10
Feb

¿Dónde esta nuestro dinero?

Escrito el 10 febrero 2008 por Mikel Aguirre en Economía española

Perteneciendo a una generación que tenia cuentos en los que aparecía el Tío Gilito bañándose en una piscina de dinero, durante mucho tiempo pensaba que las entidades financieras tenían unos depósitos llenos de papel moneda. Muchos años después tuve por primera vez la experiencia de un cajero automático que no me podía dar billetes, y le eché la culpa al estado de la banda magnética, sin plantearme siquiera que quizás no había dinero en aquella máquina. Después me hablaron del coeficiente de caja y fui consciente que los bancos no tienen nuestros ahorros guardados –menos de un 3% de los depósitos- y que el resto está invertido en bonos del tesoro en economías lejanas o creando una ingente cartera empresarial. También me explicaron el efecto multiplicador del dinero y como mis 100 antiguas pesetas podían ser prestadas a demandantes de créditos por un importe de 97, cada crédito con su principal y sus intereses correspondientes.

En la mitad de la década de los noventa –algún día se hará una película-conocimos como un –uno sólo-operador del mercado de futuros de la Banca Barings –no se llamaba El Banco de la Reina por nada- podía hacer tambalear una de las principales entidades financieras del Reino Unido (862 millones de libras de agujero). Y aunque ya habían pasado casi dos años de la intervención de Banesto, y suspensiones de pagos como las del Banco Europeo de Finanzas se habían casi borrado de mi memoria, pensaba que un banco era como un diamante –para siempre-. Aquel trader huyó, fue detenido en Alemania, encarcelado en un país asiático, cumplió 3 años y medio de condena, al salir de prisión se fue a vivir a Irlanda donde se volvió a casar y se dedicó a otras actividades.


En estas fechas nos bombardean una vez más con que un joven broker puede hacer que una entidad como Société Générale incurra en unas pérdidas históricas (4.900 millones de euros). Cuando contemplamos el “corralito” argentino como un desvarío de una situación extrema. ¿Nos planteamos que pasaría si el 5% de los tenedores de depósitos demandaran mañana a su banco una total liquidez de los mismos? El sistema funciona por una gran confianza en el mismo. Sólo utilizamos dinero para pequeñas transacciones utilizando el resto del tiempo transferencias, tarjetas inteligentes y cada vez más teléfonos móviles. Son apuntes contables que no hacen necesario la utilización del papel moneda –El fin de la era del efectivo-.

Si la bolsa hace desaparecer nuestros ahorros, la renta fija da rentabilidades negativas, la inversión inmobiliaria está a la baja y los tipos de interés en Europa están por debajo de la inflación en España, quizás quiera recuperar en efectivo mis ahorros. ¿Dónde está nuestro dinero?

Comentarios

Jose Luis Borrallo 10 febrero 2008 - 09:24

Hace ya algún tiempo hablaba con mi primo (sí ya lo sé, no soy el único que los tiene) que por aquel entonces estudiaba en la universidad de Mcgill en Montreal y actualmente trabaja para la banca privada de JP Morgan, y me comentaba lo frágil que era el sistema económico. Se basa en una creación de dinero que resulta casi fantasmagórica. ¿qué es eso de hacer crecer el dinero?, diría mi padre y tantos otros que conozco y que están no tan alejados de mi generación.
Si actualmente existiese un pánico y quisiésemos todos “cash” o “EMP”, sencillamente el sistema colapsaría; y casi lo peor es que todos lo sabemos por lo que lo mejor es “no menealla”.
Me resulta curioso como, al final, en la economía existe mucho de “institivo” (animal instinct de Keynes) o de “intuitivo” (precios esperados, cotizaciones a futuros…)o de “irracional” fruto de miedos muy humanos. Parece que nos hemos dotado de un sistema que replica la complejidad humana ¿verdad? Espero que ahora no vayamos todos a poner el dinero debajo de la almohada…

A 10 febrero 2008 - 19:12

Yo iría aún más lejos: ¿para qué quiero trocitos de papel y monedas de chatarra? El “dinero” físico también funciona en base a la confianza en el sistema.

Y, a todo esto, ¿para cuándo Openid en los blogs del IE?

SamSS 10 febrero 2008 - 20:47

A m itambien me ha hecho gracia como con u ntoroz de papel puedes comer durante 1 mes.

Tito 10 febrero 2008 - 23:27

Les recomiendo un video sobre la creación del dinero, lo pueden bajar desde el emule, se llama: “el dinero es deuda”. Da una explicación de como surgió, y como es el sistema actual. Aunque no se define bien del todo, habla sobre la aparente inestabilidad del sistema actual.

Yo creo que es el sistema menos malo, siempre da oportunidades a todos, pero no todos saben aprovecharla. Creo que nunca colapsará ya que la histeria de muchos es compensada por la cordura de otros, manteniendose un “relativo” orden y equilibrio en este caos. En resumen, a largo plazo es estable, y a corto, bastante inestable.

Un saludo.

Iñigo González 11 febrero 2008 - 16:39

El caso del trader de Barings ya fue llevado al cine.
La película se llama (como no) Rogue Trader y la protagoniza Ewan Mc Gregor. http://imdb.com/title/tt0131566/

Está basada en las memorias del trader que hizo saltar la banca de Barings, así que hay que verla con ojo crítico.

Miguel Aguirre 13 febrero 2008 - 13:03

Gracias Iñigo por el apunte cinematográfico
la verdad es que no me suena que fuese estrenada en cines (la película Rogue Trader) pero intentaré verla.
Si Enron y Barings ya han sido llevados a la gran pantalla ¿Para cuando Société Générale ?

Javier Hermosa 9 octubre 2008 - 01:31

Pues como biólogo interesado en la economía no veo yo tan claro el futuro de este sistema. Meramente no se basa en principios acorde con la biología, y nos guste o no, la economía se mueve dentro de la biología, dentro del sistema mundo. Si rompes el equilibrio, acabas contigo mismo y con lo que te rodea. Para SamSS: en este sistema no todos tienen las mismas oportunidades, no digamos tonterías.

J. Benitez 6 septiembre 2009 - 02:31

Esta muy bueno el articulo creo que voy seguir regresando a este blog
http://bolsadetrabajo.sternet.com.mx

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar