22
Abr

El modelo noruego

Escrito el 22 Abril 2007 por Rafael Pampillón en Economía Mundial

Con frecuencia relatamos en este blog de economía que pasa en la economía de Finlandia , Suecia y Dinamarca. También del modelo nórdico. Sin embargo, nunca hemos hablado de Noruega. Se trata de un caso muy sorprendente de cómo un estado del bienestar increíblemente generoso se puede financiar con los enormes ingresos de las exportaciones de gas y petróleo. Hagamos un poco de historia: La economía noruega fue a mejor, a partir de 1981, cuando el partido laborista perdió las elecciones. Le sustituyó una coalición de partidos de centro-derecha que aplicó políticas económicas orientadas al mercado. Se liberalizaron los mercados financieros, abolieron los monopolios estatales y se introdujeron hospitales privados. Cuando un partido laborista más moderado y más promercado (que el que perdió las elecciones en 1981), llegó al poder, a comienzo de la década de los años 90, decidió no cambiar estas políticas y el país siguió progresando rápidamente. La coalición de centro-derecha volvió al poder en 2001 y dio otra vuelta de tuerca liberalizadora, introduciendo competencia entre escuelas privadas y públicas. Noruega alcanzó en 2005 la renta per cápita más alta del mundo (60.000 dólares). La segunda del mundo, después de EEUU, si se mide a paridad de poder de compra.


Sin embargo, en 2005, perdió el centro-derecha y ganó las elecciones una coalición socialista que prometió “menos mercado y más estado”. Asombroso. En este blog de economía nos preguntamos ¿Es esto sensato? Es decir, se puede decir en el siglo XXI “menos mercado y más estado”. Lo sensato y productivo no es tener un Estado fuerte, como proponen los socialistas noruegos, sino un aparato productivo competitivo que alimente a un Estado eficiente. Y también una sociedad civil fuerte que controle, vigile y audite al Gobierno. Lo sensato es un Estado que reciba impuestos de un inmenso parque empresarial y no un Estado tercamente empeñado en desarrollar actividades que puede realizar el sector privado. ¿Cómo una nación puede utilizar provechosamente una lluvia de recursos procedentes de la exportación de las materias primas? La respuesta es: invirtiendo en todo aquello que propicie la creación de empresas sanas capaces de sobrevivir y prosperar sin subvenciones. La única riqueza duradera en cualquier sociedad es la que deriva del trabajo. Invertir en educación es siempre acertado. Cuanta más educación más riqueza podrán crear las personas con su trabajo. No se que te parece.

Comentarios

Manuel De Diego Prato 22 Abril 2007 - 11:21

Es lamentable, pero es asi como los pueblos se comportan profesor Pampillon. En todos aquellos paises en donde solo tienen que hacer huecos para crear riqueza (Noruega, Rusia, Venezuela, Arabia Saudita…), la gente tiene la mala tendencia a dar el poder a aquel que les promete que “esas riquezas seran de todos”, por lo que modelos socialistas para algunos o de absolutismo proveedor (la diferencia es sublime) para otros, son los que mas simpatia crea entre la poblacion. “Para que trabajar y competir en el mundo cuando perfectamente podemos vivir de las rentas?” “Pero si somos millonarios, como le vamos a regalar nuestras riquezas a los inversionistas (extranjeros)”. Es la mentalidad deformada de los paises “ricos”, en donde sus ciudadanos se creen con algun derecho adquirido (no se como) de vivir sin trabajar, y en donde las utopias cobran fuerza dando paso a corruptelas, ineficiencias, y un largo etcetera.
Lo tengo visto y comprobado, he vivido en ambos extremos. Tuve la oportunidad de vivir en Japon durando unos meses, y me di cuenta que la “eficiencia” que ha hecho famosa a Toyota, no es mas que un reflejo de la sociedad Japonesa. Japon es una isla sin recursos naturales, y en donde el unico “recurso” con el que cuentan, el espacio, es limitado. Es por esto que el Japones es eficiente, no es que los japoneses sean extraterrestres o que hayan nacido con un gen de la eficiencia, es que tienen que serlo para sobrevivir. Aprovechan al maximo los espacios, los recursos, el tiempo, en definitiva, son muy eficientes.
Por el contrario, en paises donde se mete un dedo en la tierra (vasta y ancha ella), y sale un chorro de petroleo, para que ser eficiente? esto dicta mucho el perfil de una sociedad. Por eso, en mi humilde opinion, los paises “ricos” son y seran altamente ineficientes ya que esta ilusion de riqueza deforma a su sociedad. Es la maldicion de los paises “ricos”.

Ana Albert 22 Abril 2007 - 17:28

Estoy de acuerdo con Rafael y Manuel, la historia demuestra que el Estado “rico”, y mucho más si es un Estado-empresario suele despilfarrar los recursos ¿Cómo se puede resolver este problema? Se podrá resolver con reformas más profundas que refuercen al sector privado empresarial. Haciéndolo más competitvo. Invertir en infraestructuras (carreteras, canalizaciones de agua, medioambiente, puertos y aeropuertos, comunicaciones) y en seguridad. Y no como Venezuela que tira el dinero en el extranjero en vez de favorecer la construcción de un aparato productivo nacional poderoso y competitvo.

Beltrán Caruana 22 Abril 2007 - 17:37

La ventaja con la que cuentan los países nórdicos es su fuerte tradición democrática. Quizás ese slogan hizo mella en el electorado noruego pero no imagino un país como ese sufriendo los abusos de un “papá estado” interviniendo en las empresas, favoreciendo unos intereses en lugar de otros, o simplemente debilitando la seguridad jurídica que esta nación y sus vecinas tienen. Muy probablemente el aumento del gasto público y la subida de la presión fiscal debiliten las cuentas del Estado y el consumo y el bolsillo de sus ciudadanos que llamarán a gritos a un nuevo gobierno liberal. Si no es así estoy seguro que se deberá a que no era tan fiero el lobo como lo pintaban. De todas formas unos gobiernos crean riqueza para que otros la gasten. Mientras el juego de la democracia no se vea dañado, es un derecho que tiene el pueblo noruego.

Angélica 22 Abril 2007 - 20:21

Estuve en Noruega en la primavera del año pasado. No en Olso, sino en Stavanger, la que llaman (con justicia), la capital del petróleo.

La universidades, las empresas, los comerciantes, todo gira en torno al petróleo.

Y hay varias cosas que me llamaron la atención. La primera, el elevadísimo número de extranjeros entre estudiantes universitarios, turistas y profesionales. Increíble la diversidad de gentes en las calles. Otra, la enorme cantidad de niños pequeños en cochecito y de colegios enormes en todos los barrios. La tercera, los precios. A 10€ (al cambio) el paquete de tabaco y 7€ la cerveza en una terraza del puerto. Por último, el nivel de vida, ya sea en cuanto a las casas (¡Qué casas! Preciosas, todas) o los coches que circulan (Nuevos y de lujo la mayoría)

Una gran suerte es que casi todo el mundo habla inglés y además les encanta hablar de su país. Así que tuve oportunidad de charlar con unos cuantos noruegos, y fue… instructivo.

Los salarios son extraordinariamente altos desde nuestra perspectiva, pero es que los impuestos también. Según me dijeron, se puede llegar a pagar el 70% del salario en concepto de impuestos, así que muchos profesionales son autónomos y eligen trabajar menos, para ganar menos y pagar menos. Por otro lado, el estado ofrece más o menos 6000€ a cada recién nacido, para ayudarle a instalarse en el mundo, así como ayudas a las madres, que pueden tranquilamente coger un año de excedencia pagado por el estado. Con razón se ve tanto niño en cochecito y tanta mujer joven con dos o tres niños pequeños.
Las becas para estudiantes cubren todos los gastos (alojamiento, comida, matrícula, libros…) y debe de ser verdad, porque los viernes aquello es un hervidero de chavales con ganas de juerga.

Mi pregunta es la siguiente, de acuerdo que el menor intervencionismo del estado es deseable en cualquier economía, pero si la riqueza viene del subsuelo del país, y el país somos todos, ¿No es lógico que gran parte de esa riqueza sea reinvertida en educación, ayudas a la natalidad, fomento del turismo, restauración de edificios y barrios antiguos, bienestar, en suma, para todos?

Los noruegos cuentan con algunos de los mejores centros de investigación sobre pesca y petróleo, que son sus dos grandes riquezas, y desde mi punto de vista hacen bien en aprovecharlas.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar