25
May

El mercado chino.

Escrito el 25 mayo 2008 por Rafael Pampillón en China, Economía Mundial

Esta semana hemos discutido en el curso “Análisis económico de Países” dos casos de China. La conclusión a la que hemos llegado es que el auge económico de China es uno de los acontecimientos más destacados del siglo XXI. Un auge que se debe a su potencial demográfico (con una población de 1.350 millones de habitantes), su elevada tasa de ahorro interna y la fuerte apertura al exterior que de mantenerse en los próximos decenios, está llamado a cambiar muy sustancialmente la economía del planeta.


Los resultados macroeconómicos de la economía china y su comparación internacional son el mejor testimonio del auge que experimenta. El crecimiento del PIB de China ha sido mucho mayor que el del resto del mundo. En el periodo 2000-2007, China ha crecido a una tasa media del 10%. En concreto y en 2007, China creció un 11,4% mientras que países como Alemania, Japón o EEUU.crecieron un 2,5%, 2,1% y 2,0 % respectivamente.

Como consecuencia de ese diferencial de crecimiento, el peso relativo de China ha pasado del 3,4% del PIB mundial (a paridad de poder adquisitivo) en 1980 (un porcentaje similar al del Reino Unido) al 15,4% en 2006 (un porcentaje cinco veces mayor que el del Reino Unido). De cumplirse las previsiones, la economía china superará a la de Estados Unidos alrededor de 2025 y, asómbrate amigo lector, en 2050, la economía china será, con gran distancia, la primera economía en tamaño del mundo, siendo un 30% mayor que la economía de Estados Unidos.

Cada año se incorporan al mercado de trabajo chino 20 millones de personas. Para absorber esta fuerza de trabajo China debe crecer al 10% medio anual. Para conseguir esa importante tasa de crecimiento el gobierno de China incentiva la inversión directa exterior y anima las exportaciones. Los empresarios, también los españoles, llevan años introduciéndose en el mercado chino y también permaneciendo vigilante a aquellas oportunidades que puedan ir surgiendo. Los cambios económicos (y también sociales) de China son rapidísimos, lo que provoca que sectores que hace unos años apenas tenían importancia, hoy podrían tener un gran potencial. El empresario no debe dejar de pasar la oportunidad.

Comentarios

Pamela Gálvez 24 mayo 2008 - 18:59

Se puede realmente mantener un ritmo de crecimiento de esta magnitud con el sistema político actual?

Hemos visto a lo largo de la historia que sistemas de este tipo, luego de un progreso económico que genera personas más capacitadas, educadas y con mayores expectativas con respecto a su vida, abogan por su libertad y prefieren un sistema político con menor poder del estado. Tendrá China este problema eventualmente?

En ese sentido quizá India sería una alternativa a considerar…

Miguel Ruiz 25 mayo 2008 - 12:21

Me parece que no cuesta lo mismo crecer el 10% cuando la economía de China es el 20% de la Estados Unidos que mantener esa tasa de crecimiento a medida que alcance el 40, 50 o 60 % (a menos que crezca, comparativamente, por que se frene el crecimiento en Estados Unidos)
Por otra parte, China a crecido gracias, en gran medida, al deficit comercial de Estados Unidos y a los bajos precios del petroleo. Ni lo uno ni lo otro parece que se vayan a mantener en el futuro.
Todo ello sin contar con el posible incremento de la inflacion interna China.
Una cosa es la velocidad de despegue de la economia China y otra la de crucero.

Enrique 26 mayo 2008 - 00:32

China, gracias a su gran capacidad exportadora de bajos costes y a la expansión industrial que ha fomentado estos últimos años, ha llegado a conseguir un crecimiento promedio del 10% en estas dos ultimas décadas.

El problema se encuentra en si podrá seguir manteniendo este crecimiento a largo plazo. De momento, como vimos el otro día en clase, el intervencionismo del Estado en el mercado de divisas, donde el Gobierno es el único demandante de $, permite a China mantener un tipo de cambio competitivo y seguir manteniendo esa gran capacidad exportadora (En diciembre del 2007 termino con un superávit de 22.700 mm de $).

Este intervencionismo del Estado también esta influyendo en Políticas Directas, en las que se establecen Precios Mínimos de algunos productos básicos para evitar que empeore el malestar social de la ciudadanía en condiciones de pobreza, y en Política económica Exterior, en la que China esta haciendo lo contrario a EEUU. A través de una subida de tipos de interés, consiguen atraer Inversión extranjera que a su vez se invierte en la producción industrial, evitando el recalentamiento de la economía.

Parece que con estas medidas intervencionistas no va del todo mal el objetivo de mantener el crecimiento que se ha venido trayendo hasta el momento. Sin embargo, a largo plazo, creo que la intervención estatal debería eliminarse para permitir una mayor eficiencia de las empresas públicas, evitar el mercado negro originado por el tipo de cambio dual, y mejorar las condiciones de pobreza mediante unos salarios más cercanos a los de mercado que los actuales.

La oferta agregada seguiría aumentando por la mayor facilidad de entrada a nuevas empresas extranjeras y por la aparición de nuevas empresas chinas muchos más competentes, satisfaciendo, a su vez, la creciente demanda agregada proveniente del aumento del consumo e inversión por parte de los chinos. Creo que un mercado tan basto, con tal cantidad de mano de obra y con un posicionamiento geográfico tan interesante (junto a otro mercado creciente como India) le permitirá seguir creciendo a este ritmo durante una muy larga temporada.

Miguel Ruiz 26 mayo 2008 - 11:10

La cuestión es: Si China alcanza el tamaño de la economía de Estados Unidos, sin que estos ni el resto de países dejen de crecer al ritmo actual ¿Que tamaño habrá alcanzado la economía mundial en estos años? Esto me recuerda una reacción nuclear en cadena cuyo final es catastrófico (el estallido………de la burbuja). Para poder aprovechar indefinidamente la energía de una reacción nuclear controlada se necesita un elemento moderador y limitar el tamaño de los generadores nucleares (diversificar). Tanto apostar por China es como jugárselo a una carta que no controlamos. A ver si al final todos pasamos a depender de una economía planificada… por los chinos.

De momento parece que las oportunidades de inversión están en China, pero las necesidades se van a disparar en España, y las necesidades son también oportunidades. ¿Sera el mercado quien las desarrolle o se necesita de intervención del estado?

Lisi Bustamante 26 mayo 2008 - 17:35

Es difícil pensar que un país con tan alto crecimiento económico tenga un 69% de población con un ingreso tan bajo. Cabe plantearse la pregunta ¿Es necesario estudiar cómo se puede hacer para aumentar equilibradamente el ingreso de este porcentaje de los trabajadores?

Sin embargo, surge otra interrogante.
¿Que pasaría si se aumentara el ingreso de sus habitantes? Si aumenta el consumo interno en este país, posiblemente se cause un desabastecimiento de muchos artículos en el mercado mundial, dada la gran cantidad de personas que conforman este país. De qué forma esta situación afectaría a la economía mundial?

Daniel Novoa 26 mayo 2008 - 23:29

China se enfrenta al gran reto de poder mantener las altas tasas de crecimiento que viene experimentando hasta ahora. Lo cierto es que la ventaja competitiva de unos costes laborales bajos tarde o temprano se terminará, por lo que tendrá que buscar alternativas basadas actividades que generen un alto valor añadido. Para esto, la educación y formación del capital humano es un aspecto fundamental. Pero, con gente “capaz de pensar” ¿Podrá el sistema político mantenerse? Lo dudo mucho. En un mundo dominado por las tecnologías de la información ¿Qué podemos esperar de un país que censura las búsquedas en Google? O los que gobiernan optan por una transición “suave” hacia un nuevo sistema, o se encontrarán con problemas, tarde o temprano.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar