29
Nov

La inflación es un caballo sin bridas que está haciendo estragos en los bolsillos de la gente, especialmente en las rentas más bajas, esto es, jubilados, pensionistas y desempleados entre otros; de igual manera, la inflación está lesionando la competitividad de las empresas españolas. La situación es tan grave que la inflación de noviembre se ha situado en el 4,1 por ciento. Digamos que estas cifras, ya de por si alarmantes son las oficiales. Ocurre, sin embargo, que esta inflación revelada no coincide con la inflación percibida. La primera deviene del convencionalismo que la economía ha adoptado: un determinado panel de productos con su correspondiente ponderación; la segunda es el resultado de impresiones, con mayor o menor base real, por parte de la gente en base a su relación con los productos que compra con más asiduidad. El problema es que la información que aporta el IPC se aleja de forma considerable del la inflación que perciben los ciudadanos.

Para recopilar la información del IPC se utiliza la Encuesta Continua de Presupuestos Familiares (ECPF). Su deficiencia es la misma que tienen todas las encuestas, que la gente no acaba de decir la verdad. Algunas preguntas pueden invadir la intimidad o desvelar secretos y más en un país donde el 23% de la economía está sumergida y quienes están en ella no tienen interés alguno en divulgar estas rentas no declaradas. También existe la dificultad de medir los cambios en los precios cuando hay variaciones en la calidad de los productos. Además cuando desaparece un producto del mercado ha de ser sustituido por otro en el índice. El problema es cómo saber qué producto es un bien sustitutivo exacto e igual de representativo que el que ha desaparecido en la última medición.


El IPC REPRESENTA A LA MEDIA DE LOS CONSUMIDORES pero no es representativo de algunos grupos sociales menos desfavorecidos. Sólo a modo de ejemplo, el grupo de los alimentos y bebidas no alcohólicas pesa aproximadamente un 23% en el índice y pero para muchos ciudadanos de baja renta representa más. Por otra parte, el IPC excluye de su cómputo algunos impuestos, tasas pagadas a la administración pública, multas o recargos. Aunque suban el IPC se queda igual. El índice tampoco contempla otros gastos de consumo como los de la economía sumergida, el comercio electrónico que ya representa casi el 10% del PIB, la venta ambulante como la que se hace en los mercadillos y los bienes introducidos en la economía hasta que no se consideran “representativos” .

Asimismo, tampoco computa la mayor preocupación de casi todos los españoles: la vivienda en propiedad, ya que ésta se considera una inversión y no un gasto. Algo que los ciudadanos perciben ya que el precio medio de la vivienda se disparó desde la entrada del euro más de un 150%. Los españoles destinamos un 40% de nuestras rentas al pago de una vivienda. La CEACCU, han llegado a la conclusión que, desde la entrada del euro como monedas y billetes, los precios han subido un 60%. Según el gobierno, un 20%.

Este hecho ha provocado que diferentes expertos y grupos de investigación se interesen por analizar la brecha existente entre el IPC publicado y el percibido, los cuales, trataremos en un futuro post.

Comentarios

Fabio Casasús 29 noviembre 2007 - 11:32

Hoy se ha publicado el Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) en España que situó su tasa anual en el 4,1% en el mes de noviembre, lo que supondría, en caso de confirmarse, un incremento de cinco décimas en su tasa anual, ya que en el mes de octubre esta variación fue del 3,6%, según el indicador adelantado elaborado por el INE.
Sin embargo tras leer su post ya no se que credibilidad darle a este indicador; lo que si se es que el “precio de la vida” no cesa su escalada.

Ricardo Plaza. CEU. 29 noviembre 2007 - 12:43

No conviene olvidar tampoco que nuestro Banco Central Europeo toma decisiones tomando en cuenta indicadores que, como apunta el Profesor Pampillón, pueden tener un desfase tan pronunciado respecto a la realidad que supuestamente nos muestran.

Como ayer se hablaba de investigación, podemos unir el post de ayer con el de hoy. Así que de Pampillón a Cantillón (con perdón). Y es que el economista irlandés ya avisó hace siglos que la investigación interesante respecto a los precios no era tanto lo que pasaba en general sino lo que ocurría con los precios relativos.

Realmente, como muy bien señala el profesor Pampillón al hablar de los jovenes, la cesta de compra de mi abuela no es la misma ni se ve afectada de la misma forma que la mía o que la del señor Botín ante variaciones de los precios.

Ramón Gurriaran 29 noviembre 2007 - 12:53

Estimado Rafa, creo que el problema de la medición es algo común a diferentes aspectos de la vida económica y que mella la confianza en el indicador y lo que éste representa. La única ventaja es que tenemos un elemento comparativo, al menos temporal, aunque la realidad se vaya alejando poco a poco de las cifras oficiales.

Estamos en una economía basada en la información y, a menudo, obviamos los mecanismos a través de los cuales se elabora ésta, dándolos por buenos o asumidos. El problema aparece cuando se constata que la realidad y la información que intenta reflejar esa realidad están muy desconectadas. Ocurre lo mismo en el campo empresarial, con la diferencia de que la evolución de los precios es percibida diariamente por millones de personas.

Un saludo

Jose A. Menéndez 29 noviembre 2007 - 16:48

Muy interesante. Me ha sorprendido el dato del 23% de economía sumergida, suena excesivamente alto. ¿En qué se criterios se basa este cálculo? ¿Existen comparativas con otros paises, por ejemplo con Italia?

Ulpiano 30 noviembre 2007 - 08:57

Como ha dicho el autor, aunque la vivienda queda fuera de la definición del IPC, es claro que su precio tiene que ver bastante con la inflación percibida por los ciudadanos.
Sobre una de las causas del incremento de precios de la vivienda, puede encontrarse una aportación en el nuevo blog jurídico del IE:
http://juridical.blogs.ie.edu/2007/11/personajes_que_olvidaron_su_pa.html

Angélica 30 noviembre 2007 - 10:50

Nos gustarán más o menos los diarios gratuitos que, todas las mañanas, nos encontramos en el metro, pero no hay que negar que son la principal fuente de información de muchos de nosotros.

Qué! Publica hoy que, si bien el dato oficial del IPC es una subida del 4,1%, la cesta de la compra que este periódico hace todos los meses ha subido un 5,28%. Dicha cesta contiene productos que miles de españoles, entre los que me encuentro, compramos todas las semanas (Aceite de oliva, huevos, leche, pan, pescadilla, tomates, patatas, pollo).

No termino de comprender cómo un indicador tan importante como pueda ser el IPC, base de cálculos de subidas de salarios y pensiones, control de tipos de interés, convergencia con Europa, puede estar tan alejado de la realidad de lo que vivimos día a día.

Como me gusta comer, compro todas las semanas, y veo cómo mi presupuesto en comida y bebida ha ido subiendo estos últimos dos años. Como mis ingresos no han experimentado la misma subida, he tenido que restringir los gastos en ocio, ropa, calzado, y un largo etc. Disminuyendo el consumo privado, uno de los grandes motores de la economía. ¡Y eso que no pago hipoteca!

¿Qué se os ocurre para frenar la espiral
inflacionista en que parece sumida España?

pedro narváez 30 noviembre 2007 - 11:00

sobre este tema que dice angélica es muy interesante el artículo que hoy publica rafa pampillon en el mundo.

Angélica 30 noviembre 2007 - 15:41

@ Pedro: Podrías enlazarlo, por favor, que no lo encuentro por ningún sitio…

pedro narváez 30 noviembre 2007 - 19:08

página 41 de el mundo de hoy en papel y en internet encontré este enlace http://www.agendadeprensa.com/noviembre30/mundo_41.htm

Angélica 30 noviembre 2007 - 20:57

Muchas gracias.

Efectivamente, un artículo muy interesante que retoma lo que se ha dicho aquí. Pero… ¿Alguien me puede contar para qué sirve un indicador que no refleja lo que se supone que tiene que reflejar?

La “esquizofrenia” económica de que se habla es muy real. ¿No sería mejor admitir que la inflación está muy por encima de los datos oficiales? Cuando se ve la enorme brecha que hay entre una y otra cifra se pierde un poco más la confianza en las instituciones y los informativos, y eso no creo que sea bueno para nadie.

supercomprador 30 noviembre 2007 - 22:54

Estamos haciendo un stio web comparador de precios de productos básicos (sólo un hobby, no es nada grande ni comercial como Ciao) para los consumidores, que incluye los precios en algunos supermercados, precios en origen y además la evolución de precios, disponible en http://www.supercomprador.es
Como complemento al proyecto, y a sugerencia de un amigo, nos gustaria incluir un calculo del IPC propio en base a los precios que tenemos.
Para el cálculo del IPC el INE sólo usan los precios de 491 artículos, según la información del INE en http://www.ine.es/daco/fichas/ficha_ipc.htm
Los productos seleccionados para el IPC del INE se seleccionan en base a la Encuesta Continua de Presupuestos Familiares (ECPF). No sabemos si esta ECPF se publica en algún sitio, pero según parece la ECPF ya no existe conforme aparece en http://www.elpais.com/articulo/econo…lpnegeco_5/Tes, aunque suponemos que debe existir algo similar.
En cualquier caso, nos gustaría obtener la lista de productos ( productos y cantidades ) incluidos en el IPC, o si esto no está disponible, alguna estimación de consumo mensual de una familia media que sea público, ¿Alguien conoce algo así? Muchas Gracias.

Pablo Font 3 diciembre 2007 - 10:50

Aunque me preocupa esta mayor pérdida de poder adquisitivo, me gustaría lanzar una reflexión a debate: el no tener que ajustar millones de salarios en base a un IPC “perfecto”, ¿puede al menos indirectamente colaborar a ajustar a medio plazo estos incrementos de precios por la vía de un menor consumo?.

goacp 14 diciembre 2007 - 11:09

Ayer se publicaba que la CE “estaba planteándose” aumentar la cuota de la leche un 2% lo que provocaría un descenso aproximado de los precios de un 5%. Poco alivio si pensamos que miembros de la OPEP están estudiando utilizar el euro y abandonar el depreciado dólar…

¿A qué están esperando las Instituciones para actuar?

Maria LdeQ 6 mayo 2008 - 13:21

Respuesta para supercomprador a su comentario del 30 de nov de 2007:

Puedes encontrar la lista de bienes y servicios incluidos en el IPC base 2006 en el Anexo II (pp. 57 a 72) del documento de Metodología del IPC del propio INE:
http://www.ine.es/daco/daco43/metoipc06.pdf

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar