30
Sep

Decía José Ramón el viernes, en este blog de economía, que el precio del petróleo estaba en nuevos máximos. Efectivamente el crudo Brent superó por primera vez esta semana los 81 dólares. Desgraciadamente, un mayor debilitamiento del dólar podrían disparar todavía más el precio del petróleo en lo que queda de año. Y eso sería malo ya que a medida que sube el precio del crudo, mayor es la probabilidad de que se reduzca el crecimiento de la economía mundial. El precio del barril tipo West Texas también ha superado una nueva barrera histórica, cerrando la semana cerca de los 84 dólares con lo que ese precio acumula un aumento del 165% en dólares y un 98% en euros, desde principios de 2003.

Esta subida del petróleo europeo se produjo, entre otros motivos, por los secuestros en Nigeria de dos trabajadores -un filipino y un colombiano- de la petrolera italiana Saipem, que desaparecieron esta semana tras un ataque de hombres armados. A ello se suman los temores ante las consecuencias que el paso del huracán Lorenzo por el Golfo de México, región de elevada producción petrolera, pueda dejar en el suministro de crudo.


El incremento en los precios del petróleo coincide con un dólar cada vez más débil. Esta semana el dólar cayó a su nivel mínimo frente al euro. La moneda europea cotizó a 1,4263 dólares/euro. Debido a que la mayoría de los commodities, incluyendo el petróleo, se cotizan en dólares, y a los productores se les paga en esa moneda, los precios de las materias primas aumentan a medida que el dólar se deprecia. Ello se debe a que el debilitamiento del dólar provoca que los exportadores de materias primas reciban menos cuando convierten los dólares a otras monedas. Eso les da a los productores de petróleo un incentivo adicional para no aumentar la producción y mantener los precios al alza.

En un artículo reciente de Ann Davis y Joanna Slateren en The Wall Street Journal se dice que en los próximos meses, varios factores adicionales podrían dar nuevos bríos a los precios del petróleo. Las reservas de crudo están hoy en niveles mucho más bajos que hace un año y los incentivos de mercado para almacenar petróleo en caso de que surjan problemas de abastecimiento se han evaporado. Las previsiones de largo plazo sobre el precio del petróleo difieren ampliamente, fluctuando desde los 45 dólares el barril hasta los 100 dólares ¿Te animas ha hacer una previsión?

Comentarios

Fabio Casasús 30 septiembre 2007 - 20:58

El pasado mes de mayo, el Departamento de Energía de Estados Unidos publicó el informe Perspectivas Enrgéticas Internacionales. El informe asegura que la economía mundial dependerá en las próximas tres décadas más de lo previsto de la oferta de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Según sus previsiones, en el 2030, la OPEP suministrará el 48% del petróleo mundial (frente al actual 41%), mientras que el grupo no-OPEP proporcionará el 52% (frente al actual 59%). El mayor peso del cártel probablemente facilitará que persistan los altos precios del petróleo.

Javier Tomás 1 octubre 2007 - 17:31

En mi modesta opinión, la subida del precio del petróleo no es solamente una previsión. Es una apuesta a caballo ganador, casi en plan Robert Redford y Paul Newman en “El Golpe”.

Lo cierto es que, a pesar de la búsqueda de otras alternativas energéticas, la demanda de crudo sigue in crescendo; especialmente en EE.UU y China.

La oferta, por el contrario, no está creciendo al mismo nivel ni por parte de la OPEP ni del lado de los no incluidos en la OPEP. Al parecer, a día de hoy, hay fases en la producción petrolífera donde no hay capacidad ociosa.

Esta es una razón de peso para pensar en futuros aumentos de los precios en el “oro negro”.

Otro economista, Matthew Simmons, opina que muy pronto traspasaremos la barrera de los 100 $ el barril. Habrá que pasarse al diesel.

paloma infante 1 octubre 2007 - 20:00

Analizando los acontecimientos actuales, creo que sería más apropiado pensar que el precio del petróleo se mantenga en los niveles presentes o en todo caso que continúe subiendo.
A pesar de que se publicó un aumento en los inventarios semanales del petróleo en Estados Unidos, las reservas de crudo en el mismo país se encuentran un 13,3% por debajo de la media de los últimos cinco años (según datos del periódico Expansión).
Además, aún y cuando se prevé una ralentización de la economía norteamericana (debido a la depreciación del dólar y los recortes del tipo de interés por parte de la Reserva Federal), se estima que la demanda del petróleo no cambiará de forma significativa.
Todo esto me lleva a pensar que los precios del crudo continuarán teniendo tendencias a la alza.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar