19
Feb

La necesidad que tienen todos los países del mundo de conseguir alimentos baratos está reduciendo los aranceles a las importaciones agrícolas a nivel mundial. La Unión Europea (UE) que, a través de la Política Agraria Común (PAC), ha sido tradicionalmente el mayor defensor de los mercados agrarios protegidos, desmanteló hace poco, y por primera vez, las barreras a la importación de lácteos y cereales. Además y tal como pusimos de manifiesto en este blog de economía esta situación de altos precios de los alimentos a nivel mundial tambien está reduciendo poco a poco los subsidios que reciben los agricultores de los países desarrollados.


En la denominada Ronda de Doha, los 151 miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC), han estado negociando desde el año 2001 un nuevo acuerdo de libre comercio. El objetivo de la Ronda es dar a los países en desarrollo acceso total a los mercados agrícolas de los países ricos, a cambio de que abran sus puertas a los países desarrollados en los sectores bancarios, de seguros y de construcción. Por ahora las conversaciones han fracasado tras la negativa de la UE y EEUU a reducir sus generosos subsidios agrícolas. No obstante, ahora que los precios de los alimentos han subido la necesidad de proteccionismo agrario es mucho menor que en 2001.

Sin embargo, como ha puesto de manifiesto John W. Miller (High Food Prices Stir Movement on Tariffs) en The Wall Street Journal del 12 de febrero, la firma de un acuerdo global sigue siendo un objetivo casi imposible. El Congreso de EEUU trabaja actualmente en el borrador de una ley agrícola que no prevé recortes de los subsidios. Dentro de la UE Francia sigue siendo el gran defensor del proteccionismo y como ha dicho el ministro francés de Agricultura, Michel Barnier: “Deberíamos ver un largo período de altos precios agrarios antes de reducir los subsidios”. Ojala me equivoque, pero no parece que, por ahora, vaya a desaparecer el proteccionismo agrario de EEUU ni el de la UE.

Comentarios

Fernando Peral 19 febrero 2008 - 16:18

La solución que se está contemplando en algunos países proteccionistas como Suiza es la desubvencionar la aportación “ecológica” y de ordenación del territorio que representa la agricultura (subvencionar la actividad y no el producto), que es en mi opinión la manera más razonable de abordar la cuestión.

López_S 19 febrero 2008 - 18:39

Tarea complicada la de la desaparición proteccionismo agrario. En Europa tenemos al influyente Sarkozy que es bastante proteccionista (no sé el motivo por el cual algunos se empeñan en llarmarle “liberal”) y en EE.UU los dos candidatos demócratas también lo son. Sólo el republicano McCain ha sido crítico con algunas medidas proteccionistas (a diferencia de lo que piensan otros muchos republicanos). Quizá éste último sea la única esperanza en este asunto.

Yo creo que la eliminación de barreras para los productos agrarios procedentes de África sería muy positivo para los países de dicho continente ya que entiendo que es una vía para que estos puedan generar rentas. Les ayudaría a salir de la pobreza en la que, desgraciadamente, se encuentran instalados. De igual modo, creo que sería beneficioso para el consumidor europeo porque tendríamos productos más baratos.

Es cierto que en Europa podríamos tener problemas en algunas zonas agrícolas, pero creo que ahí es donde se derían llevar a cabo políticas públicas tendentes a generar nuevas oportunidades y donde debería actuar el Estado de Bienestar.

MDD 19 febrero 2008 - 20:09

Un nuevo fenomeno que se esta viendo con la inflacion que esta habiendo en los “soft commodities” es el de imponer o subir el impuesto a la EXPORTACION. El precio de los alimentos es un elemento de una sensibilidad politica muy importante en los paises, y a ningun gobierno le conviene que la produccion de un producto basico sea exportada a otro debido a que el precio sea mas atractivo en otro mercado (esto encarece el producto al consumidor local). Es por eso que ahora lo que “esta de moda” no es poner barreras a que el producto entre, sino a que el producto salga….

Mauricio Perelló 21 febrero 2008 - 11:35

Estimado Rafael:

Compartimos la misma visión frente a los subsidios y las distorsiones que estos ocasionan al mercado mundial. En países tan pequeños como Chile, tan sensibles a pequeñas variaciones en la oferta, la aparición de 1 sólo barco con cereales más baratos de Canadá o USA, permite que los molineros (Oligopolio) bajen el precio de manera drástica. (que lo suban sería por milagro…).

Argentina subsidia sus exportaciones y también los fertilizantes y compras de maquinaria entre otras cosas. Estos dos puntos finales me parecen interesantes, ya que significan un aporte directo, barato para el estado y muy enfocado en políticas de sostenibilidad a largo plazo, no siendo un subsidio propiamente tal, sino un incentivo financiero a la producción y que volvera al fisco a través de impuestos. Situación similar ocurre con los embalses para riego.

Durante años se ha hablado en la agricultura de países en desarrollo sobre fechas posibles para la caída de las subvenciones en la comunidad y USA. Pienso que esto ya se ha transformado en el cuento del “lobo” y dudo que ocurra alguna vez. Los mismos subsidios han deformado gravemente la productividad de los agricultores, haciéndolos paternalistas e ineficientes. Ver campos casi abandonados en amplios sectores de España respalda mis afirmaciones y lo equivocado de las subvenciones.

Otro factor interesante para analizar el tema agrícola es asociar a este fenómeno (subvenciones)los procesos demográficos y sociales relacionados al campo, la disponibilidad de mano de obra,etc.

Un saludo Rafael

Rafael Pampillón 23 febrero 2008 - 18:06

Gracias a todos. Muy buenas aportaciones, como siempre de Mauricio y de Fernando. También me ha gustado la de López. Mañana domingo voy a contestar a MDD explicando un poco más en que consisten los aranceles sobre las exportaciones. Rafa

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar