10
Sep

Desaceleración, inmigrantes y paro

Escrito el 10 septiembre 2007 por Valentín Bote en Economía española

Hoy traigo al blog de Economía un tema que me ronda la cabeza desde hace tiempo y sobre el que ya empiezo a ver cosas escritas al respecto. En España nunca hemos vivido un período de desaceleración económica combinada con una notable proporción de inmigrantes en el seno de la población activa. Otros países con larga tradición de recepción de trabajadores inmigrantes (Alemania, Reino Unido, etc.) sí que han vivido ese fenómeno, pero para nosotros va a resultar algo inaudito.

La pregunta que me hago es ¿quién sufirá más intensamente, en términos de desempleo, la desaceleración económica, los trabajadores inmigrantes o los nacionales? Hay estudiosos que opinan que los que sufrirán en primer lugar el impacto son los trabajadores inmigrantes, en la medida en que son los últimos en incorporarse y las características de sus contratos les convierten en trabajadores con situaciones de empleo precarias. Por otra parte, hay quien argumenta que son los trabajadores nacionales los que sufrirán principalmente el impacto, ya que en general son menos flexibles y tienen más dificultades para adaptarse a cambios en su situación laboral (por ejemplo, desplazamientos geográficos). Como ven, opiniones para todos los gustos.


Pues bien, el consenso apunta a que la economía española puede estar iniciando una etapa de desaceleración y ya empezamos a tener alguna señal de alerta, como los últimos datos de contabilidad nacional o los de paro registrado en el mes de agosto. Así que ahora más que nunca puede tener relevancia plantearse la cuestión del impacto en el desempleo.

Reconozco que veo puntos muy sensatos en ambos tipos de opiniones y que no me decanto claramente por ninguna de las dos, pero ofreceré un dato extraido de las últimas cifras de paro registrado que pueden aportar algo de luz sobre la cuestión. en la actualidad hay 2 millones de trabajadores extranjeros afiliados a la Seguridad Social, lo que representa aproximadamente un 10,5% del total de afiliados en España. Pues bien, el paro registrado se ha incrementado en el último año en España en 44.619 personas, de las cuales el 67,5% eran trabajadores extranjeros (30.119). Es decir, que en cuanto han empezado a surgir incrementos del desempleo, las cifras han sido engrosadas, fundamentalmente, por trabajadores inmigrantes. No sé si esta tendencia se mantendrá en el tiempo o el proceso se revertirá, pero de momento es lo que las cifras muestran.

Comentarios

Paco Morales 10 septiembre 2007 - 12:39

Pienso que se veran afectados, en primera instancia, los trabajadores de los sectores que mayormente se ven afectados por la recesión, parón o como se le llame: construcción e inmobiliario fundamentalmente. Quiénes estan en la construcción?, los inmigrantes fundamentalmente. Luego empezaran afectaciones en cadena.

apolonio 10 septiembre 2007 - 22:25

¿Mas inmigrantes parados aumentaría la inseguridad ciudadana? Si es así ¿Qué se puede hacer? ¿Es sensato adoptar medidas que asumenten el llamado “efecto llamada”?

Esteban 11 septiembre 2007 - 10:52

Sin duda, el primer efecto lo notarán los trabajadores recien incorporados y con contratos de “baja calidad”, grupo en el que los inmigrantes son abrumadora mayoría. Si el ajuste es suave, una mera desaceleración, la cosa no debería ir a mayores. Pero si nos topamos con un parón en toda regla, entonces creo que nos vamos a enfrentar a un fenómeno curioso: una enorme disponibilidad de mano de obra que va a trabajar por el precio que sea y en las condiciones que sean. En el largo plazo, un trabajador que pierda su empleo se tendrá que enfrentar a un mercado de trabajo en el que nadie le va a pagar el sueldo que antes ganaba, puesto que hay una ingente cantidad de mano de obra disponible.
Visto así, tiene muy mala pinta, sobre todo para los sectores sociales con un menor nivel de formación técnica y cultural, que no tendrán nada especial que ofrecer al mercado de trabajo que no ofrezcan ya los inmigrantes a un precio mucho más bajo.
Entonces es cuando nos daremos cuenta de lo cara que nos han salido las LOGSEs y el caos educativo en el que estamos inmersos.

Patxi Bonel 11 septiembre 2007 - 11:31

Si los inmigrantes componen la fuente principal de la mano de obra “low-cost” de nuestro país, y si una desaceleración económica les afecta a ellos en primer lugar por los menores costes del despido y porque cubren los trabajos que requieren de condiciones de mayor flexibilidad laboral (los denominados contratos basura) en nuestro mercado de trabajo, ¿qué ocurrirá con la productividad de las empresas cuando la proporción de empleados con mayores salarios y con mayores costes de despido aumente? ¿Tendremos que pensar en iniciativas como las que han tomado los trabajadores alemanes?

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar