25
mar

El euro se acerca al dólar como moneda internacional.

Escrito el 25 marzo 2008 por Rafael Pampillón en Unión Europea

El euro se introdujo el 1 de enero de 1999. Actualmente es la moneda de 15 Estados miembros de la UE (Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta y Portugal) que forman la denominada Unión Monetaria Europea (UME), Eurozona, Eurolandia o zona euro. Con una población de 317 millones de habitantes y representando el 75% del PIB de los EEUU, la Eurozona supone el 25% de los intercambios comerciales del mundo (frente al 12.5% de los EEUU), lo que hace de la Eurozona el primer importador y exportador del mundo.

Esta situación privilegiada y de dominio otorga al euro un papel preponderante en el escenario económico internacional. El Banco Central Europeo (BCE) es el responsable de la política monetaria en la zona euro. El BCE es un banco central que es independiente de los 15 estados que forman la Eurozona y tiene como objetivo la estabilidad de los precios de la Eurozona. Esta gestión monetaria, independiente de las políticas económicas nacionales, ha asegurado la credibilidad del euro desde su puesta en funcionamiento. De esta forma, el euro se ha podido imponer como moneda internacional sin muchos problemas y su utilización en el mundo aumenta cada día más.


Diversificación de las reservas de divisas favorece al euro

El euro es cada vez más utilizado por los bancos centrales para diversificar sus reservas de divisas. Desde el año 2002, las reservas de divisas de los bancos centrales han aumentado considerablemente, principalmente en los países asiáticos. El dólar sigue siendo la moneda más utilizada como reserva pero su proporción baja cada vez más a favor del euro. En 8 años la proporción reservas en dólares de los bancos centrales ha pasado de 71,1% a 63,77%, mientras que la del euro ha pasado de 18,1% a 26,4%. El euro ha sabido aprovechar la posición privilegiada que ostentaba el marco alemán a la vez que los bancos centrales han decidido diversificar sus reservas de divisas como reacción a la continua depreciación del dólar. El euro es por tanto una moneda estable que constituye a medio plazo una alternativa seria y creíble al dólar.

Las transacciones comerciales se realizan en dólares

El dólar sigue siendo la moneda más utilizada para los intercambios internacionales; su larga historia le otorga una ventaja importante. ¿Por qué pagar en euros cuando siempre lo hemos hecho en dólares? Esta pregunta explica en parte el débil posicionamiento l del euro en los intercambios comerciales internacionales aún siendo, como hemos indicado, la Eurozona el primer exportador e importador a nivel mundial. En el escenario internacional, sobre todo en Asia y América Latina, el dólar sigue siendo la moneda de cambio de referencia. Y va a hacer falta mucha paciencia y persuasión para que el euro alcance al dólar como medio de pago en el comercio internacional.

El euro se ha impuesto al dólar en los mercados monetarios

Sin embargo, en pocos años el euro ha ido suplantando al dólar en el mercado de emisiones de bonos internacionales así como en los instrumentos monetarios. La mitad de las emisiones de deuda internacionales se realiza en euros. En este tipo de meracdos el paso de una moneda a otra es mucho más fácil ya que no se produce ningún tipo de inercia o efecto perverso; tan sólo depende de las características de la moneda. El euro como es más estable tiene un mayor grado de credibilidad que el dólar.

Conclusión

En definitiva, el euro ha sabido consolidarse en pocos años como la segunda moneda internacional. Sin embargo, todavía sigue por detrás del dólar. Si el euro quiere mantener y aumentar su posicionamiento internacional debe seguir mejorando en estabilidad, confianza y liquidez. Muchos países se podrán beneficiar de poder utilizar el euro: una moneda internacional que funciona bien como unidad de cuenta, depósito de valor y medio de pago sin riesgos de depreciación. La mala situación económica que atraviesa EEUU y la consecuente debilidad del dólar podrían situar, a medio plazo, al euro como la moneda de referencia más importante del mundo.

Fuente: Fundación Robert Schuman

Comentarios

Fernando Peral 26 marzo 2008 - 09:30

A la hora de determinar una moneda como referencia para la fijación de precios en el plano internacional, no basta con ser una moneda estable y fuerte en los mercados monetarios.

Lo que hace que el dólar sea la moneda de referencia en los mercados mundiales se debe a una gama de características que están directamente ligadas a la categoría de los Estados Unidos como superpotencia global: un mercado cohesionado por una política fiscal de aplicación en todo su territorio, con una política exterior clara y común, respaldada por el ejército más poderoso del mundo, y con un mercado que tiene una larga tradición de transparencia, libre circulación y movilidad laboral, y donde la libre competencia es algo asumido y aceptado.

La Unión Europea dista mucho de reuniur las características de una superpotencia global, lo cual la hace igualmente dependiente del dólar, que es el único verdadero protagonista en los mercados internacionales (así ocurre con el petróleo o las materias primas).

La actual fortaleza del Euro radica en la visión rígida del BCE, que actúa siempre en función de la inflación, y que resulta, por lo tanto, muy previsible. Qué ocurrirá con el Euro, pongo por caso, si , cuando los EE.UU. empiecen a salir de la crisis, el tipo de interés de la deuda pública norteamericana se sitúa en el 10 por ciento? O si el BCE se desviara de su mandato constitucional y cediera a las presiones para actuar sobre el tipo de cambio?

Para mí, el euro es la moneda de referencia en el mercado europeo, mientras que en los mercados mundiales está desempeñando ahora el mismo papel que el franco suizo: una moneda refugio, referencia secundaria, para tratar de paliar la crisis del dólar, que es la de Estados Unidos y que, por lo tanto, es la del mercado mundial. En los mercados monetarios, el papel del Euro es fiel reflejo del que sería el del marco alemán si siguiera existiendo.

Sergio Barbeira 27 abril 2008 - 20:42

Hola Rafael,
Quería preguntarte una duda: para mantener un tipo de cambio fijo es necesario tener una prudente reserva de divisas. ¿Podrías explicar mejor la relación?
Otra cosa: para que el dólar se aprecie respecto al euro, el BCE tendría que, entre otras cosas, comprar dólares, ¿no?
Gracias y un saludo.

Joe 14 septiembre 2010 - 07:23

Este es un blog muy útil. Gracias.

Joeseph: http://www.automateforextrading.com

Dejar un Comentario

*