15
Mar

El déficit por cuenta corriente de España (déficit con el exterior) cerró 2006 en 86.000 millones de euros, equivalente a un 8,8% del PIB , el más alto que ha tenido España y el más alto del mundo. El déficit corriente, publicado hoy por el Banco de España, representa un aumento del 29% en el conjunto de 2006 con respecto a los 66.600 millones de euros contabilizados al cierre de 2005. Estos datos son alarmantes si bien las cifras del mes de diciembre de 2006 fueron más alentadoras que las del conjunto del año.


En el año 2006 las exportaciones de bienes crecieron un 10% (5,6% en volumen). A primera vista, sobre todo después del estancamiento de 2005, esta tasa parece muy positiva, pero no lo es tanto. El comercio mundial creció muy por encima (más del 9% en volumen) lo que quiere decir que, un año más, España perdió cuota de mercado mundial. Está claro que España está perdiendo competitividad como consecuencia del persistente diferencial de inflación y la competencia de los países emergentes. España sigue en franca retirada del mercado mundial de bienes. Por lo que respecta a las importaciones, mantuvieron un crecimiento elevado, alcanzando un 12% (8,6% en volumen). Su perfil mostró una ligera tendencia al alza, de forma coherente con la fortaleza que, un año más, siguió mostrando la demanda interna. La tasa de cobertura bajó hasta el 68% (65,4% si la medimos en volumen) lo que significa que el valor de nuestras ventas en el exterior cubre las dos terceras partes de lo que compramos. En 2005 la cobertura fue mayor: 69,5%.

Al elevado déficit por cuenta corriente, además del aumento del déficit comercial, también contribuyó el incremento del déficit por rentas, la disminución del superávit de servicios por la menor contribución del turismo, y el aumento del déficit de transferencias corrientes, generado por las mayores remesas enviadas por los emigrantes al exterior que contabilizaron la cifra record de salidas de 6.250 millones de euros frente a los 4.650 millones del año 2005. Un aumento de las remesas en un año del 35%.

Comentarios

Angélica 15 Marzo 2007 - 13:38

Una vez más, una exposición de datos. Y una vez más, hablamos de pérdida de competitividad.

España no invierte en tecnología, ni en educación. Tenemos un sistema económico obsoleto, lento, conservador.

Los que se están llevando el gato al agua son los países innovadores, con estrategias agresivas de producción y comercialización, tanto de productos como de servicios.

Playa, toros y paella ya no convence. Sobre todo a los precios a los que se han puesto las vacaciones en España. Sale más barato una fórmula “todo incluido” en el Caribe, y además puedes presumir de haber estado en Cancún. Gandía no tiene “glamour”.

Así que aquí estamos, una vez más clamando al cielo, al gobierno, o a quien corresponda. ¿Cuándo creéis que se darán por aludidos?

Rafael Pampillón Olmedo 15 Marzo 2007 - 18:18

A mi me parece que esta muerte alegre y lenta de la economía española puede durar años. ¿Se resolvería con un susto?. Por ejemplo, el Euribor sigue para arriba se sitúa en el 4,11% lo que supone aumentos en las cuotas de las hipotecas y, por tanto, en dificultades para pagarlas. 2006 fue un año récord en términos de viviendas ofertadas y de viviendas visadas (¡¡¡¡860.000 viviendas visadas!!!!). ¿Quién va a ocupar esas casas? ¿Quién va a acudir a esas promociones? Aunque los condicionantes demográficos siguen siendo muy sólidos, sin embargo, parece que todo el que tiene capacidad para hipotecarse en la compra de una vivienda ya lo ha hecho. Los elevados precios alcanzados por la vivienda junto al endurecimiento de los tipos de interés suponen que cada vez una menor parte de la demanda potencial pueda pasar a demanda efectiva. Además debe tenerse en cuenta que las propias perspectivas de menores revalorizaciones de la vivienda también frenan la demanda de la misma. El mercado de la vivienda en España va perdiendo fuerza paulatinamente ¿Puede el fuerte crecimiento de la nueva oferta, en un contexto de pérdida de impulso de la demanda, generar un desplome de los precios en 2008? ¿Pueden los ascensos de los tipos de interés en el actual contexto de elevado endeudamiento de las familias generar una caída de la demanda en 2007? ¿Puede esta situación afectar bruscamente al consumo de los hogares y finalmente a la actividad global y al empleo en 2008? ¿Qué pensáis?

Carlos Enrile 16 Marzo 2007 - 00:16

1.Ya sé que no es consuelo pero creo que en déficit por cuenta corriente Grecia nos supera en términos de PIB: “In 2006, the current account deficit widened by €9,003 million over 2005 and reached €23,640 million or 12.1% of GDP”.
http://www.bankofgreece.gr/en/announcements/text_release.asp?relid=1343

Si nos fiamos del “CIA World Factbook” somos los los segundos en cifras absolutas:

http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_current_account_balance

Claro que EE.UU. se consuela con un mercado interno de 300M y nosotros no.

2. ¿Qué pasará? Que aquí lo vamos a pasar mal, como en los algunos de los años 70 (primera crisis enegética), los de los 80 (segunda crisis energética + la reconversión industrial) y 1993-95 (resaca de la Iª. Guerra del Golfo).

Solución: A exportar bienes y servicios para sobrevivir. Yo ya he empezado:

http://cursodecomercioexterior.com
http://comoexportar/desdeperu

3. Buen análisis de Angel Laborda: “El comercio en 2006”
http://www.elpais.com/articulo/economia/comercio/2006/elpepueconeg/20070311elpnegeco_4/Tes

Emilio Portes 16 Marzo 2007 - 11:31

Hola!

El turismo ha sido un pilar básico en nuestra economía, discrepo con Angélica, puede que Gandía no tenga glamour, pero si es cierto que hemos avanzado, siendo un país con gran crecimiento en campos de golf, ampliamos nuestra oferta de turismo a más del sol y playa, además de esto está la riqueza cultural del país que es un atractivo para los turistas, ciudades como Sevilla, Barcelona, Granada atraen turistas por sí solas.
En cuanto a la innovación, tenemos un deficit, que no se hasta cuando será sostenible,

¿Es esto culpa de las instituciones o del sector privado?

Es cierto que el dato es preocupante, pero parece que también tenemos fortalezas que nos hacen mantenernos entre los países más ricos del mundo.

Rafael Pampillón Olmedo 16 Marzo 2007 - 12:55

El problema es que los ingresos por turismo (38,75 mil millones de euros) en 2006 no han crecido nada con respecto a 2005 (que fueron 38,5). En cambio los pagos por turismo pasaron de 12,1 mil millones de euros a 13,3. Por tanto el saldo positivo de turismo de 2005 ha disminuido en 2006 y eso es muy mala señal.

Angélica 16 Marzo 2007 - 14:32

Yo a esto le veo muchos, muchos problemas, y muy poquitas causas. Cada vez somos menos competitivos y menos eficientes. Estamos perdiendo terreno como país. No invertimos lo suficiente en innovación, en educación, en tecnología, en los campos que importan en el mercado hoy en día.

Los españoles no parecen haber comprendido que las reglas del juego han evolucionado y siguen usando un modelo económico que, si bien tuvo éxito en el pasado haciendo que España pudiera entrar en la UE, codearse con las grandes potencias económicas, y hablar de tú a tú al G8, ahora está obsoleto en una economía cada vez más global y de cambios más rápidos. No hemos hecho los deberes, y la vaguería pasa factura.

España no ha sabido establecer prioridades económicas y no ha sabido ver en qué campos debía invertir para seguir en la carrera. Así que por inercia sigue creciendo, pero como no se ponga las pilas, se va a quedar atrás.

Por cierto, no quería meterme con Gandía. Podría haber nombrado cualquier otra playa.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar