30
Abr

Apagón estadístico en el Banco de España.

Escrito el 30 abril 2008 por Rafael Pampillón en Economía española

Según informó hoy el Banco de España en el mes de febrero de 2008, la balanza de transferencias corrientes generó un saldo negativo de 1.616,6 millones de euros. Ello se debió a que los ingresos por transferencias corrientes fueron 1.176,4 millones de euros y los pagos fueron de 2.793.

No sabemos que parte de estos pagos por transferencias corrientes son remesas de emigrantes y que parte no. El Banco de España, a partir de ahora solo dará mensualmente el total de los ingresos y pagos de las transferencias corrientes. Y ha dejado de desglosar por meses esta partida. Se trata de una nueva política desinformativa consistente en dar los datos, por ejemplo, los de las remesas de emigrantes, por trimestres y no por meses. Con ello el Banco de España rompe la serie estadística mensual y priva a los estudiosos de la coyuntura y a los investigadores, en un momento crítico de la economía española, de una información preciosa.

Ahora los datos mensuales, de muchas partidas, que hasta ayer se publicaban, pero que a partir de hoy se dejan de publicar, quedan solo a disposición de los economistas del Banco de España y los demás se tienen que aguantar. Otra opción que le queda al analista es adivinar para lo cual puede comprar una “bola de cristal” en la tienda de Harry Potter. También puede mejorar en la virtud de la paciencia y esperar al final del mes de mayo para conocer el dato trimestral. Se trata de un apagón estadístico que después de décadas de disponer de esa información de datos mensuales ahora se empezará a carecer de ellos. Por tanto, no se sabe, debido al apagón estadístico del Banco de España, si las remesas que envían los inmigrantes siguen disminuyendo.

Hasta ahora y según datos mensuales facilitados por el Banco de España, se observaba, en los últimos meses, una reducción en los envíos de remesas como consecuencia de la desaceleración de la actividad económica en España. Efectivamente, en el mes octubre de 2007, se enviaron, desde España, remesas por valor de 770 millones de euros, pero en noviembre disminuyeron los envíos en un 6% (se remesaron 724 millones) y en diciembre volvieron a caer un 4% con respecto a noviembre y solo se enviaron 698 millones de euros. En enero de 2008, se volvieron a reducir, un 4,5%, con respecto a diciembre situándose los envíos en 667 millones. Por cierto y aunque parezca paradójico, este dato de enero, que había sido publicado por el Banco de España, ha sido borrado de su web.

¿Y en febrero? Adivina. Sabemos que los pagos por transferencias corrientes en enero fueron de 2.855 millones de euros y que en febrero se reducen esos pagos a 2.793. ¿Se debe esta reducción de los pagos a menores remesas de emigrantes? Si eres economista del Banco de España quizá lo puedas saber pero si no es el caso lo tendrás que adivinar y es aquí donde empieza a jugar un papel fundamental la “bola de cristal” que todo economista debe llevar consigo. Un ejemplo de libro de transparencia informativa para enseñar en una facultad de Ciencias de la Información.

Comentarios

Fernando Peral 30 abril 2008 - 18:06

No lo deje pasar, Profesor. Sería un escándalo que se ocultaran estas cifras, tanto más cuanto que uno de los problemas más graves a los que tiene que enfrentarse España en los próximos meses/años es su enorme déficit exterior.

Antonio Pulido 30 abril 2008 - 19:08

El Banco de España tiene que conocer ese dato y debe publicarlo ya que si el Banco de España conoce el total de los pagos por “transferencias corrientes sin contrapartida”, será por que lo ha obtenido a partir de la suma de las diferentes subpartidas que lo componen y una de esas partidas son las remesas de emigrantes.

J. Souto 1 mayo 2008 - 14:59

Resulta algo paradójico la nueva forma de comunicación que va a tener el Banco de España con la “sociedad”, los estudiosos. En la actualidad, nos encontramos inmersos en la sociedad de la información que, especialmente, gracias al auge y el gran desarrollo de los medios de comunicación e información permiten conocer en tiempo más o menos real la situación de la realidad y analizarla. Como han afirmado el resto de compañeros, en situaciones de crisis conviene aún más conocer las causas de esta nueva situación.
Espero que el departamento de Estadística reconsidere la nueva postura adoptada. No queremos trabajar con bolas de cristal ni dar respuesta con bolas de cristal. Además, ¿no creen que será una forma de generar aún más incertidumbre?

Javier Tomás 2 mayo 2008 - 12:53

Que hoy en día no se puedan publicar los datos mensuales parece cosa de broma. Pudiera ser que, en una coyuntura económica no muy boyante, el Banco de España trate de ocultar, esconder o retrasar algunos datos poco favorecedores.

Sin embargo más tarde (tres meses) o más temprano (mensualmente) acaban sabiéndose las cosas.
El gran problema de estos días es el exceso de información. ¿A quién se cree?, ¿qué se debe seleccionar?, ¿a qué datos debo hacer caso?, ¿me creo el crecimiento del PIB que pública el Gobierno, el FMI o la UE?

Incluso en los foros en los que participamos. ¿Quién es quién?, ¿quién sabe de verdad y quién no?, ¿vale tanto, por poner un ejemplo, mi opinión en Economía que la de Don Rafael? Está claro que no, pero a lo mejor alguno acaba pensando que mis conocimientos en Economía son inmensos cuando, la verdad, es que son limitados.

Yo, si fuera el Banco de España, o cualquier otra institución clave, daría datos diarios. Incluso variaciones por horas o minutos. Cuantos más, mejor. La solución no es ocultar; es confundir.

fernand bertorelli 2 mayo 2008 - 14:04

Es algo así como si fueras jubilado y el Ministerio de Trabajo, que te venía pagando la pensión cada mes y lleva haciéndolo así durante décadas, de repente decidiese (el ministerio) pagar las pensiones trimestralmente. El Ministerio podría decir, que te paga lo mismo pero con una periodicidad distinta, en vez de mensual trimestral. Vamos de juzgado de guardia.

Pedro de la Rica 3 mayo 2008 - 14:48

Como siempre en España en manos de los funcionarios; en este caso funcionarios del Banco de España ¿Civil servant? Parece que no. Es una pena que el Banco de España que empezaba a ser más transparente tienda, aunque sea por poca cosa, a ser más opaco.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar