15
Jul

Zapatero está en México hasta el 17 de julio

Escrito el 15 Julio 2007 por Rafael Pampillón en América Latina, Economía española

En este blog de economía hemos dedicado mucho espacio a México. Hoy toca hablar de las relaciones entre México y España. Unos vínculos que aumentan y se fortalecen a pasos agigantados. Una prueba de ello es que el presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero está visitando a su homólogo mexicano, Felipe Calderón, el mismo año en que ambos países celebran el XXX aniversario del restablecimiento de sus relaciones diplomáticas.


Colaboración en la lucha antiterrorista

Tres son los principales objetivos de dicha visita: mantener y mejorar las relaciones económicas, fortalecer la cooperación en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo y aumentar el intercambio cultural. Tanto España como México tienen problemas de seguridad interna: España de terrorismo de ETA y narcotráfico (es el país con el mayor porcentaje de población que consume cocaína) y México de violencia, criminalidad, sabotaje y narcotráfico por lo que la colaboración entre España y México en este terreno del crimen organizado se hace imprescindible.

Reforzar las relaciones económicas

En el ámbito económico y a partir de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea, el volumen de intercambio comercial, entre los dos países, se ha incrementado poderosamente. La cuota de mercado de los productos españoles ha crecido en México de forma constante en los últimos años. La exportación mexicana a España ha aumentado también de forma notable, hasta el punto de que en la actualidad, España es el principal mercado mexicano en la Unión Europea. Por su parte, México se ha consolidado como el primer mercado español en América.

Las empresas españolas llevan años encontrando oportunidades de inversión en México. Desde enero de 2000 y hasta junio de 2007 España ha invertido más de 16 mil millones de euros en sectores como el financiero, seguros, telecomunicaciones, gestión aeroportuaria, distribución de gas, electricidad, petroquímico, turismo, construcción y comunicaciones. España supone ya el 10% del capital extranjero en el país azteca lo que le ha permitido consolidarse como el primer inversor europeo en México y segundo a nivel mundial detrás de Estados Unidos.

Las perspectivas apuntan a un importante aumento de la inversión española en el sector eléctrico, comunicaciones, transporte, medio ambiente (sector de gran potencial en el tratamiento de residuos sólidos, saneamiento de agua y alcantarillado, energía eólica…) y en el turístico, que ha tenido un rápido avance, aumentando su aportación al PIB mexicano en estos últimos años y marcando un máximo histórico en ingresos de divisas en 2005. (Más detalles los puedes encontrar en un artículo que publiqué en EXPANSIÓN este viernes)

Aspectos educativos

Sobre este tema seguro que hay aspectos que se van a tratar y en los que se puede mejorar. A propósito el Instituto de Empresa y el IESE, las 2 primeras escuelas de negocios de España, tienen sendas alianzas estratégicas con las 2 primeras escuelas negocios de México: el Tec de Monterrey y el IPADE ¿Lo sabe Zapatero? ¿Se lo habrá dicho alguien? ¿Servirá para algo la visita de Zapatero a México? ¿Mejorarán nuestras relaciones políticas, económicas y culturales?

Comentarios

ana albert 15 Julio 2007 - 16:52

En México, se están produciendo además pequeños sabotajes a oleoductos y gasoductos por parte del pequeño grupo guerrillero Ejército Popular Revolucionario. México es uno de los mayores productores de petróleo del mundo. A pesar de su larga historia de extremismo izquierdista, México nunca ha sufrido la clase de atentados que se ven en otros países exportadores de crudo, como Colombia y Nigeria, donde la violencia ha afectado la producción petrolera y los precios globales del crudo. ¿Crees que las fuentes de energía pueden interrumpirse por un sabotaje? ¿Podrían generar estos atentados desconfianza de la inversión extranjera en la economía mexicana?

Rafael Pampillón 15 Julio 2007 - 17:46

No. Pienso que no. Los ataques violentos por parte de grupos radicales nunca han sido demasiado trascendentes en México.

En otro orden de cosas, pero relacionado como verás con los sabotajes, creo que el país está superando el principal problema que tiene: las apretadas elecciones presidenciales del año pasado y que han dividido al país. Una muestra de ello es el comunicado que envió el partido del candidato perdedor, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), acerca de estos atentados terroristas a los que te refieres. En el documento, el Partido de la Revolución Democrática sugiere que el gobierno podría estar detrás de los ataques para crear una base para justificar una persecución policial o “distraer a la gente” de los “graves problemas” del país.

Por cierto AMLO ha condenado la actual visita de Zapatero a México.

eva robles 16 Julio 2007 - 00:08

El sistema tributario mexicano es muy complejo e injusto y complicado de cumplir. Las grandes empresas se quejan a menudo de que son cargadas de manera desproporcional por el sistema fiscal porque para las autoridades es más fácil hacer un seguimiento de sus actividades que de las empresas más pequeñas. Por otro lado México apenas recauda impuestos equivalentes a 12% de su Producto Interno Bruto y si los ingresos provenientes del petróleo se reducen en los años venideros, necesitará conseguir más dinero del sector privado para evitar desequilibrios fiscales. ¿Se producirá la deseada y necesaria reforma fiscal? ¿En que consistirá?

Rafael Pampillón Olmedo 16 Julio 2007 - 15:43

No tengo ni idea. Me voy a informar y te digo. Se que en estos meses se está planteando la reforma fiscal en México. La reforma impositiva debe plantearse como un medio de desarrollo y crecimiento. El FMI y el Banco Mundial han apoyado reformas del sistema fiscal en otros países con el fin de crear desarrollo económico sostenible. En Colombia, por ejemplo, donde solamente 1.2 millones de sus 43 millones de ciudadanos pagan impuestos, el FMI y las autoridades colombianas (http://www.dian.gov.co/) están trabajando conjuntamente para ampliar la base impositiva. Brasil, también, ha aumentado recientemente su crecimiento reduciendo el impuesto sobre la inversión extranjera. Otros ejemplos acertados se pueden encontrar también fuera de América Latina. La reforma impositiva de Rusia en 2001 aumentó los ingresos fiscales en un 26% el primer año. Méjico puede aprender de sus vecinos.

Asumiendo que México consiga, con la reforma fiscal, aumentar con éxito sus ingresos fiscales, estos ingresos se deberían gastar en educación, infraestructura, salud y reducción de la pobreza. Desafortunadamente, la corrupción sigue siendo un problema grande en México (que ocupa el puesto 65 de 158 países en el índice de corrupción publicado por http://www.transparency.org). Sin transparencia, parte de los fondos nuevos desaparecerían. No obstante, el presidente Calderón (del PAN) debería apostar por la reforma tributaria con ayuda del PRI.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar