28
Feb

El milagro chileno

Escrito el 28 Febrero 2007 por Rafael Pampillón en América Latina

Quisiera compartir contigo la portada y un caso sobre la economía de Chile (para bajarlo haz click aquí)que acaba de de publicar la Revista de Empresa (enero-marzo 2007). Un caso siempre hace referencia a una situación real, es decir, a una situación concreta de un país en un período determinado. Con este método se pretende que el alumno a través de una situación ilustrativa, que se refleja en el caso, conozca los problemas reales, analice las decisiones de política económica que se han tomado, confronte sus conocimientos teóricos con problemas reales, e intente dar soluciones a las diversas situaciones que se presentan en el caso.

Con este método se pretende enseñar al alumno cuáles son los procesos y la complejidad de la toma de decisiones en Política Económica y cómo confrontar sus conocimientos teóricos con problemas reales; además aprenderá a seleccionar información relevante y a aplicar principios y teorías a casos reales.

Te recuerdo que solo está autorizada la fotocopia y la difusión (sin permiso previo) de este caso que te adjunto cuando la finalidad sea exclusivamente docente. Cualquier observación a este caso de Chile (“El milagro chileno”) házmela saber en un post. Buena lectura. Rafael Download file

Comentarios

Mauricio Perelló M. 28 Febrero 2007 - 18:37

Estimado Don Rafael: Después de mis 4 meses ya en España, me da un poco de nostalgia leer sobre mi país, pero me parece muy interesante el recoger su visión sobre Chile, ya que como dice el refrán “dentro del bosque no se ven los árboles”. Me parece un análisis muy detallado del “proceso” que ha vivido Chile en las últimas tres décadas.

Tal como usted lo ha hecho, el análisis de las políticas públicas de Chile debe estar ligado a los cambios políticos y al contexto histórico de estas medidas. Aunque esto parezca obvio, no siempre es realizado este análisis teniendo en cuenta estas variables que en el caso chileno especialmente no se entenderían con la claridad necesaria sin estar adecaudamente posicionados sobre el contexto histórico de cada gobierno.

Concuerdo plenamente con la gran trascendencia de las decisiones económicas tomadas por el gobierno militar del general Pinochet, decisiones que fueron la base y que han permitido el avance de Chile en los gobiernos de la Concertación. Durante el gobierno de salvador Allende, el país tuvo un retroceso enorme en los derechos ciudadanos, especialmente en los derechos de propiedad. El país estaba absolutamente colapsado, con desabastecimiento, inflación, inseguridad pública, etc. Al apreciar esta realidad es donde se aprecia de mejor forma el gran acierto de los economistas que actuaron en el gobierno militar, al “decidirse” por un rol menos importante del estado y por el apoyo irrestricto al libre comercio y el trabajo de los empresarios y trabajadores, a pesar de las tendencias y ejemplos que abundaban en nuestro vecindario.

Pasando a temas más actuales, concuerdo con lo dicho por usted con respecto a la presidenta Bachelet. Desde el inicio de su gobierno se ha dudado de su real capacidad de liderazgo. No por el hecho de ser mujer, aclaro, sino por el hecho de que se duda de sus capacidades para “leer” adecuadamente los nuevos desafíos de Chile. En efecto, desde el gobierno del presidente Lagos ( percibido con mucho liderazgo) se ha sentido una sensación de que el progreso económico se está deteniendo. Al inicio era más fácil disminuir la pobreza, pero a medida que pasa el tiempo, vemos que seguir bajando estos indices ya no es tan sencillo. Un ejemplo de esto es que, el gasto en educación se ha triplicado en los últimos años, pero las pruebas que miden el avance real de nuestros escolares, muestran que el nivel de la educación no ha subido en los colegios públicos, manteniéndose una enorme distancia en la calidad de la educación impartida en comparación con los colegios privados.

Es de esperar que la presidenta no implemente medidas que se están evaluando actualmente y que serían nefastos para el pais, por ejemplo: pretenden rigidizar los contratos laborales, seguir subiendo los sueldos mínimos, aumentar el tamaño del estado, mantener y “perfeccionar” la innamovilidad de los empleados públicos, subir los impuestos (propuesto por Lagos y Aylwin), abrir nuestros puertos a las exportaciones Argentinas, darle más poder a los sindicatos privados y nacionales, etc.

Finalmente, a Chile le queda el gran desafío de seguir disminuyendo la pobreza, la mala distribución del ingreso y mejorando nuestros factores productivos. En el caso de la tecnología, esto se logrará perfeccionando nuestras universidades e institutos de investigación públicos y privados. Todavía nuestras exportaciones carecen de valor agregado y los desarrollos e importaciones de tecnología sólo están en algunos sectores (servicios y telecomuniaciones), pero no han llegado a la base productora nacional. Pienso que ese es el gran desafío del gobierno de Bachelet, al igual que optimizar el uso de nuestros recursos públicos, ya que en la mayoría de los casos, estos recursos son consumidos por el “aparataje” público y no llegan a la gran masa ciudadana.

Por otro lado, deberá demostrar este liderazgo cuestinado y decidir apoyar propuestas de futuro y no las que proponen algunos miembros de su coalición que tienen desgraciadamente una visión más paternalista del rol del estado. Aprovechar adecuadamente los tratados económicos suscritos por Chile y potenciar la posición estratégica como plataforma de servicios de telecomunicaciones y financieros que tiene actualmente mí país, son otros desafíos interesantes en vista a la celebración del Bicentenario de la Indepedencia de Chile. Atentamente,

Mauricio Perelló Massicot

Fernando Martín Barón 1 Marzo 2007 - 15:47

Querido Rafa,

Sólo quería agradecerte la posibilidad de leer este caso. Creo que es fantástico y además es muy de mi interés porque mi hermano vive en Santiago desde hace ya 6 años y quiero tener una charla larga y tendida sobre Chile y su economía.

Gracias

Fernando Martín Barón

Javier Tomás 3 Marzo 2007 - 12:24

Me parece interesantísimo este informe.

Bajo mi punto de vista solo falta que ese espectacular desarrollo del modelo económico se vea acompañado de la sana alternacia política.

Si la Concertación lleva en el poder tantos años es porque lo están haciendo muy bien.

Pero, desde mi punto de vista, creo que es un reto para la sociedad chilena demostrarse que pueden seguir manteniendo y aumentado este modelo económico, tan existoso, con un partido político diferente en el gobierno.

Creo que se evitarían tentaciones de “priísmo”, acusaciones de nepotismo como el que salpicó a Lagos y corruptelas que suelen ser clásicos de los partidos que gobiernan tantos años seguidos (independientemente de su color o ideología).

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar