24
Nov

¿Cuál es el secreto de la calidad de enseñanza?

Escrito el 24 Noviembre 2007 por Rafael Pampillón en Educación, mba´s, universidad.

Hace unas semanas The Economist publicaba un artículo titulado “What works in education: the lessons according to McKinsey” en el que se resumía un estudio de la consultoría McKinsey (How the world’s best performing schools systems come out on top) donde se daban las claves del éxito de los países que obtienen mejores resultados en el informe de la OCDE “Programme for International Student Assessment (PISA)”.

El informe PISA se elabora cada tres años a partir de exámenes realizados a alumnos de 15 años de numerosos países (más de 60 en la última edición, la de 2006). Este informe se ha convertido en la principal referencia sobre calidad de enseñanza en el mundo. ya que al suministrar resultados académicos normalizados permite comparaciones internacionales que dan pistas sobre qué funciona y qué no funciona en educación. Un análisis en castellano lo puedes encontrar en ACEPRENSA.


Según el informe PISA dedicando más dinero a la educación no se consigue necesariamente el éxito. Australia, que ha triplicado el gasto por alumno desde 1970, no consigue alcanzar a Singapur, que gasta menos que la mayoría de los países. Estados Unidos está en el tercio inferior de la clasificación pese a que desde 1980 casi ha doblado el gasto por alumno y ha bajado el número de alumnos por profesor a un mínimo histórico. En cambio, Corea del Sur está entre los cuatro primeros países en todas las pruebas, con unas aulas llenas de alumnos. Y si los chicos finlandeses son los primeros en lectura y en ciencias, y los segundos en matemáticas, no es porque se pasen el día estudiando: de hecho, tienen menos horas de clase que sus coetáneos de otros países.

Los profesores son la clave

¿Cuáles son los rasgos comunes de los países que encabezan la tabla PISA (Hong Kong, Finlandia, Corea del Sur, Japón, Canadá)? Son tres:

a) Contratan a los mejores profesores. Según estudios hechos en Estados Unidos si se toman alumnos de capacidad media y se los encomienda a profesores del 20% mejor valorado del cuerpo docente, acaban dentro del 10% con mejores notas; si se los pone con profesores del 20% más bajo, acaban entre los de peores notas. Corea del Sur recluta a los profesores de primaria entre el 5% de los mejores graduados, y Singapur y Hong Kong, entre el 30% mejor.

b) Una vez conseguidos graduados brillantes para incorporarse a la enseñanza, tienen que aprender a ejercerla bien. Los países con mejor calidad de enseñanza facilitan abundante formación práctica a los recién llegados a la carrera docente y fomentan la formación permanente para todos los profesores del claustro.

c) El tercer rasgo distintivo de los países con mejores resultados está en lo que hacen cuando las cosas van mal. Cualquiera que sean los males, los países destacados intervienen pronto y siempre. Finlandia es número uno en profesores dedicados a los alumnos que se quedan retrasados. Uno de cada tres alumnos recibe clases individuales de apoyo. Singapur imparte lecciones extras al 20% de los alumnos más retrasados, con el consiguiente trabajo extra para los profesores.

Las conclusiones del Informe McKinsey muestran que para conseguir buenos profesores (mayor calidad en la enseñanza) hay que hacer un buen proceso de selección. Que la formación de los profesores debe ser continua. Y que hay que aplicar medidas rápidas, contundentes y generosas cuando las cosas van mal.

Comentarios

Enrique de la Puerta 24 Noviembre 2007 - 13:41

Muy Intersante el análisis

Dos claves:
– alta calidad del recurso crítico, el profesor
– dedicar recursos a intervenir en el proceso cuando hay problemas. En España cuando existe el apoyo en colegios concertados todavía es percibido por alumnos y a veces por padres como un demérito del alumno y no como una ocasión de mejora. ” a apoyo van los malos alumnos”.
Trasladando el tema a la gestión de la calidad esta actituda traduce la cultura tradicional en la que un error es algo que hay que ocultar y no una ocasión de mejorar el proceso.

Añadiría que en España hay un problema en la relación entre padres ty profesores. La perdida de autoridad del profesor en el aula es un problema, pero no porque se necesite mas autoritarismo en el aula como a veces se predica sino porque los padres no respaldan al profesor en la necesaria disciplina. No se trata de volver al autoritarismo y al temor al maestro y a introducir la competitividad en el aula trabajando para los mejores dejando a los peores por el camino como predican algunos sino que creo que hay que combinar dos cosas:
1 es necesario reforzar al profesor ( que ha sido bien formado y seleccioado como dice el informe)en su “auctoritas” para imponer un mínimo de disciplina en el proceso de enseñar
2 al mismo tiempo hay que trsbajar sobre los problemas del proceso y hay que invertir recursos paraque todos mejoren pero especialmente los que mas problemas tienen que no simpre son los alumnos que al final son los peores en una visión tradicional.

Creo que es un tema esencial sobre el que deberíamos discutir mas y aplicar los conocimientos de gestión ( creo que se aplican poco.

Felcidades Rafa por sacar el tema

Enrique
2

Victor Bohorquez 24 Noviembre 2007 - 14:19

Estoy totalmente de acuerdo con este articulo y creo que el tema educativo es fundamental para el desarrollo de cada pais. Sin embargo, si hablamos del caso peruano, cada vez que han tratado de reformar la educacion, evaluando a los profesores de colegios nacionales para obtener informacion sobre que temas necesitan para actualizarse y mejorar, esto es percibido por su sindicato como un proceso de filtrado de docentes y que implicara un despido masivo de personas que no obtengan notas aprobatorias en dichas pruebas.
Por lo tanto, creo que este tema es muy delicado, ya que a veces los propios gremios educativos, quienes se suponen que velan por la formacion de las nuevas generaciones, son los primeros que ponen trabas a la modernizacion y mejora de la educacion.

Fausto Checa 24 Noviembre 2007 - 21:00

Amigo Rafael, buen apunte el que suscitas. Ello nos lleva a dos discusiones apasionantes:

1. ¿Qué es un buen profesor? El método del ranking parece el más evidente, pero ¿hay más? ¿son sólo los alumnos los que deben juzgar? ¿cuales son los criterios idóneos?

2. En escuelas de negocios, ¿existen factores específicos que haya que introducir, que no haya en otras disciplinas?

apolonio 25 Noviembre 2007 - 06:38

Rafael, a mi lo que dice Fausto me suscita otra inquietud: en la universidad y en las escuelas de negocios ¿Cual es la relación entre calidad de la enseñanza y la investigación? Hay ejemplos de profesores con muy buenas encuestas de los alumnos (se supone que con alta calidad de la enseñanza) y muy bajo nivel investigador y profesores muy buenos investigadores y que salen fatal en las encuestas (mala docencia). Tu que dedicas a las dos cosas ¿puedes dar luz sobre este tema? ¿Hay relación?

Jose Luis Borrallo 25 Noviembre 2007 - 10:37

¿cuantas veces hemos oido que una asignatura es dificil o no dependiendo del profesor que la imparte? Parece obvio que una de las patas que fallen en la mesa, en el caso español es evidente, son los profesores.
Pero no carguemos toda la responsabilidad sobre ellos. Hagamos un poco de autoreflexión, ¿cuales son los valores que está lanzando la sociedad a los estudiantes (recordemos que el informe de es sobre alumnos de 3 a 15 años, es decir alumnos en pleno proceso de formación)?
Si hoy día preguntas a un chico lo que quiere ser de mayor te dirá que “Dinio” o “Raúl”, cuando dos décadas atrás eramos “bomberos” o “astronautas”. Puesto en román paladino, hemos pasado de la cultura del esfuerzo a la del hedonismo. Ni que decir tiene que a todo esto, lo poco motivados y pagados que están los profesores influye en que no estén los mejores formando a nuestro futuro. ¿no os suena a familiar esta música con los políticos?

fernando aizpún 26 Noviembre 2007 - 08:32

Oí a un psicólogo y pedagogo que el éxito del profesor radicaba en “querer” a sus alumnos. Sin necesidad de exigirles a los profesores que sean héroes o santos, el acento está bien puesto ahí: en las personas y en los valores. Un saludo cordial,

Javier Tomás 26 Noviembre 2007 - 15:45

Para mí, un buen profesor debe reunir dos capacidades; saber la materia y saber impartirla. Recuerdo a uno de los mayores especialistas en Historia Antigua que tenemos, cuyas clases se vaciaban irremisiblemente. El interés de sus clases, era inversamente proporcional al de sus libros e investigaciones.

Creo que, para un profesor, no hay mayor autoridad que la de saber cómo crear, manejar y mantener el interés de sus alumnos. Partiendo de ahí, consiguen no solo que los alumnos aprendan, sino ganarse su respeto y admiración.

Si la sociedad española está entre las primeras economías del mundo, se debe a la universalización de la educación, y al buen nivel general de la misma. Es decir, algo bueno se habrá hecho.

Por último, comentar que discrepo de José Luis Borrallo. Hasta los diecisiete, un servidor todavía soñaba con ser como Paco Buyo, el Íker Casillas de los 90.

Juan Fernández 26 Noviembre 2007 - 18:38

Muy buen tema para debatir en estos tiempos de transformación de la educación en España. Creo que un tema que debe exponerse es la “autonomía” del profesor para adaptar su forma de presentar los contenidos a los alumnos, en función de ciertas circunstancias: la ubicación geográfica de la escuela, composición del origen de los alumnos, …

José Sánchez-Alarcos 26 Noviembre 2007 - 20:23

Me quedo con el final “…y que hay que aplicar medidas rápidas, contundentes y generosas cuando las cosas van mal” y lo amplío:

Todo sistema, tanto si es dedicado a la formación como si es una organización empresarial, prima algo y hay que tener cuidado de que lo que se prime explícita o implícitamente sea precisamente aquello que se desea y no otra cosa.

Si los resultados, sean adecuados o inadecuados, no producen efectos estamos lanzando un mensaje alto y claro: Los resultados no importan. A partir de ahí ¿podemos extrañarnos de que sean cada vez peores? Difícilmente.

Creo que ése es el secreto.

Fernando G. Jaén Coll 27 Noviembre 2007 - 17:28

Creo que era en el año 1987 cuando publiqué en Diario de Tarragona un artículo con motivo de la cuarta universidad catalana. El título que puse me parece más representativo hoy si cabe: “Cuarta Universidad: más vocaciones y menos intendencia.” Aunque llegados a los extremos actuales, quizá ya no tengamos suficiente con la vocación, también es preciso alfabetizar a los alumnos.

Rafael Pampillón 27 Noviembre 2007 - 18:20

Muchas gracias por vuestros comentarios. Mañana contesto a Apolonio y a alguno más con una nueva entrada titulada ¿Qué papel juega la investigación en la docencia?
Hasta mañana. Rafa

Antoni Munar 27 Noviembre 2007 - 20:40

Como alguién que dá clases en la Universidad, la educación (algo que incluye a la instrucción pero va más allá) es la condensación de todo aquello que en una materia ha compilado la humanidad hasta la fecha (los datos), su selección y filtro que revele su estructura lógica (el paso de datos a información) y mostrar sus conexiones con la realidad, con la aplicación práctica y con otras áreas del saber (de la información al conocimiento). Y en el último paso, está el transmitirlo, tanto teniendo en cuenta las posibilidades y características del alumno (la pedagogía) como el hecho de que muchas veces el profesor cuenta lo que le han contado y sintetizar el conocimiento para alguien es algo muy distinto de conocerlo por uno mismo. Investigación y educación tienen en común menos de lo que se piensa. Por eso coincido plenamente con las recomendaciones del post de Rafael, y agradecerle el haberlo escrito.

Milagros Carrasco 17 Febrero 2008 - 18:20

Me parece importantísimo el análisis sobre la realidad educativa sobre todo en Perú , donde la crisis ha llegado a niveles antes inimaginables.Al leer el informe Mckinsey que habla del docente como elemnto fundamental hacia la mejora de la calidad no puedo dejar de señalar que se debería mejorar la calidad de vida de estos individuos ya que se están dando actualmente políticas cortoplacistas sin plantear una reforma de fondo ..es necesario elevar la autoestima del docente que trabaja en el sector público, mejorando su remuneración, para que pueda capacitarse y entrenarse….socialmente la profesión está muy mal vista y tiene que replantearse quienes pueden realmente ser docentes ..nos falta mucho por hacer de este lado del mundo

Pedro 23 Agosto 2008 - 01:57

Rescatando la última frase de la intervención de Enrique uno de los principales problemas de la educación en este país es la poca profesionalización que existe en la gestión de los centros educativos. Esto incluye los sistemas utilizados para la selección de personal.

Por otra parte, y solo lo aporto como dato, el sector de profesionales que menos lee en España es el de los profesores.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar