brasileño, pues éstos se han depreciado respecto al dólar.
En cambio, si es cierto que el euro se ha depreciado frente al dólar, pero no frente a las otras 2 divisas. Por ejemplo, desde el 1 de septiembre el euro se ha apreciado un 22% frente al real brasileño y un 13% respecto al peso mexicano.

Miguel Aguirre 27 octubre 2008 - 09:39

Muchas Gracias a los dos:
Para entender el articulo hay que sustituir apreciado por depreciado en la linea 15
Disculpas por el erro

Ramon Gurriaran 27 octubre 2008 - 12:19

Miguel, el tratamiento del Fondo de Comercio es algo más complejo, tanto en la situación anterior como en la actual, como consecuencia de la aplicación de la nueva normativa contable. Anteriormente, la pérdida de valor del FC, como de cualquier otra inversión, se debía reflejar como un gasto en el ejercicio que se tuviera dicha pérdida. Otra cuestión era la consideración fiscal (que sí tiene su impacto en el cash flow).

En la normativa actual, el FC no tiene porque ir a gasto en el ejercicio, salvo que haya un deterioro del mismo, en cuyo caso sí se reconoce contra resultados. Pero es la empresa (y llegado el caso sus auditores) los que debén reconocer dicha pérdida de valor o deterioro.

En epocas de bonanza numerosas empresas han amortizado el FC en muchos menos años e incluso en el mismo ejercicio de la compra (ver BBVA o Santander en sus compras en America de los últimos años). Está por ver por cuánto se van a reflejar las pérdidas de valor de los FC en los resultados de este ejercicio. El impacto, en algunos casos, puede ser tremendo.

Un saludo

Miguel Aguirre 27 octubre 2008 - 22:45

Estimado Ramón
Tus apreciaciones son muy acertadas
En mi escrito estoy dando por hecho que en una situación de crisis económica y con devaluación de las monedas latinoamericanas es más probable que NO se cumplan las espectativas de los cálculos de Fondo de Comercio realizados en épocas de expansión. Es decir apuesto por un deterioro y porque los auditores querran reflejar el mismo el la cuenta de resultados de la adquirente

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar