17
Feb

¿Se acabaron las crisis en México?

Escrito el 17 Febrero 2008 por Mikel Aguirre en América Latina

En Estados Unidos se han encendido todas las alertas por la crisis de las hipotecas subprime ¿Debería México preocuparse por la crisis de su vecino del norte y socio de Tratado del Libre Comercio? La realidad es que, frente a la situación de México en la década de los ochenta y de los noventa, la economía mexicana se encuentra hoy creciendo a pesar de su socio del norte. El peso mexicano se ha apreciado respecto al USD en el último medio año y esto es debido a la sólida estructura sobre la que descansa su economía.

Las exportaciones a Estados Unidos representaron en el 2007 casi el 85% de las exportaciones –a pesar de la apreciación-y cerca del 51% de las importaciones- pero tanto el pasado ejercicio como en el actual el principal impulsor del crecimiento está siendo –igual que lo ha sido en Norteamérica- el consumo interior.

Con una inflación por debajo del 3,8% a cierre del 2007 y un crecimiento cercano al 3%, nos encontramos con una de las economías más sólidas del continente. ¿Qué ha sucedido para dejar atrás las crisis del sexenio? En primer lugar una estabilidad política desde el 2000, año en que se inició el primer gobierno del PAN, tras 70 años de hegemonía del PRI. Seis años de gobierno de Vicente Fox , seguidos de Felipe Calderón hasta el 2012.


En segundo lugar esta tranquilidad institucional ha traído estabilidad económica, con objetivos principales de crear crecimiento y empleo. : Además de los favorables datos de PIB e inflación, los tipos de interés están en un dígito, la deuda pública está en su menor nivel de hace 40 años, con unas reservas internacionales que superan la deuda pública externa y lo más importante la confianza que transmite la economía a inversores exteriores.

Tercero. Según “World Investment Report” México se mantiene en la novena posición de receptores de Inversión Exterior Directa, siendo el primero de Latinoamérica, con cerca de 20.000 millones de USD. Con una fuerte entra de remesas (más de 20.000 millones de USD) y el crudo en máximos históricos, compensa un déficit de cuenta corriente (que en el 2006 fue de 1.852 millones USD.

¿Va a continuar esta buena situación a lo largo del 2008? México ha pasado en más de dos décadas de suspender pagos a liderar la economía del continente. Es una de las 15 primeras economías del mundo ¿Seguirá así de bien??

Comentarios

pedro narváez 16 Febrero 2008 - 14:40

A mi me parece muy bien lo que dice el profesor. Sin embargo hay que considerar que la industria petrolera mexicana está en decadencia y la producción está cayendo y no se está haciendo nada para resolverlo.

El presidente Calderón ha puesto a la reforma energética como una de sus principales prioridades para este año. Pero los acontecimientos de las últimas semanas sugieren que las probabilidades de que la iniciativa sea aprobada son bajas.

No se hace nada y como no se hace nada la producción mexicana de petróleo ha caído constantemente tras alcanzar su techo de 3,4 millones de barriles diarios en 2003 y se estima que descenderá a 2,8 millones de barriles diarios para fines de este año. Si la tendencia continúa, México probablemente dejará de exportar petróleo dentro de siete años. Casi un 35% de los ingresos de México provienen de las exportaciones de crudo. Y si bajase el precio del petróleo ¿Seguiría usted pensando que la economía méxicana seguirá creciendo al 3%?

alenm88 16 Febrero 2008 - 15:14

creo que el punto principal tambien debe ser enforcarse en las reformas energeticas.

El problema son toda esa gente de izquierda ingnorante que cree que si el petroleo cae en mano de inversion extranjera “perdemos soberania”.

No se trata de privatrizar todo el petroleo y dejarlo en manos de ellos asi de la nada. Se llama INVERSION EXTRANJERA y claro que sería buena. El gobierno les cobrarí por operar, impuestos por cada barril y ellos se preocupan por sacar el petroleo mas y de mejor calidad.

Alfonso Rivadavia 16 Febrero 2008 - 15:34

Completamente de acuerdo co vuestros comentarios. Todos los partidos políticos están de acuerdo en que la industria petrolera necesita más dinero para exploración y producción a medida que se secan sus pozos actuales. Pero no hay consenso a la hora de decidir de dónde provendrán los fondos para la exploración y la nueva extracción. El gobierno quiere unir al sector privado que aportaría el dinero, la tecnología y la iniciativa con el monopolio estatal Pemex.

El PRD de Andrés Manuel lópez Obrador (AMLO) no quiere oir hablar del sector privado, quiere que Pemex invierta por su cuenta, es decir, con sus beneficios, lo que supondría una reducción de las transferencias dese PEMEX al gobierno. Es decir, el gobierno cobraría menos dividendos de PEMEX con el fin de otorgarle más recursos a PEMEX.

Los del PRI, más al centro que el PRD y más a la izquierda que Calderón (PAN), cuyo apoyo es fundamental para el gobierno de Calderón, acaban de cambiar su idea inicial de permitir la inversión privada y han optado por darle más dinero a Pemex. Una razón por la cual algunos miembros del PRI no creen que el cambio sea urgente es que los precios del crudo le están permitiendo a México obtener mayores ingresos a pesar de producir menos petróleo que antes.

El monopolio de Pemex, como todos los monopolios, estimula la corrupción y el desperdicio. El presupuesto de Pemex se ha multiplicado por 7 desde mediados de los años 90 hasta hoy. Sin embargo, la producción continúa cayendo y la compañía no ha descubierto nuevos yacimientos significativos.

Para complicar aún más las cosas, el debate petrolero entr el PRI y el PAN le ha venido como anillo al dedo a AMLO, que perdió por un estrecho margen la elección presidencial frente a Calderón en 2006. AMLO ha aprovechado el tema en un intento por recuperar su relevancia nacional. Con su habitual demagogia ha dicho que “los mexicanos no daremos un paso atras en la defensa del petróleo, aunque nos tachen de revoltosos y, si es necesario, vamos a parar al país”.

O el PRI cede y apoya definitivamente al PAN o esto no tiene remedio y el país seguirá creciendo a esa marcha cansina que lo ha caracterizado desde hace ya muchos años.

Aurora del Pino 16 Febrero 2008 - 18:48

Sr. Aguirre un 3% de crecimiento para México es condenarlo a quedarse como está. Vamos un estancamiento económicio. México debe crecer como mínimo al 5% para mejorar su nivel de vida.

Por otro lado los mexicanos estamos sorprendidos de como López Obrador, que por mas que se empeñe, no ganó las elecciones, tome la iniciativa y acuse al gobierno de tratar de vender al país a espaldas de todos. México necesita un debate abierto y honesto sobre su industria petrolera y, hasta que eso suceda, será difícil que se den cambios reales en la política petrolera. Es un error que López Obrador explote y acuse al gobierno de querer privatizar Pemex, cuando lo único que desea el gobierno es asociarse, es decir, vender una participación accionarial al sector privado.

Javier Tomas 17 Febrero 2008 - 18:51

No conozco México. Jamás estuve allí. Pero me encantaría conocerlo. Bastantes de mis colegas han estado allí de visita y vienen contando maravillas.
Aunque no he tenido la suerte de conocerlo in situ creo que México va a más por la conjunción por una serie de factores:

• Se ha desembarazado de la dictadura encubierta que eran los gobiernos del PRI. Cuando un partido está setenta años en el poder de forma ininterrumpida es que algo no va del todo bien. La imagen del país mexicano desde la ascensión al poder de Vicente Fox es distinta de la que existía antes. Aunque persista la corrupción, la percepción de esta es mucho menor que en los tiempos de Ernesto Zedillo, Carlos Salinas de Gortari o Miguel De la Madrid.

• México pertenece al “club” de economías emergentes, junto con India, Rusia o China. Todos ellos caracterizados por ser de los países más poblados del planeta.

• La extensión de derechos sociales bajo el gobierno de Felipe Calderón y la buena formación de la elite económica mexicana , patente en los MBA y demás máster, que se está extendiendo a capas menos favorecidas de la sociedad

• El petróleo, ya sea gestionado en el ámbito privado o en el público, no deja de ser “oro negro” y, por tanto, una fuente de negocio y una arma de negociación.

Mi opinión es que México va a mes, que la gente vive mejor que hace veinte años o que el Índice de Gini presenta ratios más positivos. Hay cosas que mejorar, si, pero parece que las cosas no se están haciendo del todo mal.

Lorenzo Thomas 21 Febrero 2008 - 11:13

1. La crisis hipotecaria de los EE.UU. ha provocado una baja en el dinamismo de la economía de ese país, lo que si bien afectará a la economía mexicana, este impacto será tan serio como en otras ocasiones, debido a que hoy en día, México tiene una mayor estabilidad macroeconómica, lo cual es resultado de las políticas que ha venido aplicado el gobierno mexicano, a fin de reducir el llamado RIESGO PAÍS

2. De acuerdo con cifras preliminares, durante 2007, México recibió 23 mil millones de dólares por concepto de inversión extranjera directa.

3. La disciplina con la cual se han manejado la macroeconomía del país ha sido un factor fundamental para que México sea considerado como la economía líder de Latinoamérica y un destino seguro para las inversiones. Asimismo, la red de tratados comerciales (12 tratados con más de 40 países), le han permitido consolidar su vocación exportador (de hecho es el 13vo país exportador), con una industria volcada hacia sectores con mayor valor agregado e intensivos en tecnología (automotriz, electrónico, aeroespacial, tecnologías de la información, software, entre otros).

Gustavo Vargas 1 Marzo 2008 - 15:09

Yo opino que se necesita prudencia. No debemos olvidar que en México hemos pecado de excesiva confianza cuando de crisis se trata. En los 80’s cuando se iba a “administrar la abundancia petrolera” sufrimos la peor devaluación del peso en nuestra historia además de una expropiación bancaria que tuvo que revertirse. En los 90’s ingenuamente compramos la idea de que ya éramos parte del selecto club del primer mundo y entramos en la crisis económica de 1994 que según la Wikipedia “fue la última y más reciente crisis del país de repercusiones mundiales”.
El lamentable “Error de Diciembre” y tristemente bautizado también a nivel mundial “Efecto Tequila” nos colocó en los encabezados noticiosos de todo el planeta, pero por causas nada positivas.

Hoy todo indica que vamos bien, o mejor dicho, vamos de maravilla. Y eso es lo que nos debería motivar a ser cautelosos al momento de pensar en el futuro.

Un último ejemplo sobre la dicotomía de pensamiento en nuestro país. En todos los medios de comunicación se elogia el gran avance que en materia legislativa sobre todo porque se han logrado acuerdos “históricos” entre los diferentes partidos políticos, incluso los mismos diputados y senadores abonan comentarios positivos a esta actitud de gran nobleza. Sin embargo, estos legisladores son los que no han permitido una mayor apertura en el sector energético, tampoco han logrado alcanzar la reforma hacendaria tan esperada desde hace más de una década y peor aún, lograron con su reforma a los estatutos del Instituto Federal Electoral que sean los partidos políticos y no la ciudadanía (recordemos que es un organismo ciudadano) quienes decidan sobre la transparencia de las elecciones, elijan a los consejeros del Instituto y sancionen a aquellos ciudadanos que critiquen de alguna manera a los candidatos que estén en campaña.

¿México seguirá así de bien? Espero que no.

chilangoleon 21 Agosto 2008 - 15:42

dice=uste=puras=idioteces=como=se=ve=que=ha=de=
haber=estudiado=en=el=ITAM=como=la=kessel=y=fecal

als 28 Septiembre 2008 - 20:55

Entre tantas ideas, no se que postura tomar ante la actividad económica del país, ni saber si apoyar la reforma energética o no…

Miguel 2 Diciembre 2008 - 02:46

La verdad que Mexico se ve cada dia mejor en cuanto a su estructura macroeconmica, pero se ve una gran desigualdad increible y me da mucha pena ver como se roban entre ellos impunemente y los trabajadores no tienen ninguna seguridad laboral en cancun existen las famosas pagadoras lo unico que hace es seguir viendo por los grandes comerciantes y no dandole los derechos a los trabajadores sino todo lo contrario, da pena ver como los mexicanos no se dan cuenta que si no tiene a sus trabajadores en buenas condiciones toda la sociedad se desvirtua

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar