28
Ago

Un mal dato y un peor entorno internacional

Escrito el 28 agosto 2008 por María Jesús Valdemoros en Economía española

Los datos de crecimiento anual e intertrimestral correspondientes al segundo trimestre de 2008 y que acaba de hacer públicos el INE coinciden con los que este organismo ya adelantó en la estimación avance de la Contabilidad Nacional Trimestral hace apenas dos semanas. Vienen a confirmar, por tanto, la fuerte desaceleración que experimenta la economía española. Así, y sólo con respecto al primer trimestre del año en curso, el ritmo de crecimiento intertrimestral e interanual ha perdido, respectivamente, dos y ocho décimas, para quedarse en el 0,1% y el 1,8%.


El único dato mínimamente esperanzador puede ser la clara mejora en la aportación al crecimiento de la demanda externa. Por primera vez en seis años, la contribución de este componente toma valores positivos, compensando con su mejoría 0,5 puntos de los 1,3 en que cae la aportación de una renqueante demanda interna.

Desgraciadamente, el panorama internacional no alimenta esa esperanza. En los últimos días hemos asistido a una avalancha de declaraciones, datos y previsiones que no invitan al optimismo. Nuestros principales socios comerciales, con Francia y Alemania a la cabeza, crecen incluso menos que España. El FMI está revisando a la baja sus previsiones de crecimiento para la zona Euro, de manera que anticipa un crecimiento del PIB del 1,4% en 2008 (1,7% era la previsión de apenas hace un mes) y del 0,9% en 2009 (la previsión era del 1,2% a comienzos del periodo estival). La semana pasada, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, declaraba que la crisis financiera iniciada hace un año sigue viva y coleando. De hecho, en EEUU ha sido necesaria la intervención en varios bancos a lo largo de este año por los problemas asociados a la morosidad y a la depreciación de distintos activos financieros. En un sentido similar se manifestaba también el nuevo subgobernador del Banco de Inglaterra, quien considera que la actual crisis financiera internacional tiene visos de extenderse por un periodo de tiempo “considerable”, bastante más allá de lo que se creía en un principio.

También en el plano internacional, me resulta muy preocupante, desde un punto de vista económico aunque lo es también desde otros muchos, la tensión que hoy se vive en las relaciones entre Rusia y los países occidentales. Si algo no convenía a una economía internacional aquejada de problemas de desconfianza es, precisamente, un clima de incertidumbre política como el que se está originando con el conflicto en el Cáucaso y la consiguiente escalada de declaraciones –en las que incluso se recupera la expresión “guerra fría”-.

Como veis, coincido plenamente con lo que comentaba José Ramón Díez Guijarro en su entrada del otro día. El inicio de curso va a ser realmente complicado y las condiciones internacionales nos lo pueden poner todavía más difícil.

Comentarios

luis 28 agosto 2008 - 10:21

Me ha llamado la atención la referencia al conflicto entre Rusia y Georgia. No soy ningún experto, pero estoy de acuerdo con lo que comenta María Jesús. Se trata de un conflicto que puede generar peligrosas tensiones y, en el plano puramente económico, grandes incertidumbres. Y ya estamos muy acatarrados como para soportar vientos helados

Andres 28 agosto 2008 - 10:45

Efectivamente, el entorno internacional no va a ayudar mucho a la recuperación de la economía española. Ahora bien, los problemas de nuestra economía son domésticos; la coyuntura mundial simplemente agrava la situación. No vale, como ha hecho el presidente del Gobierno, despejar balones y repartir culpas entre el estancamiento europeo y la crisis financiera nacida en el mercado subprime de los EEUU. Se necesitan reformas de alcance en España, no paños calientes ni friegas. Mientras esto no quede claro, los peligros de un alargamiento de la actual fase del ciclo se incrementan para la economía española

Carmen 28 agosto 2008 - 15:20

He leído que la inflación nos ha dado un ligerísimo respiro, al menos según el indicador adelantado que hoy se ha publicado. Pero no me parece que ese sea un gran problema, tan sólo es un síntoma de los males de fondo que padece la economía española. No somos competitivos y hemos vivido como si lo fuésemos. Toca -lo decía otro de los colaboradores de estos blogs- apretarse el cinturón y empezar a poner la casa en orden; nadie lo va a hacer por nosotros

daniel 28 agosto 2008 - 17:38

Lo primero felicitaros por el blog ya que lo acabo de descubrir. Tengo una duda que no me deja dormir últimamente ya que estoy preparando oposiciones y mi duda es la siguiente:
El dato intertrimestral compara el pib del primer trimestre de 2008 con el pib del segundo trimestre de 2008. ¿Es así, verdad?
El dato interanual compara el pib del segundo trimestre de 2008 con el pib del segundo trimestre de 2007. ¿o estoy equivocado?
Ya que el pib es una variable flujo hay que considerar periodos, no fechas.
Entonces, la suma de los intertrimestrales no dan, aproximadamente el PIB del año??Y la media aritmética de los interanuales también nos lo daría no?
Uff, si me aclararan esto estaría muy agradecido. Quiero aprender a interpretar los dartos economicos.
Un saludo de un nuevo lector.

JOSE LUIS 29 agosto 2008 - 08:51

Daniel, efectivamente el dato interanual es, en este caso de la Contabilidad Nacionale Trimestral, la variación de un trimestre sobre idéntico trimestre del año anterior, mientras que el intertrimestral es variación de un trimestre sobre el anterior.
El PIB anual sería la suma de los cuatro PIB trimestrales correspondientes

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar