5
May

El retorno del optimismo

Escrito el 5 mayo 2008 por José Ramón Diez Guijarro en Uncategorized

Mientras en España los datos publicados en los últimos días (comercio minorista) siguen reflejando que el ajuste de la actividad se está produciendo de manera muy rápida, en EEUU se están descartando los escenarios más negativos de cara al medio plazo y gana adeptos la hipótesis de que esta recesión será como las últimas: corta y suave. No es que la información haya sido demasiado positiva, pero sí que ha mejorado las expectativas que se tenían sobre datos como el PIB o el empleo. En este sentido, es importante comprender que antes de la publicación de los principales datos económicos, agencias de información financiera como Bloomberg recopilan las previsiones de los principales servicios de estudios y es la desviación del dato real respecto a las estimaciones la que muchas veces suele mover el mercado. Además, en las salas de mercado suele haber analistas dedicados a seguir esas previsiones y realizar una rápida valoración de los datos publicados, para que los “traders” tomen sus posiciones con la máxima información.


Sólo hay que fijarse en el PIB publicado en EEUU la semana pasada (+0,6% en tasa trimestral anualizada), para darse cuenta de que un dato negativo puede tener un impacto positivo sobre el mercado si mejora las estimaciones (-0,5%/+0,5%). El PIB no se contrajo en el primer trimestre, pero la economía americana lleva estancada un semestre, muy lejos de sus ritmos de crecimiento potencial (2,7%-3%). Además, el crecimiento no fue negativo gracias a la acumulación no deseada de inventarios (aportó 0,7 p.p. al PIB) que tendrá un efecto negativo en próximos trimestres. Lo importante es que el crecimiento de la demanda interna, excluido inventarios (ventas finales) ha retrocedido un 0,4% (registro más débil desde 1991). Los dos principales componentes de la demanda agregada se han debilitado significativamente: el consumo sólo crece un 1,0% y la inversión fija retrocede un 9,7% (peor dato desde el 4T01). Persiste el fuerte ajuste de la inversión en construcción residencial (-26,7%) y se observa ya contagio al sector no residencial (-2,5%). Además de las existencias, sólo fue esperanzadora la fortaleza de las exportaciones (5,5%), que permite de nuevo una aportación positiva del sector exterior al crecimiento del PIB (0,2 p.p.). De hecho, lo más probable es que en el segundo trimestre el crecimiento sea negativo y sólo volvería a la zona positiva en el 3T gracias a los cheques que devolverá el gobierno a las familias. Después mantendrá una elevada debilidad al menos hasta el primer semestre de 2009.

Una crisis como la actual suele tener tres etapas: en la primera se produce un ajuste en el sector financiero tras años de excesos, en la segunda la restricción crediticia afecta al crecimiento y en la última la desaceleración económica vuelve a impactar en los balances de los bancos. Probablemente estamos al principio de la segunda etapa y, por tanto, me temo que el camino hasta ver la luz al final del túnel va a ser largo.

Comentarios

Jose 5 mayo 2008 - 23:47

Buenas noches.

Me gustaria que hiciera algun comentario, segun su punto de vista, de cual sera el progreso trismestral que llevara esta “crisis” para el ultimo trimestre de este año y para todo el año que viene. Creo que esto nos haria, a los lectores, una idea un poco mas certera de la evolucion de la situacion economica actual.

Gracias.

Pedro de la Torre 6 mayo 2008 - 07:59

El escenario más probable para EEUU para el resto del año es una estanflación. La crisis crediticia aún no ha terminado y la economía estadounidense está entrando en un período más propenso a la inflación.
El intercambio entre la inflación y el crecimiento claramente se está volviendo adverso. Greenspan acaba de señalar que una estanflación es lo que vendrá durante el resto del año.

La recuperación no comenzará hasta que los precios de las viviendas muestren señales de estabilización -y les queda bastante camino por descender- y es posible, que esos precios toquen fondo hacia el final del año.

José Ramón Díez 6 mayo 2008 - 17:27

Respecto al perfil trimestral, nuestra previsión para los próximos trimestres de la economía americana es: -1,6% (2T), -0,8% (3T), 0,8% (4T) y 1,8% (1T09). Nuestra opinión es que la economía americana no volverá a recuperar los ritmos de crecimiento potenciales hasta 2010. En 2009, el crecimiento será muy suave. El escenario alternativo sería más pesimista.

Federico Montero 7 mayo 2008 - 09:44

Cualquier muestra de optimismo en este momento hay que buscarla en el deseo de todos los agentes económicos implicados (gobiernos, autoridades reguladoras, empresas y consumidores) de salir de la crisis. Es por ello que datos que, en condiciones de normalidad, deberían mostrarse como malos aparecen bajo el signo del optimismo al manifestarse en la realidad por encima de la previsión pesimista.

En cualquier caso, EEUU ha terminado con el ejercicio de prácticas financieras incorrectas y comienza a hacer frente al problema ocasionado en su economía real por el uso indebido del sistema crediticio.

Para ello, las autoridades monetarias están inyectando liquidez al sistema y aumentando su vigilancia.

El sector exterior de EEUU está aprovechando la privilegiada situación del cambio del dólar para tirar de la economía, con una mejora de las exportaciones notable (5,5 %) pero que apenas da margen para compensar la atonía del consumo y la caída de la inversión. Un dato ocasional, el aumento de inventarios, ha maquillado el último dato trimestral del crecimiento del PIB (0,6 %).

Pero esta situación coyuntural debe dar paso en las próximas semanas a una realidad distinta, en la que efecto de los inventarios se torne negativo y el consumo y la inversión muestren su cara más deprimente. Y así hasta que el ciclo natural bajista llegue a su término.

En cuanto a Europa, el viejo continente mantiene los tipos de interés altos y un cambio euro-dólar muy desfavorable, mostrando la inflación todavía riesgos de mantenerse en tasas excesivamente altas y el paro, como es el caso de España, con síntomas inequívocos de crecimiento. Sin embargo, la gran pregunta es si, después de agotarse esta inevitable etapa de crisis con precios del petróleo y de los cereales elevados, la economía europea resurge más competitiva que la americana. Durante el periodo de crisis es el momento oportuno para llevar a cabo los ajustes necesarios encaminados a la mejora de la competitividad.

Antonio Villalba 7 mayo 2008 - 12:06

Entre todos estos datos hay uno que me ha llamado especialmente la atención, y es la nueva subida del petróleo volviendo a marcar máximos, con la peculiaridad de que esta vez no viene acompañada de una apreciación del euro frente al dólar, sino todo lo contrario. ¿A qué se debe este hecho? Y, si se mantiene esta tendencia, ¿qué efectos puede tener?

rafael martinez 7 mayo 2008 - 13:28

A la subida del precio del petroleo, hay que sumar el alza de las tasas de desempleo. Parece que ya nadie discute la existencia de una crisis y ahora sólo nos espera conocer -y sufrir- la intensidad y duración de este periodo.

Ayer mismo, JOaquín Almunia reconocía que se trataba de un proceso que duraría más de lo esperado. Hoy, Goldman Sachs habla del barril de petroleo a 200$…¿se atreverá el BCE a bajar tipos con estos precios?

Además, hay que sumar los índices de desconfianza de los consumidores que están en límites inimaginables hace años….

Alvaro Fraile 9 mayo 2008 - 10:09

El barril de Brent amanece hoy viernes 09/05 a un precio de 119,72, cerrando una semana de crecimiento del 7,5%.
Por otro lado el Dólar se ha fortalecido en 4 céntimos contra el Euro en el último mes.
El Ibex en cambio lleva subiendo desde mediados de enero y está manteniendose por encima de los 14.000 puntos, pero en cambio está acompañado de datos desalentadores de inflación y paro…

Son todo datos confusos y algo contradictorios, que hacen que el BCE y el Bank of England hayan manteniedo los tipos tras sus reuniones mensuales de política monetaria. Desde mi punto de vista, estas decisiones se deben a que existe demasiada incertidumbre en cuanto a la duración y a la profundidad de la crisis, y es por ello que no quieren mover ficha todavía. En cualquier caso, los riesgos inflacionistas siguen claramente al alza (se prevé que los precios al consumo se mantengan por encima del objetivo del 2% en los próximos meses) y esto frena cualquier posibilidad de subida de tipos por el momento.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar