27
Ago

Delicada situación de la economía española

Escrito el 27 Agosto 2008 por José Ramón Diez Guijarro en Economía española

Según la información publicada por el INE, la economía española sólo creció un 0,1% en el segundo trimestre del año (1% en el 2T de 2007 y 0,3% en el 1T de 2008) y un 1,8% en tasa interanual (3,9% en el 2T de 2007 y 2,6% en el 1T de 2008). Este crecimiento se repartiría entre un suave ritmo de avance del empleo (+0,4%) y una productividad que crece más que en el trimestre anterior (1,4% frente al 1,2%), tendencia que se suele repetir en todas las fases de corrección cíclica. Los datos publicados esta mañana confirman que el deterioro de la actividad está siendo muy intenso, afectando a casi todas las ramas de la actividad y a la mayoría de los componentes de la demanda.


Para una economía que superó el máximo en el primer trimestre de 2007 y que, por tanto, ya estaba en pleno cambio de fase en la primavera del año pasado, la crisis financiera internacional ha supuesto un golpe de gracia al afectar a la principal debilidad de nuestro modelo de crecimiento que era la dependencia del ahorro internacional, reflejada en un déficit de balanza por cuenta corriente cercano al 10% del PIB. Hemos vivido durante muchos años por encima de nuestras posibilidades y ahora que los inversores del resto del mundo no están dispuestos a prestarnos (o si lo hacen nos cobran un coste elevado) toca apretarse el cinturón, ahorrar más y, por tanto, crecer menos que a lo que estábamos acostumbrados.

De la información publicada esta mañana hay cosas que no me sorprenden, como el esperado retroceso de la inversión en construcción (-2,4% interanual y -2,2% en tasa trimestral) que en el caso de la inversión residencial es más intenso (-6,3% interanual y -5,6% trimestral). También era esperada la pérdida de impulso del empleo (+0,4% frente al 1,7% del 1T) tras los datos de la EPA y del INEM, así como el fuerte deterioro del consumo hasta mínimos en 14 años (+1,2% interanual y +0,1% trimestral). De la misma manera que es normal en las fases de corrección del ciclo de crecimiento en España que la demanda externa aporte crecimiento (+0,2 p.p. en el 2T frente a -0,3% en el 1T).

Sin embargo, me preocupa más el elevado contagio de la corrección de la construcción a las ramas industriales que decrecieron un 2,8% en tasa interanual de abril a junio (-2,2% en tasa trimestral), así como la rápida desaceleración de la inversión en bienes de equipo (+2,3% frente al +5,2% del 1T). Si por el lado de la demanda la inversión ya está en territorio negativo y el consumo casi no crece y por el de la oferta tanto construcción como servicios están en zona recesiva, el pronóstico para los próximos trimestres no puede ser muy optimista.

Probablemente la actividad se estancará en otoño-invierno (con algún trimestre de crecimiento negativo) y se destruirá empleo. Podría tocarse fondo en verano de 2009, aunque eso dependerá de la evolución de la coyuntura económica y financiera internacional y, por tanto, de variables que no controlamos como tipo de interés, tipo de cambio y precio del petróleo. Aún en los escenario más optimistas me temo que no volveremos antes de 2011 a los ritmos de crecimiento potenciales que además serán sustancialmente inferiores a los del últimos ciclo (¿2,5%?).

En este escenario, la política económica no debería intentar frenar ajustes muy necesarios en algunos sectores. Para compensar las rentas de los grupos de agentes más necesitados ya están los estabilizadores automáticos. Los esfuerzos deben centrarse en el lado de la oferta, intentando mejorar la flexibilidad y competencia de nuestros mercados, así como la difusión de las nuevas tecnología. Aunque sigo pensando que la variable clave que determinará el futuro de nuestro país será la formación. En definitiva, podemos ir dando por cerrado un modelo de crecimiento que ha durado dos décadas e ir pensando que va a ser necesario algo diferente para competir en una economía globalizada a partir de ahora.

Comentarios

Pablo Garcia 27 Agosto 2008 - 16:12

Trabajo en una empresa relacionada con nuevas tecnologías (alojamiento web y housing de servidores) y, al contrario de lo inicialmente esperado debido a la situación económica actual, estos últimos meses hemos visto un incremento en la inversión en empresas TIC. ¿Serán dichas empresas las más beneficiadas de la crisis económica?

A mi parecer un momento clave será constatar si en el próximo Otoño esta tendencia se mantiene o, por el contrario, la actividad de las empresas del sector también se ve afectada

Tal y como indicas, es fundamental la inversión en formación (tanto a nivel profesional como escolar), pero despues de ver durante tantos años que los principales partidos políticos no se ponen de acuerdo en consensuar una política educativa común, lo veo complicado.

Antonio Villalba 27 Agosto 2008 - 16:57

Efectivamente, desde la perspectiva económica la mejor receta que se puede aplicar en estos momentos es apostar por la formación y por aumentar todo lo posible el crecimiento potencial de nuestra economía, pero tal y como apunta Pablo, los intereses políticos no encajan con los plazos en los que se podrán empezar a apreciar los resultados de estas medidas que estamos citando.

Entrando en un terreno farragoso, ¿algún gobierno será capaz de adoptar medidas poco populares a corto plazo pero favorables pensando en el medio y largo plazo? Mi opinión es que nos vamos a tener que conformar con medidas de emergencia para que esta crisis sea menos dolorosa y que dentro de un par de años volveremos a comentar que somos un país poco competitivo y que por qué otras economías se han recuperado más rápido que nosotros…

José Manuel Fernández 27 Agosto 2008 - 18:22

Estoy de acuerdo en que la inversión en formación es fundamental para reactivar la economía en el futuro, siempre y cuando, ésta nos ayude a compensar la balanza comercial, aumentando nuestras exportaciones con respecto a las importaciones.

Esta tarea, no es nada fácil, y la inversión en I+D+I no tiene sus frutos a corto plazo, lo que hace que los posibles esfuerzos de los gobiernos no sean reconocidos, al no darse en su período de gobierno, es decir, que no les sumen votos.

Aun sabiendo, que se está aumentando la inversión en este campo, ésta debería ser mayor, de forma que nos permita desarrollar alguna disciplina que aporte valor y sea diferente a las ya existentes aumentando así nuestra productividad y nuestras exportaciones.

Carlos Blanco 27 Agosto 2008 - 18:37

Estoy completamente de acuerdo con que la economía española va a verse muy perjudicada por esta crisis.
Principalmente considero esto por las siguientes razones:

– El dinero que durante tanto tiempo recibimos de la UE lo hemos utilizado en desarrollar sectores que dependían básicamente del lado de la demanda tanto interna como externa, como puede ser el de la construcción y el sector servicios. Dada la situación actual, con la subida de tipos tan pronunciada, las hipotecas ahogan el consumo interno, pero también el externo, y en consecuencia nuestra economía crece poco o muy poco y lo seguirá haciendo, porque como hemos visto la primera economía europea (Alemania) también está sufriendo, pese a que tiene una industria potente, como es el caso de la automovilística, cuenta con un gran poder exportador que le equilibra la balanza comercial, y tiene una productividad superior a la española. Con lo cual si nuestros mayores inversores externos sufren y nos convertimos en poco atractivos, es lógico que cambien el rumbo de sus inversiones hacia países como Polonia.

– Podemos observar también como en el lado de la oferta, no se están haciendo muchas inversiones, debido a que tampoco se están fomentando, ni con la situación actual es posible porque no hay dinero (o se prefiere destinar a otro tipo de medidas sociales más que cuestionables). Pero es alarmante, la reducción de las subvenciones a las compañías inversoras en energías alternativas. Además si vemos lo poco eficaz, lo mal gestionada que está, y el rechazo generalizado que hay hacia la energía nuclear….estamos abocados a la dependencia energética, aún contando con empresas como Iberdrola, Endesa, que a lo que se están dedicando es a diversificar sus negocios en otros países, y hacen bien….con este panorama no somos un país atractivo para la inversión extranjera, ni por precios, ni por regulación, ni por infraestructuras. Y las empresas nacionales lo ven claro…

Parece que la formación podría ser un punto clave en el cambio de ciclo y de formato de crecimiento, pero si analizamos como está montado el sistema universitario español, requeriría bastantes dosis de inversión y una profunda reestructuración.
Hay muchos puntos que habría que tratar como:
El gran número de titulados sin puestos de trabajo, o con un trabajo que no tiene nada que ver con sus estudios, o de estudiantes que pasan décadas simplemente haciendo que estudian, el poco fomento que hay hacia las practicas en empresas, el mal enfoque del material didáctico que cada vez se hace más teórico y se aleja de la realidad disminuyendo la motivación del alumnado, incluso el apalancamiento de cierto sector del profesorado anquilosado en métodos de aprendizaje rupestres. Creo que habría que modificar muchas cosas de la estructura actual, pero los puntos clave los resumiría en:

-Pruebas de acceso más complicadas
-Fomento de los cursos de formación de grado superior como la vía más rápida hacia la independencia económica
-Obligatoriedad de trabajar en practicas en empresas desde el 2 año
-Rotación y cambio de parte del profesorado
-Mayores requisitos de idiomas para conceder la licenciatura
-Fomentar el estudio en el extranjero

Aunque Bolonia está obligando a aplicar parte de estos puntos, en España no parece que se haya cogido la onda de lo que se busca, que no es más que formar profesionales, no estudiantes sin rumbo.

Esperemos que nuestro sol siga calentando para atraer algo de inversión, que por lo menos nos de para vivir felices.

Guillermo Arbeiza 28 Agosto 2008 - 10:16

Es el tercer trimestre consecutivo que la variacion trimestral de la rama industrial es negativo (-0.9% 4T 2007, -0.2% 1T 2008 y -2.2% en este 2T).

Esto nos da una idea de la repercusión que ha tenido el parón de la construcción y cómo ha afectado en primer lugar a la industria surgida para nutrir sus amplísimas necesidades de maquinaria y materiales. Desde grúas y excavadoras a cemento y ladrillos pasando por ventanas y puertas, sanitarios, fontanería…
Sin nuevas promociones en el horizonte estas industrias ya han sentido una enorme reducción de la demanda y además se enfrentan a los problemas de liquidez de las promotoras.

Sin embargo creo que la “segunda ola” va a ser peor. Según se vayan terminando (si es que se terminan) las promociones actuales los siguentes afectados van a ser las empresas de servicios empleadas directamente en las obras. Y siendo empresas intensivas en mano de obra, afectarán gravemente al empleo y por tanto al consumo.

¿La pescadilla que se muerde la cola? Espero que no.

Erica Helling 28 Agosto 2008 - 19:43

Creo que es bastante evidente la aceleración de la inflación que venimos viviendo últimamente, debido al aumento de los precios en los alimentos y especialmente en la energía, cuestión que genera gran preocupación a los ciudadanos y desde luego, resta posibilidad de consumo a la gente.

Las nuevas generaciones españolas no poseen idea de ahorro para el futuro, y es por ello que creo que los tiempos que se avecinan para España serán complicados de sobre llevar. Coincido en que España ha vivido durante años por encima de sus posibilidades, pero pienso que no es imposible salir adelante. Podemos tomar como ejemplo el de Japón, que, a pesar de haber pasado por guerras, supo mantener un nivel de crecimiento controlado y con una idea de país a largo plazo (la costumbre japonesa del trabajo duro y el dominio tecnológico han llevado a Japón al éxito económico del que disfruta hoy en día). También Brasil puede tomarse como ejemplo, ya que desde los años 70´ está en constante crecimiento simplemente por tener una visión a largo plazo más clara (seguramente Brasil se transforme en pocos años en la perlita de Sudamérica).

La inflación es un problema global, que va mucho más allá de las fronteras de los países de la Unión Europea, es un problema para el que muchos gobiernos deberían ajustar sus políticas y dar respuesta al encarecimiento de los bienes. Puntualmente en España, de no tomarse medidas muy extremas, existe el riesgo de que explote una gran inflación?…
Europa está complicada, tanto como EE.UU.,se viene un tiempo de recesión, pero pienso que a pesar de la crisis europea, España debería poder sortear estos imprevistos.

Rafael Lorenzo 28 Agosto 2008 - 22:59

¿Algún comentario sobre el efecto del aumento de los precios de los combustibles y por ende de los costes de producción, en la economía española?

Rafael Lorenzo 28 Agosto 2008 - 23:13

En los años ’70 el aumento de los precios del petróleo generaron un shock de oferta adverso debido a aumento de los costes de producción. Este shock de oferta terminó generando recesión e inclusive inflación (hacia finales de los ’70).

¿Creen Ustedes que se puede estar repitiendo la historia en España?

JsMalo 29 Agosto 2008 - 02:25

Las subvenciones, a medio y largo plazo, no contribuyen al desarrollo del país. Más aún cuando estamos hablando de subvencionar energias renovables. Subvencionando estas actividades sólo se consigue que grandes compañías eléctricas mejoren sus cuentas de resultados.

Se puede ver facilmente que las tarifas de la energía “verde” reguladas por ley, no se corresponden con bajadas de precios para empresas y familias de la tarifa eléctrica. ¿Por qué entonces seguimos diciendo que las energías renovables son beneficiosas para la sociedad?.

Existen infinidad de tecnologías tendentes a aprovechar de una manera más eficiente los recursos de los que disponemos. Si el ciclo de vida de un material que hemos utilizado para fabricar un determinado producto se limita a un único uso del mismo, se está malgastando esa materia prima y la energía que se aplicó en fabricar el producto.

A través de procesos eficientes podemos conseguir que esa mima matería prima reutilizada tenga un menor coste de producción. De esta manera sí se consigue un beneficio para la sociedad, más allá de tarifas subvencionadas y reguladas por el gobierno de turno.

David Garmendia 1 Septiembre 2008 - 09:37

La desaceleración del crecimiento de la economía española (tasa interanual 1,8% frente al 2.6% del primer trimestre 2008 y el 3.3% del cuarto trimestre del 2007) viene causada principalmente por la reducción de la demanda nacional (de 2.8 a 1.5), compensada en cierta medida por la demanda externa (de -0.2 a 0.3 puntos) en el ultimo trimestre.

El consumo de los hogares españoles se ha reducido de un 2.2% a un 1.2% en el último trimestre, registrándose datos especialmente desfavorables en ventas de automóviles, comercio al por menor y bienes de consumo. Esta reducción del consumo está contextualizada en un escenario caracterizado por:

– Una tasa de paro de 10.44% según EPA (incremento del 0.81% frente al trimestre anterior), aumentando los indicadores de precariedad y temporalidad en las nuevas creaciones de empleo con la consiguiente reducción de poder adquisitivo de las familias españolas

– Aumento de los tipos de interés que encarecen el endeudamiento

– Reducción de confianza y expectativas de los consumidores

A partir de estos datos, puede percibirse claramente el dramático cambio de patrón de consumo de las familias, pasando a reducir el gasto fuertemente y “apretarse el cinturón”. Cabría pensar si una reducción de impuestos, aumentaría el poder adquisitivo de las familias y relanzaría el gasto privado y por tanto el consumo?. Probablemente sea bastante peor el remedio que la enfermedad …

Desde el prisma de la oferta, todos los sectores decrecen excepto la energía. Mención especial merece el crecimiento sector de la energía apoyado por el mantenimiento del consumo y el incremento de la factura muy por encima del IPC.

Está claro que el modelo de crecimiento económico español actual nos perjudica seriamente ante ciclos de inestabilidad más fuertemente que a otros países. No sé si se puede concluir que este tipo de modelo tiene sus días contados pero sí es cierto que hay que aprender de los errores y es necesario que los gobiernos potencien:

– I+D+I. Seguimos en el vagón de la cola de la zona euro
– Las bases para tener una industria competitiva capaz de incrementar nuestras exportaciones
– Un marco legislativo que fomente la liberación del mercado energético español tanto en la generación como en el transporte y la distribución evitando compensar a las eléctricas con otro tipo de medidas que no hacen sino agravar el poder adquisitivo del consumidor final
– Apoyado en el punto anterior, un escenario energético que permita en la manera de lo posible compensar el yugo de nuestra dependencia energética actual, continuando con la apuesta por energías renovables.

Fernando Abollado Trueba 2 Septiembre 2008 - 00:23

Me ha sorprendido bastante que EEUU presente unos datos de crecimiento del PIB en el 2º trimestre 2008 del +3,3%, superando los datos adelantados iniciales del +1,9% y revisados del +2,7% por los analistas.

En teoría, esto debería ser una buena noticia o ¿solo se trata de una mejoría previa antes de algo aun peor?

Inicialmente la subida se achaca a la gran debilidad del dólar que ha propiciado el aumento de las exportaciones y de ahí los números positivos, pero las previsiones estiman que el dólar se fortalecerá (así es actualmente) y por tanto se reducirán las exportaciones y el PIB americano se acercará al 0% incluso llegando a la recesión el año que viene.

De todas formas siempre es una buena noticia que el, por ahora, motor de la economía mundial de este tipo de buenas nuevas. Las bolsas lo agradecieron.

Una pregunta, ¿es verdad que la forma de calcular este tipo datos del crecimiento del PIB es distinta en EEUU que en Europa? Y por tanto no hay que dar mucha importancia a esta diferencia tan grande de crecimientos entre zona Euro y zona EEUU porque no son comparables.

Marta Blanco 2 Septiembre 2008 - 10:14

Y diariamente nos encontramos con mas datos que reflejan la dureza de la situacion, sobre todo para nuestro pais:

El paro ascendiende en Agosto, llegando a alcanzar el 10.5%.

Ha ido aumentando progresivamente la prima de riesgo que los inversores exigen por invertir en bonos de nuestro pais. Es decir por un bono a 10 años del estado español, se pide un 0.38% mas de lo que se exige a un bono aleman, cuando antes esta diferencia se situaba en 0.07% en 2007.(y a pesar de los ultimos datos sobre la contraccion del crecimiento en Alemania en 0.5%).

El BCE anuncia el endurecimiento de las garantias exigidas para acceder a la liquidez de las subastas, con lo que se prevee cuando se hagan publicas estas medidas, un encarecimiento del euribor.

En resumen: una cascada de datos que refuerzan el titulo de la intervencion “delicada situacion de la economia española”… suma y sigue…

Sophia Rascon 2 Septiembre 2008 - 12:53

Y suma y sigue como dice Marta…

Tenemos un salario mínimo interprofesional de 600 € frente a los 800 € de Alemania.

Esto implica que a la población española le va a afectar mucho más que a la población alemana tanto la subida de tipos de interés como la inflacción.

Respecto del precio del carburante, me parece increible que seamos el quinto país europeo con el precio del gasoil antes de impuestos más caro. Por supuesto alemania es el tercer país con el precio de gasoil antes de impuestos más barato. Todo esto según el CNE.

Además tenemos una tasa de impuestos sobre la externalidad de los carburantes que asciende a más de la mitad de su precio. Supuestamente todo el dinero generado por dichos impuestos, además de suponer un aliciente para usar otros tipos de carburantes menos contaminantes, también deberían invertirse en I+D, y desarrollar más variedad de carburantes y medios de locomoción menos contaminantes y que dependan menos de un bien en oligopolio. Pero, ¿lo estamos haciendo?

Por otro lado, también me asombra que cuando sube el precio del barril, inmediatamente sube el precio del combustible, pero actualmente a pesar de la bajada del precio del barril, no se reflejan dichas bajadas en los precios de los carburantes.

Respecto a la inversión en formación, creo que el problema está tanto en la educación universitaria como en la educación primaria y secundaria. He dado clases durante muchos años y he visto pasar por mis manos muchas generaciones de alumnos. Bajo mi punto de vista la calidad de la enseñanza ha disminuído increíblemente año tras año. Además a todo esto hay que añadir métodos arcaicos, asignaturas obsoletas y el síndrome de falta de atención que afecta a jóvenes brillantes y que desemboca en fracaso escolar. La educación de las futuras generaciones es clave y supone plantear un cambio radical tanto en los métodos de enseñanza como en la elección de los profesores. ¿En manos de quien estamos dejando la educación de la generación futura de nuestro país?

Borja Gómez 4 Septiembre 2008 - 11:56

Me parece muy acertado el apunte que hace Jose Ramón sobre la importancia que tendrá la formación en España para que nuestros mercados vuelvan a ser competitivos.

Me gustaría reflexionar sobre el papel que juega la formación a corto plazo y como incidirá en mejorar las tasas de paro actuales.

A corto plazo, la formación será un factor clave para que los desempleados del sector de la construcción encuentren trabajo en otras actividades actualmente más atractivas.

Por lo tanto, la formación reducirá el tiempo que permanezcan desempleadas los parados, ayudando así a reducir el gasto público.

La mayor parte del problema del desempleo se concentra en aquellos trabajadores que no tienen trabajo durante largos periodos de tiempo. La inversión en formación es una medida muy eficaz para reducir dicho periodo.

Alejandro de Gabriel 5 Septiembre 2008 - 10:35

Entonces, ¿por fin hay crisis o no? Cierto, un crecimiento de la economía del 0,1% todavía no es recesión… ¡Y menos mal que en verano tenemos sol, playa y chiringuitos!

No quiero imaginar que puede pasar cuando llegue el otoño y se reflejen realmente las tasas de paro, recordemos que los datos del INEM y demás organismos no se actualizan hasta que los trabajadores terminen sus vacaciones (pagadas en los finiquitos al ser despedidos por las empresas que ralentizan su actividad al no tener financiación para cubrir una oferta cuya demanda no responde).

La formación parece una solución a muy largo plazo y más aún metidos en pleno cambio cíclico en el que los gastos hay que recortarlos por donde sea, publicidad, personal, formación. Si apenas hay dinero para mantenerse en el mercado menos aún para formar trabajadores con una mentalidad un tanto cómoda.

Esto está llamando a una solución a corto plazo, políticas económicas urgentes, que alguien importante se moje y no espere soluciones ajenas y dependientes. Mucha reunión en la cumbre este verano y pocas soluciones.

Lo que hay que cambiar es la oferta, pero vía productividad, algo como en Alemania, difícil aquí en España por la histórica mentalidad de siesta y el “ya si eso mañana”.

Nos hemos acostumbrado muy rápido a buenos salarios y a la vida de vino y rosas. Y eso se acabó.

Alicia 7 Mayo 2010 - 17:05

Hola, me gustaría saber con claridad (aunque es difícil) ¿Cuál es la situación actual de la economía española? Y ¿Cuál es su rumbo?. Gracias

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar