24
Jul

4 trimestres seguidos aumentando el paro.

Escrito el 24 Julio 2008 por Rafael Pampillón en Economía española

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado hoy el dato de paro obtenido a través de la Encuesta de Población Activa (EPA). Los datos no son buenos. El número de parados aumenta en 207.400 personas respecto al trimestre anterior y se sitúa en 2.381.500. La tasa de desempleo sube 81 centésimas, hasta el 10,44%. La cifra de desempleados se ha incrementado en 621.600 personas en los últimos 12 meses.


¿Qué más se puede deducir de los datos de la EPA?

1) Que el paro aumentó en el segundo trimestre de este año por cuarto trimestre consecutivo.

Tasa de paro
2º trimestre 2007=7,95
3º trimestre 2007=8,03
4º trimestre 2007=8,60
1º trimestre 2008=9,63
2º trimestre 2008=10,44

Hay que remontarse al año 1993 para encontrar un segundo trimestre en que aumente la tasa de paro con respecto al primer trimestre de ese mismo año. Además el paro se extiende por toda la economía. La EPA indica que el paro aumentó en todos los sectores, sobre todo en construcción, con un aumento del 29% mientras que en industria (10%), agricultura (6%) y servicios (5%) los crecimientos del paro son más moderados.

2) Además la EPA del 2º trimestre que se ha publicado hoy muestra que la economía española ha creado empleo después de 2 trimestres (último del año pasado y primero de este año) en que se había destruido empleo.

Número de ocupados
2º trimestre 2007=20.367,3
3º trimestre 2007=20.510,6
4º trimestre 2007=20.476,9
1º trimestre 2008=20.402,3
2º trimestre 2008=20.425,1

3) Que desde hace muchos meses existe un número importante de gente que no tiene trabajo. La EPA nos habla estadísticas de un 10,44% de la población activa (2.381.500 personas). Es una cantidad muy importante para que no descubramos en los parados un importante factor de desintegración social y un recurso económico desperdiciado.

¿Qué política económica debe aplicar el gobierno para que se reduzca el paro?

¿Debe el gobierno aumentar la demanda agregada, es decir, la demanda de bienes y servicios? Para aumentar la demanda de trabajo, es imprescindible utilizar conjuntamente trabajo y capital. Por ejemplo, si aumenta la demanda de viajes en avión hará falta más azafatas, pilotos y personal de tierra; pero serán también necesarios, más aviones, y más pistas de aterrizaje, si los existentes están ya a plena utilización. Si crece la demanda de viajes en avión y no aumenta al mismo tiempo la oferta de plazas, los precios de los viajes aéreos subirán (inflación), con lo cual habrá gente que renunciará a viajar o lo hará en compañías aéreas extranjeras (importaciones). Los aviones y aeropuertos forman parte del capital de un país al igual que sus máquinas y los bienes de equipo. Sin capital en la cuantía necesaria, la economía difícilmente puede funcionar.

Sabemos por los datos publicados hoy que, excepto para algunos tipos de trabajo altamente cualificados, existe en España una mano de obra abundante, buena parte de ella inmigrante, que mañana mismo podría y querría trabajar. Pero ¿nos sobra también capital? ¿Tenemos el número suficiente de empresas, máquinas, instalaciones productivas e infraestructuras que puedan satisfacer un aumento de la demanda que permitiera ocupar a un mayor número de trabajadores?

Si no tenemos capital el impulso expansivo de la demanda topará con verdaderos cuellos de botella a corto plazo, que canalizarán toda la fuerza de la nueva demanda hacia aumentos de precios o incrementos de las importaciones, sin que, por ello, la economía se vea incentivada a crear un mayor número de puestos de trabajo.

De ahí que una política económica tiene que estar diseñada para estimular la oferta, es decir, la creación de empresas y hacer más eficientes y baratos los puertos, aeropuertos, ferrocarriles y la infraestructura de telecomunicaciones y aumentar así la eficacia del capital instalado. El aumento del gasto público corriente solo contribuirá a aumentar los precios. ¿Se entiende ahora porque nuestro paro crece y porque nuestra inflación y nuestro déficit comercial están en máximos históricos?

Comentarios

Juan 24 Julio 2008 - 11:59

La verdad es que con la explicación dada se entiende bastante bien.

Tenderíamos entonces como una medidad para intentar solucionar el tema del paro, a por ejemplo reducir las exigencias a los empresarios en cuánto a los despidos???

Entiendo que si llevamos al extremo la libertad del empresario para despedir a sus trabajadores, podría aumentar el empleo y se reduciría el paro? El “libre despido” sería entendido por la gente como una solución o como un nuevo problema?

Por otro lado, está claro que lo que debe fomentar el Gobierno y por lo tanto facilitar en la mayor medida posible, es la creación de nuevas empresas. Esta sí que sería una solución muy efectiva.

Isabel González 24 Julio 2008 - 12:33

1. Si las políticas de los gobiernos siguen mirando al corto plazo, los parches no solucionarán los problemas estructurales.

2. Hemos disfrutado durante varias legislaturas de dinero barato que no ha sido aprovechado para estimular sectores industriales y/o con alta productividad: tanto PP como PSOE no aprovecharon la oportunidad.

3. En España el despido ya es libre: así es para la tercera parte de los trabajadores que tienen contratos temporales. La Jurisprudencia del Supremo ya es laxa en los casos de subcontrataciones y demás temas sociales: si no se cuida al trabajador, la productividad no aumentará.

4. Mientras no se reactive el consumo, el motor no arrancará; si el grueso de la población tiene miedo a perder su trabajo, no se fía de sus gobernantes que han permitido esta orgía inmobiliaria, el consumo caerá. No será suficiente con el consumo de una minoría

5. ¿Cómo aumentar la producción?: contenganse los beneficios empresariales que ya se han disparado los últimos años; aumentense los salarios: sin duda se reactivará el consumo y ello animará a la inversión.

6. El dinero barato se acabó; quienes nos gobernaban, de uno y otro color, desaprovecharon la oportunidad de invertir en sectores con visión a largo plazo. Ahora vienen las vacas flacas y ya poco se puede hacer más que esperar a otra oportunidad y confiar en que quienes tienen que tomar las decisiones, tengan otro nivel de exigencia intelectual y moral.

Miguel 24 Julio 2008 - 19:14

¿de veras creemos que existe una política económica que en sí nos va a sacar de una espiral económica descendente? Lo más que deberíamos pedirle a un gobierno es hacer unas cuantas cosas con sentido común, esforzarse en amainar los fuegos más virulentos y ayudarnos a todos a capear el temporal. Pero la fuerza que nos empuje al final del túnel no va a ser la del sector público, y no debería ni siquiera intentarlo, porque probablemente no conseguiría más que unos movimientos torpes y con un coste considerable para el ciudadano en forma de déficit público.

El sector de la construcción alimentado en parte por no se sabe qué dineros de oscura procedencia, todos sabíamos que tampoco iba a ser el motor que nos mantuviese en la senda del crecimiento por mucho tiempo.

Datos 25 Julio 2008 - 03:49

Desde la década del 70 se viene dando un fenómeno casi universal, que es el achatamiento salarial o la pérdida de poder adquisitivo de los salarios en prácticamente todos los países del mundo. En estas condiciones no debieran darse booms de consumo o expansiones económicas como la que tuvo España, dado que el poder de compra está muy limitado. Hay dos variables que han entrado en juego para que la gente con sueldos que alcanzan para poco y nada genere estos ciclos expansivos, que son en definitiva los que sostienen al sistema capitalista. En primer lugar, el crédito barato que permite vivir mucho más allá de las posibilidades de uno. A este factor hay que añadir el hecho de que los préstamos son perennes. Un préstamo se paga con otro préstamo. En segundo lugar, es que la disponibilidad del crédito barato ha creado en estas últimas décadas diversas burbujas especulativas, que generan una multiplicación del capital pero no de la producción. Estos “productos”, que se venden a precios cada vez mayores sin ninguna lógica económica, son los que sostienen el crecimiento del capitalismo moderno y enriquecen a grandes sectores altos, y también medios de la sociedad. El problema es que cuando estas burbujas estallan queda en evidencia el problema de solvencia de todo el sistema, y como en el caso español, la carencia de un sistema productivo sustentable. De haber un sistema económico racional nunca debería producirse tal destrucción de empleos, a menos por tragedias naturales u otros imponderables como guerras, etcétera. España vive una muerte anunciada. Hay que replantearse todo el sistema económico nuevamente. Hasta ahora, el sistema se ha mantenido sustituyendo una burbuja por otra. Esta vez, lo que se ha acabado es el combustible(el crédito). Me parece que esta crisis va a ser dura, una depresión, y más fuerte aún para los países que se subieron con todo a la ola especulativa, España entre ellos. Suerte y adelante.

patricia gonzalez 31 Agosto 2011 - 12:25

Me agrada la noticia de que empresas como Economy Blogs luchen por expandirse por nuestro país, España. Espero que tengan una gran evolución y apuesto que así sera, el trabajo bien organizado y solido, que dan sus frutos. Invito y animo a que más empresas pierdan el miedo a expandirse por nuestro planeta.

Patricia Gonzalez Vargas
http://www.hotsale.es
Centro comercial online

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar