16
Nov

Claves para el 2008

Escrito el 16 noviembre 2007 por José Ramón Diez Guijarro en Uncategorized

Según nos acercamos al final de un año complicado, en el que se hicieron realidad los temores al potencial desestabilizar de la vertiente financiera, es buen momento para empezar a discutir las claves que definirán los escenarios macroeconómicos para 2008. O lo que es lo mismo, los factores y riesgos que pueden convertir una desaceleración de la actividad global en algo más preocupante.

En primer lugar, será fundamental que la confianza retorne al sector financiero. Para ello, las entidades deben terminar de reconocer el impacto de las turbulencias financieras de este verano sobre las cuentas de resultados. En estos momentos habrían aflorado poco más de 40 m.m. de dólares, cuando los cálculos son de unas pérdidas potenciales en la banda de 100-300 m.m. de dólares. Es decir, todavía se esconde mucho debajo de la alfombra, donde no suele mirar la suegra. El último trimestre del año, cuando los auditores deben velar por la veracidad de la información, es un buen momento para reconocer las pérdidas forma mucho más aproximada a la realidad. Esta es la condición necesaria para que las primas de riesgo en los mercados monetarios retornen a niveles más normales y para que los mercados de crédito se vuelvan a abrir. De lo contrario, la probabilidad de un “credit-crunch” aumentaría de manera notable y, por tanto, el enfriamiento económico podría ser mucho más intenso. Evidentemente, los países y agentes más afectados serían aquellos con necesidades de financiación más elevadas.


La segunda clave va a ser el comportamiento de los precios de la energía y, por tanto, de la inflación. Hacer previsiones sobre los precios del petróleo es cada vez una tarea más complicada, incluso para los expertos. La cantidad de factores que se deben meter en la coctelera: riesgo político, especulación en los mercados, previsiones metereológicas, convierten cualquier previsión en una mera apuesta. Pero, parece difícil que desde estos niveles los precios puedan seguir subiendo a los ritmos de este año (51%). Es decir, sólo por efecto comparación, la inflación en la OCDE debería ir cediendo a partir del segundo trimestre, aunque en los primeros meses del año los crecimientos de precios pueden superar el 4% en EEUU y el 2,5% en la UEM. Por tanto, no vamos a un escenario de estanflación, pero sí a una peor combinación de crecimiento e inflación. Por tanto, problemas para los bancos centrales. Aunque lo importante es que las expectativas de inflación permanezcan ancladas en niveles parecidos a los actuales.

La tercera será la evolución del ciclo inmobiliario en países como EEUU, España, Irlanda o Reino Unido. Ya hace unos años el FMI advirtió que estábamos ante un “boom” global en los mercados de la vivienda y que en el momento de la corrección, ésta también se produciría de forma generalizada. Aquí la clave será si el ajuste se va a producir solamente vía actividad o también caerán los precios.

Finalmente, será importantísimo el perfil de ajuste del dólar, una vez que ha quedado bastante claro en los últimos meses que, tanto las autoridades, como economistas de gran prestigio (Martin Feldstein) abogan por un debilitamiento adicional del billete verde. Con la demanda externa aportando crecimiento y el déficit por cuenta corriente corrigiéndose, no cabe esperar otra cosa. En este sentido, es hora de que la contribución del yuan y sus monedas satélites sea mucho más importante, pues además esa apreciación serviría para combatir los problemas macroeconómicos internos de China (inflación, sobrecalentamiento). De lo contrario, el euro podría entrar en zona muy peligrosa (1,5-1,6) para nuestras exportaciones.

Alguno puede pensar que son demasiados frentes abiertos a la vez, pero es lo que hay, bastantes más preguntas que respuestas.

Comentarios

Estela Santos 20 noviembre 2007 - 21:14

Martes, 20 de noviembre
Uno se para a plantear los retos. Y observa que:

1)Confianza del sector financiero… una vez que hemos dado vueltas a los fondos soberanos, Finacial Times informa hoy de que algunos inversores árabes han puesto la mirada en los activos financieros estadounidenses, actualmente en dificultades, e intentan de esa forma aprovechar las actuales turbulencias de ese mercado en crisis. Según Omar bin Sulaiman, gobernador del Centro Financiero Internacional de Dubai, los inversores más sofisticados comprarán seguramente instrumentos de la deuda bien directamente bien a través de fondos de alto riesgo aunque “el reto actual es saber cuánto caerán aún los precios”. Teniendo en cuenta el proteccionismo de EEUU y la UE ya tratado, no parecen las mejores noticias

2) Energía. El crudo Brent, el de referencia en Europa, acaba de marcar un nuevo récord de cotización en el mercado de futuros de Londres al venderse por 95,74 dólares el barril. Este aceleración del precio del Brent, que continúa a menos de una hora del cierre de la sesión, está motivado, según algunos analistas, por una nueva depreciación del dólar con respecto al euro y otras divisas, que ha llevado a los inversores a aumentar la demanda de crudo.

3. Euro. Y es que hoy también la moneda única europea ha batido un récord frente al dólar tras superar los 1,48 dólares en el mercado de divisas de Fráncfort, después de conocerse las cifras del mercado inmobiliario de octubre en EEUU. La pregunta entonces es…

4. … ¿Y el crecimiento? La Reserva Federal (Fed), también hoy (para no variar) acaba de reducir su previsión de crecimiento económico para EEUU, que será de entre un 1,8 y un 2,5 por ciento en 2008, una revisión “notable” a la baja debido a los problemas del sector inmobiliario y el alto precio del petróleo…En junio había augurado que el ritmo económico se mantendría en entre el 2,5 y el 2,75 por ciento. Y se trata de la primera vez que la Fed divulga sus pronósticos de crecimiento de forma trimestral, en lugar de dos veces al año. ¿A qué se debe este movimiento?, se preguntaban ayer los analistas?

La pregunta puede ser otra… ¿casualidad?

grupo D 21 noviembre 2007 - 11:37

MBAP GRUPO D
La inflación ha vuelto, se ha producido un aumento generalizado de los precios principalmente por los alimentos de primera necesidad, materias primas y el crudo (50% desde agosto) hasta niveles del 3,6% interanual.
El incremento del IPC en el mes de octubre asciende al 1,3%.
La tasa subyacente de la inflación se sitúa en el 3,1% con un incremento del 0,5%.
Estos datos tienen una repercusión inmediata en este trimestre al producirse las revisiones de las pensiones en octubre y de salarios en diciembre; para hacernos una idea, por cada décima de incremento que supere el 2% el coste para el sector público asciende a 150 millones de euros (aprox. 2.304 millones).
La subida en los salarios es engañosa, el consumidor cree que ha tenido un aumento de sus ingresos nominales pero el incremento es diferido, sin embargo, lo que se produce es una disminución de su poder adquisitivo inmediato. Para los empresarios esto significa tener que asumir estos costes e imputarlos a los productos o bien disminuir el margen de beneficio.
La inflación disminuye el poder de compra de los consumidores, la posición competitiva del país y ataca a las variables contractivas de la actividad.
Esta espiral no parece pasajera y los expertos pronostican que se mantendrá a lo largo de 2.008 separándonos más aún de la media europea situada en el 2,6% y que España tendrá dificultades a medio plazo para situarse por debajo del 3%.
Estos factores van a afectar a las previsiones de crecimiento del gobierno actualmente del 3,4% para 2008 que según algunos informes se situará en torno al 2,8% producida por factores externos como la desaceleración en USA, los precios del crudo, alimentos y mmpp y la apreciación del euro frente al dollar.
Los factores internos a destacar son el crecimiento de la UE (2-3 décimas), el deterioro de las condiciones de solvencia y la subida de tipos(3-4 décimas), más que probable si el BC europeo (la función de este regulador es doble, por un lado la de controlar las tensiones de precios y por otro mantener los crecimientos de las economías) considera las incrementos crecimiento actuales son aceptables y se plantea recortar la dinámica inflacionista que sufre la UE.
Este dato de inflación en zona euro se encuentra muy alejado de los límites que el Banco Central Europeo considera estables y compatibles con una política de tipos de interés expansivos y que sitúa en el 2%.
En el tercer trimestre el PIB de la zona euro ha crecido del 2,5% al 2,6% y sin embargo las previsiones para 2008 bajan del 2,5% al 2%.
El motor de la economía española en los últimos años ha sido la construcción pero actualmente ha perdido peso en el PIB pasando el 16,5% en 2006 al 9,3% este año y se plantea cual va a ser el motor de la economía tras la desaceleración de la construcción. Aun así las previsiones del gobierno para 2008 son optimistas en cuanto a crecimiento de PIB y empleo alcanzando el 3,8% (2 menos de la previsión inicial)
La situación del sector exterior en España se ha mantenido constante en los últimos años con datos de déficit comercial del 10% del PIB (incremento del 7,4%) siendo actualmente de unos 100.000 millones de euros.
El crecimiento porcentual de las importaciones ha sido similar al de las exportaciones, si bien estas están perdiendo peso en el conjunto de la economía mundial.
Debemos considerar 2 factores fundamentales como son el precio de la energía que representa 1/3 de nuestras importaciones y del efecto amortiguador que hace la apreciación del euro frente al dollar (aunque disminuye nuestra competitividad).

Margarita Ruano 21 noviembre 2007 - 19:59

Confianza del sector financiero, precios de la energía y del crudo, evolución del tipo de cambio del dólar y evolución del ciclo inmobiliario. Sin ninguna duda estas son las claves que determinarán el entorno macroeconómico del año que viene.

De hecho, día tras días las noticias económicas confirman estas afirmaciones: por un lado están las polémicas declaraciones de Venezuela e Irán, dos de los miembros de la OPEP, que amenazan a EEUU con usar el petróleo como arma ‘geopolítica’ y con un precio que alcanzará el nivel de los 200$. Por otro lado, el Secretario de Tesoro de EEUU, Henry Paulson, anuncia hoy que prevé un agravamiento de la crisis de las ‘subprime’ en 2008. Por si parte, el euro sigue marcando récords frente al dólar y así se podría seguir con un largo etcétera.

Sin embargo, es interesante analizar cómo todos estos hechos se relacionan entre sí, ya que son los que realmente determinan la realidad económica de un país. Si como se prevé continua la escalada de precios del petróleo, éste seguirá penalizando la inflación, lo cual repercutirá a su vez en una menor demanda por parte de los consumidores y por tanto una menor producción por parte de las empresas, y aunque más en el medio plazo, en una menor demanda de trabajo por los empresarios afectando negativamente en las tasas de desempleo.

Por otro lado, este aumento de la inflación dispararía la alarma de los bancos centrales, que se verían presionados a subir tipos para de este modo mantener bajo control los objetivos de inflación, que en la zona Euro son del 2%. Un aumento de tipos agravaría la situación crediticia actual, limitando la inversión de las empresas, los créditos al consumo y la posibilidad de un ‘credit crunch’ sería más verosímil, sobre todo si se tiene en cuenta la situación actual.

Tampoco hay que olvidar el mercado de trabajo, que aunque por su escasa flexibilidad tardaría en relejar alguno de estos movimientos surgidos, sí que empezará a verse afectado por la más que evidente desaceleración del ciclo inmobiliario. Un gran número de empleados en el sector de la construcción deben ser recolocados en otros sectores de la economía, lo que provocará un aumento de la tasa de paro durante varios meses y también afectará a la demanda, pues el consumo de estos agentes se verá reducido. Es en este mercado de trabajo, dónde se demostrará en gran parte la fortaleza y capacidad de adaptación de las economías para convertir este repunte del desempleo en puntual y no en una constante de las estadísticas de empleo del país.

Como se puede observar la economía no es simplemente el resultado de la suma de las partes sino más bien la suma de un todo.

Milthon Ascencio 22 noviembre 2007 - 09:05

Ciertamente, el que haya pensado que esto es sencillo, se va a entretener un tiempo!!!

Por lo que han comentado, me atrevo a decir que las claves para el 2008 serán como el perro que se muerde la cola, ya que tenemos problemas en varios frentes, pero estos frentes se afectan entre si y están muy relacionados.

1. Confianza del Sector financiero.- el problema que salió a la luz en verano, sin duda tiene que resolverse conociendo los implicados en todo el tema de las subprime y los montos que representan. Sin embargo hablamos de un sistema financiero, es decir, de todo el mecanismo que existe para mover el dinero, o por lo menos de una dimensión global muy importante. Este hecho que en sí es un problema de confianza, de ineficiencias relacionadas a los créditos subprime, etc., etc. me parece que es un problema que no se limita al sistema financiero, sin embargo tiene una repercusión en la inversión, por lo tanto en el consumo.

2. El petróleo sigue su “camino amarillo” hacia los 100 dlls, cosa que nos lleva de lleno a esperar que la inflación subirá indudablemente. Sin embargo este aspecto afecta toda a todos los componentes la economía directa o indirectamente (el consumo, la producción, la liquidez la tasa de interés, los salarios, etc.)

3. El mercado inmobiliario. Desde 1998 nos encontrábamos en un boom, por lo que esto se tenía que acabar en algún momento, sin embargo me atrevo a decir que el problema consiste en que todos los que se subieron a este barco, no lo hicieron con el horizonte de bajarse o de bajarse ahora, por lo que aquí hay mucho dinero ahorrado o endeudado, del que se esperaban unos retornos de x% que no se tendrán. Dicen que la construcción es el motor de la economía y por tanto, supongo que esto afectará también a todos los componentes de la misma.

4. Por último el tipo de cambio que pone al dólar muy bajo, históricamente hablando, lo cual pone en peligro los países exportadores.

Por lo que ¿Cuáles serán las claves para el 2008? No lo sé, sin embargo creo que todos los agentes, estados, grandes empresas y consumidores deberán de dar cada paso con mucha cautela, poniendo la puntilla de los pies para tocar el suelo donde pisen y solo cuando vean que es suelo firmen darán el paso.

Laura Gutiérrez Sancho 22 noviembre 2007 - 12:29

Como decíamos en el blog, varios pueden ser las claves que definan el perfil de nuestra economía para el 2008:

1. Es fundamental que la confianza retorne al sector financiero

El comportamiento de la economía en España está siendo opuesto al europeo, que actualmente está repuntando su crecimiento, aunque podemos asegurar que la economía española siguió creciendo por encima de la media de la UE. La economía española creció el 3,8 % en el tercer trimestre, dos décimas menos que entre abril y junio, y el empleo aumentó el 3 %, según los datos de Contabilidad Nacional publicados por el INE.

La moderación del aumento del PIB fue consecuencia de la desaceleración de la demanda interna compensada por una menor aportación negativa del sector exterior. Este descenso de la demanda se debe a sus distintos componentes: desaceleración del crecimiento de consumo de los hogares, de la inversión, e incremento del déficit comercial español (aumento de las exportaciones en menor medida que las importaciones)

Todo esto afecta a que la confianza de los consumidores presente cada vez un saldo más negativo. Dicha confianza tardará en llegar, ya que las expectativas actualmente son pesimistas, como se refleja entre otros en el descenso brusco de las bolsas por temor a una crisis hipotecaria

2. Perfil de ajuste del dólar

El dólar ha perdido más de un tercio de su valor en los últimos 3 años frente a una cesta formada por otras divisas. . En términos de PIB, la eurozona es casi tan grande como Estados Unidos. Ha sido la expansión económica de la eurozona y la integración económica las que han ayudado al euro a que gane influencia desde su introducción en 1999.

El euro alcanzó esta semana un nuevo récord frente al dólar, ya que desde agosto ha subido un 40%. El debilitamiento del billete verde hace que para algunos inversores el euro se ha convertido en una alternativa real.

3. Comportamiento de los precios de la energía y de la inflación

El continuado debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas contribuye a que el precio del crudo alcance niveles record. Este incremento también se debe a expectativas pesimistas de que la oferta de la OPEC se limite durante el invierno.

Pero no sólo el aumento del barril de brent está contribuyendo a la inflación, sino que también lo están haciendo los alimentos básicos: leche, cereales, huevos, carne… Esta inflación producida por la cesta de la compra se debe al incremento del 60% de los costes de las materias primas para los ganaderos. Muchos atribuyen este desajuste entre la oferta y la demanda a la aparición de la industria de los biocombustibles, la falta de una política de stocks de seguridad y el mayor consumo en los países emergentes.

4.-Evolución del ciclo inmobiliario en países como EEUU y España

Está afectado por turbulencias en los mercados como consecuencia del desplome del sector hipotecario ‘subprime’ en EEUU. Actualmente, la OCDE sitúa las pérdidas relacionadas con las “subprime” CDO en una horquilla de 200.0000 y 300.000 millones de dólares. Esto provoca potencial de inestabilidad en el mercado del crédito y en la capitalización bursátil de las instituciones expuestas a este tipo de hipotecas.

Al mismo tiempo se está produciendo un debilitamiento y una restricción del crédito, ya que las entidades financieras cada vez ajustan más sus criterios de scoring para conceder hipotecas, aunque todavía estemos lejos de un “crédit-crunch”.

España, es el 2º país de la zona euro con mayor desaceleración inmobiliaria

Como conclusión: Con todos estos ingredientes, cada uno puede hacer sus previsiones sobre la ralentización de la economía en el 2008, aunque parece que la mayoría aboga por un debilitamiento seguro. De todas formas, los hay todavía más pesimistas, como es el caso de Morgan & Stanley que habla de recesión en 2008 y 2009 por un conjunto de factores: disminución de la inversión empresarial, incremento de los tipos de interés en Europa, repunte de la morosidad hipotecaria y aterrizaje inmobiliario,

Según Conthe, “la crisis será tan larga como ha sido la prosperidad precedente”

Espinete 22 noviembre 2007 - 21:31

Esto quiere decir que a Triki le van a salir más caras las galletas??

Raúl Serradilla Bejarano 23 noviembre 2007 - 11:29

Respecto a la evolución de los precios de la energía en general (no solo incluyo barril de petróleo sino otras fuentes dependientes ó no de éste), va a ser muy difícil hacer una producción. Evidentemente, si por razones políticas, ó dejémoslo en externas a la propia variabilidad de la oferta y la demanda del petróleo, éste sube, nos vamos a encontrar en un escenario donde cobrarán mayor importancia las energías renovables y los biocombustibles.

En lo que toca a las energías renovables, aunque los gobiernos están tomando una serie de medidas para que cada vez tengan más peso en el mix de fuentes de producción de los distintos paises, aún es pronto para, por un lado asegurar la competitividad de las mismas, y por otro alcanzar un mercado maduro de producción. Valga como ejemplo el mercado alemán de energía solar térmica, bastante maduro, donde el año pasado alcanzaron crecimientos superiores al 30% y en cambio este año se ha caído más de un 40% debido a que el invierno no ha sido especialmente duro y a los relativamente bajos precios de energía hasta este verano. Evidentemente el cambio climático no es el fin del mundo en versión cine, pero sin duda alguna afecta a la economía de muchos países.

No dejemos tampoco de lado a los biocombustibles, pues si finalmente se implantan habrá que tener en cuenta que inevitablemente se producirá una subida de la cesta de precios que arrastrará a muchos sectores de la economía, por no decir un encarecimiento del parque de vehículos ya que muchos de los existentes no están adaptados, especialmente en el caso de los biodiesel.

En cuanto al sector de la construcción, creo que se van a producir ambos ajustes. Ajuste de la actividad está claro, pues ya se ha producido. Este año va a acabar mal para el sector, y va a empezar peor pues a la lógica ralentización se le suma que tenemos año de elecciones y eso significa, por un lado, más ralentización, y por otro, paro y revisión de planes de actuación urbanística en la mayor parte de municipios, por lo que al menos hasta finales del año que viene será difícil pronosticar la salida del túnel. Y reducción de precios que ya está siendo efectiva pues las inmobiliarias tienen gran cantidad de inmobilizado en forma de suelo que algunas no pueden mantener el tiempo que se estima que se va a estar el mercado en recesión.

Además, en el caso de que se produzca algún otro escándalo inmobiliario del tipo Astroc, podría aumentar la desconfianza y entrar en una espiral sin límite.

Por tanto, y para terminar, las galletas van a salir más caras porque:

1.- Los cereales van a subir
2.- La energía necesaria para producirlas va a subir
3.- El transporte de las mismas va a salir más caro pues subirán los precios de los combustibles

Además, si tenemos en cuenta que los consumidores previsiblemente van a reducir su consumo y tenderán a ahorrar, y el Gobierno intentará reactivar la economía vía inversiones públicas (o sea, que vamos a tener obras en las calles y carreteras con los consecuentes atascos), creo que lo mejor es que Triki deje de comer galletas y le ayude a Chema (el pastelero) a producir más y más barato.

César López Blanco 23 noviembre 2007 - 12:54

Realmente el panorama no pinta nada bien a nivel global.
Si los financiadores no lo ven claro, hay que echarse a temblar…
Hay tanto de qué hablar que me resulta más sencillo centrarme en un sólo sector:

Desde el lado que más conozco, el financiero, puedo anticipar que el sentimiento que se respira entre los bancos de inversión es de enorme preocupación:

.- Hay confianza en que pronto salga adelante el superfondo de rescate (75.000 MM $) que los 4 grandes americanos están creando (bajo la tutela de Blackrock Merrill Lynch y con la participación de muchos otros bancos internacionales) con el fin de dar liquidez al mercado de hipotecas de alto riesgo –> no van a entrar todas las operaciones, ya que las últimas formalizadas (las más peligrosas, según reconoce H. Paulson) se concedieron con criterios que dan risa, pero menos da una piedra (aunque sea negra…-Blackrock)

.- El mercado sigue en vía muerta para aseguramientos, emisiones de cédulas y otras operaciones financieras de gran volumen, con sindicaciones pendientes por varios cientos de miles de MM de $ que nadie se atreve a suscribir. Hace algunas semanas un gran banco ofreció a un gran private equity una suma indecente para deshacer los compromisos de financiación suscritos con anterioridad…

.- ¿quién se fía del vecino? ¿cuanto riesgo tienes en tu balance, banco XX? ¿y fuera de balance? ¿porqué voy a prestarte a más de 3 meses en el interbancario si no sé si estarás vivo la semana que viene?, ¿cuántos INGs Direct hay en el mundo que tengan una liquidez sobrenatural y puedan financiar a bancos (y cajas…) que están más tiesos que la mojama?

Cambiando de tema, quiero ver al BCE con el toro que tiene delante: con el $ por los suelos (para desgracia del exportador europeo) y con un crecimiento económico que no permite aumentos de tipos, ¿qué puede hacer?. Mi amigo Bruce diría “be water my friend…” y yo digo: ¡¡¡Que venga G. Soros y haga un ataque especulativo vs el €, por favor!!!!. Más que nada porque tengo algunos dólares comprados a 1,42 y veo que se me fastidian las vacaciones del año que viene.

Se me ocurren más argumentos, pero tampoco es cuestión de seguir haciendo sangre.

Por último, una reflexión/resignación:
Si resulta que los grandes bancos han perdido desde el estallido de la crisis en Agosto entre un 20 y un 40% de su valor en bolsa (pobres accionistas…), ¿cómo es posible que los banqueros de Wall Street se vayan a embolsar (para variar) bonus record en el mes de febrero de 2008; ¿somos todos tontos, se debe a los “problemas de agencia” o, simplemente, es que nos hemos equivocado de empleo?
En lugar de comprar lotería, esta Navidad me voy a gastar el dinero en sobres y sellos para enviar mi CV a los “big four”.

Dulce 14 octubre 2008 - 22:55

hola, tengo una dudita jiji, la verdad no entiendo porque México no se tomo la palabra a japón (si creo que con el iba a hacer un contrate desde hace uuu, pero lo rechazo, no devio de hacer eso)porque no estuvieramos en esta “crisis” por decirlo haci si México le hubiera respndido bien y bonito a Estados Unidos, no estubieramos haci, eto…cambiando un poquito de mi tema o duda jeje, epsero y no hacepten el contrato ese que tienen en pemex, porque caerian en un grave error

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar