17
Oct

Según el estudio anual de la UNCTAD (Conferencia de Comercio y Desarrollo de Naciones Unidas) sobre las tendencias de las inversiones, publicado ayer, los flujos de entrada mundiales de IED (Inversión Exterior Directa) aumentaron más del 38% en 2006 con respecto a 2005 hasta alcanzar 1.306 mil millones de dólares. En el World Investment Report 2007 (Informe sobre las inversiones en el mundo, 2007) se señala que el crecimiento de la IED en 2006 obtuvo el nivel máximo registrado desde el año 2000, y que ese crecimiento se dio en los tres grupos de economías: países desarrollados, países en desarrollo y economías en transición de Europa del Este incluyendo la Comunidad de Estados Independientes (CEI). Según el informe, el stock de IED en todo el mundo ascendió a 12 billones (millones de millones) de dólares.

El aumento en los flujos de entrada mundiales de IED y en la producción internacional puso de manifiesto la solidez de la economía en muchas partes del mundo. En los países en desarrollo y las economías en transición, casi todas las regiones y subregiones disfrutaron de un fuerte crecimiento en los flujos de IED en 2006 (las excepciones fueron Oceanía, Sudamérica y África meridional, donde disminuyeron). Entre los países en desarrollo China, Hong Kong (China) y Singapur recibieron el mayor volumen de flujos de entrada de IED; y entre las economías en transición, la Federación de Rusia recibió los flujos más elevados.


En América Latina las entradas de IED aumentaron un 11%. Sin embargo, desgraciadamente, estas mayores entradas se deben fundamentalmente a los llamados paraísos fiscales. En cuanto a las salidas de IDE en América Latina en términos absolutos, Brasil, México y Chile son los países que han encabezado un proceso de inversión en el resto del mundo, duplicando su IED en el exterior. En este proceso destacan la inversión en los sectores extractivos; la industria manufacturera, basada en recursos naturales; y las telecomunicaciones. El informe, publicado ayer, pone especial atención a la tendencia de algunos países de América Latina donde el Estado ha intervenido con fuerza. A la habitual intervención de los gobiernos en el sectore extractivo, ahora se han incluido áreas como las telecomunicaciones y la electricidad, por ejemplo, en Bolivia y Venezuela. Esta mayor intervención estatal en algunos países afectó negativamente a los flujos de IED en esos países.

A nivel mundial las EMN (empresas multinacionales) de los países desarrollados con el 84% de las salidas mundiales en 2006 siguieron siendo las principales fuentes de IED. Casi la mitad de las salidas de IED mundiales se originaron en los países de la Unión Europea (UE), especialmente Francia, España y el Reino Unido, en ese orden. Si bien los gobiernos siguieron adoptando medidas para facilitar la IED en 2006, en algunas industrias, en particular las industrias consideradas de importancia “estratégica” (por ejemplo extracción de minerales y petróleo), se aplicaron nuevas restricciones a la propiedad extranjera o medidas para asegurar una mayor participación estatal en estos sectores.

El informe prevé que en 2007 y en años siguientes se mantendrá la tendencia al alza de la IED, si bien a un ritmo algo más lento que en 2006. Esta previsión de crecimiento de la IED se ve confirmada por los datos del primer semestre de 2007. No obstante, las perspectivas de la IED pueden verse afectadas negativamente por las incertidumbres actuales en los mercados financieros y la restricción del crédito así como por las medidas y movimientos desfavorables para las IED en algunos países. Para América Latina se prevé un moderado crecimiento en las entradas de IED en 2007, como consecuencia del incremento en el precio de las materias primas y a las buenas perspectivas para los beneficios de las EMN en Latinoamérica.

Comentarios

Javier Tomás 18 octubre 2007 - 11:47

Esta semana se han publicado datos de la balanza por cuenta corriente española, de enero a julio, que refleja un descenso del 20,86% respecto al mismo periodo del mes anterior.

Respecto a la IDE española se produjeron salidas por 41491,6 millones de euros, 22,17% menos que el año anterior, y entradas por valor de 15059,6 millones.

Se observa como España está perdiendo atractivo para la IDE en favor de economías emergentes como Rusia. ¿Qué podemos hacer?

Rafael Pampillón Olmedo 18 octubre 2007 - 19:19

Pues si Javier es muy sorprendente que la inversión española en el extranjero tenga el mejor comportamiento de su historia, mientras que la inversión extranjera en nuestro país está pasando por sus peores momentos. Ello se debe a que se están produciendo deslocalizaciones en sectores claves de la economía española y en el que los grandes inversores parecen estar perdiendo interés inversor en España.

Sin embargo, el Gobierno rebaja el impacto de la caída de la inversión (que viene produciéndose desde el año 2000) al considerar que una gran mayoría de las pérdidas se ha producido por desinversiones, que no deben interpretarse como abandono de la actividad en España, sino que la titularidad de su capital ha pasado de ser extranjero a nacional.

A ver si tengo tiempo y escribo sobre esto. Nos vemos en clase.

Marc 7 mayo 2008 - 12:29

Acabo de descubir este magnífico blog sobre economía del cual seré un fiel seguidor más y me gustaria aportar mi granito de arena.
Recientemente he leído un libro que me parece muy interesante, se trata de LA GRAN APUESTA. Este libro se centra en la importancia de las inversiones en América Latina para gran parte de las empresas multinacionales españolas.

En 2006 casi la cuarta parte del resultado de las empresas del Ibex 35 se generó en Latinoamérica.

El fragmento que a continuación pegaré es de el periódico Cinco Días.Podeis encontrar el artículo entero en su página si os interesa:

Si la valía de un texto pudiera medirse por las firmas que lo integran, La gran apuesta (Editorial Granica, 461 páginas) sería sin duda uno de los más valorados en literatura empresarial. Pocos volúmenes pueden presumir de acoger en sus páginas las plumas de empresarios de primer nivel como César Alierta, presidente ejecutivo de Telefónica; Salvador Gabarró, presidente del grupo Gas Natural; Rafael Miranda, consejero delegado de Endesa; Antonio Brufau, presidente de Repsol YPF o Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola. A estos cinco ejecutivos se suman otros seis (de BBVA, BT, Indra, Mapfre, Santander y Unión Fenosa) con el fin de analizar la presencia de las multinacionales española en América Latina.

El punto de partida de la aventura, como explica el editor, Ramón Casilda Béjar, es el momento en que las empresas comprendieron a principios de los noventa que para competir en la economía global, ‘era necesario ampliar los mercados más allá de las fronteras nacionales’. Y a partir de entonces asistimos al hecho que marcaría un antes y un después en la historia de la economía española: las grandes inversiones en Latinoamérica. El libro está plagado de cifras que permiten hacerse una idea de la importancia del fenómeno, pero basta decir para aproximarse a él que en 2006 casi la cuarta parte del resultado de las empresas del Ibex 35 fue generado en Latinoamérica.

juan 27 junio 2011 - 20:27

He estado leyendo vuestro artículo y he podido ver que en internet también también se está convirtiendo en un paraíso fiscal poco a poco os dejo un artículo muy interesante sonbre Internet y los paraísos fiscales, http://www.offshorebankshop.com/shop/content/16-internet-el-mayor-paraiso-fiscal

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar