15
sep

¿Qué comen los chinos?

Escrito el 15 septiembre 2007 por Rafael Pampillón en China, Economía Mundial, Unión Europea

La creciente demanda global de alimentos, el cambio climático y la presión para desviar cosechas hacia la fabricación de biocombustibles están subiendo el precio de los alimentos en todo el mundo. China no es una excepción. El alza del precio de alimentos básicos como la carne de cerdo (+49%), los huevos (+23,6%) y el aceite para cocinar (+34%), ha hecho que el índice de precios de los alimentos chino experimentara una elevación media del 18,2% en agosto. No se debe olvidar que los alimentos tienen un peso muy importante en el IPC chino. Por este motivo China acumuló una inflación de 5,6% en julio de 2007, su mayor subida en una década, impulsada por los precios de los alimentos. En agosto la inflación china volvió a batir su propio record registrando una subida más alta, al alcanzar el 6,5%.


Como consecuencia de esta inesperada alza de precios el gobierno chino yendo en dirección contraria al resto del mundo ha subido los tipos de interés para frenar así las presiones inflacionarias. El tipo de interés de referencia subió ayer hasta el 7,29%, desde el 7,02% previo, lo que supone su cota más alta de los últimos nueve años. Los tipos sobre los depósitos a un año suben del 3,6% al 3,87%. Este aumento de tipos podría desacelerar el crecimiento de la economía del gigante asiático. El crecimiento de la economía mundial podría contar así con una menor aportación de la mayor potencia emergente. Sin embargo, por ahora no hay que preocuparse porque la economía china no da tregua y creció un 11,9 por ciento en el segundo trimestre de este año frente al mismo período del año anterior.

El reciente aumento de los precios de los alimentos también está llegando a Europa, tal como escribimos en el mes de agosto en este blog de economía (¿La subida de los precios de los alimentos pondrá fin a la Política Agraria Europea?). Lo que está aumentando las preocupaciones por la inflación y forzando cambios en la política agraria de la Unión Europea. Se trata del nacimiento de una nueva era agraria en la que está cambiando la Política Agraria Común y donde los europeos nos tenemos que preguntar ¿qué comen los chinos?

Comentarios

Filípides 15 septiembre 2007 - 12:39

Los chinos, como cualquier hijo de vecino, consumen más proteína de origen animal conforme aumenta su nivel de vida. Por poner un ejemplo, el consumo de carne y pescado no llegaba a los 20 Kg por habitante y año en los años 40 en España y hoy alcanza prácticamente los 100.
Por cada gramo adicional de carne de cerdo que incorporen los chinos en su dieta, deberán producir 30 millones de cerdos adicionales por año.
Todo esto supone por tanto mayor consumo de cereales.
El uso de este recurso como biodiésel va a encarecer (ya lo está haciendo)el precio de esta materia prima y va a conducir a que los países pobres sean los más afectatos. Ya está sucediendo con el encarecimiento de las tortitas de maíz para los mexicanos.
Creo que quemar cereales como combustible es económicamente poco rentable, y moralmente discutible ya que se sustraen recursos alimenticios básicos a una importante parte de la población mundial más pobre.
No deja de ser curioso como España, país históricamente deficitario en cereales subvenciona la creación de plantas de biodiésel, curioso, pagar por la cuerda que te va a ahorcar.
Si alguien tiene interés en profundizar más sobre esta materia, le recomiendo la siguiente lectura: http://www.cei.org/pdf/5532.pdf

José María 16 septiembre 2007 - 18:55

Creo que la subida de los precios de las materias primas agrarias puede ser un incentivo para que el tercer mundo se desarrolle a través de la correcta remuneración de estos productos, que hasta la fecha se encontraban artificialmente controlados por grandes multinacionales.
En relación con la PAC, en estos momentos avanza en la eliminación de la relación directa entre subvenciones al agricultor y la cantidad y cultivo producido. En estos momentos las ayudas se envían a los agricultores con independencia del producto que siembren.
Creo que esta es la dirección correcta para no producir excedentes. Sin embargo, si las rentas de los productores se disparan como consecuencia de la subida de precios, será aconsejable reducir estas ayudas que en su momento se diseñaron para completar la renta de los agricultores y permitir de esta forma su mantenimiento en las zonas rurales asegurarando la gestión medioambiental de las mismas.
Por último, los biocarburantes pueden ser una herramienta para reducir en parte la dependencia del petróleo. Su implicación en la subida de los precios es limitada. En España, estamos ante un año récord de producción de cereales y sin embargo su precio ha subido mucho. El consumo para biocarburantes no ha llegado al 2,5%. Esta subida se debe, tal y como nos enseñó con precisión el profesor Pampillón a movimientos especulativos como consecuencia de espectativas de alza en los precios (los intervinientes han mantenido la mercancia en los almacenes a la espera de mejor venta). Por supuesto, a nivel internacional se han incrementado los consumidores (China, India …).

chaaa 29 julio 2009 - 16:58

esta cosa no dise nada po entera de nada

yenny lorena martinez carvajal 19 abril 2010 - 22:55

uy gas como se comen los animales sin saber que tiene

ojala nunca nos toque comer esas porquerias que comen ellos

Paola 'Greatti 25 junio 2010 - 23:11

saaaaaaaaaaassssss

sonia lanca 25 junio 2010 - 23:13

vergaaaaa!! los chinos riquitos *–* <3 loos amooo yo me los sampariaa a toditos

daniel zarza escamilla 16 marzo 2012 - 01:37

que asco

Anónimo 27 mayo 2012 - 22:26

Amm
Odio a la comida japonesa pero
tiene cultura muy especial

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar