22
Dic

Jefes de estado y familia aferrados al poder

Escrito el 22 diciembre 2007 por Mikel Aguirre en Economía Mundial

Visto que las políticas económicas de los países tienen mucho que ver con sus dirigentes conviene destacar el apego al poder que tienen muchos gobernantes del mundo y sus familias: Fidel Castro en Cuba, Presidente desde el 1 de Enero de 1959, Hugo Chávez desde 1999 y reelecto hasta el 2013; Cristina Fernández de Kirchner que sucede a su marido Néstor presidente Argentino de Mayo 2003 a diciembre 2007.


Además conviene destacar dos hechos relevantes que tendrán lugar desde el 2008 en adelante: en Rusia, Vladimir Putin, segundo y actual presidente desde la disolución de la unión Soviética (al no contemplar la Constitución la posibilidad de reelección como presidente) está confirmado como candidato a primer ministro del partido Rusia Unida que tiene muchas posibilidades de ganar las elecciones previstas para el 2 de Marzo de 2008.

En EEUU, desde que el 8 de Noviembre de 1988 ganó las elecciones George H.W. Bush, se van a cumplir dos décadas en las que ha gobernado en el país un presidente con ese apellido o con el de Clinton, y cerca de 60 millones de norteamericanos sólo han conocido estas dos dinastías como presidentes. Si Hillary Clinton ganara las elecciones del 2008 e incluso la reelección en el 2012 se podría llegar a cerca de 150 millones de ciudadanos de EEUU que sólo habrían conocido una de estas dos familias presidiendo su país.

En el otro extremo, se observa como desde que el 2 de junio de 1946 en Italia los dos primeros Ministros más duradero han sido Silvio Berlusconi con 5 años en dos periodos diferentes (1994-95) y (2001-2006) y Giulio Andreotti con 7 años en 3 periodos diferentes (1972-73), (1976-79) y (1989-1992). ¿Será este el motivo por el que España supera a Italia en renta per cápita? ¿Cuál es el punto medio entre cambiar de primer ministro una vez cada dos años o de gobernar durante décadas? ¿Se aprecia o se infravalora a quien cierra voluntariamente su carrera política?

Comentarios

Antonio López 22 diciembre 2007 - 12:57

El problema de aferrarse al poder es muy grave en África. En África de los 53 jefes de Estado, 2 son octogenarios, 14 han superado los 70 años y 13 llevan gobernando más de 20 años. Parece que los dirigentes políticos africanos quieren morir en el poder. ¿Tendrá que ver esto con su nivel de pobreza? Por cierto el nuevo amigo de Zapatero, Muammar al-Gaddafi lleva 38 años en el poder de Libia como líder de la revolución sin necesidad de elecciones.

Jose Luis Borrallo 22 diciembre 2007 - 22:10

¿será la erótica del poder? Es por todos conocido aunque no por muchos admitido que cuando una persona permanece por mucho tiempo en un puesto empieza a crear “automatismos”, se relaja en cierto modo por ya saber como funciona “la cosa” volviendose más comodaticio y crea una red clientelar notable – esto más acuciado en la raza política.
Sin duda no es bien valorado o por lo menos no suficientemente valorado gestos como el de José María Aznar que tras 2 mandatos fue capaz de dejar el poder, no permitiéndo que este se confundiese con su persona. Por favor, que cunda el ejemplo. De esta manera empezaremos a recuperar la fe en la política.

Mark 23 diciembre 2007 - 00:31

¿Qué método podemos usar para valorar bien o suficientemente el “gesto” de Aznar de limitarse a dos mandatos?

¿El Método de Gestos? El “gesto” fue puro cálculo político, sabiendo que 3 mandatos sería algo casi imposible de conseguir.

¿El Método de la Continuidad (método Putin)? Aznar pudo pensar que lo había hecho tan bien, y había dejado todo tan atado, que un tercer mandato del PP con otro presidente, y él como “leyenda” viva cercana al poder, sería algo muy placentero.

¿El método de despreciar al contrario?
Aznar no supo estar por encima de la lamentable dinámica política de dos grandes partidos enfrentados casi permanentemente, con una cohorte de terceros insignificantes sacando tajada. Se ignoró, vapuleó y despreció al otro gran partido español…..y ahora estamos todos pagando por eso.

En política no hay gestos heroicos ni galantes, hay cálculo posibilista sobre permanencia en el poder.
Este año voy a poner una vela en el Belén, a ver si el niño Jesús nos manda hombres de Estado y no mediocridades cortoplacistas.

Jose Luis Borrallo 23 diciembre 2007 - 18:33

Tienes razón Mark, no hay manera de encontrar un método para valorar el “gesto de Aznar”, como bien demuestra las elecubraciones vertidas el tu tercer párrafo. Es por esto por lo que exigiría que los mandatos fueran limitados a dos legislaturas por ley.
POr cierto leyéndote me daba la impresión de que estabas hablando de esta legislatura no de la anterior,en donde el todos contra uno (diez millones de votantes) ha sido más que evidente.
También espero que por hombres de estado no hablemos de los que desgajan el estado con leyes de memoria histórica, asignaturas adoctrinadoras etc.
En cualquier caso FELIZ NAVIDAD.

El Perdiu 25 diciembre 2007 - 13:21

Creo que la consolidación de “dinastías republicanas” va en contra de la esencia de la democracia”. Es un fraude al espíritu del liberalismo colocar a la esposa o al hijo al frente del gobierno. Es un fraude lo que va a hacer Putin. Aún así, voy más lejos y miro a la Universidad. A veces propongo, medio en broma medio en serio, que en España debería estar prohibido, por ley, contratar a personas, ya sea como PAS o como docentes, que tengan a algún familiar en primer grado trabajando allí. Es un escándalo ver cómo las plazas de asociados se cubren de “hijos de” o “maridos de”. Si son tan buenos, que lo demuestren en otra universidad, ¿no le parece?

Rafael Lorenzo 26 diciembre 2007 - 21:11

Saludos desde Venezuela.

El problema es peor aun si el que detenta el poder por tanto tiempo, además tiene un desempeño mediocre.

Me refiero en particular al caso de Hugo Chávez, quien, teniendo en sus manos el mayor ingreso petrolero de toda la historia de Venezuela, matiene al país sumido en una crisis económica muy particular: altos ingresos, alto desempleo (las cifras oficiales consieran el subempleo como empleo), alta inflación, escasez de productos, pésima distribución del ingreso, muy bajo índice de inversión, sobrevaluación de la moneda de mas de 100%, crecimiento del sector público y destrucción sostenida del sector privado, aumento excesivo de las importaciones, etc.

Vale destacar que, en este momento, restan 5 años del período del presidente Chávez y no ha dado ninguna seña de cambio de rumbo en cuanto a su inexistente política económica.

Hoy en día Venezuela ocupa lugares “muy malos” en diversos índices de calidad de vida y desempeño como país.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar