17
Jun

Lo que ha cambiado España en 30 años

Escrito el 17 junio 2007 por Juan Carlos Martínez Lázaro en Economía española

El pasado viernes se conmemoró el trigésimo aniversario de las primeras elecciones democráticas celebradas en España tras la muerte del general Franco. Con motivo de ello, en las últimas semanas se han emitido o escrito multitud de reportajes sobre la Transición (periodo de tiempo de transcurre entre la muerte de Franco y las elecciones de 1982 en las que el Partido Socialista obtuvo mayoría absoluta, durante el cual, España se transformó en una democracia), se ha entrevistado a muchos de los protagonistas de aquellos acontecimientos e incluso se ha celebrado un acto institucional en el Congreso con presencia de los Reyes.


Muchos de esos reportajes se han centrado en aspectos políticos, pero también algunos han tratado de cómo era la España de 1977 desde el punto de vista social, económico, cultural y hasta deportivo (la liga de fútbol la ganó ese año el Atlético de Madrid). Hoy quiero recoger algunos de los datos económicos que se han publicado sobre aquellos años para que veamos como ha cambiado España en los últimos treinta años.

En 1977, España se hallaba sumida en una fuerte crisis económica, como consecuencia de la crisis de petróleo de 1973. Aunque la inflación acabó a finales de año en torno al 25%, hacia el verano rondaba el 45%; el paro alcanzaba a 900.000 personas, las exportaciones sólo cubrían el 45% de las importaciones y las reservas disminuían a un ritmo de 100 millones de dólares diarios. Sólo las medidas que se tomaron en otoño en los Pactos de la Moncloa (cuyo artífice fue el recientemente fallecido Enrique Fuentes Quintana), evitaron que la economía española se sumiera en el colapso.

La renta per cápita de los españoles en 1977 era de 6.700 euros frente a los más de 22.000 del pasado año. Y como datos curiosos, el coche más vendido ese año, el SEAT 127 costaba unos 2.100 euros; un litro de gasolina, un periódico y un viaje en Metro (que hoy valen aproximadamente 1 euro), 12, 9 y 1 céntimo respectivamente; y el metro cuadrado de un piso en Madrid en una buena zona, unos 170 euros, frente a los más de 4.000 que cuesta hoy en día. Qué precios, ¿verdad?
Mis recuerdos de aquella época evocan una España en permanente crisis económica. Recuerdo las huelgas, las empresas que cerraban y lo difícil que era para mis hermanos mayores conseguir un empleo; y no se porque, pero también me acuerdo de que los Telediarios siempre daban la misma noticia: la bolsa había vuelto a caer. Otra cosa que recuerdo son los viajes con mis padres a Málaga en coche (en un SEAT 124 ó en el SEAT 850 de mi madre); viajes que duraban más de diez horas, por unas carreteras auténticamente infernales. Hoy cuando hago ese mismo viaje con mis hijos, vengo a tardar poco más de la mitad y todo el trayecto es autovía. ¿Alguno de vosotros tiene recuerdos parecidos?

Lo cierto es que las cosas han cambiado mucho y para bien en España desde que recuperamos la democracia. Y no sólo en el aspecto político o social. Algunos de los problemas económicos que tenía España en aquella época, han pasado definitivamente a la historia. Hoy tenemos nuevos retos y desafíos por delante, pero mientras hace treinta años nuestra economía era débil y vulnerable, hoy podemos decir que hemos alcanzado definitivamente el estatus de país desarrollado.

Comentarios

jeremias 17 junio 2007 - 21:53

hipotecas a 10 años, sob, quien las pillara u_u

Roberto 19 diciembre 2015 - 13:36

El ultimo parrafo es antologico, jejeje. Como cambian las cosas, viendolo con perspectiva desde hoy 19/12/2015

Nostálgico 22 septiembre 2016 - 23:52

Es tremendo lo que cambiado España y demasiadas cosas a peor. Tanto que podríamos decir que mas que cambiar, muchas cosas se han deteriorado. La cantidad de gente en las calles y de habitantes en España, es para echarse a llorar. La cantidad de trabajos, industrias, de vida al fin y al cabo, han pasado a cero o si se quiere, a números negativos en rojo. Pasamos de un futuro prometedor, a que nos lo hayan robado directamente. Nuestro futuro y nuestro país no nos pertenecen, sino que pertenece a unos miles de millones de inmigrantes y a unos señores de traje negro. Mas que cambio de panorama, yo le llamaría traición. Porque las cosas pueden cambiar, pero cuando cambian tanto y tanto, solo se le puede llamar deterioro y traición.
Saludos.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar