16
Jul

Ayuda Internacional al Desarrollo e inversión

Escrito el 16 Julio 2007 por Valentín Bote en Economía Mundial

Hace unos días planteaba Juan Carlos Martínez en este blog de economía unas interesantes preguntas, de gran calado, sobre cómo se puede ayudar a África. ¿Deberían destinarse más fondos a ayuda al desarrollo? ¿Debería fomentarse la inversión privada? ¿Deberían abrirse nuestras fronteras a productos agrarios del tercer mundo? Vamos a ir profundizando poco a poco en posibles respuestas a estas preguntas. Para ello creo que es útil aportar información sobre la evidencia empírica en este campo, muchas veces olvidada cuando se discuten, como hacemos en este blog de economía, estas cuestiones.


Muchas veces la solución más evidente a los problemas no es la auténtica solución. Un ejemplo: muchos países africanos son pobres, entonces la “solución” debería ser darles más dinero. ¿Por qué? Bueno, esto podría justificarse desde un punto de vista teórico, y así se ha hecho durante décadas: si el crecimiento económico es función de la inversión, y si los países pobres no pueden permitirse destinar recursos a esta finalidad, entonces la ayuda internacional puede cubrir esa “brecha”, con lo que la ayuda estaría promoviendo el crecimiento y desarrollo de los países más atrasados.

Esto suena bien, ¿verdad? Ciertamente. Sin embargo, la realidad de décadas ha puesto de manifiesto que este mecanismo hace aguas por los cuatro costados. De hecho, este planteamiento se deriva de un antiguo modelo de Harrod y Domar, todavía utilizado por algunas instituciones internacionales como punto de partida de sus razonamientos. Curiosamente, el propio Domar pasó décadas intentando infructuosamente aclarar que su modelo ni fue concebido ni pretende explicar el crecimiento a largo plazo de una economía.

La evidencia empírica apunta a unos resultados bien distintos, ya que la idea de que la ayuda internacional genera inversión en los países beneficiarios ni siquiera se sostiene a la luz de los datos. Peter Boone, en un importante estudio de 1996 (Politics and the Effectiveness of Foreign Aid), puso de manifiesto que la ayuda internacional al desarrollo no incrementaba significativamente la inversión o el crecimiento, sino que incrementaba la dimensión del gobierno beneficiario. La ayuda suele acabar incrementando el consumo, no la inversión productiva. Esa es la experiencia de las últimas décadas.

A modo de reflexión, y antes de continuar mañana con este complicado asunto, les dejo un dato. De acuerdo con William Easterly (un brillante economista que fue invitado a abandonar su puesto en el Banco Mundial tras defender que la ayuda al desarrollo no estaba logrando los objetivos previstos), en su notable obra The Elusive Quest for Growth, de 2001, ha estimado, utilizando los modelos teóricos mencionados, cuál sería la renta per cápita de Zambia de haberse canalizado toda la ayuda internacional al desarrollo que recibió dicho país hacia inversiones productivas. Pues bien, los resultados indican que en vez de ser un país paupérrimo, con un renta per cápita de poco más de 600 dólares al año, tendría una renta per capita de más de 20.000 dólares al año.

Comentarios

Rafael Pampillón Olmedo 16 Julio 2007 - 16:10

¿Por qué unos países son tan ricos y otros tan pobres? Esta es la pregunta que probablemente ha dado origen a la mayor cantidad de literatura económica, empezando por “La investigación acerca del origen y de las causas de la riqueza de las naciones”, de Adam Smith. Existen para este interrogante dos líneas de pensamiento. Una dice que nosotros somos ricos y ellos pobres debido a que “nosotros somos buenos y ellos malos”, es decir, nosotros trabajamos duro, poseemos conocimientos y educación, un buen gobierno y somos eficientes y productivos. La otra explicación es la contraria y sostiene que la causa está en que “nosotros somos malos y ellos buenos” puesto que nosotros somos codiciosos, sin escrúpulos, agresivos y los explotamos, mientras que ellos son débiles, inocentes, virtuosos y vulnerables.

No está claro que una argumentación excluya necesariamente a la otra. A mi me parece que para buscar el crecimiento sostenido, es necesario aumentos en la productividad, que sólo se consigue con inversiones en capital físico, educación y formación profesional de la mano de obra y con el progreso tecnológico. Nos lo dice la historia: antes o después, la creación y asimilación de nuevos conocimientos y formas de organización determinan el desarrollo. ¿Tú que piensas?

Miguel Roig 16 Julio 2007 - 22:10

Estoy de acuerdo, pasa más por conseguir inversiones que por conseguir ayudas.
Sospecho que cada euro de inversión debe equivaler a una cantidad muy superior de euros de ayudas.

Sobre esto, me ha convencido la tesis del libro de Tim Harford “El economista camuflado”, que sostiene que el principal escollo es la corrupción en esos paises. A todos los niveles, facilitada y creada por sus gobiernos.

Y como no va a haberla allí si la hay aquí, en las mismas personas que dirigen las ONGs creadas para ayudarles.
Sobre lo de buenos y malos:
– allí, intentando sobrevivir, se corrompen.
– aquí, se corrompen los que se postulaban como gente de bien, sensible, solidarios. Sinverguenzas.

Miguel Roig 16 Julio 2007 - 22:13

Por cierto, si os interesará el libro de Tim Harford, no se os ocurra comprarlo en castellano. Deben haber utilizado un sistema de traducción automático.

jaime borja 14 Agosto 2008 - 22:59

August 14, 2008

Jaime Borja Altamar Odontologist Being grateful for the attention that you are served to be big enough to the present, Jaime Borja Altamar strongly sensitized before the different difficulties that concern in Colombia for the unemployment I go calling on with the conviction of which the role that Canadian país they could play in the construction of a firm process I do not have employment study by means of educational credits, but for lack of employment I could not have arisen.
In Colombia
This one is the reality To 12 per cent it(he,she) increased in the first quarter of the year, the national rate of dispossession in the country. One year behind was 11,5 per cent. Under these circumstances, on having concluded March, the country had to 2 million 388 thousand citizens in the scene(stage) of the dispossession. According to the DANE, for the period in January – March, the underemployment also rose on having spent(passed) from 29,4 to 33,2 per cent. In 13 principal cities of the country, the rate of unemployment also increased on having raised from 12,2 to 12,6 per cent. In the information of the DANE in which absolute numbers(figures) are not given, one indicates that the rate of occupation is of 49,5 porciento and that under these circumstances in Colombia there are 17 million 500 thousand busy(occupied) persons.
For the period in January – March the cities with the major rates of unemployment were Ibagué, Cúcuta and Manizales, whereas the lowest dispossession corresponded(fitted) to Bogota, Villavicencio and Cali. In Colombia only 3 million 500 thousand citizens it(he,she) possesses a contract of work that assembles(brings together) all the requirements of law, according to a report revealed by the Unitary Head office(Plant) of Workers, CUT. The report supports that of 17 million 500 thousand Colombians who have work, 14 millions are linked across cooperatives of associate work, contracts of rendering of services and other modalities of contracting, which allow to the employers to evade payments as social presentations(services), social safety and contributions parafiscales to boxes of Familiar(Family) compensation, Familiar(Family) Well-being and SENA

I ask them for his(her,your) firm help that points at the solution bearing his(her,your) cooperation in mind towards the accomplishment of the initiatives I am grateful in advance for the attention that his(her,your) organization is served to be big enough to these observations. In own(proper) name, I make propitious the occasion to express to him(her) my greet of my more distinguished consideration and esteem.
My e-mail is jimmba3@hotmail.com

14 de agosto de 2008

Jaime Borja Altamar
Odontologo
Agradeciendo la atención que ustedes se sirvan prestar a la presente, Jaime Borja Altamar, fuertemente sensibilizado ante las diferentes dificultades que afectan en Colombia por el desempleo me dirijo a usted haciendo un llamamiento con la convicción de que el rol que los país canadiense puedan jugar en la construcción de un proceso firme no tengo empleo estudie por medio de créditos educativos, pero por falta de empleo no he podido surgir.
En Colombia
Esta es la realidad Al 12 por ciento se incrementó en el primer trimestre del año, la tasa nacional de desocupación en el país. Un año atrás era del 11,5 por ciento.
Bajo esas circunstancias, al concluir marzo, el país tenía a 2 millones 388 mil ciudadanos en el escenario de la desocupación.
Según el DANE, para el periodo enero-marzo, el subempleo también subió al pasar del 29,4 al 33,2 por ciento.
En las 13 ciudades principales del país, la tasa de desempleo también aumentó al subir del 12,2 al 12,6 por ciento.
En la información del DANE en la que no se suministran cifras absolutas, se señala que la tasa de ocupación es de 49,5 porciento y que bajo esas circunstancias en Colombia hay 17 millones 500 mil personas ocupadas.
Para el periodo enero-marzo las ciudades con las mayores tasas de desempleo fueron Ibagué, Cúcuta y Manizales, mientras que la desocupación más baja correspondió a Bogotá, Villavicencio y Cali.
En Colombia solamente 3 millones 500 mil ciudadanos posee un contrato de trabajo que reúne todos los requisitos de ley, según un informe revelado por la Central Unitaria de Trabajadores, CUT.
El informe sostiene que de los 17 millones 500 mil colombianos que tienen trabajo, 14 millones están vinculados a través de cooperativas de trabajo asociado, contratos de prestación de servicios y otras modalidades de contratación, que permiten a los patronos evadir pagos como prestaciones sociales, seguridad social y aportes parafiscales a cajas de compensación Familiar, Bienestar Familiar y SENA.

Les pido su firme ayuda que apunte a la solución teniendo en cuenta su cooperación hacia la realización de las iniciativas
Agradezco de antemano la atención que su organización se sirva prestar a estas observaciones. En nombre propio, hago propicia la ocasión para expresarle mis saludes de mi más distinguida consideración y estima.

Mi correo electrónico es jimmba3@hotmail.com

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar