26
May

¿Cambio de modelo económico en Islandia?

Escrito el 26 mayo 2007 por Rafael Pampillón en Economía Mundial

Con bastante frecuencia hemos ido comentando, en este blog de economía, lo que está pasando en las economías del Norte de Europa: Noruega, Finlandia, Suecia y Dinamarca. Desde sus inicios, este blog de economía, ha tenido cierta debilidad y admiración por el llamado modelo nórdico. Sin embargo, nunca hemos hablado de Islandia, uno de los países más prósperos del mundo; aunque no siempre fue así.

Reformas económicas
Hasta finales de la década de los años 80, la sociedad islandesa era profundamente socialista, con muchas empresas propiedad del estado, altos impuestos y excesivas interferencias del estado en al economía. Pero las cosas cambiaron a comienzo de la década de los años 90 cuando ganó el actual partido de gobierno el Partido de la Independencia (conservador). Su Primer Ministro Geir Haarde, empezó (hace 16 años) a liberalizar la economía de este pequeño país y lo llevó a la prosperidad. Los impuestos sobre el beneficio de las empresas se redujeron del 45% al 18% y los impuestos sobre la renta del 33% al 24%. Durante el mismo periodo, muchas compañías estatales se privatizaron y se introdujo competencia en sectores antes monopolizados por el estado. El PIB de Islandia creció a una media de 4.3% anual entre 1995-2006. El desempleo es del 1.6%.


Elecciones en Islandia, entre la renovación y la continuidad.
Las elecciones generales celebradas el pasado 12 de mayo volvieron a situar al Partido de la Independencia (conservador), como la fuerza más votada. El segundo partido más votado fue el de los socialdemócratas. Como consecuencia de estos resultados Geir Haarde (Partido de la Independencia) ha optado por un gobierno de coalición con los socialdemócratas. Él seguirá al frente del gobierno, mientras que Ingibjorn Solrun Gisladottir líder de los socialdemócratas será la ministra de Asuntos Exteriores. El resto de las carteras se repartirán a partes iguales entre los dos partidos. Mientras que los conservadores estarán al frente de materias como economía, educación, justicia, sanidad, agricultura y pesca; los socialdemócratas estarán al frente del ministerio de industria, medio ambiente, empresas, transportes y asuntos sociales.

¿Habrá cambios en la política económica?
La gran cuestión es si los dos líderes serán capaces de llegar a un entendimiento en dos temas de vital importancia para el futuro económico del país: por un lado, si Islandia debe seguir atrayendo inversiones intensivas en energía (como propone el Partido de la Independencia), como es el caso del aluminio, o frenar su crecimiento hasta observar cuales son los efectos de la nueva planta de aluminio sobre el medio ambiente (como proponen los socialdemócratas). El otro tema es la entrada o no de Islandia en la UE. Mientras los socialdemócratas se muestran defensores de la adhesión, el Primer Ministro ha manifestado en reiteradas ocasiones su oposición. No hay que olvidar que Islandia con sus 300.000 habitantes ha conseguido en el plazo de 16 años convertirse en uno de los países más prósperos del mundo y con mayor nivel de bienestar social. A pesar de esta posiciones tan contrarias entre si, nuevamente se ha demostrado que en Europa es posible formar una gran coalición entre la derecha y la izquierda. Por ejemplo, Francia y Alemania ¿Sería posible una coalición de este tipo en España?

Comentarios

gilmar bertelli 26 mayo 2007 - 21:50

Boa tarde,

em recente encontro sobre financas publicas em Sao Paulo, BRasil, foi esclarecido que ha’ muito mais a se conhecer sobre os paises nordicos. Eles realmente sao modelos que muito alem de mudancas, continuam na busca da modernizacao e demonstram atitude frente aos novos tempos.Buscam novo contrato para o Estado que deve ser eficiente e traduzir-se em modelo de organizacao para os seus cidadaos.Parabens por lembrar dos que silenciosamente estao fazendo o dever de casa.

Rafael Pampillon 27 mayo 2007 - 21:18

Muy interesante el comentario de Gilmar, efectivamente en contra de lo que la mayoría de la gente piensa los países nórdicos tienen ahora un modelo diferente. Muchos de sus éxitos económicos de los últimos años provienen de la introducción de las reformas de libre mercado y no de las protecciones del estado de bienestar por las que son famosos estos países. Estas profundas reformas pro-mercado, con una menor intervención del estado en la economía, son el núcleo de una segunda generación nueva de modelo nórdico que debe inspirar a Europa. El miércoles pondré una entrada en este blog sobre ese tema. Rafa

Antonio Molina 30 mayo 2007 - 03:47

Ask a Swede, Dane or Norwegian to tell you what is special about the Nordic countries, and you will soon hear about the Nordic model of social care. Support for high rates of trade union membership, high-quality public services and high taxes seems part of the Nordic identity. The region’s people expect free schooling and university education, high-quality health care, generous unemployment and sickness benefits, state-funded maternity and paternity leave, universal pensions and more. The past decade has brought important reforms to public welfare in all the Nordic countries, and further changes are bound to come in the next decade or two, prompted by ageing populations, immigration, wage and tax competition, closer ties with Europe, globalisation and other pressures. But the basic idea of paying high taxes for a generous level of public services enjoys wholehearted support, even among young voters.

The architects of the welfare state were the Social Democrats, traditionally the dominant political force in the Nordic countries. But these days they occupy the prime minister’s office only in Norway. Denmark, Finland, Sweden and Iceland all have centre-right governments. Nordic people went from being among the poorest in Europe less than 150 years ago to among the richest in the world a generation ago. By the middle of the 20th century trade, shipping, forestry, iron ore, fish and pigs had generated considerable wealth; since then oil, farmed fish, cheap energy, cars, mobile phones, financial institutions and well-educated workers have added a great deal more.

Given scarce resources, the welfare state must either shrink, for example by supplementing public with private pensions, or become more efficient. The Swedes, in particular, have been experimenting for a decade in an effort to make the welfare system less cumbersome, and to offer middle-class voters more choice. That freedom of choice has become more of a basic ingredient of the welfare state.

Rafael Pampillón Olmedo 30 mayo 2007 - 13:31

Acabo de colgar un post titulado “Cambios en el modelo nórdico” contestando a Gilmar.
http://economy.blogs.ie.edu/archives/2007/05/cambios_en_el_m.php

luli 12 septiembre 2007 - 21:26

me encantaria saber mas sobre la economia de Islandia..

I want to know more about Island’s economics

Rafael Pampillón 21 septiembre 2007 - 19:54

El domingo 23 escribo sobre Islandia. Espero que te guste. Rafa

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar