5
Dic

Chindia ¿Oportunidad o amenaza para América Latina?

Escrito el 5 diciembre 2007 por Rafael Pampillón en América Latina, China, Economía Mundial

El desarrollo económico de China e India (CHINDIA) es una oportunidad para los países latinoamericanos ya que podrán incrementar sus exportaciones a esos 2 países. Al ser Chindia la “Fabrica del mundo” está demandando materias primas y América Latina está jugando un papel muy importante en la venta de esas materias primas a esos países asiáticos. Pero, al mismo tiempo, especializarse en exportaciones de materias primas es una amenaza ya que históricamente los países que hacen esto tienen una menor inversión en investigación y desarrollo lo que detiene su crecimiento y los hace mas dependientes de países, como Chindia que demandan materias primas y producen y exportan bienes de alto valor añadido.


El crecimiento y la expansión de Chindia es una oportunidad para América Latina de obtener divisas mediante la venta de petróleo, minerales y materias primas a Chindia y canalizar esos ingresos provenientes de los países asiáticos para generar inversiones en infraestructuras, desarrollo educativo, investigación y desarrollo y fortalecer las instituciones y combatir la corrupción.

En resumen los países latinoamericanos tienen que pasar de exportar materias primas (el caso extremo es Venezuela que basa sus ingresos en el petróleo) a ser países desarrolladores de tecnología, servicios y bienes industriales ¿Lo lograrán? ¿Disminuirá cada vez más la relevancia económica de América Latina por su dependencia de la exportación de materias primas? ¿Perjudican o benefician las exportaciones industriales de Chindia a algunos países de América Latina como, por ejemplo, México? Ante la presencia de recursos escasos ¿En que debe invertir América Latina para aumentar su ventaja competitiva, en infraestructura o en tecnología? ¿Son complementarias o sustitutivas las exportaciones de Chindia con las de América Latina?

Comentarios

Fabio Casasús 5 diciembre 2007 - 11:21

El boom de China y en menor medida el de India puede resultar beneficioso en la medida que estimula las exportaciones de los países cuya dotación financiera está vinculada a las materias primas. Esta necesidad de recursos naturales está contribuyendo a la apreciación del tipo de cambio, tanto real como nominal, de la mayoría de los países latinoamericanos perjudicando la competitividad de los sectores manufactureros quienes son los más afectados por la irrupción del gigante asiático en sus mercados (especialmente el sector textil). El impacto del comercio de Chindia en América Latina es directamente positivo en cuanto al boom exportador que ello supone, e indirectamente a través de unas mejores condiciones de negocio internacional. Es por ello que China se presenta como un “trade angel” o ángel de la guarda de las exportaciones latinoamericanas a la vez que un “outlet” o enorme punto de venta para los recursos naturales de la región. Pero Chindia no es sólo un aliado estratégico a nivel comercial. A lo largo de la próxima década también debería representar una inyección en términos de flujo de capitales. No parece que ambas regiones vayan a competir por la inversión directa en el extranjero del resto del mundo. Incluso se darán casos de IDE cruzada ya que compañías, sobre todo chinas, han mostrado su interés por el mercado latinoamericano y por ejemplo, empresas brasileñas como Embraer o Marcopolo están analizando posibles oportunidades en China.

Beltrán Caruana 5 diciembre 2007 - 14:41

Yo creo que la apertura hacia el exterior siempre será positiva para iberoamérica. No hay duda que la competencia con otras economías mundiales les acarreará esfuerzos pero si no se dan cuenta que hay que competir en un mundo global, se acercarán mas a África que a Europa. Puede que haya defensores de lo contrario, pero seguro que no te han tenido como maestro Rafa.

Un abrazo

Darío Jose Sánchez-Junco 5 diciembre 2007 - 16:07

El rápido crecimiento de China e India ha levantado numerosas incógnitas en cómo puede estar afectando a las economías Latinoamericanas.

Sin embargo, dicha competencia no es tan perjudicial como en principio pudiera pensarse, debido a que el propio crecimiento de India y China también genera demanda, beneficiando a Latinoamérica en la exportación de materias primas.
Cuanto más abierta estén las economía latinoamericanas más eficientemente estarán asignados sus factores de producción. Es necesario que los países latinoamericanos se especialicen en aquellos factores productivo en los que pueden ser más eficientes y competitivos (por ejemplo petróleo, minerales como el cobre, o la soja). Y por otro lado, comprar en el exterior aquellos productos que les pueda salir más baratos.

Es fundamental que los países Latinoamericanos sigan manteniendo un nivel de apertura elevado.
Esperemos que las épocas de economía autárquica, determinado por una política dirigida por el Estado y de sustitución de importaciones no sea más que una rémora del pasado, con el permiso de Chávez, Evo Morales y compañía.

Por tanto, la competencia de China e India no sólo no afecta a Latinoamérica, sino todo lo contrario, podría estar ayudando a Latinoamérica a mejorar sus procesos productivos, a ser más eficientes y competitivos a nivel mundial. No obstante, queda mucho camino por recorrer y parece difícil que Latinoamérica se pueda subir (por lo menos en el corto plazo) plenamente al tren del comercio intra-industrial que china e india están propiciando.

Un cordial saludo a todos,
Darío

Laura Garcia 5 diciembre 2007 - 19:50

La fuerte demanda de materias primas por parte de Chindia no sólo es una oportunidad, sino también un reto para América Latina.
La exportación de materias primas genera una oportunidad interesante para la entrada permanente de divisas a paises de la región debido al sostenido crecimiento económico de Chindia.
Sin embargo, esta oportunidad también es un reto para América Latina que tiene que evitar a toda costa caer en la llamada “enfermedad holandesa”.

En el corto plazo, La región debe aprovechar esta oportunidad, considerando sobretodo la fuerte dotación en RRNN de Latinoamérica y la alta cotización internacional de dichos recursos. Sin embargo, y al mismo tiempo, debe invertir este flujo de divisas para fomentar el desarrollo de capital físico, tecnológico y humano; los cuales son la única garantia para el desarrollo sostenible de la región.

Luis Coronel 6 diciembre 2007 - 13:09

¿China e India son una amenaza para America Latina?

Pues es tan positivo como una persona que se gano la loteria, ciertamente tendra recursos muy superiores, casi de seguro dejara de trabajar y se dedicara a la buena vida.

Esta comparacion es como yo veo a la mayoria de Latino America, China e India estan proveyendo a la region con abundantes ingresos que el continente NO sabe administrar, como se puede observar se esta realizando un repunte del gasto gubernamental en Venezuela, Ecuador, Bolivia y Argentina suplido por estos ingresos, en vez de ser invertidos en Infraestructura, Diversificacion de la Economia, reducciones fiscales a inversion etc…

Es como darle dinero a un fajo de billetes a un drogadicto… el resultado es prevesible.

Entonces China e India nos estan hundiendo? ciertamente no, simplemente esta evidenciando nuestras falencias administrativas ya que es facil ajustarse el cinturon cuando un pais entra en una crisis (Argentian alguien?) pero que duro es hacer lo correcto cuando estamos en bonanza.

Eventualmente el pico productivo bajara, la demanda de materias primas menguara, y los resultados seran evidentes tendremos a un estado Obeso que probablemente tire de la deuda o emision inorganica para mantenerse a flote hasta un punto critico (la inflacion no es democratica ni demagogica solo es) en que halla un cambio de regimen mas conservador que le tocara limpiar el desastre con las medias correctas y claro esta mas anti populares, generando un odio por el “Neo liberalismo salvaje” que corrige economias PERO no inspira al pueblo (De que importa un un PIB del 7% si la gente no puede comer? – Rafael Correa “increible”) Todo esto hasta que llege otro fajo de billetes y comience este ciclo vicioso una vez mas.

Miguel Burguet 7 diciembre 2007 - 03:11

Desde mi punto de vista, la clave para el desarrollo de los países latinoamericanos está en la inversión en capital tecnológico y humano, no en la exportación de materias primas. Si bien en algunos países la industrialización ha obtenido resultados razonables, la mayoría de las economías de Latinoamérica adolecen de un sector industrial desarrollado comparable a los niveles de los países de la OCDE. A parte de los factores macroeconómicos que puedan influir en esta situación, mi percepción es que el desarrollo de una economía industrial y de servicios avanzada implica profundos factores culturales que no pueden ser replicados mediante la manipulación de un grupo de indicadores económicos. La estabilidad macroeconómica es deseable pero una vez ésta se ha logrado, un sector industrial y de servicios competitivo no surge por añadidura. Al respecto, Latinoamérica muestra un comportamiento desesperanzador. No hay que olvidar que el intento de industrialización de varios de estos países de la segunda mitad del siglo XX acabó en un gran fracaso. En este sentido, desde mi punto de vista el futuro del subcontinente se basa en la educación de la población y en la mejora de sus niveles básicos de bienestar. Ello es, aún así problemático. El sistema impositivo de los países latinoamericanos, uno de los más ineficientes del mundo, dedica recursos escasos a la educación de la población y la mayoría de ellos van dirigidos al pago de salarios, no a la inversión en equipamientos. Esto es un grave inconveniente para la formación de capital tecnológico y humano a largo plazo. La exportación de materias primas puede servir para generar recursos necesarios para dichas mejoras, pero por sí misma no solucionará los problemas de los latinoamericanos. Además, no hay que olvidar el llamado “mal holandés” que la exportación de recursos naturales conlleva: un retraimiento del sector manufacturero y de servicios a causa de la “competencia” por los factores productivos con el sector extractivo y la apreciación de la moneda. Por todo ello soy moderadamente pesimista sobre el futuro de la región por cuanto la formación de la población y sobretodo el cambio cultural que requiere la creación de una economía avanzada en la industria y los servicios va a ser muy difícil de lograr.

F.M Aboy Pérz 7 diciembre 2007 - 12:06

Estoy de acuerdo con todos; claramente China e India no compitan directamente con Latinoamérica, si no que Chindia podría ser el motor del desarrollo de estos países. Como todos sabemos Latinoamérica es uno de los principales proveedores de materias primas a estos dos gigantes, lo han sido, durante un largo periodo de tiempo y continuaran siéndolo.

El problema que nos encontramos no es solo el conocido como “mal holandés” en el fondo para mi creo que esa seria uno de los menores males, el problema es que estos países están desaprovechando una gran oportunidad para relanzar sus economías y prepararlas para este siglo XXI.

Como Miguel Burguet comenta en este bloc, uno de los grandes problemas es la falta de inversión en capital tecnológico y humano, que verdaderamente son el centro para del problema.

Quizás el orientar esas entradas de capital para fomentar el desarrollo del capital humano, seria la mejor opción para estos países. Hay que tener en cuenta que en Latinoamérica las diferencias entre ricos y pobres son muy altas. (Índice de GINI). Asi como su nivel de educación, siendo este de ocho años escolares aproximadamente ¿Por que centrarnos en las inversiones de capital humano? Las inversiones en capital humano pueden mejorar los niveles de vida porque amplían las oportunidades de empleo, incrementan la productividad, atraen inversiones de capital y tienen importancia para el crecimiento económico y bienestar de los hogares, pudiendo asi eliminar el “círculo perverso” pobreza-ignorancia, y romper con lo que es más grave, heredar la ignorancia de generación en generación.

Pero ahora debemos de pensar, ¿Que se necesita para romper con esto?, ¿Cuales son sus ventajas y cuales sus desventajas? ¿Como afectaría el aumento de escolarizados y universitarios en esos países? ¿Quieren los dirigentes de algunos países latinoamericanos, que la población de su país se forme y culturice, o es preferible mantenerla en la ignorancia?

¿Porque América latina no es tan importante para Europa y EEUU como lo es China o India? ¿Puede ser Latinoamérica la base para el crecimiento mundial una vez que países como China e India, estabilicen sus crecimientos? El tiempo nos resolverá algún día todas estas preguntas.

Muy bien lo planteo, Marc Bloch, cuando dijo: “que la incomprensión del presente, nace fatalmente de la ignorancia del pasado. Como ignoramos el pasado histórico y por ende político, ignoramos que siempre hemos estado alejado de las decisiones y que la clase política latinoamericana es un casta oligárquica”

Jose Rafael Armijos 7 diciembre 2007 - 13:20

Sin duda Chinda en la actualidad puede es un motor para las economías latinoamericanas ricas en materia prima, sin embargo una vez que el crecimiento de estos países tenga un menor impulso ¿Que pasara con las economías latinoamericanas?

Debemos enfrentar a los problemas y analizarlos desde su raíz, por eso primero se debe desarrollar un sistema político estable y fiable, en donde las reformas económicas y sociales establecidas por un gobierno no sean únicamente un slogan político, sino que se apliquen, funcionen y obtengan el impacto planificado. Podemos tomar como referencia a Chile, un país que a pesar de haber pasado por duras crisis en el pasado, mantuvo su plan económico, y en la actualidad está viviendo de unos resultados prometedores.

Segundo, se debe establecer un sistema eficiente para la inversión de capital obtenido de las exportaciones de materias primas y recursos naturales. En los países que viven de la exportación del petróleo, se vivió una situación en la que los gobiernos se encontraron con un superávit generado por los excedentes del precio del petróleo (Ecuador y Venezuela). Sin embargo, este excedente no ha sido utilizado eficientemente, y se debe implantar un sistema que establezca el destino de estos fondos adicionales en reformas estructurales, y que no se utilice como “Caja Chica” para el malgasto de los políticos corruptos.

Definitivamente existe una necesidad de reformas estructurales que tengan impacto a largo plazo, una concepto que no se aplica en la mayoría de economías Latinoamericanas, ya que la mayoría de reformas suelen buscar resultados a corto plazo. Apoyo los comentarios que mencionaron la necesidad de inversión en capital humano, ya que la educación debe ser el cimiento para el desarrollo de una economía del siglo XXI.

Si no se empieza a cambiar el sistema actual, Latinoamérica se encontrará en una posición de desventaja en el futuro, y debemos buscar nuevas oportunidades para. Una posible salida puede ser la inversión y desarrollo de proyectos vinculados con el cambio climático y energías renovables. China y la India pronto se verán forzadas a contribuir en fondos que ayuden a controlar el impacto del cambio climático. Esta puede ser una oportunidad y una salida para que los países latinoamericanos la exploten y aprovechen.

Pablo de la Cerda Fortes 7 diciembre 2007 - 20:11

La entrada de Asia y el mal Holandés en América Latina, deben de ser combatidos con la mejora de la competitividad. Dicha competitividad debe de ser provocada por una acción conjunta entre el gobierno y la iniciativa privada, en donde el marco jurídico y la visión a largo plazo de las empresas, establezca como prioritarias las actividades relacionadas con innovación, educación y creación de infraestructuras. Sin embargo, habría que poner en tela de juicio el hecho de que la proximidad de la región con el mercado de Estado Unidos y Europa, sea una ventaja competitiva, pues el proceso de globalización ha hecho que los mercados se acerquen, que las comunicaciones sean inmediatas a nivel mundial y que los procesos productivos ya no se frenen ante barreras geográficas.

Hoy en día, productos primarios, manufactureros, terminados, e incluso los servicios, se terminan en camino a dichos mercados y el comercio a nivel mundial, permite economías de escala para enviar, o proveer productos y servicios especializados a cualquier sitio. Si bien es cierto, que la entrada de nuevos jugadores beneficia el rendimiento de todos, el proceso paulatino de entrada y con desigualdad de condiciones, puede que sea el tema crucial para lograr el desarrollo económico en la región. Los gobiernos Latinoamericanos, deben de tener en mente durante los próximos años, que los beneficios a largo plazo de la entrada de Asia, tienen que librarse con estabilidad jurídica, mercados de capital atractivos, gobernabilidad corporativa, mayor distribución de la riqueza, inversión en sectores que propicien el crecimiento sustentable, disciplina fiscal y constancia.

Suerte a todos

Antoni Munar 8 diciembre 2007 - 12:37

La entrada en el mercado internacional de China e India han tenido fundamentalmente dos efectos en Latinoamérica: (1) China e India son una competencia directa en la manufactura basada en el bajo coste de la mano de obra, donde ya se observa el desplazamiento de industrias de Méjico a China y la inundación del mercado mejicano con productos chinos, y (2) la compra de materias primas por parte de China e India a Latinoamerica, con el efecto positivo en la balanza comercial de esta última y sus dotaciones financieras. En la mayoría de los posts se coincide que esté flujo DEBERÍA ser usado para desarrollar los sectores con alto valor añadido (tecnológico) pero, cuales son los INCENTIVOS reales para esta política? las convicciones ideológicas (que por cierto pueden ir en sentido contrario, a la vista de la tentación de usar los petro-dolares para financiar programas ideológicos como hizo la ex-Unión Soviética)?? Los mecanismos de mercado son mucho más potentes y los incentivos van más hacia una enfermedad holandesa combinada con una deriva ideológica tendente a satisfacer más las ansias megalómanas de algunos dirigentes. Coincido pués con Miguel Burguet. Se dan condiciones, pero no soy muy optimista.

Emilio Portes 10 diciembre 2007 - 20:24

En mi opinión, las exportaciones le vienen muy bien a America Latina, siempre que haya relaciones comerciaes es beneficioso.
Creo que América Latina debe centrar su inversión en unos mínimos de cara a reducir la pobreza, es decir, debe dar un servicio de salud universal y a la par de esto, potenciar la educación. Con esto servicios cubiertos, las posibilidades de desarrollo de cada persona se multiplican, pudiendo desarrollarse y mejorar sin tener en cuenta su procedencia económico-social.
Una vez esto esté cumplido, la innovación, investigación y especialización de la mano de obra y por tanto de los productos exportados de mayor valor añadido, caen por su propio peso.
La entrada de CHINDIA en el mercado mundial será beneficiosa para todos a largo plazo, debiendo cada país ajustarse a sus fortalezas y beneficiandose de la creciente competencia.

Gabriela Carcamo 12 diciembre 2007 - 09:42

Es evidente el fuerte crecimiento que actualmente tiene China e India. Este “fenómeno” para muchos países Latinoamericanos puede traducirse en una fuerte amenaza. Es una amenaza ya que desplaza la inversión extranjera de Latinoamérica hacia Chindia porque posee un fuerte capital humano con un nivel de productividad más alto y un coste mas bajo frente a los niveles Latinoamericanos. Esta amenaza puede ejercer una fuerza positiva para poder impulsar el desarrollo interno de los países latinoamericanos. ¿Cómo? Muchos al ver como poder mantener competitividad frente al nivel mundial impulsan el mejoramiento de sus procesos productivos y aumentan su nivel de eficiencia y competitividad. Viendo aun más el lado positivo, Latinoamérica puede beneficiarse al ser el proveedor del incremento de demanda en materias primas. Lo complicado y clave para el desarrollo de los países exportadores de materias primas esta en como transferir las ganancias en una manera eficiente para promover el desarrollo y no crear una dependencia. Creo que estos países deben enfocar la distribución de ganancias en las áreas que enfrentan retos por ejemplo: Invertir en desarrollo para capacitar el capital humano, minimizar el nivel de pobreza y desigualdad en materia de distribución de riqueza a través de programas de educación, y reducir el sector informal. Además invertir en el mejoramiento de infraestructura en las áreas como el transporte, telecomunicaciones, y energía. En breve es necesario crear un plan de desarrollo que certifique un gasto más eficaz y transparente y ataque las areas más debiles de la economia de un pais.

En conclusión es un reto como enfrentar la situacion actual siendo un país Latinoamericano. Sin embargo no creo que la amenaza del gigante asiático presente una gravedad sino una oportunidad en la cual los países Latinoamericanos pueden encontrar posibilidad de desarrollo.

Karen Hobbs 12 diciembre 2007 - 21:04

Una vez más nos vemos obligados a señalar a las instituciones como responsables de la pobre conducta de los países Latinoamericanos.

En Latinoamérica la ineficiente gestión de las administraciones públicas crea un círculo vicioso que inicia por el gasto ineficiente de los recursos del estado, gasto que se ve agravado por partidas “no presupuestadas” que generan estas ineficientes administraciones. Esto conlleva a un incremento en la deuda pública, que se traduce en un aumento en el costo de capital y una mayor dificultad en la creación de nuevos negocios y por consiguiente un obstáculo para el crecimiento económico y la creación de empleo en estas naciones.

Por otro lado, el ineficiente gasto genera desconfianza y descontento en la población, quienes escogen participar entonces en economías informales, lo que conlleva a la reducción de la base tributaria en estos países. Confirmando así el círculo vicioso de estas economías.

En resumen, es la misma administración gubernamental la que obstaculiza y encarece el proceso de desarrollo económico de sus propios países. Lo que significa que sin una adecuada restructuración del órgano fiscal y la garantía de rendición de cuentas y transparencia, es poco lo que los gobiernos de estos países podrán aportar a sus economías.

m 3 noviembre 2008 - 16:42

dejen de hablar mierda

digber 15 noviembre 2008 - 20:36

Yo creo que es una buena oportunidad para america latina aprovechar solo inicialmente la exportacion de nuestros recursos pàra invertir en una buena base educativa que es lo que se ecesita

Maritza Enriquez 8 junio 2010 - 19:03

Yo creo que es una gran oportunidad para America Latina ya que podran incrementar sus exportaciones a estos dos paises China e India (CHINDIA) ya que estos paises Asiaticos son la fabrica del mundo y tienen una gran demanda de las materias primas,petroleo,minerales etc. que posee America Latina aunque en cierta manera si se veria afectado ya que no podran ser paises desarrollados pero creo que es mejor exportar porque los paises de America Latina no cuentan con suficiente tecnologia para poder procesarlos y obtener sus derivados por esa razon es por la cual se exporta a otros paises que son mas desarrollados y con una tecnologia avansada y obtienen una gran ventaja ya que en los paises de America Latina exporta el petroleo a un precio bajo y cuando este ya es procesado lo vuelven a importar pero a un precio mas elevado y por esta razon haria que los paises menos desarrollados dependan de los paises como CHINDIA que se especializan en adquirir materia prima para producir y exportar a un alto valor y asi enriquecerse pero creo que America Latina no tiene opcion ya que si no importa tendria perdidas.

pamela lisbeth Erazo Escobar 9 junio 2010 - 01:25

Creo que en relación a las oportunidades y amenazas se puede analizar desde varios puntos, ya que lastimosamente los países de américa latina no contamos con el desarrollo tecnológico suficiente como para poder competir con potencias, y países subdesarrollados en todos los aspectos y ámbitos económico, político, social y cultural.
Nuestro país se encuentra en un laberinto todo por jugar con el poder económico de los beneficiarios de la riqueza de nuestro país.
En el aspecto positivo si los paÍses de américa latina se unen para realizar convenios y tratados justos se puede llegar a alcanzar un objetivo común con el que todos se beneficien y salgan ganando por el bienestar de los pueblos.

Jessica Monroy 9 junio 2010 - 17:56

Se puede considerar de cierta manera que podria presentarse como una oportunidad mediante la cual se puede exportar mayor numero de materia prima hacia otros países y obtener grandes beneficios de esto de manera que pueda realizar mayores inversiones en cada país de Latino América, como puede ser salud educación entre otros. Es de importancia señalar que si ponen mas enfacis en los dos puntos como educación y salud puede obtener un gran número de profesionales capacitados los cuales busque aportar a su país.

Deben de considerar tambien que el hecho de solo exportar materia prima en un determinado tiempo nos va a convertir en países consumidores y por ende dependientes de países desarrollados ya que ellos buscan enriquecerse de varias maneras.

El tartar de obtener mayor tecnología ayuda a producir mayor cantidad de productos y a la vez exportarlos a diferentes partes del mundo, nos ayuda a dar a conocer nuestra capacidad de generar producción, obteniendo de esta manera mayor inversión extrangera, crecimiento y creación de empresas que ayuden a obtener un mejor nivel económico y una mayor estabilidad financiera nacional.

Viviana Caicedo 9 junio 2010 - 18:05

yo creo que es una oportunidad ya que china e india son paises de gran desarrollo ya que posee la mayor fabrica del mundo,y tienen una gran demanda de importacion de materia prima,y esto le benfecia mucho a los paises de America Latina ya que va hacer que aumente el porcentaje de exportaciones en la materia prima, petroleo, minerales etc.Pero tambien creo que no es una oportunidad ya que no le permitiria a los paises menos desarrollados de America Latina y no podran desarrollarse y siempre dependeran de los paises con mas desarrollo como China e India estos paises no pueden desarrollarse porque transformar lo que produce y por ende sus derivados ya que no cuentan con la suficiente tecnologia por esta razon es por la cual les comviene exportar porque de lo contrario tendrian perdidas mientras que los paises como china e india se benefician porque importan el producto a un precio bajo y lo vuelven a exportar a los paises de America Latina a un precio mayor.

STALIN BUSTOS REVELO 9 junio 2010 - 18:23

La exportación de materias primas puede servir para generar recursos necesarios para dichas mejoras, pero por sí misma no solucionará los problemas de los latinoamericanos. Además, no hay que olvidar el llamado “mal holandés” que la exportación de recursos naturales conlleva: un retraimiento del sector manufacturero y de servicios a causa de la “competencia” por los factores productivos con el sector extractivo y la apreciación de la moneda.Definitivamente existe una necesidad de reformas estructurales que tengan impacto a largo plazo, una concepto que no se aplica en la mayoría de economías Latinoamericanas, ya que la mayoría de reformas suelen buscar resultados a corto plazo. Apoyo los comentarios que mencionaron la necesidad de inversión en capital humano, ya que la educación debe ser el cimiento para el desarrollo Por otro lado, el ineficiente gasto genera desconfianza y descontento en la población, quienes escogen participar entonces en economías informales, lo que conlleva a la reducción de la base tributaria en estos países. Confirmando así el círculo vicioso de estas economías.Esto es un grave inconveniente para la formación de capital tecnológico y humano a largo plazo. La exportación de materias primas puede servir para generar recursos necesarios para dichas mejoras, pero por sí misma no solucionará los problemas de los latinoamericanos. Además, no hay que olvidar el llamado “mal holandés” que la exportación de recursos naturales conlleva: un retraimiento del sector manufacturero y de servicios a causa de la “competencia” por los factores productivos con el sector extractivo y la apreciación de la moneda y asi poder una competencia con los demas paises que son mas desarrolados y tienen una mayor invercion en capital economico y tecnologico

JUAN CARLOS FRANCO 9 junio 2010 - 23:43

Chindia es considerada como una oportunidad para América latina ya que estos obtienen mayor beneficios al exportar sus materias primas, pero de igual manera es considerada amenaza ya que Chindia solo busca una mayor demanda de materias primas logrando asi una mayor fuente de ingreso ya que venden sus productos a altos precios mientras que los países de América latina resultan perjudicados porque detienen su crecimiento y se vuelven dependientes de los países asiáticos.
Por otro lado puedo decir que la venta de productos a Chindia es algo favorable ya que permite generar una mayor infraestructura, mayor desarrollo, mayor investigación, pero por sobre todo una mayor ventaja al combatir la corrupción.

yadira Amaguaña 9 junio 2010 - 23:58

Como opinion personal pienso que chindia es una creciente influencia para cambiar el panorama económico mundial, ya que China es, sin duda, el líder de este grupo selecto de economías asi como también India,el impacto de chindia en las regiones de América Latina está cobrando una relevancia sin precedentes, ya que para América Latina es una gran noticia, por lo que esta dispone de recursos naturales, productos agricolas que Chindia necesita para alimentar su crecimiento, La voracidad de la economía china, de hecho, ha contribuido a la bonanza experimentada por la región en los últimos años. Es más, por primera vez en su historia reciente, América Latina dispone de tres puntos de apoyo en el mundo: su principal punto de apoyo (comercial) fue EE UU; luego surgió un segundo punto de apoyo (financiero) con las inversiones directas masivas
de los europeos y, en particular, de los españoles; ahora se estructura
un tercero, el asiático, con China como principal protagonista.
para aumetar la ventaja competitiva de América Latina lo más faborable sería vender infroestructura, sino también en las materias primas
El objetivo de China es, ante todo, asegurarse el abastecimiento continuo
de esos productos y para ello necesitará que las infraestructuras, en la actualidad deficientes en el continente mejoren,

Diego Cadena 10 junio 2010 - 00:36

Pienso que los países de Américalatina deben aprovechar por el momento esta oportunidad de exportar materia prima a China e India con el fin de obtener los mayores ingresos económicos,teniendo en cuenta que son paises con gran numero de habitantes y por lo tanto son demandantes de materia prima y los países de América son los exportadores de materia prima al poseer una gran riqueza en recursos naturales como minerales y petroleo como es el caso de Venezuela.
Pero esta oportunidad no es del todo ventajosa porque nos vuelve dependientes del resto de páises al importar sus bienes producidos con la materia prima de Americalatina,por eso es fundamental invertir en proyectos de investigacion,desarrollo educativo,para lograr un mayor desarrollo tecnologico que permita acercarnos al nivel de produccion de bienes de esos paises asiaticos, de locontrario afectara el desarrollo economico de America.

BYRON YÉPEZ 10 junio 2010 - 01:26

Podemos decir que los paises asiáticos en este caso relacionados con China e India ellos ya son desarrollados ya que de este modo los paises de Latino America podran incrementar sus exportaciones en lo que se refiere a materia prima, petroleo y minerales; pero aun asi seremos dependientes de terceros no podremos salir a ser paises desarrollados si solo esperamos ganar dinero mediante las exportaciones.
El dinero que se consiga de las exportaciones se deberia canalizar para fomentar el desarrollo en los propios paises como podria ser para la educación para crear a los nuevos profesionales que saquen a su país de la crisis en la que se encuentra, la tegnología para mejorar la creacion de productos asi poder exportarlos a los diferentes paises del mundo, etc. Ya que asi podran tambien combatir la corrupción que tienen para dejar de ser subdesarrollados y pasar hacer como los paises de China e India que son desarrollados.
Asi fomentar las riquezas que tienen cada uno los paises Latinoamericanos para darlos a conocer en el resto del mundo, este seria una manera de crear turismo y a la ves seria una fuente de ingreso para el país.

Norma Armas 10 junio 2010 - 01:46

Tanto China como India son países Asiáticos que están en constante desarrollo, considero que es una gran ventaja que estos países tengan una mayor producción, ya que de esta manera tienen mayor demanda de materias primas por tal razón es favorable para los países de Latinoamérica ya que a su vez, estos exportarán sus materias primas a China e India, lo cual poco a poco incrementarán su nivel de producción al igual que su nivel económico, pero por otro lado considero que esto es una amenaza, ya que de esta manera los países de Latinoamérica se volverán dependientes de estos países muy desarrollados.
Considero que es importante que los países de Latinoamérica en sí nuestro país, debería buscar nuevos acuerdos comerciales, para de esta manera abrir nuevos mercados, de tal forma que no solo se exportaría materias primas, sino todo tipo de producto ya que poseemos muchas cosas a las cuales deberíamos dar mayor importancia y de esta manera ir teniendo un nivel estable de comercialización y económico.

Luis Fernando Ortiz 10 junio 2010 - 05:23

Chindia es una oportunidad para los pueblos de América Latina, para los países que quieran participar de proveedores de materia prima para lo cual se deberá invertir en tecnología para optimizar los recursos disponibles y generar conocimiento en las áreas específicas que se quiera involucrar.
Esto quiere decir que los países deben aprovechar los recursos provenientes de este comercio para generar conocimiento y por ende tecnología.
Sabemos que en América Latina no se da con gran efectividad como en los países desarrollados pero incrementando la infraestructura y la tecnología para la investigación se puede generar nuevos conocimientos, ya que los dos se compensan entre si, se podrá generar nuevas oportunidades para el desarrollo tecnológico y social de América Latina.

JONATHAN CRUCERIRA 11 junio 2010 - 00:52

Pienso que estas exportaciones pueden ser un arma de doble filo puesto al vender nuestras materias primas a países más desarrolados como lo son China e India nos estamos convirtiendo en dependientes de ellos y si algún día deciden ya no comprar más nuestros productos no sabríamos que hacer, pero también se debe reconocer que nuestro país al igual que la mayoría de países latinoamericanos tiene muchas necesidades y al parecer estas oportunidades se convierten en la mejor salida.
Lo mejor sería que los países latinoamericanos procesen y exploten sus propios recursos con lo cual obtendrían muchas más ventajas y así podrían estar más seguros.

DIEGO ENDARA 11 junio 2010 - 00:55

A mi criterio pienso que estos paises mas desarrollados como China e India se aprovechan del resto de paises menos desarrollados, o que se encuentran en desarrollo como es el caso de nuestro pequeño país, por el simple hecho de no poder producir al igual nivel que el de ellos, es por eso que los paises subdesarrolados nos volvemos mas dependientes de las grandes potencias.
Entonces una posible solución a estas dependencias pienso que son las variedades de mercados que debemos tener y no quedarnos estancados en un solo enfoque de mercadeo sino debemos ver la posibilidad de realizar convenios de ayuda mutua con los paises que tengan un mismo nivel competitivo que nosotros para contrarestar el poder que tienen los demas paisise con nosotros.

Edison Taipe 19 junio 2010 - 22:16

En mi opinión es muy importante las exportaciones ya que genera una mayor economía para el país exportador como en este caso las barreras no nos limitan como es la oportunidad que tiene Latino América para la exportación de materia prima para la (CHINDIA) ya que los países más pequeños podrán incrementar las exportaciones a su vez su economía mediante estos dos países, al igual manera como se debe realiza convenios para que cada país ver lo que conviene como es el caso de México que no cuenta con suficiente materia prima para poder competir en las en exportaciones con los países de Latino América deberá optar por otros medios en que puede competir y ver que más se puede exportar a estos dos países.
Es una buena oportunidad para Latino América las exportaciones a los países de China E India ya que ellos nos aportaran en infraestructura para el desarrollo de los países también una buena oportunidad en el campo de la educación ya que adquirirán los materiales necesarios para su aprendizaje y combatiremos la corrupción que existe en Latino América y los países subdesarrollados lograran salir adelante.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar