8
Sep

¿Cual es el coste del desempleo?

Escrito el 8 septiembre 2008 por Rafael Pampillón en Economía española

El desempleo (paro) registrado por el Instituto Nacional de Empleo de España a 31 de agosto de 2008 fue de 2.530.000 prsonas, el 11% de la Población Activa. Este paro, como es sabido, genera elevados costes para la sociedad que pueden ser clasificados en económicos, psicológicos y sociales.


1º) El coste más directo es el aumento del gasto público. El paro es una carga para la Hacienda Pública debido a que el Estado ha de pagar las prestaciones por desempleo. ¿Cuanto es este coste?

Los gastos de los servicios públicos de empleo (INEM) en prestaciones por desempleo del mes de julio de 2008 (último dato publicado) fueron 1.700 millones de euros. Si suponemos que julio es el mes medio del año y multiplicamos las cantidades pagadas en el mes de julio por 12 meses obtendremos un pago total anual en 2008 de 20.400 millones de euros. ¿Cuánto ha presupuestado el gobierno para el pago del desempleo (contributivo y asistencial) en el conjunto del año 2008? Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) prevén la cantidadad de 15.777 millones de euros. Por tanto la diferencia entre lo presupuestado y lo que calculo que se va a pagar es de 4.623 millones de euros: un 30% más de lo presupuestado.

Otro cálculo económico, mucho más burdo, se podría hacer en base al número de parados previstos en el presupuesto. Los PGE prevén para 2008 un paro de 1´809 millones de personas, con un coste en términos de prestaciones por desempleo que como dije antes asciende a 15.777 millones de euros. El número de parados a julio del 2008 según el INEM fue de 2´530 millones, lo que equivaldría a un gasto proporcional de 22.000 millones de euros, es decir, un 40% más de lo previsto en los PGE para el 2008.

Por tanto, el gasto total y final por subsidio de desempleo para el año 2008 estará, más o menos, alrededor de los 21.000 millones de euros. La estimación del ministro de trabajo, Sr. Corbacho, realizada probablemente con más información de la que yo dsipongo, es más optimista ya que cuantificó este gasto en 19.000 millones de euros (2.000 millones menos que mi cálculo aproximado).

2º) Menor crecimiento económico. Los desempleados no contribuyen al crecimiento económico. Es un factor de la producción sin utilizar. Supone una pérdida de producción lo que deteriora los niveles de bienestar material.

3º) Costes psicológicos: Además de las implicaciones económicas, el paro acarrea también consecuencias psicológicas para los individuos que se encuentran en situación de desempleo. La salud mental del parado y de su familia tiende a deteriorarse más que la del ocupado. Los sujetos sin empleo tienen mayor propensión a la depresión que los sujetos en activo por lo que existe una relación significativa entre el desempleo y el aumento de las tasas de suicidio.

4º) Costes sociales: El conjunto de la sociedad también sufre con el paro, porque el paro genera marginación social, algunos parados podrían delinquir aumentando así la inseguridad ciudadana, en el mundo laboral el aumento del paro podría generar mayor conflictividad y precariedad laboral, etc.

Aunque existe una gran dificultad en calcular los costes sociales y psicológicos del paro es muy posible que este tipo de costes sean mayores que los costes económicos.

¿Hay algo positivo en el aumento del paro? Mayor paro supone una mayor moderación salarial, y, por tanto, reducción de costes para las empresas lo que podría mejorar la competitividad de nuestra economía que desde hace años viene deteriorando su nivel de competitividad.

Comentarios

Fernando Peral 8 septiembre 2008 - 11:31

Magnífico artículo, aunque las cifras barajadas dan escalofríos.

El desempleo no presenta ningún efecto positivo para la economía, y no creo que la moderación salarial inducida por este factor sea beneficiosa para las empresas. Cabe esperar un recrudecimiento del fenómeno de la “inmersión” de gran parte del trabajo que se realice en adelante en los sectores en crisis y, probablemente, en los demás también, y que resultará inevitablemente en fuertes distorsiones de la competencia, que van a afectar a las empresas de todos los sectores que han resistido al bajón.

Y no hablemos ya del descenso del consumo, del desplome de la recaudación por IVA, de la tendencia a la descapitalización de las empresas, de la tentación de deslocalizar, etcétera.

El otro factor que no conviene dejar de lado es el de los planes de formación ligados al desempleo, que son nimios en cantidad y manifiestamente mejorables en calidad, lo cual supone un mayor gasto poco o nada productivo y alarga el período de crisis.

Filípides 8 septiembre 2008 - 19:01

La reducción de costes a las empresas no debería venir del deterioro de las condiciones de trabajo que se dan cuando aumenta el paro. Debería proceder de la reducción de impuestos a las empresas, para que éstas generasen nuevos empleos vía nuevas inversiones, ¿no?.
Si alguien tiene una idea mejor que la proponga, hasta la fecha es lo único sensato que he leído, pero no parece que la actuación del gobierno, ni central ni autonómicos vayan por ahí.

JAG 8 septiembre 2008 - 20:08

Sin ser agorero, parece que esta situación va a durar algún tiempo. Es entonces bastante probable que a algunos parados se les acabe la prestación por desempleo antes de que vuelvan a encontrar trabajo. En ese caso el coste por gasto público disminuirá, pero el daño a la economía y a las personas será enorme.

Al listado del profesor Pampillón añadiría la menor recaudación de impuestos, lo que acrecienta la situación.

¿Crisis?, ¿qué crisis?

Santiago 9 septiembre 2008 - 08:35

Creo que ya todos somos mayorictos en temas economicos y sabemos, que a grandes periodos de crecimiento, normalmente se encuentra un ajuste mas profundo tras su finalizacion.

EL caso español ha durado 14-15 años, que en economia moderna es muchisimo, piensen en esto como un ajuste, donde solo sobreviviran las empresas mas solventes y fuertes, aportando competitividad.

Ya sabemos del coste humano de todo esto, pero es que piensen que hace 10 años, en España trabajaban 11 millone de personas, casi la mitad de lo que ahora, fue un ritmo casi imposible, y ahora es normal que parte del exceso se ajuste.

A mi entender el Estado ya no puede bajar ls impuestos, porque ya no estamos en el otoño pasado con ese margen de maniobra del superavit; pero lo ue si debe de hacer es asegurarse de que todo va con una cierta prudencia, es decir, el caso de martin fadesa, ya no es solo su quiebra, el Estado podia haberla nacionalizado temporalmente, y haber terminado la construccion de sus casas, ustedes se imaginan realmente cual es el efecto que provoca en la poblacion el saber que pueden estar pagando un piso en construccio nque no van allegar a usar, enorme.

Sobre el tema del desempleo, qué podemos decir, pues politicas activas de empleo, aunque esto sea muy bonito, la realidad es otra, y es que debemos aguantar el ajuste, donde muchos inmigrantes se iran, es decir perderemos mano de obra, que es lo que precisamente ahora nos sobra.

La via de la mdoeracion salarialk, ami entender no es correcta, ya uqe existen muchisima personas, sobre todo jovenes

Santiago 9 septiembre 2008 - 08:39

(continuación)

sobre todo jovenes que se dedican a cobrar el paro cuand opueden activamente trabajar, por ello esto es un estimulo, aparte de que si nos comparamos con la UE nuestra relacion productividad – salario medio es menor que en otros paises como Alemania o Reino Unido.

Javier Tomás 9 septiembre 2008 - 11:00

A mí me parece que otra oportunidad que presenta el aumento del paro y la crisis en general es la de replantearse que queremos ser.

Nos hemos dormido en los laureles tras veinte años de bonanza y, ahora, nos va a tocar reaccionar. No se trata solamente que un mecánico georgiano, por ejemplo, arregle tu coche mejor que uno de aquí, que se limita a cambiar las piezas de fábrica a precio de mina, sino que no pocos MBA tenemos un nivel de inglés que oscila del nivel intermedio al inexistente.

Mientras no haya un acuerdo sobre el sistema educativo, algo complicado porque está bastante transferido a las autonomías, no creo que podamos regenerar ese capital humano que todo el mundo señala como clave para el desarrollo futuro, reclamo de inversiones….

Mientras los chavales sigan saliendo del colegio sin un nivel mínimo de inglés, pasando de curso con no sé cuantas asignaturas cateadas y mientras el debate sobre educación esté centrado en la conveniencia de enseñar Educación para la Ciudadanía, no parece que se vayan a adoptar medidas serias al respecto.

Es decir, oportunidad perdida.

Pedro Hameert 9 septiembre 2008 - 18:25

Como siempre estoy de acuerdo con Javier Tomás. Mas inglés y mas chino mandarín y la educación para la ciudadanía que se quede en que los niños sepan la Constitución, que no es poco. Por cierto que se puede enseñar en Conocimiento del Medio.

Amarchante 10 septiembre 2008 - 18:39

Me ha parecido un artículo muy bueno. Yo como estudiante de periodismo y gusto por la economía le he sacado cierto partido. Siempre pensaba en escribir en mi blog sobre economía, pero no lo terminaba de hacer. Se agradece que profesores de economía escriban así, explicando las consecuencias, que es, todavía, lo que no domino muy bien.
Acabo de escribir un pequeño post y he añadido cosas como lo del círculo vicioso y virtuoso, que me parecen tan tajantes.
Muchas gracias.

Amarchante 10 septiembre 2008 - 18:40

Me ha parecido un artículo muy bueno. Yo como estudiante de periodismo y con gusto por la economía le he sacado cierto partido. Siempre pensaba en escribir en mi blog sobre economía, pero no lo terminaba de hacer. Se agradece que profesores de economía escriban así, explicando las consecuencias, que es, todavía, lo que no domino muy bien.
Acabo de escribir un pequeño post y he añadido cosas como lo del círculo vicioso y virtuoso, que me parecen tan tajantes.
Muchas gracias.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar