21
Feb

China: inflación, tipo de cambio y crecimiento

Escrito el 21 febrero 2008 por Javier Carrillo en China, Economía Global

De acuerdo con el National Bureau of Statistics of China [1], la inflación en el país ha aumentado un 7,1% durante el pasado mes de enero, desde el 6,5% registrado en diciembre. Se trata de la tasa más alta en los últimos 11 años. Las razones tras esta evolución de los precios en China han sido abordadas en este blog en diferentes ocasiones a lo largo de los últimos meses [2,3]. El Financial Times publicaba un artículo a este respecto el pasado martes [4].

En esta ocasión me gustaría llamar la atención del lector sobre la siguiente paradoja, que condiciona la sostenibilidad del crecimiento chino a medio plazo: como es bien sabido, su actual modelo de crecimiento está basado fundamentalmente en sus exportaciones; en buena medida, la competitividad de las exportaciones chinas es dependiente de su tipo de cambio, intervenido y artificialmente depreciado; la permanente intervención en el mercado de divisas para frenar la apreciación del yuan deriva en un exceso de liquidez, limitando la eficacia de la política monetaria; como consecuencia de lo anterior, resulta muy difícil contener el crecimiento de los precios; finalmente, la creciente inflación erosionará la competitividad de las exportaciones chinas y con ello las bases de su actual modelo de crecimiento.

En conclusión, las autoridades chinas, más allá de las discutibles presiones externas [5,6] para que permitan la revaluación del yuan, podrían verse obligadas a dejar fluctuar libremente su moneda para poder utilizar con libertad su política monetaria frente al problema de la inflación. Evidentemente, mientras la demanda interna no esté en condiciones de reemplazar a la externa como motor del crecimiento chino, menos probable resulta el anterior movimiento. Sin embargo, el desarrollo de esa demanda interna, particularmente de una sólida base de consumo, pasa por necesarios pero difíciles cambios sociales e incluso políticos [7,8].

Mientras tanto, el reloj de la inflación corre en contra de su crecimiento, y cada vez más rápido.

Comentarios

Bernardo Saenger 25 febrero 2008 - 02:16

Creo que el problema fundamental en el que se encuentra la actual China, no es precisamente el de su alta inflación proveniente de una intervención en sus tipos de cambio. El problema de China es que sus líderes deben de preocuparse por erradicar la pobreza de su sociedad. Según datos del Banco Mundial (www.worldbank.org), el 15% de los chinos vive con menos de un dólar al día. Es probable que consideremos esta cifra del 15% como pequeña, pero en el caso de China, representa a más de 200 millones de habitantes los cuales dejan de beneficiar al consumo interno.

Mark de Zabaleta 21 enero 2011 - 12:49

Los últimos datos de crecimiento de la economía china ( más de un 10%) pueden alertar sobre un recalentamiento en el mercado interno, inflación. Sin embargo, la inflación no es mala si consideramos su relación inversa con el nivel de empleo (curva de Philips) y la necesidad china de mantener su nivel comercial (exportaciones). ¿Qué pasa con el Yuan? Si consideramos la situación china como tenedora de un importante porcentaje de la Deuda Pública emitida por Occidente, la perspectiva del Yuan como moneda “devaluada” cambia significativamente.
China puede mantener sus niveles de cambio y compaginarlos con una tasa de inflación “importante”…teniendo en cuenta su posición de acreedor frente al resto del mundo.

Domi 23 enero 2011 - 14:18

Estoy de acuerdo

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar