21
Jun

Es sabido que si la empresa española quiere ser más competitiva debe apuntar hacia sectores de alta calidad y tecnología. Esta verdad reza de forma especial para su competitividad en el exterior. En el futuro las empresas industriales seguirán siendo una parte muy importante de la exportación y de la inversión exterior de España. De ahí que si se quiere crear empresas competitivas es necesario impulsar el sector industrial a la vez que se sigue mejorando en el sector servicios.


Los servicios

Porque no se debe olvidar que España es muy competitiva en el sector servicios. La mayor parte de la inversión española en le exterior no está en el sector manufacturero sino en los sectores bancario, distribución, ingeniería, gestión de infraestructuras, hoteles, energía, construcción de viviendas y de obras públicas, telefonía, etc. En la industria solo tienen futuro las empresas cuya producción esté dotada de un elevado componente tecnológico. La época de la competitividad-precio es cosa del pasado. Es una guerra perdida frente a los países que disponen de elevado nivel tecnológico y frente a los costes laborales de China e India.

La Unión Europea

Los mercados europeos continuarán siendo los de referencia de las exportaciones espñolas. Así, en 2007, la Unión Europea-15 fue para España el destino del 70% de las exportaciones y el origen del 60% de nuestras importaciones. Sin embargo, hay que destacar que, en un enfoque temporal más amplio, la UE-15 ha perdido cuatro puntos porcentuales en los últimos cuatro años como mercado principal de la exportación española y seis puntos porcentuales en las importaciones. Esto se debe, fundamentalmente, a la importancia creciente de tres áreas geográficas: otros países de Europa, América y Asia. Concretamente, desde la perspectiva de la exportación, en 2007, mercados como Rusia, India y los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo exhibieron tasas de crecimiento muy significativas. Por lo que se refiere a la procedencia de la importación, cabe destacar los importantes incrementos de China, India y Brasil.

América Latina sigue siendo el principal destino de la inversión española en el exterior

Latinoamérica es el principal destino de la internacionalización que desde hace años experimenta la economía española. Grandes compañías como Repsol YPF, Gas Natural, Endesa, Santander, BBVA, Iberdrola, Telefónica, ACS, OHL o FCC, entre otras, han encontrado grandes oportunidades en el continente americano, haciendo de él un buen lugar para ampliar su mercado. Desde mediados de los noventa, las compañías españolas se han convertido en los principales inversores en la región, por detrás de EEUU. En total, la inversión bruta española en América Latina asciende a 130.000 millones de euros entre 1993 y 2007, según datos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. La inversión directa de las empresas españolas en Latinoamérica está lejos de haber terminado. Un 75% de las compañías con presencia en América Latina han aumentado su cifra de negocio en ventas externas e internas durante 2007. Sólo un 2% vio mermada su actividad en 2007, según el último informe de Perspectivas empresariales en Iberoamérica que elaboran las Cámaras de Comercio.

Sobre este último tema Ramón Casilda Béjar acaba de publicar un libro muy interesante titulado “La Gran Apuesta: Globalización e inversiones españolas en América Latina” (Editorial Granica, año 2008; 461 páginas) y que resumiré otro día.

Comentarios

Miguel Ruiz 20 Junio 2008 - 10:34

Absolutamente de acuerdo con la necesidad “impulsar el sector industrial”.
Pero los capitales necesarios para ese impulso me parece que se escapan por el sector servicios.
Una cosa es que algunas empresas españolas, de servicios, vayan bien y otra que repercuta positivamente en a la economía española, en su conjunto.
Durante los últimos años las grandes empresas de servicios españolas han invertido masivamente en el extranjero. Es mas, en el 2006 Telefónica 1ª, Ferrovial 2ª, Abertis 14ª (en el ranking mundial) invirtieron en el extranjero por un valor 3 veces superior a las inversiones recibidas por España. Y en el primer semestre del 2007 Iberdrola encabezaba las inversiones mundiales transfronterizas.
Y aquí se puede analizar de donde han salido, como se han generado, los capitales invertidos; si favorecerán al conjunto, repito, conjunto de la economía española; que sectores de la pueden contribuir mejorar el déficit comercial; en caso de OPAS, como en Endesa, donde acaban estas inversiones y que le queda a España.

Fernando Peral 20 Junio 2008 - 19:50

El otro día, Alberto López Recarte dijo que “España linda al norte con China”, para reflejar que la mayor parte de la industria española, y en especial la mayoría de las pequeñas y medianas empresas, compiten con productos que también se fabrican en China. A eso añado yo que España linda al sur con la India.

No es la tecnología, no es el capital. Es fundamentalmente la formación de los trabajadores y la calidad del proyecto empresarial. La tecnología está en venta, y los capitales siempre acuden cuando el proyecto es atractivo. Instituciones como el Instituto de Empresa desempeñarán un papel fundamental en los próximos tres o cuatro años.

Las escuelas de negocio tienen una oportunidad inmejorable para demostrar que resultan indispensables para la economía española: formando a empresarios, desarrollando la iniciativa empresarial y apoyando proyectos de negocio solventes y duraderos.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar