7
Feb

El Banco Central Europeo no bajó hoy los tipos de interés

Escrito el 7 febrero 2008 por Rafael Pampillón en Política Monetaria

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido hoy, tal y como se esperaba, mantener sin cambio los tipos de interés, en el 4%. Sin embargo, el gobernador del BCE, Jean Claude Trichet ha decidido hablar con un poco más contundencia acerca de la amenaza que supone la inflación, la política monetaria y la economía de la Eurozona.

Trichet, en su discurso pronunciado después de la reunión de hoy, ha dejado claro que el BCE detecta un deterioro en las perspectivas de la economía de la Eurozona, a medida que se desacelera la economía de EEUU y observa con preocupación las incertidumbres y riesgos existentes en los mercados financieros. Ha dicho que la desaceleración en las economías de algunos de los principales países del euro tendrá, probablemente, un impacto negativo en el crecimiento del PIB real de la zona en 2008.


Trichet no ha bajado tipos a pesar de las presiones que desde hace meses soporta el BCE. Efectivamente, los responsables del sistema bancario y fondos de inversión, analistas financieros, académicos, Jefes de Estado y de gobierno, sindicatos, columnistas, periodistas y empresarios han estado presionando al BCE para que baje los tipos de interés. ¿Ha sido correcta la decisión? No lo se; pero al menos ha quedado preservada la independencia del BCE.

En el artículo 107 del Tratado de la Unión Europea de 1992 se dice: “en el ejercicio de las facultades y en el desempeño de las funciones y obligaciones que les asignan el presente Tratado y los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales, ni el Banco Central Europeo ni los Bancos Centrales Nacionales, ni ninguno de los miembros de sus órganos rectores podrán solicitar o aceptar instrucciones de las instituciones u organismos comunitarios, ni de los Gobiernos de los Estados miembros, ni de ningún otro órgano. Las instituciones y organismos comunitarios, así como los Gobiernos de los Estados miembros, se comprometen a respetar este principio y a no tratar de influir en los miembros de los órganos rectores del BCE y de los Bancos Centrales Nacionales en el ejercicio de sus funciones”.

Más claro, agua. ¿La decisión de hoy de no bajar los tipos de interés ha sido una reacción ante las presiones que ha recibido y está recibiendo Trichet para bajar los tipos?

Comentarios

Beltrán Caruana 7 febrero 2008 - 16:47

Eso me recuerda un poco a Luis y su negativa a llevar a Raul a la selección. En contra de la opinión de todo el mundo, el de Hortaleza sigue en sus trece.

Me parece muy bien que el Banco Central Europeo sea independiente y es así como ha de ser. Sin embargo en ocasiones el sr. Trichet, como su antecesor Duisemberg parecen estar más pendientes de el impacto mediático de sus decisiones que de su impacto económico. Genios como Greenspan no se repiten.

María 7 febrero 2008 - 17:28

Hacer lo contrario de lo que te piden no es ser independiente, es ser inmaduro, y espero que no haya sido eso lo que ha pasado.

Todo el mundo trata de influir, y lo hemos visto en USA, pero la FED, como el BCE debe hacer lo que debe hacer, digan lo que digan los politicos o cualquier otro grupo interesado.

Jose Luis Borrallo 7 febrero 2008 - 19:39

El problema es que tomase la decisión que tomase iba a ser controvertida. Personalmente creo que la depreciación del tipo de cambio nos está haciendo un flaco favor a la economía Europea, y sí que es cierto, que progresivamente vamos viendo descensos en la producción y exportaciones de los países EU ¿quizá una ayuda vendría bien?
Yo en cualquier caso prefiero ver independecia bien argumentada que seguidismo partidista.

TM 8 febrero 2008 - 15:10

Yo no soy economista, pero tengo entendido, que si se rebajan los tipos, se incrementará el consumo y animaremos un poco, entre otros, al malherido mercado inmobiliario, ayudando a sofocar los incendios en sus pasivos con mayores ventas de pisos y amortizaciones de deuda mas baratas. ¿Cierto? Como pago, tendremos mayor inflación o dicho de otra, forma mayores precios en lo que consumimos. Y yo me pregunto: ¿No es esto “pan para hoy y hambre para mañana”? ¿No significa esto que todos los españoles estaríamos financiando, entre otros, a los insaciables ladrilleros, que no se lo han pensado dos veces para endeudarse hasta límites insospechados y que nos han triplicado el precio de la vivienda en los últimos años? Por mi parte: Bien hecho, Sr. Trichet!
Espero que su decisión avive la mente de más de un político español y se empiecen a pensar en soluciones para salir reforzados de esta crisis en vez de para posponerla unos meses.

TM 8 febrero 2008 - 15:12

Yo no soy economista, pero tengo entendido, que si se rebajan los tipos, se incrementará el consumo y animaremos un poco, entre otros, al malherido mercado inmobiliario, ayudando a sofocar los incendios en sus pasivos con mayores ventas de pisos y amortizaciones de deuda mas baratas. ¿Cierto? Como pago, tendremos mayor inflación o dicho de otra, forma mayores precios en lo que consumimos. Y yo me pregunto: ¿No es esto “pan para hoy y hambre para mañana”? ¿No significa esto que todos los españoles estaríamos financiando, entre otros, a los insaciables ladrilleros, que no se lo han pensado dos veces para endeudarse hasta límites insospechados y que nos han triplicado el precio de la vivienda en los últimos años? Por mi parte: Bien hecho, Sr. Trichet!
Espero que su decisión avive la mente de más de un político español y se empiecen a pensar en soluciones para salir reforzados de esta crisis en vez de para posponerla unos meses.

Angel 8 febrero 2008 - 16:28

La verdad es que esta cuestión ha sido tema de debate entre mis compañeros de trabajo. Yo siempre me situé en el lado de no iban a bajar tipos. ¿Por qué? pues probablemente porque donde trabajo, como en la mayoría de compañías que tienen que ver algo o mucho con el sistema financiero, ya llevaban tiempo descontando bajadas. Y yo que soy novato en todo esto y por lo tanto todavía bastante convencido de las lecciones académicas de la facultad y master, decidí defender lo que a mi me parecía lógico. Esto es, si hace un año y medio la inflación en la zona euro preocupaba, si las subidas de tipos acometidas podrían favorecer a algún euro país (caso de España) y “perjudicar” a otros (caso de Alemania! que todavía no levantaba cabeza), ¿cómo iba yo a aceptar que el BCE bajara tipos ahora? ¿Ha bajado la inflación? Me he perdido.
El sector financiero es importante por la función que realiza, pero ¿por qué “salvarlo” sin antes conocer quién debe pagar los excesos? Si tienes resaca es porque ayer tuviste una noche probablemente divertida pero con cierto exceso de alcohol y ahora no quieres ni acordarte si mereció la pena o no… No olvidemos que el cambio de ciclo económico era probable porque había datos que indicaban que las cosas no se estaban haciendo del todo bien, cada cual confiando en el motor que más dinero le daba (España es un ejemplo, EEUU otro, Italia, UK). Muchas de esas economías tendrían sus propias razones pero claro, al aparecer la desconfianza en el sector financiero (y no me extraña pues vaya manera de prestar dinero tienen algunos y vaya productos más “cool” estructuran) y producirse un problema de liquidez las economías se resienten y bastante. Eso sí, no todas por igual, no es excusa hablar de globalidad para justificar la situación actual de todos los países. Cada uno que tire de su carro, o ¿no sabían ya antes como iban las cosas? La economía real no cambia de un mes a otro, sí los discursos de algunos. Aún así, si puedes ayudar a que las economías no se paren demasiado hazlo, pero ¿bajando tipos es la mejor o la única manera? yo no lo creo y menos si somos europeos y dependemos del BCE que su primordial objetivo es la contención de los precios. Sí, cuando las cosas van bien también se preocupaba de eso.
No lloremos por algo que no está en nuestras manos, aprovechemos la circunstancia para ponernos a dieta y buscar soluciones sólo al alcance de los mejores preparados. No todos los jugadores (de cualquier clase; países, entidades finacieras, corporates, individuos…) van a sucumbir a esta “crisis” en la que nos encontramos. Y creo que se puede luchar contra EEUU y sus decisiones unilaterales (las personas hablan de la necesaria dualidad entre las economías de EEUU y UE, es decir, de ser necesarios seguidores…).
En cuanto al BCE, confío en las decisiones bien argumentadas, no creo que lo que opina la mayoría sea lo correcto (al menos en este caso) es más, me temo que es lo que les parece mejor para ellos o más fácil. Ahora si, ojo con su discurso que como dice el Profesor Pampillón fue contundente, aunque también debió dejar abierta una puerta a bajadas futuras; bueno, eso dicen por aquí, empiezan de nuevo los descuentos…. Saludos

Tito 8 febrero 2008 - 18:01

Yo tampoco entiendo la postura del BCE con su discurso duro y obsesivo sobre la inflación. No tienen capacidad para adelantarse a una situación que se ve venir. Esperan a que el daño ya este hecho y luego actuan. Hay que prevenir, que por bajar los tipos 1/4 pto no se va a disparar la inflación automaticamente, ya que una vez que, el cosumo y al fin y al cabo la economia, tiene sintomas de estar tocada, lo adecuado es ajustarlos. Creo que ese 1/4 le sentaría bien a la economia europea.

En este sentido (tipos interes / inflación), creo que la teoría economica peca de simplista: subo tipos => menos dinero hay => controlo inflación. En el papel queda bonito y lógico, pero en la practica es muy diferente, depende en el contexto, o ciclo, en el que se esté. Opino que la variable correcta a seguir, para subir o bajar los tipos, es el consumo y no los precios.

Un saludo

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar