20
Oct

FMI: ¿optimista o pesimista?

Escrito el 20 octubre 2007 por José Ramón Diez Guijarro en Uncategorized

Estos días se está celebrando la reunión de otoño del FMI en Washington. Y como es tradicional, las jornadas se han iniciado con la publicación del informe semestral sobre Perspectivas Económicas en el que se incluyen las previsiones de crecimiento para la economía mundial.

Según el FMI, la actividad global mostraba una notable solidez con anterioridad a la crisis crediticia, pero las previsiones de medio plazo se han visto dañadas por este fuerte “shock” negativo de naturaleza financiera. A pesar de ello, el crecimiento global seguirá siendo dinámico en 2008 (4,75%, sexto año consecutivo por encima de su media de largo plazo), apoyado, principalmente, por la fortaleza de las economías emergentes. Es importante destacar que las previsiones de crecimiento se agregan utilizando PPA y no los tipos de cambio de mercado, lo que aumenta el peso de las economía emergentes (en el caso de China lo multiplica por cuatro). Utilizando tipos de cambio de mercado, el crecimiento mundial el año que viene estaría algo por encima del 3% (3,3%).


A su vez, el FMI destaca que los riesgos del escenario central se concentran claramente en el lado negativo y el principal reto será restablecer la normalidad en el funcionamiento de los mercados financieros lo más rápido posible. Además existen otros focos de preocupación como las tensiones inflacionistas, volatilidad del precio del petróleo, efectos desestabilizadores de los flujos de capital sobre los países emergentes, así como el envejecimiento de la población, tentaciones proteccionistas, etc.

Hasta aquí nada muy diferente del escenario de enfriamiento que predomina entre los principales institutos de análisis. Sin embargo y, como no podía ser de otra manera, la polémica en nuestro país ha saltado por la publicación de una importante corrección a la baja de la previsión de crecimiento para la economía española en 2008 (del 3,4% al 2,7%), algo por cierto no muy diferente de lo que ha ocurrido con EEUU (del 2,8% al 1,9%). Se afirma que el FMI se ha equivocado a la baja en los últimos años al anticipar los crecimientos de nuestro país. Algo común entre todos los analistas; pues ha sido incluso para el INE, muy difícil valorar los cambios estructurales experimentados por nuestro país en los últimos años. En este sentido y, teniendo en cuenta la importancia e influencia potencial del FMI sobre las expectativas, siempre el FMI debe ser moderadamente optimista por definición. Y en el caso de EEUU y España lo único que hace es reconocer una situación que ya están anticipando todos los indicadores.

Comentarios

Estela Santos 23 octubre 2007 - 11:08

Es una buena pregunta: ¿Es el FMI demasiado pesimista o el Gobierno muy optimista? Creo que la clave está en mirar qué han hecho el resto de organismos. Y el caso es que también la OCDE y la Comisión Europea han rebajado sus previsiones para España, como lo han hecho la mayoría de servicios de estudios a nivel nacional.

En este entorno, parece que el 3,3% que baraja el Gobierno pierde validez. Máxime porque se trata de la misma previsión que mantenía en julio, antes de que estallasen las turbulencias al otro lado del Atlántico. Y el FMI dice que el efecto de la crisis se notará en España “de forma real” en 2008. Por contra, el Gobierno niega efectos “directos” de la crisis en lo que parece, o me parece, más bien, un intento de mantener la confianza en un entorno en el que los consumidores asisten gran parte de los días a malas noticias sobre la coyuntura.

Ahora bien, según el Indicador Sintético Adelantado del Ejecutivo, de carácter privado, el PIB efectivamente se ralentizará a mayor ritmo y antes de lo previsto, con lo que parece que dentro de las paredes del Ministerio se rompe la carta del optismismo.

Estela Santos 23 octubre 2007 - 18:08

… Y por cierto, en España, entre las empresas, ayer fue el Círculo de Empresarios el que se mostró más pesimista que el Gobierno. El viernes pasado, la CEOE. Y hoy, el IEE, que tacha las cuentas del Gobierno para el próximo año de “poco realistas” y “extremadamente optimistsa”, teniendo en cuenta el punto de inflexión en el que se encuentra la economía española y el grado de incertidumbre que rodea a la economía mundial.

Margarita Ruano 24 octubre 2007 - 18:55

Y hoy le toca el turno de la moderación a Solbes, quien en la apertura del debate de los Presupuestos Generales del Estado, ha admitido la posibilidad de un crecimiento menor al esperado por el Gobierno y que en cualquier caso estaría “en el entorno de 3%”, una rebaja que empieza a estar más en línea con los anuncios de organismos tales como el FMI.

En una situación como la actual dónde cada día aparecen noticias relativas a un mayor endeudamiento de los hogares, unas menores ventas de automóviles, el ligero enfriamiento del mercado de la vivienda, la subida de precios de combustible y de las materias primas… no parece que una estimación “optimista” del FMI vaya hacer que esta situación se invierta “por arte de magia”.

Hay que confiar en que los individuos tomamos decisiones desde la racionalidad y aunque esto conlleve un menor crecimiento a corto plazo (i.e. 2008) puede ser garantía de mayores crecimientos en el largo plazo.

Laura Gutierrez 26 octubre 2007 - 09:44

La oposición también está en línea con las previsiones del FMI de enfriamiento de la economía internacional. No está de acuerdo con los Prespuestos Generales del Estado y propone que sean devueltos al Ejecutivo por ignorar los avisos de enfriamiento y disparar el gasto.

En línea con este enfriamiento, caen las expectativas de las grandes empresas por primera vez desde 2005, según el Indice de Confianza Empresarial. Esto puede deberse a su mayor exposición frente a las PYMES a la crisis financiera internacional. También se reducen las expectativas exportadoras del sector industrial.

Por tanto, parece que el FMI está siendo realista y el hecho de anticipar un decrecimiento de la economía afecta a las expectativas de los agentes.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar