19
Mar

España no es inmune a la crisis internacional

Escrito el 19 marzo 2008 por Valentín Bote en Economía española

Tras las elecciones generales, por fin, varios miembros del gobierno en funciones han dado su brazo a torcer y han reconocido que la economía española está evolucionando bastante peor de lo que hasta este momento nos han estado diciendo y que, además, no es inmune a la crisis financiera internacional. Esto último lo reconoció ayer David Vegara, el secretario de Estado de Economía.

Por una parte es un alivio saber que o bien uno ha dejado de ser un “antipatriota”, término utilizado por el presidente del gobierno para referirse a los que hemos alertado desde hace tiempo de la desaceleración que se viene encima, o bien ahora todos los responsables económicos del gobierno también han engrosado las filas del antipatriotismo.

Lo cierto es que resultaban inauditos los comentarios escuchados en los últimos meses según los cuales la economía española no se iba a ver afectada de ninguna manera por la crisis financiera internacional. Afirmaciones de esa naturaleza eran difíciles de encajar por multitud de motivos.


Por ejemplo, quiero recordar como el pasado 29 de enero, ante el generalizado panorama de turbulencias financieras, el Fondo Monetario Internacional publicó una actualización de sus proyecciones de crecimiento para 2008. Por resumirlo en pocas palabras, lo que el FMI hizo fue recortar el crecimiento previsto para 2008 en EEUU y la UE15 en medio punto respecto a las que había publicado a principios de otoño. Según las cifras actualizadas, EEUU no crecerá este año más de un 1,5% y la UE15 un 1,6%.

¿De verdad alguien podía creer que en España no iba a pasar nada? En este sentido quiero apuntar a un hecho cierto: mientras que en septiembre pasado los organismos más pesimistas sobre la evolución de la economía española en 2008 pronosticaban un crecimiento en el entorno del 2,5%, a día de hoy dicha cifra corresponde a las predicciones más optimistas realizadas por los distintos servicios de estudios y organismos internacionales. Y las más pesimistas a día de hoy dicen que en el presente año vamos a crecer por debajo del uno. Y eso sólo tiene un nombre: recesión en el segundo semestre. Si adoptamos un enfoque “promedio”, no es descabellado pensar, a día de hoy, en que la desaceleración nos puede dejar con un crecimiento promedio en 2008 de un 2%.

Eso sí, a modo de divertimento, si quieren ver algo sorprendente sobre el crecimiento de la economía española les recomiendo que pinchen en el siguiente enlace, que nos lleva a la nota de prensa del INE sobre los últimos datos de crecimiento del PIB . Sólo quiero que se fijen en el gráfico de la página 2, en el que se ve la evolución de las series de crecimiento interanual del PIB para España, la UE27 y la UEM. ¿Qué tiene de inaudito el gráfico? Pues fíjense en que, frente a la evolución con picos del crecimiento de la economía española hasta 2005, de repente el crecimiento de nuestro PIB se vuelve suaaaaaaave, sin los picos y las oscilaciones normales de un trimestre a otro. ¿No les da que pensar? A mí me sorprende mucho, desde luego.

Por último, tampoco creo que nadie que esté siguiendo la evolución de la bolsa española en el último trimestre piense que aquí vamos por libre y que no estamos afectados por las turbulencias internacionales. Si no, esta pérdida de un 15% de valor del IBEX desde principios de año resulta difícil de justificar.

Comentarios

María 19 marzo 2008 - 13:22

Creo que, viendo como la bolsa se desplomó un 50% entre el 2000 y el 2003, sin que en ningún momento se bajara de un crecimiento del 2.5% trimestral, queda patente que la bolsa tiene entidad propia, y poco tiene que ver una corrección bursatil, del 15 o el 30%, con que vaya a haber, o no, una recesión.

Lo que es seguro, es que al igual que en el tema de la energia nuclear, de la justicia, educación, etc, etc, se quiere politizar la economia, lo cual es una opción legítima de los politicos, pero que a mí no me gusta nada, pues me gusta la economia, y por tanto prefiero debatir sobre economia sin interpretaciones partidistas tendenciosas, y debatir, igualmente, sobre las oportunidades que cada situación provoca, más que hablar sobre que esto es un desastre perpetuo, que sólo se arreglaria si gobierna otro partido político. Todo lo anterior no quita que se critique, incluso con dureza, a quien lo haga mal, pero sólo cuando lo hace mal y en los temas que le son de su competencia, pues ningún gobierno puede influir sobre la exuberancia de las bolsas, o sobre los ataques de pánico de los inversores ante situaciones inciertas.

Andrés Porcioles 19 marzo 2008 - 14:09

María economía y política están intimimante unidas. El gobierno como decía Pampillón http://economy.blogs.ie.edu/archives/2008/03/el_nuevo_gobier_1.php#more creyó que era su deber tranquilizar al pueblo, enviándole mensajes optimistas. El gobierno ha defendido con tenacidad una cifra alta de crecimiento para este año 2008 y la ha ido rebajando décima a décima como si defendiera, palmo a palmo, el solar patrio. Mientras el gobierno resistía los Servicios de Estudios, el FMI, la OCDE, la Comisión Europea y el Consenso de los economistas nos ha estado dando previsiones de crecimiento sensiblemente menores.

Quizá el gobierno no se daba cuenta de que con ello lo único que hacía era perder la confianza del público. El efecto de esa táctica de optimismo informativo ha generado exactamente el efecto contrario al que se pretendía. Una previsión de crecimiento para este año de la economía española por encima del 3% era muy difícil de creer.

No sería de extrañar que, en el 2008, nuestro crecimiento estuviera por debajo de la media europea del mismo modo que lo ha estado por encima durante casi una década. La experiencia de décadas muestra que cuando la economía europea crece a su ritmo potencial la española siempre lo hace con tasas de crecimientos mayores, pero también indica que en las fases de muy bajo crecimiento europeo la economía española crece menos que la europea. Nuestra economía siempre ha sido más volátil y más cíclica que la europea.

Es probable que muchas familias y empresas hayan paralizado sus decisiones de inversión porque viven en la incertidumbre. Ha faltado veracidad en la información o al menos falta de convergencia entre la información suministrada por el gobierno y la que ofrecían los organismos internacionales. De ahí que el nuevo gobierno deberá dedicarse, entre otras cosas, a restablecer la confianza en los datos y a suscitar la confianza de la gente.

Voltoya 22 marzo 2008 - 19:55

Andrés, economía y política están íntimamente unidos, sí, pero no tanto como dicen los que pretenden manipular la intención de voto de los ciudadanos.
Nos pongamos como nos pongamos, el lobo ya ha llegado y gobierne quien gobierne solo podrá mitigar los efectos de la recesión. La difeencia que marque la política estará solo en qué colectivo de ciudadanos se vean más o menos favorecidos. Ambos pueden hacerlo bien o mal.

María 24 marzo 2008 - 14:19

Andrés

Tienes razón en que la economia está ligada con la politica, como lo está todo, desde la historia hasta la música, pero un cosa es que esté ligada y otra que todo lo que ocurra sea mérito o demérito de los políticos, desde que llueva hasta que la moda sea llevar corbatas con motivos marineros.

No me cabe la menor duda de que el PSOE ha intentado edulcorar la crisis, como no me cabe duda de que el PP ha intentado exagerarla, pero yo no soy politica, y lo que quiero es saber, con la mayor exactitud, los efectos y las soluciones, así como las oportunidades, que va a propiciar esta crisis. El buscar culpables a esta crisis es algo que no deberia importarnos a los que vivimos de la economia, pues no estamos para eso, si no para buscar oportunidades y minimizar riesgos, así que si alguien me dice que el PSOE miente porque la bolsa ha caido un 15% durante este año, pues saco dos conclusiones:

1- Sea cierto o no ¿Que aporta esa información a mi toma de decisiones? ¿No será que dicha información va dirigida unicamente a desprestigiar al gobierno?

2-Es que además es falsa, pues las bolsas pueden caer muchisimo más en periodos de fuerte crecimiento, como simple correccion de excesos, por lo que además de ser una información de caracter político, por no dar soluciones economicas, es una información perversa, pues es intrinsicamente falaz, y por tanto me irrita. Y mi irrita no porque vaya contra el PSOE, pues no trago ni al PSOE ni a ZP, si no porque insulta la ciencia economica al bajarla a las batallas politicas sin motivo y además con interpretaciones falsas.

Saludos.

Roberto Marinelli 28 marzo 2008 - 13:18

Andrés, tú mismo te contradices, y de hecho sería bastante de extrañar que nuestro crecimiento estuviera por debajo de la media europea, entre otras cosas porque todas las previsiones para España apuntan hacia crecimientos por encima de la media europea al menos durante los próximos 4 años.

El gobierno defendió la previsión de crecimiento que creyó razonable defender a comienzos de año con las circustancias de entonces. Esto no significa que engañase a nadie. El gobierno no puede estar constantemente dando previsiones. Esto se hace solo en momentos puntuales. La próxima vez que las anuncie tendrá que corregirlas si le parece conveniente teniendo en cuenta que la situación ha empeorado más de lo previsto (para todo el mundo, no solo España, aunque en España la corrección del mercado inmobiliario está siendo más brusca de lo previsto)). De hecho esto sucede en todos los países europeos de nuestro entorno y te pongo como ejemplo a Francia o Italia, donde las previsiones del gobierno las han corregido los organismos económicos neutrales a la baja.

Un saludo

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar