26
Oct

Trabajo y crecimiento

Escrito el 26 Octubre 2007 por Javier Carrillo en Economía española

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado hoy los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al tercer trimestre de 2007. Los datos del paro registrado por el Instituto Nacional de Empleo (INEM) dieron un respiro en el mes de septiembre, en el que se rompió una racha de 2 meses consecutivos de incremento en el número de desempleados, con una ligera caída del 0,5%. Sin embargo, los datos publicados hoy por el INE señalan que el número de parados ha aumentado en 31.900 personas respecto al trimestre anterior, situándose en 1.791.900. Así, la tasa de desempleo aumenta ocho centésimas hasta el 8,03%.

En cuanto a la evolución en los últimos 12 meses, la cifra de desempleados se ha incrementado en 26.800 personas. El ritmo de avance interanual de creación de empleo en la construcción crece al 4,92%, bajando desde el 7,62% del trimestre anterior. En servicios crece al 4,15%, frente al 4,34% anterior. Sin embargo, en la industria el empleo presenta un descenso del 0,89%, si bien algo inferior a la caída del 1,31% registrada en el segundo trimestre. Por lo tanto, se consolida el patrón de generación de empleo en los sectores de baja productividad y valor añadido, servicios y construcción, aunque este último sigue perdiendo “fuelle” a buen ritmo. Del mismo modo, la industria continúa perdiendo peso.


Como señalaba en uno de mis anteriores posts, el crecimiento del PIB por habitante de un país es el resultado de los crecimientos de su productividad, tasa ocupación y tasa de actividad. Destacaba entonces que el modelo de crecimiento en España está basado en la actualidad casi exclusivamente en el crecimiento del empleo. En esa medida, el mantenimiento del actual ritmo de crecimiento español está en buena medida condicionado por el mantenimiento de los ritmos de creación de empleo, dependientes a su vez de la evolución de los sectores en los que mayoritariamente se generan oportunidades de trabajo. Cabe concluir que los datos publicados hoy no sólo consolidan las incertidumbres sobre la evolución de la competitividad española que produce la concentración de la creación de empleo en los sectores de menor calificación y valor añadido, sino que insisten en la retirada de la construcción como garante de ese crecimiento. Si la primera dinámica del mercado de trabajo habla de la “calidad” del crecimiento actual, la segunda condiciona la “cantidad” de crecimiento futuro.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar