6
Sep

Debilidad de la industria española.

Escrito el 6 septiembre 2008 por Rafael Pampillón en Economía española

Según datos publicados ayer por el INE, la producción industrial española, descontando los efectos del calendario, descendió en julio de este año con respecto al mismo mes de 2007 un – 4,4%. Desagregando este dato por sectores el INE estima un –3,6% para los bienes de consumo (un –16,6% para los bienes de consumo duradero y un –1,1% para los bienes de consumo no duradero), un –2,2% para los bienes de equipo, un –8,5% para los bienes intermedios y un +1,7% para la energía. En los siete primeros meses de 2008 la tasa media del Índice de Producción Industrial corregida de efectos de calendario disminuye un 3,0%.


¿Cuales son las causas?

Las causas coyunturales de este descenso tienen que ver con la crisis económica española, la debacle en el sector de la construcción, la mayor inflación española, la fortaleza del euro y la desaceleración de la demanda mundial que están afectando negativamente a la industria de española. A ello se unen razones estructurales como es la pérdida de productividad con respecto a las nuevas potencias industriales como China. Estos resultados refuerzan los síntomas de debilidad de la industria española: la productividad crece de forma menos pronunciada que en Europa y EEUU con una presencia cada vez menor de la industria española en el comercio mundial y una especialización en los sectores tradicionales en detrimento de las nuevas tecnologías, deslocalizaciones y la cada vez mayor debilidad del tejido industrial de las PYME.

El problema de la productividad

Mientras la productividad de la industria europea aumenta a un ritmo de 2,5% anual entre 2000 y 2008 y en los EEUU crece a un ritmo que duplica el europeo: 5%, en cambio en España el crecimiento es prácticamente cero. Este diferencial de crecimiento de la productividad se puede explicar, en gran medida, por el gran esfuerzo de innovación, racionalización y reestructuración que ha experimentado la industria europea y sobretodo americana frente a la industria española.

En España existe además una inquietud sobre la pérdida de cuota de mercado de la industria con respecto a nuestros contrincantes internacionales y en particular con respecto a los países emergentes. Los productos industriales españoles han experimentado un crecimiento de sus exportaciones inferior al de la media mundial. Es por ello que la preocupación por la competitividad de las empresas industriales españolas es algo objetivo.

El dato publicado ayer no solo contribuye a aumentar el pesimismo sobre la industria española sino que supone además un retroceso en el empleo industrial.

Comentarios

Fernando Peral 6 septiembre 2008 - 18:23

Las claves de la productividad son, además del tratamiento fiscal de las inversiones en alta tecnología y en I+D+I, la conexión entre las empresas y el sistema educativo (!y la calidad de este último!) y el costo de la flexibilidad laboral. Esto tampoco mueve al optimismo, habida cuenta de los planes anunciados hasta ahora por el Gobierno en estos ámbitos.

APAC 8 septiembre 2008 - 06:58

Lo peor Fernando es que el Gobierno sabe que no le queda más remedio que iniciar soluciones de ese tipo a largo plazo, pero sigue anclado a la demagogia populista a corto: Prioridad número uno, ningún recorte “social”. Lo llevamos claro.

Roberto Marinelli 8 septiembre 2008 - 09:18

Estimado APAC: La solución a nuestros problemas no pasa porque pagen los de siempre y perdón por el discurso “proletario” que viene a continuación, pero es una verdad como un templo. Industrias, Inmobiliarias, promotoras, bancos y constructoras se han hinchado literalmente a ganar dinero estos últimos años a costa del consumismo desenfrenado del conjunto de los españoles, ¿ahora que las cosas van mal(solo para algunos, claro porque los bancos españoles siguen ganando mucho dinero a pesar de la crisis) solo se les ocurre promover ERES y recortar salarios y derechos sociales?. No se nos debe olvidar cuál es el origen de esta crisis: LA CODICIA!. La codicia y avaricia desenfrenada de los bancos norteamericanos, que no contentos con ganar dinero a espuertas todavía querían más y se les ocurrió el invento este de las Subprime. ¿Ahora los platos rotos los pagaremos el conjunto de los ciudadanos?. ¡Venga ya hombre!, ¡más imaginación , que estamos ya en el siglo XXI!

Postdata: ten cuidado APAC, no sea que te lean y te hagan caso en tu empresa y decidan recortarte el salario. Estoy convencido de que tu patriotismo económico estára a la altura de la crisis.

Saludos

Fernando Peral 8 septiembre 2008 - 13:35

Estimado Roberto,

Has puesto el dedo en la llaga; las empresas que más dinero han ganado (y siguen ganando) son las que han estado especulando o sacando partido de sus relaciones privilegiadas con el poder (sea del PP o del PSOE). Las que especularon están expuestas a un cierre tan especulativo como su actividad (los dividendos ya se pagaron en su día); las que disfrutan de la benevolencia del poder siguen ganando dinero. El problema se plantea pues a todas las demás, que son las que crean empleo y verdadera riqueza económica y social.

El objetivo de la empresa genuina es la creación de riqueza y la sostenibilidad en el tiempo, respetando la normativa en vigor. La empresa que especula tiene como objetivo, saltándose la normativa o estableciendo vínculos privilegiados con las autoridades políticas o financieras, o ambas cosas a la vez, ganar dinero rápidamente aprovechando la falta o el falseamiento de la competencia y, una vez logrado el objetivo, deshacer la estructura.

A la primera le mueve un proyecto a largo plazo, sus dueños corren un riesgo financiero y esperan un rendimiento superior al que obtendrían si colocara el dinero en un banco.

A la segunda, le mueve la codicia, como bien dices, el corto plazo y el “pelotazo”.

¿Quién es el único que puede promover las primeras frente a las segundas? Está claro que el Gobierno, a través de unas instituciones de mercado que ejerzan un control permanente de la competencia, la transparencia y el cumplimiento de la legislación en vigor, asegurándose así de modo que todos tengan las mismas oportunidades de prosperar, y creando las infraestructuras y los servicios que propicien el desarrollo de estas empresas.

La historia reciente nos dice que, en lo que a lo anterior se refiere, ni PP ni PSOE pueden tirar la primera piedra; pero lo que sí está claro es que el Gobierno que tiene que sacarnos de esta crisis es el que está en ejercicio, y que si atendemos a su actuación hasta la fecha, no parece que ni tan siquiera se haya hecho este planteamiento.

Dicho esto, si para resolver la crisis hay que expropiar a los que ganan dinero, prefiero seguir con la crisis porque, como demuestra la historia, son los que crean riqueza los que sacan a los países de las crisis, mientras que los que expropian para sacar al país de la crisis lo instalan en una crisis permanente.

Zapateril 25 septiembre 2008 - 01:44

Industria española?

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar