10
Abr

El deterioro de la economía de EEUU se confirma. El dato de pedidos a fábrica en el mes de febrero, aparecido ayer, experimentó un repunte del 1%, casi la mitad de lo que habían anticipado los analistas. Por su parte el Institute for Supply Management (ISM) publicó también ayer el Índice de actividad de manufacturas de marzo que cayó hasta 50,9 (52,3 anterior), mientras que Índice de actividad en servicios descendió hasta 52,4 (del 54,3 previo), que es el mínimo desde abril de 2003. La debilidad del sector industrial sigue reflejándose negativamente en la inversión en bienes de equipo: el nivel medio en enero-febrero de los pedidos, excluidos defensa y transporte, se sitúa casi un 20% anualizado por debajo del último trimestre de 2006. Si como muchos creen, la economía de Estados Unidos continúa debilitándose ¿Arrastrará consigo a China?

Un reciente artículo de Andrew Bastone en The Wall Street Journal (Why China Need Not Fear U.S. Economic Slowdown) indica que EEUU absorbe cerca de una quinta parte de las exportaciones chinas y ese comercio ha impulsado el acelerado crecimiento del gigante asiático. Las exportaciones chinas equivalen a un tercio de su producción económica anual. Si las exportaciones chinas se desploman, el gasto del consumidor podría debilitarse, ya que los fabricantes probablemente tendrán que reducir sueldos y empleos. A su vez, el yuan se ha fortalecido frente al dólar en el último año, encareciendo las exportaciones chinas, lo que ha llevado a algunos fabricantes a mudarse a lugares más baratos como Vietnam.


Sin embargo, a menos que se produzca un colapso de la economía estadounidense o mundial, hay buenas razones para creer que China puede capear una desaceleración de la demanda de sus productos por parte de EEUU. La mayoría de los economistas proyecta una reducción de apenas uno o dos puntos porcentuales de la tasa de crecimiento económico de 10% o más al año que ha registrado recientemente China. Varios indicadores económicos han mostrado señales de un incremento veloz de la actividad china en los dos primeros meses del año y, en respuesta, el banco central elevó los tipos de interés en febrero. Las exportaciones chinas crecieron 27% en 2006, y en los dos primeros meses de este año han subido un 42% con respecto a los mismos meses de 2006. ¿Se mantendrá esta tendencia exportadora? ¿Ha llegado la hora de que las compañías chinas concentren más su atención en los clientes domésticos en vez de en los extranjeros? ¿La desaceleración americana influirá en China?

Comentarios

jftamames 20 Abril 2007 - 11:12

Parece que ayer se hacía público un crecimiento del 11% de China. Es bastante probable que el gobierno chino este perdiendo el liderazgo de la política económica.
Lo que no aumenta en China es la calidad y si suben las tensiones sociales y los sueldos.
A parte de Vietanan, parece que Africa es otro de los lugares elegidos para la deslocalización china.
Lo de ser mercado en si misma es la única salvación cuando las exportaciones dejen de ser competitivas con otros países emergentes.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar