20
Sep

Africa: el camino del desarrollo económico

Escrito el 20 septiembre 2008 por Rafael Pampillón en África

Hace unos días publicaba en este mismo blog un post titulado ¿Se convertirá África en una economía emergente como China e India? que tuvo gran audiencia a la vez que comentarios escépticos y controvertidos. Como ves querido lector vuelvo a la carga con entusiasmo.


Mi tesis es que a medida que se saturan los mercados occidentales con un crecimiento de las ventas y un beneficio que es cada vez menor, en África la situación es radicalmente distinta. Con tantas necesidades por satisfacer, muchos productos que en los países desarrollados ya no tienen cabida, allí tienen una fácil puerta de entrada. El crecimiento económico africano es espectacular, un 6% anual frente al europeo que es menor del 2%

Decía en el post (¿Se convertirá África en una economía emergente como China e India?) que hay empresarios que han sabido ver las grandes oportunidades que presenta el continente africano. China e India, han seguido la economía de África muy de cerca y se han percatado que alí existen una oportunidades para sus productos. Pero, ¿por qué China e India han sabido reconocer está oportunidad? Simplemente porque han pasado por ello. Quizás las empresas de los países desarrollados piensen que la inestabilidad política y social que existe en África va a frenar sus operaciones comerciales por falta de garantías. En cambio para emprendedores de América Latina o de países como China e India, donde las dificultades logísticas, de suministro, etc., fueron muy complicadas en el pasado, lo que se puedan encontrar en África les resulta, en muchos casos, familiar.

Pero es que además en los países de África poco a poco están mejorando las instituciones lo que les está permitiendo caminar por la senda del desarrollo. Países como África del Sur, Botswana, Kenia, Tanzania, Ghana o Nigeria, han realizado mejoras muy considerables que están dando grandes facilidades a las empresas para instalarse y realizar negocios. Esto sin duda ayuda, no solo a las empresas extranjeras, la llamada inversión directa exterior, sino también a los emprendedores locales.

La política influye en la economía y los negocios, pero la economía y los negocios también afectan a la política. Los emprendedores en estos países han sabido aprovechar los cambios en las instituciones para ganar dinero y generar riqueza y desarrollo. Efectivamente, aún queda mucho camino por recorrer en cuanto a la mejora institucional, pero el aumento del bienestar de la población y el optimismo de la gente van impulsando poco a poco los cambios necesarios que permiten un crecimiento económico sostenido.

Por tanto, algunos países de África están intentando seguir el ejemplo de los tigres asiáticos para mejorar sus economías. Como dijo Ghandi: “You must be the change you wish to see in the world”. Nadie va a ayudar a África. Ella se tiene que ayudar a sí misma, parece que ya lo está haciendo.

¿Qué tiempo tardará África en desarrollarse? ¿Cuánto tiempo tardarán los leones africanos en convertirse en tigres asiáticos?

Comentarios

Amarchante 20 septiembre 2008 - 18:14

No estoy muy de acuerdo con usted hoy. Un profesor antiguo profesor me contó que cuando viajó por África vio que las empresas tenían un problema: no podían pagar a diario porque cuando tenían dinero suficiente para pasar un tiempo dejaban de ir a trabajar y no volvían hasta que se les gastase; se veían obligados a hacer contratos mensuales, y aún así, a veces, se quedaban sin plantilla.
Esto creo que es más una historia (real o no) bonita que contar, pero me gusta contarla.
Ver una África desarrollada sería otra historia bonita que contar.

Fernando Peral 21 septiembre 2008 - 11:09

Nadie puede poner en duda el potencial de Africa, tanto en términos de recursos como de mercado. El problema radica en la realización de ese potencial, que depende de la estabilidad política y social y de la formación de los recursos humanos.
Por desgracia, los numerosos regímenes de rapiña que se han sucedido en los países con mayor potencial han hecho todo por impedir ese desarrollo social y económico estable, con la vergonzosa complicidad de las élites industriales y financieras de los países desarrollados y, hoy en día, de las élites financieras de algunas de las economías en transición más pujantes (caso de Darfour o la RD del Congo).
Estoy de acuerdo con el Profesor, las bases existen y se observan algunos intentos serios de sentar las bases de un desarrollo más sostenido en algunas de las economías africanas.
Pero esos intentos tienen que mantenerse durante al menos dos generaciones, para que el factor humano interno pueda consolidar los avances y lograr otros nuevos. Y dos generaciones representan 60 años, 60 años de estabilidad olítica y social y de un régimen de libertades que, hasta ahora al menos, no se ha conseguido en ningún país africano, por rica que fuera su economía.
Repito mi conclusión del anterior post sobre este tema; ojalá, pero lo dudo.

Javier Tomás 22 septiembre 2008 - 00:02

Los progresos son evidentes. África parece que despierta, aunque aún le queda un largo recorrido por hacer.

Es muy bonito que la economía, que el capitalismo lleve la modernidad y el progreso al continente pobre por antonomasia. Sin embargo, cabe recordar, ahora que todos tratan de abrir mercado, la impresionante tarea de los misioneros cuando nadie se atrevía a poner un pie allí.

Recomiendo la página web http://www.combonianos.com para un conocimiento más profundo de la realidad africana.

Elsa González 26 septiembre 2008 - 12:28

Acutalmente vivo en Marruecos (África, aunque ellos se consideren árabes y no africanos, a pesar de ser las dos cosas). Es dificil hablar de Africa en general, teniendo en cuenta las diferencias que existen entre los países. No es lo mismo Sudáfrica, que Somalia, que Marruecos, que Cabo Verde, por sus situaciones políticas, sociales, económicas y religiosas. Sin embargo, independientemente de estos factores, tiene que haber una voluntad política y social para el cambio y el desarrollo de los países. Esto solo se consigue si se piensa en el largo plazo, y como comentaban, actualmente en África se vive muy al día, tanto la persona que va a trabajar como el político que dirige un país.

Lo de las dos generaciones, no creo que hagan falta si existe esa voluntad de cambio politico y social. En España en 30 años se ha producido un cambio impresionante. Es una excepción pero se dieron los factores adecuados para ello

El carmelo 20 julio 2012 - 02:58

Trabaje en Nigeria y Libia . Solo les digo que si muchos consideran a Sudamerica como el tercer muindo paises como Nigeria son el decimo mundo y eso a pesar que la considran la “democracia mas poblada de Africa”.
Libia era otra cosa , sus ciudades mucho mejor urbanizadas, modernas, ordenadas que la de cualquiera de las ciudades de nusntros paises. El nivel de la clase media en este ultimo pais era alto (casi todos tenian carros y estudiaban o eran profesionales). Lamentablemente tanto Nigeria como Libia ahora estan pèorr. Al parecer es una maldicion tener los recursos naturales que yienen estos paises es como una maldicion. En el caso de Nigeria las guerrillas , apoyadas por potencias externas y Libia destruida por los bombardeos de la OTAn asi lo atestiguan.
No es casualidad que siendo Africa el continente mas rico en recursos naturales del planeta es a su vez el mas pobre y gran parte de su poblacion vive en la ignorancia y la miseria.
Si no es por el petroleo , es por el oro, ahora es por el Coltan (el oro AZul, que se usa en los celulares) y pronto sera por el agua.

Erik Furugen 25 junio 2013 - 00:29

Uno de los problemas que afronta Africa en especial la región subsahariana, es la falta de información precisa sobre su nivel de producción, según un artículo del diario Cinco días hace un mes atrás.
Por ejemplo, un país como Liberia puede aparecer como el tercer, quinto o vigésimo puesto según su PBI como el país más pobre de África. No sólo eso, sino que también puede mostrar información contradictoria, como mostrar que un país ha crecido según una fuente, y por otro, se dice que ha mostrado una disminución en el mismo periodo evaluado.
Otro ejemplo es que no actualizan la información con frecuencia, y eso limita observar qué sectores de su economía está creciendo o decreciendo y por ende tomar medidas más rápidas.

Las instituciones de estadísticas deberían recibir apoyo para mejorar la precisión y poder presentar los datos de manera oportuna.
Esto es importante para que los gobernantes de dichos países puedan dictar políticas más orientadas a donde haya más prioridad.
Creo que cuanto mejor sean los medios para medir los avances, los gobernantes podrán visualizar mejor dónde están las necesidades reales.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar