22
Ago

Quinto Centenario del nacimiento de Andrés de Urdaneta (I)

Escrito el 22 Agosto 2007 por Juan Carlos Martínez Lázaro en América Latina, Miscelánea

Durante este año y el siguiente se conmemora el Quinto Centenario del nacimiento del navegante guipuzcoano Andrés de Urdaneta. Con motivo de ello, el Ayuntamiento de Ordicia, su villa natal, ha organizado una serie de actos conmemorativos sobre su figura. ¿Y quién era Andrés de Urdaneta y porque nos referimos a él en este blog de economía? Vayamos por partes.

Urdaneta 1.bmp Andrés de Urdaneta fue un navegante, cosmógrafo y descubridor español nacido a finales de 1507 o principios de 1508 en Villafranca (nombre que entonces tenía la actual Ordicia, Guipúzcoa). De familia acomodada y con una esmerada formación, participó siendo muy joven en la expedición que, bajo el mando de Jofré de Loaysa, salió de La Coruña en 1525 para tomar posesión de las islas de las especias (el actual archipiélago de las Molucas). La expedición fracasó y Urdaneta permaneció atrapado en las Molucas, donde se familiarizó con los vientos y corrientes del Pacífico, hasta que pudo regresar a España en 1536. Tras una breve estancia en la península, se volvió a embarcar hacia Nueva España (el actual México), donde participó en distintas expediciones y exploraciones. En 1553, cuando ya contaba con 45 años de edad, profesó como agustino y se retiró a un convento novohispano. De allí saldría en 1564, por orden de Felipe II, para guiar como responsable náutico la expedición de Legazpi, que pretendía tomar posesión de las islas Filipinas y encontrar una ruta de regreso de éstas a Nueva España. Y fue este último hecho, el que haría que Urdaneta pasase a la historia, pues hasta entonces se podía cruzar el Pacífico hacia el oeste, pero no en sentido contrario.


Tras arribar a Filipinas en 1565, y mientras Legazpi organizaba la conquista del territorio, se dispuso la partida de un galeón hacia Nueva España para dar cumplimento a las órdenes del Rey. El tráfico entre Asia y América comenzó el 1 de junio de 1565, cuando el galeón San Pedro salió desde el archipiélago filipino hacia Nuevo México, contando con Andrés de Urdaneta como piloto mayor. Urdaneta ordenó dirigirse hacia el noreste hasta alcanzar los 39º grados, latitud en la que encontró la corriente del Kuro Shivo que le llevaría hasta las costas de California, a las que llegó a mediados de septiembre. Desde allí fue costeando el continente hasta que atracó en el puerto de Acapulco en octubre, tras algo más de cuatro meses de navegación y más de 7.000 millas de recorrido. Después de cinco intentos anteriores que terminaron en fracaso, Urdaneta había conseguido por primera vez realizar el tornaviaje, la ruta marítima que conectaba Asia con América. Este descubrimiento posibilitó la presencia española de carácter estable en Asia, y dio inició a una ruta comercial conocida como el Galeón de Manila o la Nao de la China que enlazó Asia y América hasta 1815, cuando con motivo de la independencia de México, se interrumpieron los viajes del galeón. Durante 250 años, los galeones transportaron entre Manila y Acapulco, toda clase de manufacturas asiáticas, muchas de las cuales, tras ser embarcadas de nuevo en Veracruz, llegaron a España y a Europa. En sentido contrario, llevaron a Manila productos novohispanos. Pero sobre esto, y sobre las implicaciones actuales del tráfico comercial entre Asia y Latinoamérica, escribiré la semana que viene.
Urdaneta 4.JPG

Comentarios

Luis Vargas-Zúñiga 22 Agosto 2007 - 11:44

Quisiera añadir a otro español ilustre en este siglo que hizo una gran aportación a la economía. Se trata de Martín de Azpilicueta, de la escuela de Salamanca (una de las universidades más importantes del mundo en el siglo XVI). Fue discípulo de Francisco de Vitoria.

En este siglo la afluencia de metales preciosos causó, por los gastos derivados de las guerras de religión de Carlos V en toda Europa, un grave proceso inflacionario. Fue Martín de Azpilicueta el primero en relacionar ambos fenómenos, el del aumento de la masa monetaria y el crecimiento de los precios en un “Comentario Resolutorio de Cambios” (1556), poco tiempo antes de la formulación llevada a cabo por el francés Jean Bodin.

Un abrazo,
Luis

J.Pascual 22 Agosto 2007 - 19:34

Una entrada muy interesante.
Fuimos pioneros en el origen del comercio intercontinental: Europa-America-Asia, ahí es nada.
Si alguien está interesado en profundizar sobre esta materia el libro “Los Navegantes” de Edward Roddet (Edhasa) es una delicia.
Explica las rutas abiertas por Magallanes, Elcano, Urdaneta y Legazpi.

Juan Carlos 23 Agosto 2007 - 16:51

Hola Luis y J.Pascual, gracias por vuestras referencias sobre Martín de Azpilicueta y sobre el libro de Roddet. Sobre los efectos de la afluencia de metales preciosos España en los siglos XVI y XVII, y sobre el caos monetario de los Austrias, tengo pensado escribir más adelante.

Y las expediciones españolas y portuguesas en el Pacífico durante el XVI son poco conocidas, pero auténticamente apasionantes.

Un saludo y gracias,

Urdaneta es sin lugar a dudas uno de los marinos civiles más importantes en la historia de la navegación. Vasco de nancimiento, fue discípulo de Juan Sebastián Elcano y bajo la tutela éste, con tan sólo 17 años, forma parte de la expdición que parte de La Coruña con destino a las islas de la Especiería, al sur de Filipinas. Urdaneta estudia y planifica y surca magistralmente la ruta que permite unir Filipinas, China y Japón con el continente americano. El capitán Urdaneta junto con C. Colon, Elcano, Escalante de Mendoza, Cabrillo, Gaztañeta y otros muchos marinos civiles, han dejado una huella imborrable en la historia de España, cosa distinta es que se quiera reconocer y dar a conocer.

Pablo Díaz 25 Noviembre 2008 - 16:06

Sólo un comentario biográfico.
Si no estoy mal informado Urdaneta no participó en la expedición de Loaysa, sino en la que, al mando de Elcano, acudió en su búsqueda cuando aquél desapareció en el Pacífico.
Dicho sea sin restar mérito alguno a la determinación, pericia y coraje de Urdaneta como sin duda sabrá cualquiera que haya seguido las crónicas de ambos viajes.

Emilio Múgica Enecotegui 14 Diciembre 2008 - 16:09

Para no dudar de la participación de Elcano y Urdaneta en la expedición de Loysa, es concluyente el relato del segundo que se guarda en el Archivo General de Indias: Patronato 37, R 36.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar